Opiniones de Domaine des Baumard Quarts de Chaume
OPINIONES
5

Dorado intenso limpio y brillante
En nariz tiene una buena intensidad y mejora constantemente con el aire, sin duda agradece decantación. Predominan las flores secas, leves recuerdos de la botrytis, cítricos en confitura, orejones, frutas escarchadas, granos de café, especias dulces, cera de panal. Complejo y muy mineral.
En boca es un vino magníficamente balanceado y en especial por su buena acidez, con cierta grasa en el paso y un final francamente elegante y sabroso, quedando recuerdos de frutas bien maduras, cítricos y un dulzor final bastante comedido, que redondea un conjunto de gran calidad. Persistente.
El Quarts du Chaume es quizá el vino más destacable de ese gran productor del Loira que es Baumard, un dulce de gran categoría y con mucha capacidad de guarda, aunque sorprende el uso del tapón de rosca en un vino de este nivel de precios, unos 40 euros. En cualquier caso un vino más que recomendable.

Color amarillo.Nariz de media intensidad,compleja,plasticos,melocoton,mieles,orejones...La boca con buena acidez,denso,con mucha presencia,elegante,muy largo.Muy bueno.

Abierto y consumido de una forma algo intempestiva,demasiado rapido.Precioso color amarillo muy vivo,denso,oleoso,brillante.La nariz de intensidad media,fruta madura,melocotones,meloso.La boca con acidez algo corta,denso,sabroso,quiza falto de frescura,largo.Hay que ver como envejece.

Dorado intenso limpio y brillante.
Aromas intensos, algo cerrados en el inicio, que van abriendo con el aire. Notas muy florales, frutas maduras y escarchadas, orejones, cítricos en confitura, un elegante fondo mineral y especiado, algunos toques fúngicos y un cierto carácter ahumado. Nariz de gran limpieza y con predominancia de las notas varietales sobre la botrytis.
En boca es un vino joven y primario, todavía en estado embrionario. Se muestra equilibrado por su buena acidez que compensa su densidad y peso, con un final amplio y poderoso en el que todavía pesa un tanto el azúcar residual y su concentración. Aún así, es un vino de gran calidad y que puede disfrutarse aún estando tan joven. Persistente.
Este es un uno de esos vinos que hay que descubrir por su enorme calidad y su gran expresión de terruño. Aún estando tan joven muestra su equilibrio y gran calidad de realización. Con tres años más de botella estará extraordinario. Por unos 30 euros es una compra difícil de mejorar. Sigue los derroteros del ahora tremendo 2001.

Color amarillo tirando a dorado, con toques verdosos. Tiene un aspecto muy brillante y oleoso. En náriz es muy intenso y muy fresco. Aroma florales y frutas maduras. Intensas notas de botrytis. En boca es denso, graso, muy fresco y dulce. Fino y equilibrado. Dulce sin ser empalagoso. Gran acidez, manteniendo un carácter fino, elegante y delicado. Muy buena persistencia. Sorprendente. Una buena recomendación de Ferran.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar