Mi primer whisky

33 respuestas
    #16
    Otilio Haro
    en respuesta a G-M.

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de G-M.

    No tengo necesidad de ello. Podría decirte más platos ¿te la juegas?

    Un hombre ha de tener vicios, a ser posible de categoría, o cuando llega a la vejez no tiene de qué redimirse.

    #18
    Marina Francisco

    Re: Mi primer whisky

    Buenas!!

    Creo que ésta es una de las mejores recomendaciones de lectura que he visto nunca!!

    Como comenta Otilio o Swins sobre su mujer a mi el Whisky no me agrada en absoluto, pero sólo con leer esta pieza me han dado ganas de servirme uno... pero claro la sensación no va a ser la misma así que la desilusión sería grande xD

    G-M no creo que me inicie en el mundo de Whisky pero el libro lo leo seguro!

     

    #19
    Santi Albert
    en respuesta a G-M.

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de G-M.

    ¡Qué bueno, Aurelio! La literatura y las palabras son magia, se hable de lo que se hable.

    De ese texto por lo menos (y del libro mucho más), se aprende que una buena copa de un whisky raro, singular y especial, por ejemplo, son cosas de la vida de las que uno se acordará más tarde y que de no ser así, nunca habría valido la pena.

    Me has alegrado la mañana, tío. A parar el tiempo un poquito más con cada buen momento, que de momentos así escritos en esta web hay unos cuantos ;)

    Un abrazo!

    Twitter: @santinoalbert

    #20
    Swinsword
    en respuesta a G-M.

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de G-M.

    xDDDDD

    Cuando le pillas ojeriza a algo, es mu malo tenerlo delante.

    Si me tomo una copa (o vaso) de whisky, duermo en el sofá y ya estoy un poco mayor, así que si me la juego será con un buen qüiscacho xDDDDD

    Una barrica de vino puede realizar más milagros que una iglesia llena de santos

    #26
    G-M.
    en respuesta a jose

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de jose

    Jeje, sí Jose, es muy bueno. El pasaje de las sardinas asadas es de lo mejorcito. No lo puedo poner entero, es muy largo, extraigo el final del mismo, donde sale la frase que recuerdas:

    Hay en la carne del pescado a la brasa, desde la caballa más humilde hasta el salmón más refinado, algo que escapa a la cultura. Así debieron de sentir los hombres por primera vez que eran hombres, al aprender a asar el pescado, de esa manera en la que el fuego revelaba a un tiempo la pureza y el salvajismo esenciales del manjar. Decir que esta carne que es fina, que su sabor es sutil y expansivo a la vez, que excita las encías, a medio camino entre la fuerza y la suavidad, decir que la amargura ligera de la piel asada aliada a la untuosidad extrema de los tejidos firmes, poderosos y unidos entre sí que llenan la boca de un gusto venido de otro lugar que hacen de la sardina asada un apoteosis culinario, es evocar como  mucho la virtud dormitiva del opio. Pues de lo que se trata aquí no es ni de fineza, ni de dulzura, ni de fuera ni de untuosidad, sino de salvajismo.

    Hay que ser un alma fuerte para enfrentarse a este sabor; éste oculta dentro de sí, de la manera más exacta, la brutalidad primitiva en contacto con la cual se forja nuestra esencia de hombres. Hay que ser también un alma pura, que sepa masticar con brío, con exclusión de cualquier otro alimento; yo desdeñaba las patatas y la mantequilla salada que mi abuela dejaba junto a mi plato y devoraba sin tregua los jirones de pescado.

    La carne es viril, potente, y el pescado, extraño y cruel. Viene de otro mundo, el de un mar secreto que nunca se nos descubrirá; da fe de la absoluta relatividad de nuestra existencia y, sin embargo, se entrega a nosotros desvelando efímeramente un paraje desconocido. Saboreando esas sardinas asadas cual autista al que nada, en ese momento, podía alterar, sabía que me hacía humano por esa extraordinaria confrontación, con una sensación venida de otro mundo, que me enseñaba por contraste mi cualidad de hombre.

    Mar infinito, cruel, primitivo y refinado, tragamos con nuestras bocas ávidas los frutos de tu misteriosa actividad. La sardina asada nimbaba mi paladar con su bouquet directo y exótico, y yo crecía con cada caricia, con cada caricia en la lengua me elevaba de las cenizas marítimas de esa piel resquebrajada.

    #27
    Swinsword
    en respuesta a G-M.

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de G-M.

    Bueno, que aunque el sofá es cómodo, mi espalda no está para muchos trotes entre el deporte y el nene, jajajaja

    Estoy hecho una yaya!!!!!

    Una barrica de vino puede realizar más milagros que una iglesia llena de santos

    #30
    Charlyjar
    en respuesta a G-M.

    Re: Mi primer whisky

    Ver mensaje de G-M.

    Pues a mi, además del vino, me encanta el güisqui. Reproduzco a continuación la cata de uno para ver si alguno de vosotros sospecha de que güisqui hablan:
    La vista
    La botella es negra e imita el estilo de la época. En copa el whisky es de un color dorado oscuro y pesado.
    La nariz
    Debido a su alta graduación es muy picante. Ofrece aromas de manzana verde, cítricos, notas florales y un toque de malta que crece progresivamente. Una vez lo abrimos con agua podréis notar vainilla, algo de jerez, plátanos, trigo malteado y sutiles notas afrutadas.
    El paladar
    Es un whisky más afrutado de lo que podríamos haber imaginado. Encontraréis también bastantes notas dulces (regaliz, vainilla, miel), ligeras notas de jerez y un toque de naranja. Es un whisky muy picante, especialmente al final del paladar. Al abrirlo se suaviza y destacan las notas florales y de manzana, a la vez que se mantiene la dulzura de la miel y el caramelo.
    El final
    Con un final medio-largo, resulta bastante ligero y floral. También podremos percibir vainilla y pera confitada, con un toque cítrico en el último momento.

    Lo compre por curiosidad y sin que mi capacidad gustativa pueda llegar a sacar toda la variedad que comentan, os aseguro que pese a la dificultad de encontrarlo, me he agenciado una caja.
    Por descontado que buscaré el libro y lo compraré.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar