Jugando a críticos gastronómicos?

93 respuestas
    #82
    lair75
    en respuesta a Jeronimo

    Re: Jugando a críticos gastronómicos?

    Ver mensaje de Jeronimo

    Lo veo más vehemente que otra cosa, ¿que lo de intentar colar no es el término más apropiado?, pues posiblemente no, pero si te dejas una pasta que empieza ya a ser maja en un sitio, y sales tan decepcionado, puedes no ser todo lo frío que se debería a la hora de elegir las palabras, el comentario hubiese pasado sin pena ni gloria de no haberse sentido ofendido el propio restaurador, y haber reaccionado igualmente de forma vehemente, con o sin razón no entro en ello, posiblemente tenga todo el derecho a sentirse ofendido, aunque creo que una reacción más comedida -haciendo de tripas corazón si quieres, y tragándote todos los sapos y culebras que tienes ganas de soltar- hubiese sido más apropiada.

    #84
    Niclaus
    en respuesta a Inava

    Re: Jugando a críticos gastronómicos?

    Ver mensaje de Inava

    Comentar o criticar algo desde el ordenador de tu casa, sin que nadie te moleste y casi siempre desde el anonimato es muy fácil, lo puede hacer cualquiera. Lo difícil es hacerlo bien, o medio bien.

    Las criticas a restaurantes en ésta o en cualquier otras página son, como no pueden ser de otro modo, totalmente subjetivas y aquí ya entramos en los gustos personales de cada uno y entonces os hago una pregunta ¿debo yo escribir mi opinión, que sólo es eso, mi opinión, en un medio donde pueden leerlo miles o cientos de miles de personas? ¿Estoy preparado para criticar el trabajo de los demás? y muy importante ¿porque lo hago? ¿porque soy un buen samaritano y quiero informar a los demás de lo que se van a encontrar o simplemente porque tengo la necesidad de contar mis vivencias o de que los demás vean cuanto se?

    Aquí no se trata de comentar el trabajo de empresas como Telefónica, Grandes Superficies o MacDonald, donde no sabes a quién criticas, sino de hablar del negocio de ese señor al que acabo de ver detrás de un cristal de la cocina o sirviéndome una botella de vino en la barra. Si os veis capaces, pues adelante, perfecto, pero hacedlo desde la base de que el restaurante está regido por personas que se equivocan, y se equivocan mucho, como "casi" todo el mundo. Y si hay algún fallo en el servicio o en la cocina, quejaros en ese momento, pues es cuando tiene solución. Cualquier restaurador prefiere saber los errores que tiene de primera mano que enterarse tiempo después que "alguien" ha escrito por Internet que la carne estaba como un ladrillo, las croquetas eran mediocres, el camarero no sonríe lo suficiente o la mesa estaba coja. Y además se entera porque se lo ha dicho su primo que se lo ha comentado un amigo que lee muchas páginas especializadas. Un ejemplo, si le pido dinero a un amigo y se me olvida, de verdad, devolvérselo, prefiero que me lo diga a la cara donde lo vamos a solucionar, a que vaya diciéndoselo a todos nuestros conocidos y, por un despiste, dejarme a la altura del betún ¿vosotros no?

    Si crees que un establecimiento te quiere engañar, te cobra de más, te da mal servicio o te engañan en la cantidad, existen mecanismos para denunciarlo, como las Hojas de Reclamaciones y Oficinas del Consumidor, que son efectivas, y deja que el tiempo hunda el establecimiento por si solo, que la gente no es tonta, pero si intentas ser fiscal y juez puede que no lleves razón.

    #85
    Otilio Haro
    en respuesta a ramico

    Re: Jugando a críticos gastronómicos?

    Ver mensaje de ramico

    Lo del promedio sería lo ideal, la verdad. Igual con los vinos, bueno, con todo. Por contrapartida, no habrían ni una cuarta parte de las valoraciones y catas existentes. Todos queremos comentar nuestra experiencia, aunque ésta sea única. Irá en nuestra naturaleza.

    Un saludo.

    Un hombre ha de tener vicios, a ser posible de categoría, o cuando llega a la vejez no tiene de qué redimirse.

    #87
    Revy 66
    en respuesta a Niclaus

    Re: Jugando a críticos gastronómicos?

    Ver mensaje de Niclaus

    Me encanta, siempre con clase, sabiduria y elegancia, y eso que solo eran las 22:47.

    Pero mucho me temo, que es como predicar en el desierto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar