Restaurante L'Escaleta en Cocentaina
  

Restaurante L'Escaleta

75
Datos de L'Escaleta
Precio Medio:
102 €
Valoración Media:
8.8 10
Servicio del vino:
9.4 10
Comida:
8.6 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 65,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo noche, lunes, martes y miercoles noche, 7 a 21 enero

Teléfono

Restaurante L'Escaleta Espiritu de un Brioche L'Escaleta Pichón L'Escaleta en Cocentaina Salmonete Embarrado sobre Jugo de sus Cabezas Restaurante en Cocentaina Crema de Mostaza Silvestre con Hierbas Recién Cortadas Restaurante L'Escaleta Yema de Huevo en Salazón L'Escaleta Manteca casera con hierbas junto a un excelentísimo pan L'Escaleta en Cocentaina Pan y manteca Restaurante en Cocentaina Supermousse Restaurante L'Escaleta Presa asada y ahumada L'Escaleta L'Escaleta en Cocentaina Restaurante en Cocentaina Restaurante L'Escaleta L'Escaleta Queso, aceite y almendra L'Escaleta en Cocentaina Yema de huevo en salazón Restaurante en Cocentaina Entrantes Restaurante L'Escaleta L'Escaleta L'Escaleta en Cocentaina Restaurante en Cocentaina Restaurante L'Escaleta L'Escaleta Brioche L'Escaleta en Cocentaina Gambas Restaurante en Cocentaina Setas Restaurante L'Escaleta LA MANZANA DE HIELO con una infusión helada de camomila miel, tierra de malta L'Escaleta LUBINA con setas de temporada , aliñados con mantequilla de avellana L'Escaleta en Cocentaina QUESO f resco de almendras, miel  aceite Restaurante en Cocentaina La mesa Restaurante L'Escaleta Menú L'Escaleta Becada L'Escaleta en Cocentaina Churasco de cordero con berenjena ahumada. Restaurante en Cocentaina Aroz seco de bacalao y coliflor Restaurante L'Escaleta Sala de no fumadores L'Escaleta Los vinos de la cena L'Escaleta en Cocentaina Brownie Restaurante en Cocentaina Nuvolet de azahar Restaurante L'Escaleta Pecguga de pichón L'Escaleta Lomo asado de mero con algas L'Escaleta en Cocentaina Navaja con tubérculos dulces Restaurante en Cocentaina Royal fría de giraboix con sardina caramelizada Restaurante L'Escaleta Ostra con soda de espárragos L'Escaleta Agua sal L'Escaleta en Cocentaina Golosinas saladas Restaurante en Cocentaina Corte helado de ajo y pericana Restaurante L'Escaleta L'Escaleta L'Escaleta en Cocentaina

75 Opiniones de L'Escaleta

Primera salida de nuestro recién constituido grupillo de amantes de la cocina y visita a uno de los restaurantes mejor valorados en esta página ¡Y con qué razón! Expectativas cumplidas con creces y sensación final de velada redonda de las que cuesta volver a repetir. Todo, absolutamente todo destacable y voy a intentar explicar porqué.

Mesa reservada desde hace un par de meses. Atención telefónica ya destacable. Se comprometen a ponerse en contacto conmigo antes de la cena y, efectivamente, me llama el maitre el día anterior y concretamos algunos detalles. Ambos coincidimos en que lo mejor es recibirnos en un salonoete privado ¡Sabía decisión! Seguro que satisface a todos: al resto de sufridos comensales que llenaban en gran parte el comedor, a nosotros por la intimidad y al servicio que anda menos apurado ante el bullicio que arma cualquier mesa grande.

Llegamos. Local precioso, pero precioso de verdad. La entrada, los jardines, el recibidor... El reservado espectacular: materiales nobles, iluminación perfecta resaltando la mesa y los platos que se servirán en ella, mesa amplia, sillas cómodas... Mención aparte para los servicios, muestra espectacular de diseño y elegancia.

El personal del restaurante resultó ser el mejor que jamás he visto hasta ahora, no por su hacer, que ya de por sí es inmejorable, sino por su estar, su saber estar, mejor dicho. Para nada estirado, pero no servil (me siento mal ante el servilismo), encontrando el punto justo entre lo campechano y lo cortés (no quiero decir que ambas cosas estén reñidas, pero no sé como expresarlo). El maitre nos explicó con sabiduría y pasión la filosofia del equipo de l'escaleta y todas las opciones de la carta (aún estando el menu elegido de antemano) y nos dió a ojear la carta para conocer más la cocina del sitio. Accedió a servir a uno de los comensales algo diferente al menú acordado, aunque se se suele servir menús a mesas completas. Gracias por el detalle.

Durante la cena no falto detalle: agua constatemente en los vasos, tempo de los platos, ceniceros constantemente limpios, aún llevando con nosotros fumadores compulsivos, explicaciones a los platos, visitas del maitre para ver que tal íbamos... Una mención muy especial para el somellier que nos explicó uno a uno los vinos que había elegido para maridar cada plato transmitiendo en ello gran conocimiento y autentica pasión por el mundo del vino. A unos completos principiantes como nosotros nos resultó muy ilustrador y enriquecedor.

Pedimos cervezas (Heineken en presentación especial), refrescos y Vermouths (Perucchi) para acomodarnos. Para comer, excepto la persona reseñada, optamos por el menú Sabor: dos apretitivos, tres entradas, pescado, carne y dos postres (55 euros) con maridaje de vinos (42 euros). Paso a detallar (voy copiando del documento que nos entregaron al final de la cena: gran detalle):

- Corte helado de Ajo y Pericana: Aperitivo genial con una especie de allioli frío presentado con crujiente de pericana.

- Golosinas saladas: cebolleta, pimiento... presentados en porciones minúsculas pero con aliños sorprendentes. Curioso el detalle de comer con pinzas.

- Ostra con soda de espárragos y flor de pimienta Sechuan Button (C. Von Schubert - Maximin Grunhaus Abtsberg Spärlese 1996): Increible la combinación del espárrago y la ostra, como si estuvieses engendrados tal para cual. Genial maridaje con la dulzor del vino.

- Royal fría de giraboix con sardina caramelizada, piñones... (Tardieu - Laurent Hermitatge 2005). Uno de los platos triunfadores. Gustó mucho por la contundencia sabrosa de la sardina y la combinación con los dulces del plato.

- Navaja con tubérculos dulces y emulsión de su coral (Champage Louis Roederer Brut Premier). Según nos explicaron la navaja se preparaba a la brasa, cosa que no dudo, pero que me predispuso a esperar otro sabor que no noté. Me pareció cocida. Aún así plato correctísimo con el toque crujiente y dulce de la chufa y el tupinambo. Exquisito el champagne.

- Lomo asado de mero con algas de mar y tierra (Didier Dagueneau Blanc Fumé de Pouilly 2004). Jamás me cansaré de comer pescado de roca asado. Espectacular con el toque atrevido de las algas (un trago marino 100%). Del Sauvignon Blanc ni hablar: para tocar el cielo.

- Pechuga de pichón rosado con sustancia de arroz venere (Descendientes de J. Palacios Moncerbal 2001 - Bierzo). Ovación y vuelta al ruedo ¡Menudo plato! Que tiemble la carne de vacuno ante esta preparación. Nos encantó a todos por su sabor y los puntos de coción de la carne y el arroz. Sobre el vino un desconocido más que añadir a los Bierzos, vinos que me gustan particularmente.

- Nuvolet de azahar con natillas y sorbete de naranja sanguina (Wittmann Albalonga BA 1999): postre delicioso. De antemano me hubiese decantado por el segundo (mi pasión por el chocolate) y resultó gustarme más este primero que el siguiente. El vino dulce delicioso.

- Brownie de chocolate con crema helada de cacahuetes (Porto Niepoort Tawny 30 años): Rico, rico.

Después tomamos cafés, infusiones, algunos licores y unos espectaculares Gin Tonics con G'Vine con Fever Tree.

Otra mención muy especial para la vajilla, la critalería (toda Riedel), la mantelería...

Por último reseñar la magnífica RCP, que yo puntualizaría como RCSP (Relación Calidad Servicio Precio). Todos los comensales coincidimos en que tal experiencia a ese precio es un gran regalo que hay que agradecer. Más aún cuando comprobamos que nos habían invitado a las últimas copas. No merecíamos tanto, de verdad.

De todo lo dicho cualquier lector deducirá que quedamos más que contentos y así fué. Y confiando en que algún miembro del equipo de l'Escaleta también lo lea, me permito la licencia de enviarles desde aquí la mas sincera enhorabuena y un enorme agradecimiento por habernos "aguantado" con tanta simpatía y profesionalidad. Nos vemos!

  • Los vinos de la cena

  • Brownie

  • Nuvolet de azahar

  • Pecguga de pichón

  • Lomo asado de mero con algas

  • Navaja con tubérculos dulces

  • Royal fría de giraboix con sardina caramelizada

  • Ostra con soda de espárragos

  • Agua sal

  • Golosinas saladas

  • Corte helado de ajo y pericana

Acudí al Rest., L´Escaleta con una semana de retraso para celebrar junto con mi mujer, el aniversario de boda. De la estupenda comida y de sus tres propuestas, elegímos el menú Sabor que se compusó de lo siguiente.: Golosinas saladas, en la que brilló, el helado de Pericana (que rico, exclamamos)., luego seguimos con Migas de Sardina y Parmesano; Ostra con soda de Esparragos&flor de Pimienta Sechuan Buttón, interesante estallido de sabor metálico y salinidad por toda la boca; Blanco y Negro de Botifarra de Calamar, no lleva ningún ingrediente de la Morcilla de Burgos y es increible como fusionan el mar para que aroma y sabor se confunda y nos haga evocar una botifarra de las de siempre.
Como platos principales, tomamos Salmón Ahumado con su piel de Caramelo (delicioso) y Pechuga de Pichón con cremoso de Arroz Venere, que estaba de vicio.
La reposteria y en esto son unos magos, nos deleitaron con, Nubolet de Azahar con natillas&sorbete de Naranja Sanguinea, que nos trasladó a esos dias en donde uno, paseaba asombrado por las fiestas y ferias de su pueblo, comiendo algún algodón de azúcar y algún que otro jamoncito de golosina. Para finalizar el apartado postre, nos impactaron con Chocolate de Cacahuetes, buenísimo. Fuera de la comida y para enófilos, diré que tratan como nadie el apartado vino, buen servicio del mismo, copas Riedel e impresionante y trabajado libro de referencias a precios muy comedidos.
En definitiva, Escaleta es uno de nuestros grandes y prestigiosos Restaurantes con más que ganada fama y nombre. Mereció la pena hacer kms para comer en esta casa. Para beber tomamos agua; Ultreia de St Jacques 2007 y un A.Christmann Idig Auslese 2004 con el primer postre. 75€ pax.

Tenia ganas de probar este restaurante, y para mi fue una comida maravillosa.
Pedimos el menu de temporada maridado. Despues de lo que disfrutamos, cuando vuelva a ir pedire el menu maridado, pues el sommelier acerto con los vinos y el maridaje de los platos. Pedimos el menu de temporada, y nos deleitaron con los siguientes platos:
De tapas nos pusieron: cortezas de bacalao y caldo de gallina con "façedures de dacsa".
Coca de sardina con tomate confitado y parmesano, regado con fino amontillado coquinero.
Menestra de verduras y flores de invierno, con Egon Müller Scharzhofberger Spätlese 2003.
Bocadillo de butifarra con cacao y trufa, con un Valdespino oloroso de su majestad.
Salmonete con cremoso de almendras y oro de azafran, con Georg Breuer Nonnenberg GC 2003.
Pichon rosado sobre sustancia de arroz venere, con un clos mogador del 2000.
Quesos artesanos, con Casta Diva fondillon 1997.
Chocolate con cacahuetes, con un Niepoort Colheita 1991.
Cafe y chocoltes de la escaleta.

Todo un lujo, y todos los platos en su punto sacados a su temperatura ideal. La verdad que cuidaron mucho los detalles. Todas las copas que sacaron de todos los vinos que tomamos fueron riedel.

En su línea de siempre,pero sin descuidarse lo más mínimo.Como tapas las consabidas cortezas de bacalao y caldo dorado de gallina.Continuamos con:
-Ensalada de coliflor blanca y trufa negra con Jerome Prevost La Closerie/AOC Champagne
-Ostra con soda de espárragos y flor de pimienta con Trimbach Clos St. Hune/AOC Alsace
-Bocadillo de botifarra con cacao y trufa,conValdespino Oloroso Solera de su Majestad VORS/do Jerez
-LluÇet a la brasa de aceitunas con sopas de pan,St. Bernaudeau Les Sables 2005/AOC Anjou
-Arroz seco de caza y setas con Clos des Papes 1998
-Solomillo de Jabalí con glaseado de anguila ahumada y Tempier Cuvèe La Migoua 2001/AOC Bandol
-Barrita helada de chocolate con caramelo y vainilla,con Valdespino Moscatel Toneles/do jerez-xeres-sherry.Todo ello por 1oo euros pax.
El sumiller Redrado es una pasada.

Nueva visita a este restaurante y de nuevo excelente.
Pedimos el menú de temporada formado por 3 snacks, 3 entradas, pescado, carne y 1 postre (que realmente fueron 2, ya que luego nos invitaron a otro).
Excelentes y originales los snacks: Corte de helado de bacalao y ajo, chocolate de pericana y tostons con sal de vainilla. Del resto de los platos del menú, todos a gran nivel pero destacaría la botifarra de calamar, por el juego de apariencias que te produce; la ventresca de atun (hecha a la sal y envuelta en una hoja de parra) que se deshacía en la boca y la presa de ibérico, la mejor que he comido últimamente. Muy buenos también los postres, sobre todo los rosigons (curiosamente blandos) con helado de azafrán.
Completísima carta de vinos con precios casi como en tienda y servicio del vino y de sala impecables.
He notado un aumento de la calidad desde mi ultima visita (también de los precios), por lo que esta claro que van a más.
Curiosa la tableta de chocolate blanco, con aceitunas negras y naranja para los cafes

Visita a un gran templo de la gastronomía de esta parte del Mediterráneo. Una de esas escapadas que protagonizamos en esta ocasión polen, Rafa, Fede y un servidor. En Alicante estamos entusiasmados de contar con este ara al buen comer. ¿Para cuando la segunda estrella Michelín?. Kiko en los fogones es un crack. Alberto Redrado, sumiller, nos asesoró extraordinariamente y nos ofreció todo tipo de comentarios y anécdotas sobre los vinos que degustamos (se atrevió inclusive a maridar la Ventresca con un Whisky!, y no quedó mal, no!). Al final va la lista de platos y vinos. Las golosinas saladas excelentes. El local está situado en un paraje muy tranquilo cerca de Cocentaina. El servicio exquisito. La materia prima sorprendente y las elaboraciones impecables. Pedimos el menú largo con maridaje seleccionado por Alberto. Una gran experiencia gastronómica; lástima que no se pueda repetir a menudo ya que hay que pagar por todo ello la cuesta de 2008 es larga :-). Regresaremos con ocasión de alguna cata especial.
1.Bocadillo de Aladroc con crema helada de Ajoblanco
Valdespino Fino Inocente
2.Ostra Marinada en Citadelle Gin y ensalada de apio
Diel Burbeng GC 2002
3.Butifarra de Calamar ,infusin de coco y Jengibre
Jhon. Jos Prum Wehlener Sonnenuhr Auslese 1994
4.Ventresa de atun a la sal con aliño de Garum
Port Ellen 1982 Islay
5.Arroz de Rio
Domaine Gauby vv 2005
6.Higado de Pato al Barro con confitura de remolacha y trufa
Jerome Prevost La Closerie d ailleurs 2003
7.Presa del Iberico con nabo asado y cenizas de cebolla
JM Guerin Les Grandes Places 2001
8.Quesos artesanos
9.Granizado de cardamomo con citricos y helado de moscovado
Wittmann Albalonga BA 2002
10.Barrita helada de chocolate
Valdespino Moscatel los toneles
Chocolates L'escaleta y cafés.

-Esto si que resulta ser una plaza historica de toros y no las que pululan por ahi,llegamos a eso de la 13:30 a este santuario de la gastronmia y nos recibieron muy bien tomandonos el aperitivo en la terraza bajo la sombra de un arbol,de primeras nos dieron a degustar un Corte helado de Bacalao y Ajo con un Taittinger rosado,exquisito!,de segundo probamos el Chocoalte a la Pericana,muy bueno en su conjunto,de tercero unos Tostons con Sal de Vainilla,una cosa curiosa,y por ultimo una Hoja de Ostra vegetal,sinceramente no acertamos ninguno de los que ibamos este sabor antes de que nos lo dijera el camarero,me gusto.
Ya pasamos al interior donde nos esperaba Kiko Moya y Alberto Redrado para ver cuantas orejas y rabos cortaban este dia, pedimos el gran menu maridado por copas,creo que fue una opcion acertadisima!,a continuacion por orden nombrare todos los platos con el vino en cuestion.
1.Bocadillo de Aladroc con crema helada de Ajoblanco,levaba tambien trozitos de pera.
Valdespino Fino Inocente
2.Ostra Marinada en Citadelle Gin y ensalada de apio
Diel Burbeng GC 2002
3.Butifarra de Calamar ,infusin de coco y Jengibre
Jhon. Jos Prum Wehlener Sonnenuhr Auslese 1994
4.Ventresa de atun a la sal con aliño de Garum
Port Ellen 1982 (Impactante maridaje!! pero la clavo Alberto con este whisky)
5.Arroz de Rio (me comeria una pella entera de este arroz,buff)
Domaine Gauby vv 2005 (muchos en España tendrian que aprender de el!!)
6.Higado de Pato al Barro con confitura de remolacha y trufa (Brutalll)
Jerome Prevost La Closerie d ailleurs 2003 (atipico champagne pero nos deleito)
7.Presa del Iberico con nabo asado y cenizas de cebolla (la mejor presa que me he comido)
JM Guerin Les Grandes Places 2001 (cojonudo shira)
8.Quesos artesanos (mi debilidaddddddd)
9.Granizado de cardamomo con citricos y helado de moscovado
Wittmann Albalonga BA 2002
10.Barrita helada de chocolate
Valdespino Moscatel los toneles
Un puro festival para tirar coetes,impresionante,fue una autentica orgia de sensaciones.
Desde aqui darle la enorabuena a Kiko,Alberto y to el equipo que rodea a este restaurante,se llevaron las cuatro orejas y los cuatro rabos!! Bravo!!!

Hace un tiempo fuí y, la verdad, no quedé muy satisfecho. Animado por diversos restauradores he vuelto a ir. La verdad es que me he alegrado de volver. Marco muy bonito, con separacion real de fumadores y no fumadores. Muy buena disposicion de mesas, con separacion entre ellas y muy buenas mantelerias, cuberteria, vajilla y cristaleria.
Tomamos un menu degustacion diferente (algo mas amplio que el ofrecido en carta) y maridamos siguiendo los consejos de Alberto el somelier.
El resultado fue optimo. Resaltar los entrantes (bocadillo de aladroch, botifarra de calamar, ostra marinada y yema con anchoa). Todos originales , muy bien presentados y con un denominador comun : Cocina de sabor. La materia prima es excelente y el trato de la misma , tan bueno, que no pierde un apice de sabor. Hay algunos toques de innovacion en la conjuncion de los alimentos
De segundos , mero con algas marinas y presa iberica. Estos son platos mas clasicos, pero de nuevo vuelve a primar la potencia de los alimentos. El mero era agua de mar y la presa con un toque de ceniza de cebolla era contundente y muy tierna.
Excelentes postres con un granizado de limon con crema de helado de moscovado y despues barrita helada de chocolate.

Muy buen servicio de sala, amable, profesional y rapido.
El servicio del vino merece capitulo aparte. Muy buena carta de vinos con refrencias de muchos paises y con representacion de practicamente todas ls DO. Hay culto al vino y hay mucha sabiduria del vino. El maridaje que se nos planteo fue simplemente perfecto. En todos y cada uno de los platos el vino se conjugaba con los sabores y los arrastraba, llenando de sensaciones. Concretamente , con la presa tomamos una botella de Les Grandes Places 2001 de Guerin que consiguió una de las cosas mas dificiles, que a mi entender pueden suceder. Los saboeres de la carne y el vino eran paralelos, se diferenciaban perfectamente en boca y , al final, se unian provocando una explosion de sabor.
El precio se marca sin vinos

Como otras tantas veces no podía pasar un verano sin disfrutar de la agradable terraza de L’Escaleta. Dentro de carta, este restaurante nos propone bien comer por platos o 2 menús, uno de temporada (50€+IVA) y otro el Gran Menú (95€+IVA). Esta vez al ir tres personas ( mi mujer, mi cuñada y yo) y ser cena nos decantamos por el menú de temporada, como novedad existe la posibilidad de acompañar cada plato con un vino seleccionado por Alberto Redrado- Sumiller de L’Escaleta. (28€+IVA)

Antes de empezar el menú nos agasajaron con 3 golosinas saladas donde cabe destacar el corte helado de bacalao y ajo. Bocado magnifico por la mezcla de texturas, el crujiente de la piel del bacalao y la cremosidad del helado, el salado del bacalao y el dulce del helado. Una vez empezando con el menú, este está compuesto por 3 entrantes, un pescado, una carne y postre. Antes de empezar el menú, Andrés (–Jefe de Sala-, con la profesionalidad de su experiencia, ya que forma parte del equipo de L’Escaleta desde sus orígenes cuando estaban en el interior de Cocentaina), nos explica la composición del menú y nos permite cambiar algún plato.

Con los primeros platos, viene Alberto y nos vas explicando el porque ha seleccionado ese vino para ese plato, la bodega, la zona, la añada y la copa. Esto es un magnifico servicio del vino. Cada vez que voy me sorprende con unos vinos maravillosos. Maravillosa fue la armonía de la “Botifarra de calamar, infusión de Coco y Jengibre” acompañado con un Joh. Jos. Prüm Wehlener Sonnernuhr Auslese 1994. También me sorprendió las texturas y los excelente puntos de cocción del “ Merlucita a la brasa de aceitunas con sopa de Pan” y la “Presa de Ibérico con nabo asado y cenizas de cebolla” ( la mejor presa que me he tomado en mi vida) acompañado con L’Ecu Expression de Granite 2002 y Clos Mogador 2000, respectivamente. Finalizamos con un postre de Rosegons de Azafrán acompañado de un Heymann Löwenstein W Röttgen Auslese 2001. Cabe destacar el detalle de un restaurante como este, ya que Andrés explicándonos el menú nos comentó que el postre era chocolate con cacahuetes, el decirles que el postre no era el que nos habían informado inicialmente, nos sacaron este como segundo postre acompañando con un Taylor’s Old Tawny 40 YO, ¡¡ Impresionante!!.

En cuanto a la comida te das cuenta que se cuida muchísimo la materia prima, la presentación, los puntos de cocción, las nuevas tendencias sin olvidar las raíces del origen de esta gran familia que es la Redrado-Moya.

En cuanto al servicio de los vinos, la cena fue una clase magistral a cargo de Alberto con quien uno nunca no se cansa de hablar de vinos por los amplios conocimientos que tiene. En sus palabras se manifiesta el amor que tiene a este “Liquido Divino” que tantas alegrias nos da. Creo que su profesionalidad es digna de uno de los mejores restaurante de España y del Mundo. Durante un rato estuve ojeando la carta de vinos, la cual una vez más me maravillo tanto por la cantidad como por la calidad de los vinos incluidos. Como novedad, lo cual me parece un acierto, Alberto ha incluido en una serie de referencias “envellint” (envejeciendo), en el sitio del precio. Yo creo que un buen sumiller debe saber cuando un vino está en su mejor momento para ser degustado, si bien lo incluye por ver si algún cliente quiere ir probándolo e ir comprobando su evolución.

Muy acertada la reforma de la recepción del restaurante, así como los aseos.

Como resumen, quiero destacar el buen hacer de este EQUIPO, y el maravillo cambio generacional que se está produciendo en este restaurante, que una vez más NOS VUELVE A SORPRENDER Y MARAVILLAR. Les animo a todos a seguir por esta línea, ya que en un futuro deberían de recoger mayores reconocimientos

Fotos por Bárbara Ribes. Os paso link:

http://www.flickr.com/photos/uthlas/sets/72157606883623018/

Hemos tenido la suerte de terminar nuestro periplo vacacional en este extraordinario restaurante, igual que hace un año. y la verdad que se puede añadir poco a todo comentado.

La comida desde el primero hasta el gin tonic fue perfecta. La yema con anchoa y pan de especies, los berberechos, la presa, el vacuno, la buena selección de quesos, el chocolate, el limón tostado, la tableta de chocolate con pistachos y sal maldon. Todo en la misma linea ningún pero, ningún sobresalto, una maravilla.

Con los sabios consejos de Javier, también pudimos ilustrarnos y gozar de los buenos caldos que nos puso.

Gracias a todo el equipo de LÉscaleta por hacernos pasar una de esas pocas comidas que quedan en la memoria.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar