Restaurante Nerua - Museo Guggenheim en Bilbao
  

Restaurante Nerua - Museo Guggenheim

53
Datos de Nerua - Museo Guggenheim
Precio Medio:
136 €
Valoración Media:
8.7 10
Servicio del vino:
8.7 10
Comida:
8.8 10
Entorno:
8.9 10
Calidad-precio:
7.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 84,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche y lunes

Teléfono

Restaurante Nerua - Museo Guggenheim Nerua - Museo Guggenheim Mochi de bollo de mantequilla Nerua - Museo Guggenheim en Bilbao Merluza frita Restaurante en Bilbao Chipirón encebollado Restaurante Nerua - Museo Guggenheim Quisquillas, vainas, melocotón blanco Nerua - Museo Guggenheim Cigala, flor de calabacín, ciruela, curry menta Nerua - Museo Guggenheim en Bilbao Espárragos, aguacate, rúcula, trigo verde y parmesano Restaurante en Bilbao Restaurante Nerua - Museo Guggenheim Nerua - Museo Guggenheim Nerua - Museo Guggenheim en Bilbao Los artistas Restaurante en Bilbao Calamondín Restaurante Nerua - Museo Guggenheim Cordero Nerua - Museo Guggenheim bien eleborado el foie Nerua - Museo Guggenheim en Bilbao exquisito plato de tomates Restaurante en Bilbao el aperitivo de cortezas de bacalao Restaurante Nerua - Museo Guggenheim

53 Opiniones de Nerua - Museo Guggenheim

Gran experiencia en la paradójica noche de las estrellas. Resulta curioso comprobar una y otra vez el valor y altura  de la cocina de Nerua, mientras Michelín los desprecia con tono despótico y prepotente..Descojono Michelín , aunque a ellos( a los de Nerua) la verdad creo que hoy día se la...les da igual. Comenzaré con la impresión de la cocina de Ana. Una cocina de sabores, mezclas ,cierta rusticidad, sensaciones un tanto agrestes, potencia y estructuras que contienen alimentos. A mi me gustó, tampoco demasiado. Percibí dificultad, elaboración y trabajo. También personalidad, eso me gusta mucho, pero para ser considerada por algunos la mejor cocinera del mundo, esperaba más la verdad. Cocina diametralmente opuesta a la de Nerua, paradigma una vez más de la finura, la perfección , la sutileza, la precisión y la elegancia. Yo no encuentro parangón. Tras las dudas de la experiencia Maído, vuelve la esencia incomparable de Nerua. El plato de berberechos con jugo de merluza y lima, volvió a fascinar. Un plato que despierta la inteligencia gastronómica, que secuencia los sabores , percibidos con facilidad y son tantos... Genial. Magnífico gallo a la sal, como el espárrago blanco y raifor..fascinante y tan genuino. La borraja con jugo de anchoas y erizo , promete , roza la perfección , pero en mi opinión la textura y sabor del erizo lo limita, no me convenció.Tampoco el postre de Kiwi, quizás demasiado sencillo y básico, aquí el serbal de Ana , ganó la partida, más estimulante y provocador. Grandes  vinos acompañaron la cena , con el maestro sumiller generando un clima poético y seductor que multiplica las sensaciones y la pasión por el vino. Excelente servicio, en condiciones extremas Fantástica experiencia, sólo posible en Nerua

Otra gran noche en Nerua. Experiencia a 4 manos, experiencia Nikkei. Maido creo que significa bienvenidos, lo de ayer fue una experiencia de bienvenida. Una oportunidad de acceder a una cocina distinta, reconocida hoy día y que parece marcar tendencias. A mi particularmente , no me gustó, con toda la subjetividad que esto implica y el respeto que merece. Tras la experiencia peruana con Virgilio Martinez, sensacional,la experiencia Maido no me fascinó. No me defraudó la experiencia en sí, prácticamente  irrepetible para mi, fue excitante, pero lo que probé no me gustó. La pata de pato glaseada, la vieira con guacamole pero sobre todo los dos ceviches que presentaron ( nos explicó Tsumura, una clásico y otro más avanzado), parecen representar a la cocina peruana actual, en su esencia, tal cual, pero la sofisticación, complejidad , integración final y desarrollo que siempre buscó en estas cocinas, no la encontré. Hay que tener en cuenta que cocinan fuera de su espacio, a miles de kilómetros de su casa y eso complica mucho las cosas. Los platos Nikkei, se alternaron con otros de Nerua, Nuevas interpretaciones ( la quisquilla, las frutas, el tomate), desarrollos y pruebas , que en esta ocasión tampoco me deslumbraron, la verdad. Tengo curiosidad por ver la evolución de un fermentado que probamos ( garbanzos y caviar), que en mi opinión , necesita una vuelta y evolución, tarea complicada por su dificultad, pero en Nerua todo es posible, . En definitiva , una gran noche y una gran experiencia, aunque no me gustaran las nuevas propuestas ni lo que probé de Maido ( o no lo entendí, como seguramente dirán aquellos a quién no guste esta crítica). Y algo para el final..aplausos una vez más para el trabajo , entusiasmo y pasión de Ismael con los vinos, tarea complicada con estas cocinas y en estos eventos. No te canses, sigue, sigue...

Una vez más aquí , como todos los años, en buena compañía , buscando la primavera gastronómica. Nerua sorprende de nuevo con un menú completamente renovado .Respecto a primaveras previas, sige ofreciendo la identidad de su cocina. El rigor, la perfección de los caldos, la capacidad para cocinar cualquier cosa y encontrar su esencia( algunos creen todavía que tan sólo verduras) permanecen, pero ofrece una nueva evolución que si alguien me lo hubiera comentado , no le hubiera creido: el picante, no...puede ...ser...La delicadeza , lo sublime, la elegancia con picante???', aquí lo consiguen¡¡¡. Ostra Gillardeau con cebolla y salsa de chipiron con picante, encaja??nooo, pero aquí si y se materializa en un plato único  e irrepetible, donde todo se percibe, se identifica, se marida y acaba picando¡¡¡Esta nueva tendencia de Nerua hacia los chiles y guindillas demuestra su capacidad, originalidad y distinción , alcanza en mi opinión la excelencia gastronómica, esa que está en las manos y cabeza de muy pocos. Lo del picante se repite en varias ocasiones, con distintos matices y versiones a lo largo del menú y resulta fascinante. Pocos pueden hacerlo  sin perder identidad y acertar.Las nuevas versiones del guisantes lágrima o alcachofitas con sus jugos perfectos siguen ahí, pero aparecen productos nuevos ( ancas de rana, jamás probé ningunas tan fantásticas como éstas), creaciones evolucionadas, texturas, salsas, caldos, cremas, carne, pescado,pasta, los postres sibaritas, tan potentes como elgantes. Por si fuera poco, el trabajo en sala de Ismael y Stefania es excelente. El esfuerzo por maridar semejante propuesta gastronómica con vino es deslumbrante e histórico. Un trabajo arduo , de explicación y concentración que genera sorpresa y acaba hipnotizando al comensal que lo permite. Buscaba la primavera y la encontré aquí , no estaba allí...

Una noche de sublime y amistosa confrontación con resultados muy positivos para el cliente. Así definiría la noche de ayer. Quizás la mejor experiencia de las tres vividas o al menos la más sorprendente. Cada plato brillante de Josean precedía a otro no menos brillante de Virgilio Martinez.Lo inigualable precedía a lo increíble y distinto. Dos estilos diferentes, uno enfrente de otro, pero con la pureza de los sabores y la nitidez de lo primario e identificable , como denominador común.

Qué aparecían unas navajas cítricas con tubérculo nunca vistas, aparecía después un Txangurro con arroz y almendra nunca visto tampoco.

Qué flipabas con unas increíbles y en apariencia sencillas quisquillas con vainas( plenas de sabor e intensidad), flipabas a continuación con una composición de maíz  a 3.200metros, pleno de sabor , intensidad y originalidad.

Qué nos recreabamos con la KokOtxa con pilpil de berberechos, sutil y cremosa, nos veiamos superados por la armonía y complejidaz de un pez amazónico desconocido con madera de huampo.

Y la ventresca con pure de cebolleta y ajo??? aquí no hubo contestación a la altura, o no lo entendimos, el cerdomashua negra, no sé...

A una dosis de sorpresa e impacto , seguía otra, mayor si cabe..

De todas las cenas a 4 manos disfrutadas en Nerua , sin duda ésta, fue la más igualada. Empate técnico y de disfrute..

Los sabores, la nitidez, la pureza ,y la técnica depurada al servicio de los matices más puros y texturas más básicas,. Como pudimos comprobar , eso se encuentra en Nerua y también en Central.

Qué disfrute y privilegio¡¡¡

Por cierto qué dificil servir a tantos , tanto y tan bueno..Lo de Ismael ya ni comento, es algo único, marca escuela¡¡¡¡

 

Josean Alija es un valiente. Practica en Nerua una cocina de elevadísima personalidad, sin moverse un ápice desde hace varios años de su forma de entenderla. Josean nunca ha dejado de ser Josean. Platos de pocos ingredientes, muy sencillos en su apariencia pero de alta complejidad en su elaboración. Cocina en el filo del precipicio. A veces tengo la sensación que si la ejecución no fuera tan perfecta, sus platos podrían rozar la ridiculez.

En Nerua no existe espacio para la improvisación. Tanto en sala como en cocina, la precisión es innegociable. La unicidad, la aparente sencillez y la perfección en puntos y combinaciones provocan que la experiencia gastronómica en Nerua emocione. Te cuestionas cómo Josean puede tocarte la fibra con casi tan poco. Producto, análisis, técnica y precisión son las claves de la cocina de Nerua.  Se alcanza la perfección a través del estudio, la investigación y la exactitud en la ejecución. Alcanzar el "10" en composiciones que nos suenan conocidas por su enunciado es la verdadera causa de la sorpresa y alteración que se viven en Nerua.

Fondos, consomés, jugos, pilpiles (emulsiones), cremas, purés son las formas en las que se presentan los ingredientes secundarios. Elegantes, agradables y en diversas texturas acariciando todas ellas el paladar. En su gusto, resultan al mismo tiempo livianos y sabrosos, siendo pureza y esencia. Muestran el alma del producto, abriéndose éste para mostrarse desde la absoluta sinceridad.

¡Cómo no nombrar la sala de Nerua! El trabajo de Stefania Giordano e Ismael Alvarez es encomiable. Cercanía y sincronía. Se palpa la atención personalizada y un cariño verdaderamente sentido sin caer en una efusividad ni impostada ni demasiado próxima. Se perciben detalles que demuestran la búsqueda del 10 como la temperatura de los platos y cubiertos, el inmaculado habitáculo, la ausencia de ruido, la suave envoltura de la música que sólo se siente cuando es necesario. La sala de Nerua acompaña y acrecienta la experiencia siendo parte de ella. Su semántica es la de una afabilidad simple y espontánea que en el fondo solo se consigue con trabajo.

En resumen, Nerua probablemente sea la propuesta más esencial de la cocina moderna española. Josean es el más japonés de nuestros cocineros por la búsqueda de una identidad propia, de la perfección y por la estudiada inherencia de cada producto. Su blog es de obligada consulta y análisis. Tengan en cuenta que a día de hoy ya se trabaja en los platos de la temporada de primavera-verano de 2018. Solo con trabajo se alcanza la perfección.

La ausencia de ornamentos no te distrae de la personalidad culinaria de Nerua. En estos tiempos de excesivo zumbido mediático, sorprende que se puede mostrar tanto con tan poco. La radicalidad de Josean va más apegada a la estética de los platos que a su conjunto de sabores. La desnudez se convierte en belleza.

Para finalizar, es una auténtica barbaridad que la Guía Michelin considere que existen 30 restaurantes mejores en España que Nerua.

Comida 9,5

Vino 9,5

Entorno 9

RCP 8,5

Post compelto y fotos en http://www.complicidadgastronomica.es/2017/08/nerua17/

.... son un tandem de lujo.

 

LA BIENVENIDA

Les pillamos en la recepción algo desprevenidos,sin querer, y pienso que una persona en la entrada principal (incluso fuera) sería la mejor solución para que no nos introduzcamos hasta la cocina. No pasa nada.

Después, claro que pasamos a la cocina, donde un majo chavea (stager), muy resuelto, nos explicó el funcionamiento de ella y los diferentes espacios. Desde cocina ofrecieron unos aperitivos fritos, bien explicados y calientes..umm....que rico el queso.

 

EN LA SALA

Entonces pasamos al comedor principal, con ventana (única mesa con luz exterior y vistas). Localización espectacular, y precisa para el comienzo del baile.

Lo primero es saludar a Ismael, que ...tela!: Vaya pedazo de sumiller. Él supo enseguida donde darme,...el placer del vino, y su manera de explicar ese placer a través de conocimientos, de armonías perfectas y de sensaciones. Estuvo "Clavado" en todo momento. Incluso hubo algunas botellas a ciegas con ?, que estuvieron muy muy bien. Buenísimo trabajo el suyo, detrás de ese pilar en medio de la sala, desde donde se escondían todos los vinos para que no tuviera la más mínima posibilidad de verlos o vislumbrarlos...jeje. Como terminamos algo tarde, nos despedimos a medias, pero con la imagen puesta en esa próxima boda en Zaragoza.

Después, todo el equipo de sala que sirvió desde un prima de pulcritud, ambiente blanco, puro y cálido.

Está claro que el chef, ha dejado claro como debe ser un equipo de un restaurante Michelín, con estrella. No es el mando yo, y paso de vosotros,no. Es todo lo contrario, me crezco con vosotros y la cocina se ensalza en la mesa (aunque acabemos con unas 21 copas encima de ella). El entrenamiento de todos se refleja en la mesa, en cada detalle. Por ello daremos la enhorabuena a Josean, con el que terminamos la comida charlando detalles pequeños del menú, sin mera importancia y estrechando lazos. Fue la segunda vez que le veía tras su video presentación en MALAGA, y no será la última.

 

EN LA MESA

MENÚ de 14 platos + 2 extras del chef...a sus órdenes.Total=16 platos

Vinos.........la intemerata!.

Comenzamos con una copa de Champagne extraordinario, refrescante, para abrir boca "Les Villages de Pierre Baillete

Reflejaré algunos platos y maridajes que me impactaron, como los tomates con hierbas aromáticas,..así para empezar. Entonces se nos explican 2 vinos donde trabajan sumillería y bodegas, como son Itsasmendi parcela 7.6 (trabajo de investigación) y Bodegas Tradición, fino en rama "La bota Nerua". Maridajes espectaculares para el tartar de lubina y el consome de langostino. 

En este momento es muy dificil ir para arriba, porque ya estamos en la cima de sensaciones.......pues lo consiguieron, por ejemplo, con el tartar de lubina, las pochas (algo de verdadero escándalo!) el chipirón y la carrillera (diferente y más jugosa que cualquier otro plato parecido).

En vinos, tuvieron que repetirme copa en elguno de ellos...un buen "repaso" de sala: Vale da Capucha Arinto de LIsboa,...como siempre Portugal haciendo de las suyas...buf. Milan Nestarec Klasika 14.....porque importan los nombres del este europeo. Oloroso Perez Barquero 1855....ya con lágrimas, tras medio acertar un Loira tinto a ciegas, para acabar dándome con Rioja en toda la nariz: Gran Reserva de Faustino 1994 y en postres Primitivo Quiles 1948..ahí queda esa bestialidad.

 

SOBERANÍA

El que quiera fotografía al detalle, que se adentre en www.winewiththedoc.com/apps/photos y disfrutará, casi como lo hice yo este verano.

Gracias Josean, y muchas gracias Ismael. Cuantos deben aprender de la fusión y del tandem sala cocina, porque por aquí abajo, está muy justito,.... vamos que escribí el otro día sobre ese lugar maravilloso y gaditano, donde también creen. Pero son tan pocos, snif.

 

REDES

https://www.facebook.com/JAVIERAZCONAFABON/posts/1485665191517993

www.winewiththedoc.com/momento-doc

https://twitter.com/DRjavierazcona/status/898236271826522112

Otra noche mítica y ya son muchas¡¡¡. Otra noche inolvidable que nos permite conocer o en este caso reencontrarnos con otras grandes cocinas . Una gran noche que sin querer , simultáneamente, reafirma y agranda el valor gastronómico de Nerua, único e irrepetibe, capaz de casi todo, capaz de estar a la altura de los mejores, o de los mejores de los mejores. Un nuevo despliegue gastronómico y enólogico. Ismael no deja de sorprendernos, de estimularnos, de seducirnos con los vinos. De nuevo una gran y difícil puesta en escena para acompañar dos cocinas sublimes. Un trabajo de sumillería y estímulo, difícil de encontrar. Probamos grandes platos de Joan y grandes platos de Josean. Platos fieles al estilo de cada uno, rigurosos, trabajos meticulosos, creaciones increíbles , sutiles, delicadas .Con semejante afán creativo, se corren riesgos, surge algún plato que no acaba de convencer o que crees modestamente que necesita desarrollo, llámese Patapancreas de langosta. En esta ocasión y por parte de Josean, deslumbró la sopa de langostino , curry y nata de coco. Algo visualmente intrascendente o transparente,según se mire, pero que escondía una tormenta de sabores y contradicciones gastronómicas solo para fans de Nerua. Roca deslumbrante en todo.Deslumbra con el consomé de primavera, floral y estéticamente impecable. Deslumbra con la caballa y la judías de una , dos y tres semanas( lo nunca visto). Deslumbra con la ternera , perretxicos, tuetano y aguacate..y vuelve a deslumbrar con un postre fantástico de vainilla y regaliz que despidió la noche Roca en Nerua. Que pena , hoy podía ser ayer¡¡¡. Queda el recuerdo , claro¡¡¡

Marzo 2017

Mi visita a Nerua en julio de 2016 supuso un descubrimiento revelador en mi panorama gastronómico. Tal y como relaté aquí hace apenas ocho meses, la cocina de Josean Alija me resulta una de las más interesantes de nuestro país por desmarcarse totalmente de corrientes y modas y apostar por una línea única, vanguardista, tremendamente perfeccionista, donde la esencia y la pureza son protagonistas y con recetas que bajo una aparente sencillez enmascaran una complejidad técnica notable en su mayoría.

En esta ocasión he podido adentrarme un poco más en el mundo de un Josean reflexivo, apegado a su tierra, defensor de una limpidez ortodoxa, fiel a los sabores del recuerdo llevados hasta su punto más puro y con una absoluta casi obsesión por cuidar hasta el último detalle. Para que el mensaje llegue al comensal como se debe, en la sala ejerce con candor y mimo Stefania Giordano y la bodega la domina con gran maestría y pasión Ismael Álvarez que conoce y contagia haciendo que hasta que los que menos sabemos del mundo del vino quedemos fascinados con él, dejarse llevar por él debería ser aquí materia obligada.

El menú más largo costa de 18 “productos” y emplea según la temporada los que por estacionalidad y localidad sean más idóneos y cuyo trabajo comienza un año atrás en el departamento de i+D que es donde se define qué vendrá el año siguiente con un margen de 365 días de distancia. Si acuden ahora – que es lo que deberían hacer, planifíquenlo ya – empezarán por cinco snacks que podrán degustar en la misma cocina y que suponen una declaración de intenciones sobre lo que se va a encontrar en Nerua: una mirada hacia la tierra y el recuerdo de la cocina de los sabores de antaño traída hasta nosotros de la manera más pulcra y perfecta. Una....

Para leer todo: http://cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20170420/nerua-2017-conviccion-y-pureza/

Qué noche la de ayer¡¡¡, para no olvidar. Una nueva experiencia gastronómica inverosímil, diría. La oportunidad de degustar la cocina de Bruno Oteiza en México, de su famoso Biko, en el marco incomparable de Nerua y simultáneamente con la propia cocina de Nerua. Algunos de los fans de Nerua estábamos allí,( por lo que decían, no debemos ser muchos en Bilbao), dispuestos a todo, a contrastar , a comprobar y sobre todo a disfrutar. Platos clásicos de Nerua , se mostraron tal cual. Platos habituales de Biko, se mostraron tal cual y además se mostaron platos fusión, compartidos, recíprocamente influenciados, como el deslumbrante foie vegetal , en esta ocasión sobre mole negro de Oxaca. Lo que probamos de Biko, nos encantó, constatamos un estilo similar en ambas cocinas, los caldos y jugos puros, la esencia de los sabores y el culto a los productos y alimentos de la zona. Deslumbró y provocó la sopa de maíz tostada, varias texturas, sabores, intensidades , pero siempre maíz. Picantes ..lo justo , mezclas de riesgo como la kokotxa en una salsa verde cremosa, liviana, intensa, con el picante justo, al final, secuenciado , sin molestar. Probamos insectos, desecados, picantes, chiles...Recuerdo la lasaña de tomate, con un final de chile, elegantemente picante, con el huevo ad hoc, que sólo sabe a huevo¡¡¡¡....todo ello agitado y provocado con 6 vinos en perfecto maridaje, presentados con la poesía y entusiasmo únicos de Ismael. Finalizamos con un Xocolatl , aceite y sal, sencillamente magistral. Una gran noche, un privilegio y una nueva constatación de que Nerúa es muy grande y único...

Existen unas escaleritas casi camufladas a los pies del Guggenheim que dan acceso a uno de los tesoros mejor guardados del espectacular edificio de titanio que Frank Ghery puso en pie a la orilla de la ría de Bilbao. Tras recorrerlas, y una vez en su interior, los tonos blancos, la pulcritud y la perfecta ausencia de ornamentos innecesarios reciben a un comensal que aterriza prácticamente dentro de los fogones de un Nerua en el que todo está a la vista y el saludo al unísono de los cocineros se convertirá en la llave de entrada al fantástico mundo de la esencialidad de Josean Alija.

Nerua es la demostración de que la alta cocina no necesita estéticas rimbombantes, ni juegos de efecto, ni excesos florales o mil ingredientes en cada plato; es la búsqueda de la coherencia y de la aparente sencillez, pues aunque cuando el plato llega a la mesa puede hasta parecer austero, es necesario que el que lo cata vaya un poco más allá, adentrándose en esa filosofía alijiana gracias a la que todo está pensado: no falta nada, no sobra nada, todo tiene un por qué, un “de dónde” y un “hacia donde”. La cocina de Josean es una cocina que no necesita maquillaje y que llega al comensal con la cara lavada, buscando la esencialidad de lo que cada plato representa a lo largo de un menú que rezuma coherencia por los cuatro costados mientras se percibe toda su intencionalidad y los detalles cuidados hasta su máxima expresión.

En Nerua, Josean Alija se mantiene fiel a su cocina de pulcritud, sabor y aparente sencillez donde el comensal disfruta de un viaje por una alta gastronomía que demuestra que...

PARA LEER TODO: http://cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20160804/nerua-restaurante/

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar