Opiniones de Pierre Peters Blanc de Blancs
OPINIONES
16

Amarillo verdoso. Burbuja gruesa. 

Apocados toques cítricos, algo de regaliz, leves punzantes, Juanola, flor marchita, cera de panal, unos pequeños destellos lácteos y mineralidad.

El trago tiene empaque, llena la boca pero al mismo tiempo viene cargado de acidez. Carbónico persistente. Afortunadamente la boca no se envuelve en esos polvos de talco tan característicos en ciertos blanc de blancs.

Final floral de intensidad media-alta.

Me encanta esta Casa. A medio camino entre tradición y nuevos tiempos. Con terruño pero también con un deje envolvente y graso.

Ya se que me repito, pero es que el concepto de trabajo de Pierre Peters con la chardonnay me encanta. Nos acompañó un año más en Noche Vieja y me sigue seduciendo ese estilo fresco frutal/floral. También su presencia en boca, con esa excelente integración del carbónico que lleva a un paso cremoso pero también la frescura que aporta su acidez. largo y muy bien perfilado. Esperando a la próxima botella...

Atractiva expresión de la chardonnay, en su vertiente más fresca, con esos matices de corteza de mandarina tan finos y esa atractiva flor blanca, nada dulce. El apunte mineral -tiza- le da carácter y en el fondo los matices de bollería y masa de pan, le da el punto maduro. En boca entra bien, con muy buena fruta, paso cremoso -con un carbónico muy bien integrado-, muy bien de acidez, largo y con carácter.

Dorado pálido con notas verdosas. Burbuja mediana algo escasa.

Muy buena intensidad. Pan tostado, manzana asada, caramelo de limón, piel de naranja, levadura, notas minerales y de flores blancas.

Muy buen ataque. Ligero, refrescante, cítricos, burbuja muy bien integrada, excelente acidez. Muy buena amplitud. Post-gusto medio-largo a bollería y cítricos.

Una excelente opción por poco más de 30 euros.

Un buen Champagne con un precio, relativo a lo que nos viene del pais vecino, realmente excelente. Fresco con una burbuja abundante pero bien integrada. Aromas a manzana, albaricoque, piel de limon. Aromas secundarios de crianza poco presentes, lo que le confieren un caracter fresco y ligero. En boca el paso es fresco y equilibrado. Invita a seguir bebiendo. Postgusto con una acidez muy marcada, pero que conjunta muy bien con el resto del vino. Muy bueno para empezar una comida o como aperitivo.

Tan solo corroborar la grandeza de este excelente Champagne de color dorado suave y burbuja fina.
Nariz elegante de corte maduro sin renunciar al frescor de las flores blancas, de la bollería recién hecha, con unos toques cítricos de mandarina madura y bergamota. Ayudan además a dar esta sensación fresca las notas herbáceas, con un toque que recuerda al jengibre fresco. Un nariz profunda y llena de detalles a los que cabe prestar atención.
En boca la acidez es la que marca perfectamente la estructura. Es amplio, cremoso, con el carbónica perfectamente integrado, de largo recorrido y persistente.

En definitiva, creo que por este precio tiene pocos competidores.

Fantástico champagne por 30 euros. Excelente teniendo en cuenta los precios de los champagnes...

color dorado pálido con burbujas finas...
En nariz es una delicia. Toques de mantequilla y bollería, con notas cítricas, algo de heno, toques minerales y yougurt. También fruta blanca fresca.
En boca es muy, muy agradable. Fresco, sedoso, amable, muy bien redondeado e integrado. Bastante complejo donde se sienten muy bien las notas de la nariz. Un final medio-largo que invita a beber nuevamente.

Para beber y beber sin parar.

Nueva botella de este estupendo champagne a un precio excelente, confirmo todo lo dicho en mi anterio cata y añado que se trata de un blanc de blancs magnífico para su precio, con una acidez que le permite maridar con casi todo y una frescura y cremosidad que a mi, al menos, me encanta. Muy bueno

Color amarillo dorado.
Nariz de buena intensidad con aromas de frutos secos, algunas flores blancas, mantequilla caliente, manzana asada, un punto de vainilla en vaina y un fondo de naranja madura o mandarina.
En boca destaca al excepcional acidez y la integración del carbónico. Es cremoso, con buen recorrido y desarrollo elegante, fino y equilibrado. La complejidad del vino aumenta a medida que la temperatura sube en la copa, dando matices más minerales y profundidad.

Sin lugar a dudas, unos de mis productores favoritos que además disfruta de una excepcional RCP

Color dorado con algún ligero reflejo verdoso. Burbuja pequeña y persistente. La nariz es de gran intensidad pero fina y elegante, frutos secos, panaderia y como he leido antes (para mi no era facil de identificar), manzana asada, también té y toques cítricos, todo ello sobre gran mineralidad. En boca es muy fresco, con una gran acidez que lo caracteriza, carbónico muy bien integrado, de paso medio y final de cítricos, piel de mandarina y caramelo de limón. Buena persistencia y excelente posgusto. Una gozada a un gran precio.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar