Restaurante Nerua - Museo Guggenheim: Experiencia Maido


Otra gran noche en Nerua. Experiencia a 4 manos, experiencia Nikkei. Maido creo que significa bienvenidos, lo de ayer fue una experiencia de bienvenida. Una oportunidad de acceder a una cocina distinta, reconocida hoy día y que parece marcar tendencias. A mi particularmente , no me gustó, con toda la subjetividad que esto implica y el respeto que merece. Tras la experiencia peruana con Virgilio Martinez, sensacional,la experiencia Maido no me fascinó. No me defraudó la experiencia en sí, prácticamente  irrepetible para mi, fue excitante, pero lo que probé no me gustó. La pata de pato glaseada, la vieira con guacamole pero sobre todo los dos ceviches que presentaron ( nos explicó Tsumura, una clásico y otro más avanzado), parecen representar a la cocina peruana actual, en su esencia, tal cual, pero la sofisticación, complejidad , integración final y desarrollo que siempre buscó en estas cocinas, no la encontré. Hay que tener en cuenta que cocinan fuera de su espacio, a miles de kilómetros de su casa y eso complica mucho las cosas. Los platos Nikkei, se alternaron con otros de Nerua, Nuevas interpretaciones ( la quisquilla, las frutas, el tomate), desarrollos y pruebas , que en esta ocasión tampoco me deslumbraron, la verdad. Tengo curiosidad por ver la evolución de un fermentado que probamos ( garbanzos y caviar), que en mi opinión , necesita una vuelta y evolución, tarea complicada por su dificultad, pero en Nerua todo es posible, . En definitiva , una gran noche y una gran experiencia, aunque no me gustaran las nuevas propuestas ni lo que probé de Maido ( o no lo entendí, como seguramente dirán aquellos a quién no guste esta crítica). Y algo para el final..aplausos una vez más para el trabajo , entusiasmo y pasión de Ismael con los vinos, tarea complicada con estas cocinas y en estos eventos. No te canses, sigue, sigue...

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar