Olivares Dulce Monastrell 2004
Vino Olivares Dulce Monastrell 2004
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
16,00%
Varietales:
Monastrell
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.1
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
Opiniones de Olivares Dulce Monastrell
OPINIONES
7

Rojo picota, ribetes cardenalicios, capa alta.
Nariz intensa, poderosa, expresiva. Notas de fruta negra madura en confitura y algo licorosa, en especial ciruelas y moras. Toques de especias dulces y balsámicos, con algunos recuerdos de chocolate y bombón belga. Da notas también de higos secos y un ligero toque de tapenade provenzal.
En boca es un vino denso, con cuerpo, pleno y sabroso. De paso muy bien estructurado, no exento de acidez, destaca por su agradable final que nos deja recuerdos de frutas rojas maduras, con un dulzor moderado y muy bien integrado. Con persistencia. Se bebe muy bien y acompaña maravillosamente postres de chocolate.
Olivares es ya todo un clásico de los tintos dulces jumillanos, un vino que nunca falla. Expresivo, agradable y de fácil comprensión. Precio ajustado para su calidad, unos 13 euros la botella de 0,5 l. Me gustan estos tintos dulces de monastrell y Olivares es uno de los mejores año tras año.

Bonito color granate con capa altísima, casi negro. En nariz es una gozada, con fruta muy madura, higos y comparto plenamente el comentario de Olaf de las aceitunas negras. En boca es untuoso, con no demasiada acidez aunque sí una buena prolongación. De los mejores dulces tintos que he probado.

Color granate muy oscuro casi negro,en nariz es una gozada,frutas en licor,mucho higo,no le sale el alcohol a pesar de su alta graduacion,en boca es equilibrado muy denso y un final muy muy largo,de lo mejor en vinos dulces tintos.

Extraordinario. Un vino de postre de gran calidad que nos muestra la Monastrell sobremadurada en todo su esplendor.
Color cereza muy oscuro, practicamente opaco, ribete marrón. Lábrima muy densa.
Nariz: frutas muy maduras, pasas, ciruelas, cacao, hongos. Toque especiado.
Boca: gran personalidad, muy potente pero equilibrado, taninos maduros, fondo muy persistente con toque amargo.
No se cual es la temperatura óptima de consumo, personalmente me gusta muy frío.
Sin duda el compañero ideal para los mejores chocolates, y los grandes quesos de oveja, azules, unas buenas filloas, una buena tarta....

Simplemente añadir que se mueve en un rango de precios parecido al Dolç de Enrique Mendoza, aunque este es un poco más económico 16€ más o menos, y sin embaro ofrece un punto de vista totalmente diferente y que nos gusta mucho. Son 2 de los mejores monastrell dulce que se producen ahora mismo.

Color oscuro, denso en la copa. En nariz buena intensidad, sale mucha fruta compotada, higos secos y ciruelas en licor y alguna nota de aceituna negra.
En boca es como mascar fruta bien madura, acidez algo escasa, leve tanicidad, con un final cálido pero agradable con recuerdos de regaliz.

Junto a unas onzas de chocolate negro el vino es denso, con aromas a mermelada de ciruela, toques de cacao, especias y aromas licorosos. Aparecen los clásicos higos, orejones y frutilla algo pasificada En boca es sedoso, con acidez media (buen acierto en la temperatura de servicio), con sensaciones de fruta madura y chocolate, buen cuerpo y ligeramente pesado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar