Mugneret-Gibourg Vosne-Romaneé (años 50)

Vino Mugneret-Gibourg Vosne-Romaneé (años 50)

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
-

Bodega: Domaine Georges Mugneret-Gibourg
D.O./Zona: Borgoña
País: Francia
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

2 Opiniones de Mugneret-Gibourg Vosne-Romaneé (años 50)

Rojo rubí, ribetes rojizos, capa media-baja, ligeramente velado.

La nariz no es muy intensa pero sí que nos sorprende por su limpieza inicial, carente de reducciones o humedades. Notas de flores secas, un cierto tono mineral, especias, tabaco, tenue fruta roja licorosa. Pero poco a poco comienza a desarrollar un delicioso bouquet terciario de tierra mojada, trufa negra, caza de pluma, faisandé y sangre de doncella que resulta verdaderamente cautivador, una delicia.

En boca muestra unas maneras elegantes, es un vino ligero pero señorial, con mucha clase, manteniendo una excelente acidez y con un paso redondo y definido, siendo encantador en el final por su redondez y la armonía de todo el conjunto, con un tanino perfectamente integrado. Persistente, invita a seguir bebiendo.

Este vino consistió para nosotros todo un territorio inexplorado pues era la primera vez que probábamos un Borgoña tinto de los años 50, por tanto con 60 años más o menos, además de un prestigioso e histórico productor. Un vinazo en toda regla, en plena forma, complejo y con frescura, lleno de encanto. Ha envejecido pareciéndose más a los Barolos tradicionales (especialmente los de Pio Cesare) que a los Riojas, pero con una grandeza y singularidad indiscutibles. Cómo mola esto de la arqueología vinícola…

No es fácil poder catar un borgoña viejo y menos con esta antigüedad y de un reputado productor. De hecho, era el más viejo catado por todos los presentes.
A la vista del resultado, la conservación había sido óptima, como atestigua el magnífico estado del corcho, que sólo cedió en la parte final.

Color rubí muy claro con ribete anaranjado, limpio.

Nariz misteriosa, compleja, imponente aroma a trufa negra sobresaliendo sobre las notas de caza (faisandé), deliciosa fruta negra ligeramente reducida y un punto licorosa, especias finas, toques terrosos. Cambiante con aireación, excepto ese delicioso aroma a trufa negra que está presente todo el rato.

En boca tiene una textura sedosa, muy sabroso y fresco, con una fantástica acidez y gran profundidad y equilibrio, repitiendo las sensaciones de nariz: trufa, caza, toques terrosos, … Final bastante largo, finamente especiado y balsámico.
Una auténtica delicia

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar