Mas de Sella Carreró 2012

Vino Mas de Sella Carreró 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Mas de la Real de Sella
D.O./Zona: Vino de la Sierra de Aitana en Alicante
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Cabernet Franc, Garnacha Tintorera, Marselán, Shyra y Cabernet Sauvignon.
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Fermentación en cubas abiertas separadas por variedades, preferentemente en frío, con delestages y un prensado suave. Crianza de 18 meses en barricas nuevas de 400l de roble francés de tostado medio. Posteriormente pasa otros 18 meses de afinado en botella.

Varietales: Cabernet Franc, Garnacha Tintorera, Marselán, Shyra y Cabernet Sauvignon.

12 Opiniones de Mas de Sella Carreró

Tiene color rojo picota que según como se observe, muestra matices violáceos o rubíes.
Nariz opulenta y carnosa con chocolate negro rallado, fruta negra y del bosque (moras, arándanos, cassís) y bouquet de pimientas. Aparecen los lácteos y un fino tostado, se amplía a con notas olivadas grasas y recuerdos de anchoa. Como pincelada final, fragancia de lavanda.
En boca destaca una fantástica acidez en armonía con un gran tanino. Es amplio y fresco, lácteo y balsámico, frutal de la higuera y del palmeral, muy, muy largo y sabroso.
Se recomienda degustar sin prisas.

Color rojo picota, capa media alta y ribete con ligeros tonos marrones. En nariz salen especias, pimienta negra, ligeros tostados, fruta madura con cierta intensidad.

En boca, buena acidez, destaca la fruta madura, es amplio y con cuerpo, con buena entrada y larga persistencia. Vino que todavía le queda recorrido

Color rojo picota con ribete granate, de capa media alta y abundante lagrima.

En nariz nos da toques de madera, especias(pimienta y canela), algo de fruta negra madura y unas sensaciones de mineral.

En boca resulta ser un vino sabroso, con buena acidez, equlibrado y goloso.

Color rojo rubí, de capa media alta y lágrima ligera. Tiene buena entrada en boca y muy buena acidez. Destacan los aromas de fruta negra madura, especias y frutas confitadas. Es un vino complejo, con volumen y equilibrado. Un poco alcohólico. Hay que beberlo sin prisas pues mejora con el paso del tiempo.

Color rojo picota, capa alta y ribete con tonos marrones. 
En nariz fruta negra muy madura, compotada, quizá higo con notas especiadas y tostados. 
En boca destaca la fruta madura, es amplio, con cuerpo, goloso y una muy buena acidez. Es un vino largo y persistente.

Color picota oscuro con ribete granate de buena capa.

La nariz es de buena intensidad tras aireación, golosa, notas de fruta roja en compota, recuerdos a fruta pasa, monte bajo, tostados, maderas finas y toques balsámicos.

En boca tiene tacto aterciopelado, buena acidez, goloso, vivo, de buen peso y definición, amplio, de nuevo fruta en compota en equilibrio con la crianza. Final de buena persistencia.

Muy mediterráneo.

De color rojo picota en evolución al rubí, acorde con su edad, tiene buena limpieza y brillo. capa media y lágrima glicérica.

En nariz destaca una gran complejidad olfativa que empieza augurando potencia. Es intenso, cálido, con notas elegantes de pimiento rojo asado, marroquinería fina, y especias picantes como la pimienta negra, el pimentón y el comino. En los aromas frutales destacan primero la fruta roja con sus picotas en sazón, y tras ella la negra con protagonismo de la mora y la ciruela negra. Notas lácteas de chocolate blanco y balsámicas de tinta china completan un abanico aromático de muy alta calidad, completado con pinceladas florales, esencia de ahumados, tabaco, olivas negras.

Es un vino que con aireación se crece y en una segunda vuelta nos regala con notas minerales de grafito, recuerdos dulces y la frescura de las hierbas aromáticas.

En boca desde el primer momento se muestra muy agradable mas va sacando más y más fuerzas y gradualmente adquiere peso, volumen y vigor. Su tanino es predominante pero es dulce, aunque un pequeño punto astringente nos dice que le queda tiempo por pulirse en botella. Es carnoso, elegante, brioso, sabroso y vibrante gracias a una muy buena acidez, la otra variable imprescindible para una larga proyección en el tiempo. Sápido, largo, persistente y estructurado.

Valoración global y recomendación de consumo: Reencontrarme con este vino tras dos años me ha supuesto una de las más agradables sorpresas de los últimos meses. Es un vino que aúna contrastes pero los equilibra, con un indudable perfil bordelés, su personalidad y carácter son claramente mediterráneos. A destacar su complejidad tanto en nariz como en boca, y su potencial de evolución a lo largo de los próximos años. Un vino que se crece con el oxígeno por lo que se recomienda decantar o no apresurarlo en copa. Muy buena RCP teniendo en cuenta su alta calidad.

©Mara Funes Rivas – Mayo 2018

Rojo picota con un ribete rubí.

Olor a animal y a terruño. Rápidamente surgen los pimientos y una fruta madura roja y negra. Violetas y vuelve el pimiento rojo con el movimiento pero esta vez asado. Se huele terruño.
Entrada en boca directa y muy marcada por la fruta y una acidez buena que limpia a su paso. Es un vino redondo y deja un final láctico agradable.

Color rojo picota con ribete violáceo.
Nariz de buena intensidad con unos aromas de tapenade, pimiento rojo asado, un punto de caballeriza, lácteos, tostados, notas herbáceas frescas y, sin llegar a ser la pirazina, sí tiene unas notas de pimiento verde sutiles.
En boca tiene una fruta roja marcada, es amplio y muy frutal, carnoso, con cuerpo, con unas notas de higo maduro, mermelada de frutos rojos, notas lácteas y un fondo tostado.

El vino Mas de Sella Carreró 2012 tiene un color rojo picota en el que se alternan las tonalidades rubí y violáceas, como si se intentara resistir a la inevitabilidad del paso del tiempo.

Nariz cambiante y compleja, con fruta negra y violetas, cacao amargo y frescor balsámico, untuosidad de tapenade y chispeantes especias (dulces y picantes), pinceladas lácteas y finos tostados.

En boca tiene una gran acidez y un tanino muy noble que aportan estructura y frescura. Tiene sabor balsámico y ligeramente lácteo, con presencia frutal en forma de higos y dátiles. Es muy sabroso, largo y con la potencia justa para no desequilibrar.

Vino que ya me gustaba catado a etiqueta vista y que me ha emocionado recatar a ciegas al comprobar su nobleza sin vestiduras.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar