Mas de Sella 2011

Vino Mas de Sella 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
8,1

Bodega: Mas de la Real de Sella
D.O./Zona: Vino de la Sierra de Aitana en Alicante
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Cabernet Franc, Shiraz, Marselan, Cabernet Sauvignon y Garnacha Tintorera
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: crianza en barricas de roble Francés

Varietales: Cabernet Franc, Shiraz, Marselan, Cabernet Sauvignon y Garnacha Tintorera

7 Opiniones de Mas de Sella

Color rojo picota, menisco morado, capa alta, limpio, brillante, lágrima correcta.
En nariz tiene buena intensidad de aromas herbáceos y sobre todo mucha fruta negra madura, especiados, toques mentolados, herbáceos, tabaco, chocolate.
En boca es fácil, con buena fruta negra en compota, acidez en equilibrio, algo goloso, mantiene toques mentolados y especiados, taninos bien integrados, como ceniza final. Persistencia correcta.
Buen vino y buen precio (16.50€).

Que maravilla, que expresión, que poder, que fuerza y definición. En la copa tenemos fruta a raudales, vida. Que gusto da olerlo, llenarte de él, comunicarte, escuchar como se expresa.
Hay una fruta negra golosa, carnosa, con musculo, poderosamente fresca y en una rica mermelada, hay buena sazón. También hay un fino tostado que marca cuando puede, es elegante, es puro equilibrio, sabe estar. El vino evoluciona en la copa por momentos, hay un rico y fresco aspecto balsámico, recuerda a las hojas de pino, al eucalipto, hay concentración, estructura y ese fondo mineral a grafito.

En la boca continua, sigue y ratifica lo encontrado en la nariz, es un placer, es una sensación tan rica, tan expresiva y viva de la fruta, que es difícil entender su procedencia, el terruño, que poco a poco marca y dirige su impronta, su verdad, su existencia. Mascas la fruta negra, envuelta en esa sensación de finos tostados y toques mentolados, un suavísimo aspecto dulce, maduro, goloso, con chispa y fuerza, remarcado por unos taninos, con casta, semblanza, de larga vida. Lo bebes pensando en su gran potencial y lo que nos ha de enseñar, pero ahora es un placer, todo un descubrimiento.

Al tiempo, te pide más espacio y solemnidad, un altar donde poder dar el alma que concentra y guarda, todo ello, como si no lo hubiéramos descubierto ya.

  • Mas de Sella 2011

Cata 236 Penya La Verema. El segundo clasificado en la cata y el menos "nuevo" de los catados... Color picota de buena capa con destellos violáceos. La nariz es intensa, con carácter maduro, densa, con recuerdos a moras y ciruelas rojas en sazón, algunos tostados y un toque de barniz de mueble viejo. En boca tiene peso de fruta, cuerpo medio, entra intenso, tiene bueno amargos, tanino firme y vivo, buena acidez y bastante longitud. Buena evolución en botella y sin signos de 'cansancio'.

Excelente presentación, botella con buenas explicaciones

Color rojo picota, con ribete morado

En nariz es espectacular, ligeros mentolados, dan paso a notas de tomillo, pino fresco, tabacos, fruta negra madura, mermelada de moras.

En boca resulta fresco, especiado, notas de mentolados y tomillo. Tiene mucha intensidad y longitud, está redondo en boca. Los tostados omnipresentes, dan un gran equilibrio muy frutal a todo el conjunto.
El final es largo y postgusto de fruta madura y retronasal ahumado y especiado

Un vino que se disfruta bebiendo y que sus registros van cambiando poco a poco.

Un gran vino

Desde el primer momento se muestra claro, diría que se muestra tal y como es. Es intenso con una gran carga aromática. Tenemos la fruta madura, con concentración y frescura. Hay un acento especiado (pimentón)agradable, me gusta. La fruta va desde la roja de hueso madura a la fruta negra en mermelada, hay un fino toque a ciruela negra, violetas, notas finas de crianza, especias, cedro, roble cremoso, apuntes de cascara de naranja macerada, clavo y macis.Es un vino de grandes contenidos, que sabe evolucionar en la copa. Al tiempo se torna más floral y delicado, no se olvida nunca de su esencia, la fruta, que esta finamente trabada con el roble. Es de larga evolución, me ha cautivado en nariz y eso me gusta.

En la boca el vino se comporta de forma parecida a lo apreciado en nariz. Es potente, con una gran carga tanica, pero amable, con cuerpo, mucha frescura.Una acidez digna de cualquier gran vino atlántico, fina y larga, que se conjunta, con un suave dulzor que se contrapunta con un agradable amargo. Lo tiene todo para agradar, un suave rasgo cálido, que se torna en fresco y frutal, una fruta tanto negra como roja, ambas carnosas, con musculo, maduras, todo ello con longitud, con intensidad, con textura y con el sabio acierto de querer volver a beberlo, invita a seguir, no cansa, llena sin rudeza, se hace amable.

Al día siguiente lo recato y solo puedo decir que el tiempo le sienta de maravilla, no va a notas licorosas o de evolución, prosigue el recital de fruta fresca y madera equilibrada y bien medida, un vino con un gran potencial.

Vino catado junto a su creador durante una visita a sus viñedos y larga charla en la comida. Como sera el encuentro con este vino en la intimidad? Sin duda os lo contare.

Un vino de altura no únicamente porque los viñedos se encuentren a 900 metros sobre el nivel del mar a tan sólo 14 Km de la playa de La Vila Joiosa, sino también porque muestra resultados muy prometedores de un proyecto joven pero muy bien diseñado, trabajado e ilusionante.
El vino se presenta con un atractivo color rojo picota con bastante capa, limpio y brillante. Nariz bastante expresiva con muy buenas notas de frutas rojas y negras maduras, aromas de sotobosque, hierbas medicinales, tomillo, especias,..En boca tiene cuerpo, es amplio y carnoso, con un final fresco y muy largo. Buena integración de los taninos de la madura y la fruta y una magnífica acidez que le da un toque diferencial a un vino de origen Mediterráneo pero con connotaciones atlánticas.

Picota violáceo de buena capa. Nariz intensa, madura y concentrada, con una amplia expresión frutal en la que destacan las notas de ciruela negra sobre al de regaliz negra y sensaciones tostadas. En boca ataca con intensidad, con cuerpo medio, suaves amargos, tanino firme aunque bastnte pulido, mucha fruta, bien de acidez, largo y estructurado. Con notable peso de fruta ....

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar