Jimenez Landi Sotorrondero 2006
Vino Jimenez Landi Sotorrondero 2006
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Syrah 85%,Merlot 10% y Cabernet Sauvignon 5%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.85
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
Opiniones de Jimenez Landi Sotorrondero
OPINIONES
4

Este Sotorrondero se viste de color picota oscuro con ribete granate intenso y destellos violaceos, cubierto, limpio y brillante.

En nariz se abre con intensidad, fruta roja, frambuesas, cerezas y gominolas, notas de regaliz, yogur de frutas del bosque, balsámico y con un toque de moka.

En boca es potente, te inunda la boca, buena longitud, acidez muy bien integrada, taninos muy pulidos y con una buena persistencia y postgusto.

Pero no al nivel del impresionante Beryna. En la cata resultó el más perjudicado por la impronta parkeriana del Ateca, la riqueza espiritual casi mística del beryna y la potencia del dominio del bendito. Al nivel del Santa cruz de Artazu pero con una RCP bastante mejor.

Rico syrah de tierras toledanas, con carácter y personalidad. Lejos de la sutileza del syrah francés. Más intenso, aterciopelado y pleno que estos. De entrada afrutada y final medio.

Hasta hace poco de esta denominacion solo conocia el Arrayan,pero en poco tiempo han salido algunas bodegas que ya dan que hablar.
Es de color rojo intenso muy oscuro,en nariz es una gozada,enseguida le salen las frutas rojas confitadas,pasando luego por cacao,chocolate y vainilla.En boca es muy amplio,profundo,tiene mucha potencia pero equilibrada,redondo,es goloso,es un vino muy recomendable por el precio que tiene unos 12 euros.Para repetir.

Es un vino que a la vista recuerda a un manto de terciopelo rojo oscuro, casi negro, con un ribete de rojo más claro en el borde. Al girarlo deja una lágrima cálida en la copa. El aroma es intenso, casi frondoso, a fruta silvestre negra, pero no se muestra a la primera. Hay que olerlo, posarlo y volverlo a oler, probarlo, posarlo y volverlo a oler, y cada vez te va descubriendo más matices de fruta y de madera. El sabor es profundo, el cuerpo sólido, pero no tiene astringencia, es suave. Es un vino que se va dejando descubrir en cada sorbo, para que después de varios, se muestre completo, con toda su alma. Es un vino con alma.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar