Leda Viñas Viejas 2004
Vino Leda Viñas Viejas 2004
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tinto fino de viñas de más de 50 años
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.23
/
91
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,0
Opiniones de Leda Viñas Viejas
OPINIONES
12

Botella bordelesa de hombros ligeramente anchos. Etiquetado bastante similar al de su hermano menor Mas de Leda. Buen corcho, que hace su función pero que se parte en la parte final al extraer con sacacorchos de dos tiempos. Uso láminas para la parte final.

Decantamos (y filtramos inicialmente por los posibles restos de corcho) una buena parte (como indica en contraetiqueta) durante 60-90 minutos pues, ciertamente, al inicio, aunque huele muy bien tiene ciertas notas reductivas típicas de la larga estancia en botella (esas notas veremos más adelante que se terminan yendo a los 60-90 minutos del descorche y con la preceptiva decantación).

Visual: rojo picota de capa alta, ribete cereza-transparente con ligeros destellos algo atejados ya, limpio, brillante y con espectacular y abundante lágrima de lenta caída que tinta la copa.

No parece que tenga 12 años si, por la visual, tuviera que intentar adivinar, a ciegas, su edad (parece más un 2008-2009 que un 2004 a día de hoy).

Al movimiento, deja color en copa (la tinta ligera pero literalmente, algo sorprendente en un vino de 12 años ya).

Nariz: de alta intensidad a fruta negra muy madura, casi compotada ya, algo de fruta roja, pero predomina totalmente la fruta negra (ciruelas, higos maduros, uvas negras casi pasificadas), especiados poderosos, flores violetas, maderas finas a raudales, ahumados, balsámicos y mentolados potentes que otorgan frescor, herbáceos, hinojo, anisados poderosos, monte bajo, miel, pasteles de crema, pan de higo, dulces de cabello de ángel junto a notas minerales, mina de lápiz, grafito y canto rodado, caja de puros, ligerísimos cueros y notas cárnicas a sangre muy muy sutiles y sólo perceptibles con hora y pico descorchado.

Un vino evolutivo y muy muy complejo pues parte ya de inicio con fruta negra muy madura, una cierta cantidad de aromas reductivos pero va abriéndose y dando cada vez más (dejando de lado toda reducción inicial). No es un vino inmediato y debe ser convenientemente tratado (al menos para la nariz).

Boca: entrada de ataque muy poderoso y maduro pero, a la vez, fresco y de guante blanco: suave, sedoso, envolvente, untuoso, sabroso, goloso y expansivo en boca. Estructura muy alta, cuerpo alto, densidad bastante elevada, acidez todavía media-alta que le aporta mucha vida y viveza en el paso por boca. Taninazo que aún se percibe en encías y mucosas pero que está ya notablemente pulido y dulcificado (está riquísimo en boca este tanino, aunque aún se nota algo de astringencia). Un vino que se hace notar en boca, amplio, amielado ya, con mucha fruta negra muy madura y con toques casi pasificados/dulzones. El final es largo, muy largo, eterno, con notas a fruta muy madura, amieladas, especiadas y hasta a pastelería pero menos madera de la esperada; un final con toques dulzones-amargosos junto a todavía una buena carga de acidez que lo rematan excelente bien.

Vinazo en boca ahora mismo.

Gran vino de Bodegas Leda Viñas Viejas. Disfrutado, creo yo, en su momento óptimo de disfrute (el cuál, evidentemente lo era hace ya quizás 2-3 años pero lo es ahora y lo será en 2-3 años más). Tiene tanino, acidez, estructura, alcohol y cuerda para rato pero yo, francamente, lo disfrutaría ahora mismo ó, como mucho, en un 2-3 años más: está en un momento absolutamente "dulce" de aportar satisfacción a tope si se abre con antelación y se decanta convenientemente.

Actualmente cuesta entre 21-28€ PVP (ha bajado un poco respecto hace unos años que rondaba los 30-33€)... Excelente RCP vista la evolución a los 12 años de edad y con, todavía, vida por delante.

Ahora si, ahora esta mucho mejor que la ultima botella que bebi de este Leda, hara casi dos años ya.

Y es que ahora la fruta, la madera y sobre todo el alcohol estan mucho mas integrados.En nariz aparece mejor definida la fruta negra, ciruelas maduras sobre todo, tambien hay buena dosis de especias secas, con un ligero aroma de aceituna negra revoloteando por la copa, los terciarios se muestran en forma de casca de cacaos.

En boca es mas amable, y es de agradecer por que no deja de ser un vino con potencia, sus taninos son vigorosos, deja en la boca una sensacion secante, el final es medianamente largo y con sensacion frutal.

Parece increible el potencial de guarda de este vino, por que aunque todo el conjunto se ha ensablado mas, la sensacion es que todavia lo hara mas en unos años.

Color cereza oscuro.
Aroma de buena intensidad a frutos negros muy maduros, frutos rojos en confitura, regaliz, ahumados, frutos licorosos, maderas, flores y especias dulces, no esta mal la complejidad y sobre todo bien de frutas en nariz.
En boca es sabroso, el paso de bova con cierto equilibrio, ni al tercer día perdía las pequeñas aristas, buena estructura, los taninos aún potentes y pelin rugosos, el retronasal bastante bueno con casi todas las sensaciones de la nariz y el final largo y con buena persistencia.
Le queda unos años en botella para acabar de pulirse.
Cuesta sobre los 24-26 € por lo que la RCP es buena, el corcho un 7,7 (bastante bueno).

Un vino al que le tenia ganas despues de haber probado en benjamin de la casa.

De color picota muy intenso, borde granatoso.
En nariz hay mucha fruta negra sobre todo moras silvestres, marcado caracter mineral pizarra, arenoso, incluso algo sulfatoso (cerilla), la madera tambien se presta, con toques tostados y avainillados, el final nos deja con un recuerdo algo vegetal.
En boca es donde mas le noto la falta de botella, lo encontre muy rudo, con taninos muy rugosos, todavia por integrar, bastante potente, con demasiada presencia de alcohol, espero y deseo que se redonde en botella, dejare la otra botella que me queda para uno cuantos años mas adelante.

Decantado.
rojo picota capa alta. buen color
en nariz, mas sutileza que potencia. Especias, notas florales(rosa,violeta), madera muy integrada, frutos rojos y negros.
en boca, bien de acidez, potente, con mucha fruta.
los taninos de madera están integrados, pero los de la fruta todavía se dejan notar.
parece que estas comiendo uva negra.
la madera está tratada con maestría, da soporte a la fruta(excelente).
domina mas la fruta que en el san roman(excelente madera) y me ha gustado mas que el amuro.
Excelente vino, que va a mas durante la cata.

Fue detrás de un Capellanes rva. ´03 y la secuencia fue acertada, la elegancia del primero con la potencia de este Leda.
El color es picota oscuro muy cubierto, su ribete tiene destellos violaceos, es limpio y el brillo es considerable.
Su nariz es buena, intensa y potente, frutas negras, notas minerales, café con leche, caramelos solanos, bollería fina, balsámico.
En boca entra con potencia, los taninos aún están rugosos, su acidez muy equilibrada y su persistencia buena, cierto dulzor que lo hace peligroso.
Me ha agradado bastante, pues su añada 2002 era mucho más tánica, secante y áspera

Rojo intenso. Aromas de crianza en madera y botella con agradables tonos secundarios y elegante recuerdo de especias de la barrica, café, etc. Boca suave pero vivo, bastante sabroso y con buena armonia. Toque tánico bien integrado.

Jornada de Puertas Abiertas de la Vinacoteca sobre Vinos de Castilla y León.
Picota granate oscuro, ribete amoratado, lágrima fina y densa, capa alta. Las primeras sensaciones en nariz son de cola, productos de droguería, bastante apagado, con el paso del tiempo se abre más y destacan tostados intensos, chocolate negro, cuero viejo, tabaco, ceniza de puro, finas notas especiadas, toque floral y final mineral. En boca es sobradamente más expresivo que en nariz, entrada intensa y cierto punto dulzón, recorrido expresivo, bien estructurado, acidez correcta, taninos faltos de pulir y poco integrados con la fruta, goloso, untuoso, balsámico, final largo y amargoso. Para guardar unos meses más.

Cata de vinos en la JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS: CASTILLA Y LEÓN de Vilaviniteca. Color picota granate de gran capa. En náriz es intenso y aromático, finas notas de fruta negra madura, minerales. En boca se presenta potente, carnoso y frutal en su ataque, envolvente muy bien estructurado. Persistente final con buena tanicidad algo marcada en el momento de la cata que supongo se pulirá y redondeará con el tiempo.

Yo apunto algo mas que me ha pasado con vinos de este tipo o concierto. La abundante nota vegetal me abruma, es como una rebelina, y termina en madera, madera y madera. Para mi gusto el vino no va redondear para nada, está quieto ya. Tiene un enfoque muy inmediato de aroma y boca en diferentes planos que animan pero nada se recrea uno en el paladar. Es corto y mucho alcohol. Esto es una pena, chico.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar