Pierre Peters Cuvée Speciale “Les Chétillons” 2002
Champagne Pierre Peters Cuvée Speciale “Les Chétillons” 2002
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Espumoso
Graduación (vol):
12,00%
Varietales:
100% Chardonnay del Grand Cru Le Mesnil, de viñas muy viejas.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.41
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,0
Opiniones de Pierre Peters Cuvée Speciale “Les Chétillons”
OPINIONES
9

Creo que este Les Chetillons tiene todavia mucha vida por delante.Color amarillo,burbuja muy pequeña.Nariz con intensidad media,bolleria caliente,frutos secos,mantequilla,...En boca acidez muy alta,carbonico muy integrado,elegancia,finura.Muy largo el retronasal.Sin embargo recuerdo la ultima botella algo mejor que esta.Veremos en unos años.Lastima que los precios vayan en alza.

Fantastico vino de Pierre Peters.Este Les chetillons(ensamblaje de 3 pequeñas parcelas en Le Mesnil,de una edad entre 40-80 años) tiene un color amarillo palido,burbuja arrosariada muy pequeña.La nariz con complejidad alta,bolleria caliente,crema,lacteos,algo de citricos...En boca frescura y pureza,mineral,elegante,carbonico muy bien integrado.Acidez alta.Muy largo.Vivira muchos años.

Dificil de beber por la temperatura ambiente.Lo disfrutamos en el Jardin de casa a media tarde,Guillermo y Yo.Lastima,casi no podiamos dejarlo mas que unos pocos minutos en la copa,lo cual seguro que nos resto disfrutarlo totalmente.No se que hay que beber en verano....segun que vinos vale la pena esperar al invierno.

Dorado brillante, burbuja pequeña y abundante.

Nariz intensa y compleja, portadora de esa mineralidad tan acusada de los grandes vinos de Le Mesnil. Notas florales, una fruta blanca fresca y definida, trazas especiadas, piel cítrica, algún recuerdo lácteo, ahumados y un punto balsámico. Profundo, mineral, con mucha materia guardada que irá eclosionando.

En boca está todavía muy joven pero ya va mostrando la clase que atesora, vertebrado por una magnífica acidez y con un paso firme pero lleno de sutilezas, resultando fino y armónico en el final donde quedan recuerdos de frutas amargas, frutos secos y de nuevo esas potentes sensaciones minerales. Carbónico muy bien integrado. Persistente.

Hacía ya unos cuantos años que no probábamos este vino y lo cierto es su evolución está siendo lenta y pausada, como corresponde a un gran Le Mesnil en un año tan bueno como fue el 2002, un vino que recomendamos seguir guardando a quien tenga alguna botella. ¡El Salon de los pobres!

De color pajizo dorado, la nariz es intensa, expresiva y muy atractiva, me encantan sus delicados matices cítricos, con esas delicadas notas de corteza de mandarina, su carácter mineral, con abundantes tiza y algunos apuntes florales. En boca ataca intenso, el paso es cremoso, fresco, con muy buena integración del carbónico, excelente acidez, sensaciones cítricas y notable persistencia. Una chardonnay con muchísima clase...

Tomada en un restaurante. Color oro pajizo. En nariz le cuesta abrirse pero cuando lo hace es elegante y untuoso. Aromas a pera asada, mantequilla, piel de naranja y ahumados. Muy mineral. Muy complejo. En boca es vinoso, burbuja perfectamente integrada. Buena acidez y postgusto larguisimo. Con vida por delante (lastima que sea tan dificil de encontrar!). Ahora mismo esta mucho mejor que el 2004.

Amarillo limón dorado.

En nariz ofrece bollería, pan fresco, notas frutales de cítricos y fruta tropical y un matiz mineral muy atractivo de tiza, con algún matiz floral. Complejo y atractivo.

En boca es amplio, cremosos y con muy buena acidez, muy vivo. De largo recorrido, mejorará mucho.

Aunque ya han caído 2 o 3 botellas veo que es mi primer comentario de este magnífico Chetillons, de color pajizo dorado, tiene una nariz intensa y atractiva, muy fina, con finos toques de mandarina, algo de flor blanca, recuerdos a brioche, algo de mantequilla fresca y bastante tiza. En boca, tiene buen ataque, es cremoso, atractivo, bien perfilado, con excelente acidez, largo y muy bien definido. Esta muy rico ya, aunque también tiene muchas historias que contar si se le da más tiempo .... Afortunadamente hay alguna botella en la cava...

Nariz de intensidad media-alta, muy expresivo, sobresalen los aromas minerales, citricos, mucha bolleria, mantequilla, tostados, nariz elegante.
Pero es en boca donde mejor se expresa, con un carbonico bien integrado, una gran acidez que le da vida, muy fresco,paso por boca redondo, cremoso, con un final donde los recuerdos minerales y la fruta blanca estan marcados.
Como aquel que dice recien salido pero con un futuro grande.

Dorado pálido brillante, burbuja pequeña y abundante.
Nariz de media intensidad, compleja, que agradece el aire ganando en matices. De momento es muy primario y muestra toques florales, de frutas blancas frescas, bollería recién horneada, piel de cítricos, anisados y unos ligeros lácteos. Pero sin duda la característica más destacable es su fina y marcada mineralidad, muestra de un portentoso terruño.
En boca es fresco y directo, potente, estructurado y de nuevo…mineral. De paso firme y redondo, acidez perfectamente medida e integrada, de enorme finura y prestancia, es largo y profundo en el final tras el que nos quedan esas sensaciones cítricas, frutales y minerales, con esa tiza siempre presente. Carbónico bien integrado, aunque estamos hablando de un vino de muy largo recorrido y que no hará más que mejorar.
Les Chétillons es una referencia imprescindible cuando hablamos de champagnes de enorme clase sin desembolsar las cantidades de las grandes cuvées. Un blanc de blancs que es pura esencia de Le Mesnil y que en la soberbia añada 2002 es un vino grande, que debe guardarse unos años pues lo será mucho más. Excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar