Enoturismo en Alemania (Mosel / Saar / Ruwer)

47 respuestas
    #26
    Angel B
    en respuesta a Angel B

    Enoturismo en Alemania: Zilliken

    Ver mensaje de Angel B

    Lo que voy a relatar ahora fue una de las experiencias cumbre del viaje. Con permiso de Heymann-Lowenstein. O tal vez sin su permiso… eso sí, Zilliken jugó con la baza de darme a probar hasta una añada 95, lo que para estos vinos es jugar con ventaja. Con mucha ventaja.

    Zilliken, situada en Saarburg es una de las bodegas “top” de Mosel/Saar/Ruwer. Su estilo lo puedo definir como “expresión mineral extrema”. Son vinos que yo llamaría de “alta expresión" de esta zona.

    El terroir es de un tipo de pizarra cuya traducción más aproximada sería “pizarra basáltica”.

    Recepción de la bodega y sala de catas lujosamente decorada (estilo moderno y lujoso). Hay numerosa documentación y copias de críticas en revistas del sector. Me atiende quien reconozco por las fotos como uno de los miembros de la familia propietaria y una colaboradora que demuestra excelentes conocimiento de enología.

    -Su vino base Zilliken Riesling a 9 E sorprende por lo mineral y es una excelente opción a este precio. Por encima tenemos el Saarburger Riesling y el Saarburger Riesling Alte reben en los que aumenta progresivamente tanto la concentración de fruta como la pizarra.

    -Por fin llegamos al pago más famoso de la casa llamado Rausch que pruebo directamente en versión Grosses Gewächs (Rausch Grosses Gewächs 2011). Un vinazo seco potente, complejo, con alta expresión del terroir y muy largo. Totalmente recomendable. Precio 30 E. Mi única duda era entonces encuadrarlo comparativamente con otros probados como Markus Molitor o los del Ruwer. Creo que el de Zilliken es de los mejores y tiene pinta de que va a evolucionar muy bien a juzgar por su acidez y evolución a más en copa.

    -Existe una versión semi-dulce de la misma calidad que el Grosses Gewächs llamado Rausch Diabas (30 E). Teóricamente sería un súper Spätlese con un Premium de precio. El problema de esta gama es que sólo está disponible desde 2010, por lo que no pude disfrutar del increíble “fenómeno” que se produce en estos vinos en cuanto envejecen 8-10 años. En cualquier caso loprobé y es excelente.

    -Tras la cata inicial tengo un intercambio de impresiones con la bodega en el que les trasmito mis impresiones del GG y les cuento lo mucho que me ha gustado. Les hago saber que soy un entusiasta de los Mosel dulces y semi-dulces y aquí les digo que lo que más apreciaría sería una especie de mini-vertical del Spätlese o del Auslese, ya que es lo que no tengo oportunidad de probar normalmente.

    Acceden encantados y viendo las posibilidades de botellas me preparan la siguiente vertical del Rauch Spätlese. 2011, 2010, 2009, 2003 y 1999. Esta cata ha sido tan esclarecedora (y placentera) que para mi justifica un viaje a Alemania ella sóla.

    - Rauch Spätlese. 2011: potencia y fruta pero al mismo tiempo complejidad y elegancia. Se nota el clima más frio de Saar comparado con otras zonas. Puede que aquí 2011 sea un gran año. Nariz de fruta compleja. Llena la boca y buena persistencia.

    -- Rauch Spätlese. 2010: misma línea del 2011 con menos potencia, algo más de acidez y la pizarra más expresada y más clara. Más sutil en boca y aún más elegante y largo.

    -- Rauch Spätlese. 2009: gran elegancia, potencia como 2010 (menos que 2011) pero sensación más completa, Menos mineral y más frutas evolucionadas. Disfrutable (no hay esa sensación de nariz “tonta” vista en 2009s de otras grandes bodegas). Dejándolo en la copa unos minutos va a más. Un gran 2009.

    A continuación damos un salto de 6 años hasta el 2003 y accedo a una de las grandes experiencias del viaje.

    -- Rauch Spätlese 2003: acerco la nariz a la copa parada y percibo una ráfaga mineral muy intensa y clara, mucho más de lo visto hasta ahora en cualquier otra bodega, lo que me impresiona. Agito un poco la copa y se convierte en una nariz mineral brutal, potentísima, limpísima y clarísima que invade la totalidad de mis fosas nasales con una sensación similar a que en España tenemos al probar un gran amontillado viejo (en cuanto a potencia y persistencia, el aroma es muy distinto). Es una de las narices minerales más potentes que he olido nunca. Aspiro con una cara de satisfacción inmensa. Al analizarlo con más detalle puedo sentir que hay debajo de la pizarra unos hidrocarburos limpios, siempre en segundo plano, pero que actúan como vehículo del mineral. Es difícil saber si son los hidrocarburos propios de la variedad o si tiene que ver con el terreno basáltico. La sensación es de vapor de pizarra muy poderosa. El suelo está claro y nítido. Casi me siento transportado y puedo tocar las piedras de la finca. Absolutamente increíble.

    En boca es un vinazo: se mantiene la sensación mineral, es potente, complejo, con mezcla compleja de muchas cosas, elegante y con bastante acidez perfectamente integrada con su potencia y mineral. Retrogusto larguísimo y potente. En resumen: una maravilla.
    Comentamos sobre lo que me ha impresionado el vino y sobre la añada 2003 y en la bodega están de acuerdo conmigo en su calidad y potencia de guarda. Esta es una añada mal valorada por la crítica por sobre madura en muchos sitios, pero aquí no, y que por ello se puede encontrar en la propia bodega (y seguramente en el mercado). El Saar es una zona relativamente alta que no sufrió, o quizás se benefició, del cálido verano de 2003.

    Al hablar sobre la increíble potencia mineral percibo una cierra sonrisa de satisfacción y como diciendo “pues vas a ver lo que viene ahora•”-

    -- Rauch Spätlese 1995: si el anterior 2003 era una bomba, éste es la bomba atómica: lo mismo pero aún más. Nada más acercar la nariz a la copa percibo una nariz mineral potentísima, la más potente que he olido en mi vida. Sensación de vapor mineral invadiendo las fosas nasales y saliendo por las orejas (como un amontillado viejísimo). Mineralidad limpia y clara. Hidrocarburos limpios. No hay aromas raros. Larguísima persistencia en nariz.

    Tengo la sensación de estar llorando. No sé si por la emoción o por las emanaciones minerales de la copa. Sensación absolutamente embriagadora. Mi colega alemán me dijo que mis gestos y cara de placer eran como si estuviera esnifando algún tipo de sustancia controlada. Experiencia única, intensa, y que para mi supuso una nueva frontera en mi disfrute y conocimiento del vino. He probado vinos de Mosel de gran potencia mineral y de hidrocarburos pero nunca a este nivel de fuerza y claridad.

    Tras disfrutar durante varios minutos solamente “esnifando” la copa, con una sensación adictiva y de felicidad, paso a probarlo en boca. Está exquisito pero no llega al nivel del 2003. Elegante pero más corto y con menos acidez. Intercambio impresiones con la bodega y están de acuerdo conmigo. Su opinión es que el 2003 está en plena subida y que llegará incluso a superar en nariz al 1995 si lo dejamos 8 años más. Tiene estructura y acidez para aguantar muchos años. El 1995 va a mantenerse o puede subir algo pero con mucha menos pendiente.

    Decido adquirir una caja de 2003 y una botella del 1995 que abriré seguramente pronto (cuando me sienta con ganas de revivir una experiencia intensa)

    Tras probar estas bombas de mineral cuesta volver atrás. Vinos potentes como en mismo spätlese 2011 no pueden olerse. Es necesario esperar un tiempo para recuperarse. Me premian con una muestra de sus Ausleses, lo único que apetece catar después de la anterior experiencia.

    --Rauch Auslese 2011: potentísmo, brillante y largísimo. Boca de frutas variadas potente y exquisita.

    -- Rauch Auslese 2010: creo que va a ser un gran año para grandes dulces. Manteniendo la potencia y la fruta tiene más extracción mineral. Elegantísimo y con acidez. Larguísimo con final está vez más mineral. Un gran Auslese.

    De los anteriores pido disculpas por no poder dar una nota detallada de la fase olfativa. Pero es que lo de los Spätleses fue muy fuerte. Hace falta una nueva bomba, como lo que sigue, para recuperar la sensación.

    -- Rauch Auslese 2005 “lange Gold Kapsel”: me advierten que esto es algo especial. De hecho es uno de los vinos más caros que tiene a la venta la bodega: 70 E la media botella. Fue un año considerando excelente y ha obtenido altas puntuaciones por la crítica. Hay una versión “normal” (llamada sólo gold kapsel) a 45 E la media botella, pero el que me dan es directamente “el especial” “lange Gold Kapsel”. Vino dulce concentradísimo (casi un BA) potentísimo, brillante y larguísimo. Aquí ya puedo apreciar que insinúa una nariz mineral clara, además de muchas frutas de todo tipo. Boca de frutas variadas potente y exquisita y buena acidez. Un vino de guarda impresionante.

    Me dicen que Robert Perker ha calificado este vino con 95 puntos y un tal Gault Millau con 96. No me parece mucho habida cuenta de los últimos desvaríos del crítico americano (y cuadrilla).

    -- Rauch Auslese 1999: el año no es tan bueno como 2005, pero el vino ya ha tenido algo de tiempo para hacerse por lo que el resultado compensa. Nariz con melocotón y mineral que ya empieza a salir. Boca consistente con la nariz, carnosa potente y elegante. Buena acidez. No puede ser como los Spätleses pues la evolución en los dulces es mucho más lenta. Es relativamente barato. Es el vino dulce que compro. Pero no lo abriré hasta 10 años mínimo.

    Me despido de ellos encantado y haciéndoles ver lo que valoro su bodega y la visita. Elegancia exquisita hasta en la despedida: me dan los datos del importador español y me dicen que si tengo cualquier problema de equipaje, que no me sienta obligado a cargar con ninguna caja desde Alemania y que se lo pida al distribuidor.
    Evidentemente, saben que he caído en las redes de la adicción a su droga sin posibilidad de escapar. No puedo evitar llevarme una caja de lo que más me ha gustado sin atender a su sugerencia… estoy enganchado!

    Angel Bóveda

    #27
    EuSaenz
    en respuesta a Angel B

    Re: Enoturismo en Alemania: Zilliken

    Ver mensaje de Angel B

    Grandísima bodega Angel, que además tiene importador en España. Esos Saarburger Rausch son grandes de verdad, de los mejores dulces del Mosela, además con esa vertical del spätlese la verdad que se portaron muy bien. Por cierto la tal Gault-Milliau es quizá la guía más certera en cuanto a vinos alemanes se refiere…

    Saludos, Eugenio
    https://twitter.com/EuSaenz

    #28
    Angel B

    Enoturismo en Alemania: ¿Adonde vamos ahora?

    Después de la experiencia extrema de Zilliken, el siguiente problema es ¿a donde ir ahora?. Al cielo no podemos ir (o no quiero ir todavía), Egon Müller no puede ser ¡Tomo yo la decisión!. No es la óptima por distancia y organización del viaje, pero no tiene sentido un salto atrás. Hago una llamada telefónica. Está decidido: ¡vamos a Heymann-Lowenstein!

    #29
    Angel B

    Re: Enoturismo en Alemania (Mosel / Saar / Ruwer)

    He actualizado mi foto en el foro para conmemorar este fantastico viaje. La nueva está tomada en Bodpart, a orillas del Rhin y muy cerca de Heymann-Lewenstein.

    Un saludo, Angel

    #30
    Angel B

    Enoturismo en Alemania (Heymann-Lowënstein)

    A los que estéis siguiendo este relato, tranquilos: esta es la penúltima parada del viaje.

    Heymann-Lowenstein situada en Winnigen, cerca de la desembocadura del Mosel es una Bodega de calidad contrastada de la que ya ha sido aclamada muchas veces en verema. Los viñedos se caracterizan por ser de los más altos de la zona, lo que se traduce en clima más fresco, mayor tiempo de maduración y mayor extracción del terroir. Como curiosidad, su dueño es una figura controvertida por su actividad política pasada (partido comunista francés).

    Nos reciben sin ningún problema y nos hacen pasar al patio de la finca. Nos saluda el dueño. Hay más gente catando (un grupo de Americanos que parecen entender algo). Estamos en la misma sala (el patio) pero cada grupo es atendido por una persona diferente. En nuestro caso, nos asignan una enóloga/becaria de nacionalidad Australiana que está trabajando en la bodega.

    Nos dejamos llevar por la cata tal como nos la presenta nuestra enóloga.

    -Heymann-Löwenstein Schieferterrassen 2011.
    Lo primero que sorprende en Heymann-Löwenstein es lo bueno que es su vino de nivel básico, el Schieferterrassen. Precio en bodega 14,5 E. Nos indican que no es un básico al uso sino un ensamblaje de fincas, cultivadas buscando el máximo nivel, pero que por lo que sea no han entrado en sus gamas altas. El suelo es de mezcla de suelos minerales pero predominio de pizarra roja.

    Nariz potente y compleja superior a lo que cabe esperar en este rango de precios. Frutas blancas (pera) y de hueso. Mineral complejo con un poco de todo (mezcla de pizarras). En boca es potente, con peso de fruta y estructura. Al mismo tiempo equilibrado y elegante. Muy rico y agradable. Sigue habiendo pera y melocotón pero aparen frutas más maduras. Final largo, mineral y un poco especiado.
    Tiene bastante acidez pero está muy bien compensada por el azúcar residual que es poco más de lo normal en un vino seco.

    En resumen un excelente vino con muy buena RCP que lo pongo como mejor vino de nivel básico probado en la gira. Su calidad a este precio es muy buena incluso comparándolo con cualquier vino blanco del mundo. Totalmente recomendable.

    -Heymann-Löwenstein von Blauem Schiefer 2011
    Para aquellos a los que les (nos) guste(a) la pizarra azul, la bodega presenta una oferta más radical con este von Blauem Schiefer, buscando la máxima expresión del mineral. Un poco en la línea del “Prüm blue” de S.A. Prüm, pero a nivel más alto. No lo etiquetan como Erste Lage, pero podría ser. Precio 17,5 E.
    Manteniendo la alta concentración de fruta vista en el Schieferterrassen, presenta una expresión clara y potente de pizarra azul que sobresale en nariz sobre un fondo de fruta y otros minerales. En boca la pizarra azul añade un toque un poco salino. Potente, complejo y estructurado. Muy largo. Final muy mineral. Se nota el mineral que se pega a los dientes. Excelente RCP a este precio.

    -Heymann-Löwenstein Röttgen 2011
    Éste si esta etiquetado como Erste Lage. No es tan intenso mineral como el Blauem Schiefer pero a cambio es más frutal y completo. Nariz frutal potente con pera, melocotón y otras frutas de hueso aún más potente que en los dos anteriores. Sensación mineral media no exclusivamente de pizarra. Boca frutal potente y deliciosa. Final frutal. Precio 22 E.
    Pasamos a la gama superior de la casa, procedente del pago “Uhlen” (Erstle lage) con tres subpagos caraterísticos: Roth Lay, Blaufusser Lay y Laubach

    -Heymann-Lowenstein Uhlen Roth Lay Riesling 2011.
    Para mí este es el mejor pago de la casa. Es complejo, potente y al mismo tiempo muy elegante. Nariz compleja combinando fruta con mineral compuesto (pizarra, más bien roja con algo de arena y pedernal). Boca consistente con lo anterior, potente y elegante. Final muy largo. Precio 29 E.

    -Heymann-Lowenstein Uhlen Blaufusser Lay Riesling 2011.
    Este pago, es posible que no sea el más completo pero a mí me gustó mucho. Nariz potente de pizarra azul con fondo de frutas blancas y de hueso, no tan marcado como en el Roth lay, y con más cítricos. Boca extremadamente mineral con bastante acidez. Fino y elegante. Final muy largo y mineral. Precio 26 E.

    -Heymann-Lowenstein Uhlen Laubach Riesling 2011
    Este vino viene de un pago que tiene una mineralidad distinta a las habituales pizarras de la zona. Suelo de roca arenisca con fósiles. Nariz muy frutal con pera madura, melocotón, algo de naranja y especias. Potente y con mucho cuerpo en boca con frutas y también frutos secos. Acidez balanceada con la potencia. Final muy largo con fruta y sensación especiada. Precio 29 E.

    Por lo que he podido entender los subpagos Roth Lay y Laubach del pago Uhlen son lo mismo que en cosechas anteriores se ha venido etiquetando como Uhlen “R” y Uhlen “L”. El Blaüfusser Lay sería algo nuevo.

    Dos comentarios sobre todos los vinos probados:
    1) es posible que aquí la añada 2011 sea una gran añada. A pesar de la madurez y del gran peso de fruta, da sensación de una muy buena extracción del terreno. Es posible que el clima más fresco y el viñedo más alto favorezca a esta cosecha en esta bodega.
    2) Todos los vinos 2011, incluso los Uhlen, están bebibles y disfrutables. Por supuesto que están dominados por la fruta, pero están equilibrados, hay terroir, no están cerrados, no están tontos en nariz, etc. Hay acidez que está compensada con un poco de azúcar residual dando un trago muy agradable.

    Gama “Reserve”.
    Existe una gama llamada “Reserve” con los mismos tres subpagos del Uhlen y vendida con un plus de 10 E adicionales y una etiqueta que indica “vino de guarda”. Esta gama sólo la he podido probar en el año 2010 y se supone que incluye un plus de estructura y acidez, estando optimizada para sacar el máximo potencial guardando el vino.

    El probado fue el Laubach 2010 “Reserve” y se caracteriza por ser un vino más ácido y menos accesible en este momento (más cerrado, demasiado ácido y menos equilibrado). Desconozco que parte se debe al cambio de añada a 2010 y que parte al “Reserve”, aunque espero saberlo, pues adquirí una botella que abriré no antes de 8-10 años. No tiene sentido consumir ahora este vino.

    Gama dulce.

    En la gama dulce, existen Ausleses del Röttgen y de todos los subpagos del Uhlen. Por encima hay BA y TBA. No me pareció prudente insistir mucho en la cata (había más gente) pero pedí probar dos. Me dieron el Roth Lay Auslese 2010 y el Röttgen Auslese 2007. El primero habría que reprobarlo dentro de 5 años. El segundo estaba exquisito, empezando a expresarse con mineral e inicio de hidrocarburos. Compré una botella para continuar la cata en casa.

    Y con esto termina nuestro viaje por la denominación Mosel/Saar/Ruwer. Nos dirigimos ahora hacia Frankfurt en donde tengo una reunión de trabajo al día siguiente. Pero queda algo de tarde todavía y ya cerca de Mainz, no puedo evitar parar en uno de los sitios más emblemáticos de otra zona vinícola Alemana: Schloss Johannisberg en Rheingau.

    #31
    EuSaenz
    en respuesta a Angel B

    Re: Enoturismo en Alemania (Heymann-Lowënstein)

    Ver mensaje de Angel B

    Otra bodega francamente interesante, sus vinos no son del gusto de todo el mundo, a veces radicales y siempre con una personalidad arrolladora. Uhlen “R” es una referencia indispensable para mí y el básico Schieferterrassen no falla nunca. Además Reinhart es un tío muy simpático.

    Saludos, Eugenio
    https://twitter.com/EuSaenz

    #32
    Angel B

    Enoturismo en Alemania: Schloss Johannisberg (Rheingau)

    Bueno, llegamos aquí a la última parada del viaje. De camino a Mainz, y también de camino a la rutina diaria (reuníon profesional al día siguiente) decidimos parar en uno de los sitios míticos del vino Alemán: Schloss Johannisberg en Rheingau.

    Preciosa propiedad y precioso castillo al borde del Rhin con unas vistas increíbles. Schloss Johannisberg es uno de los sitios más antiguos y con más historia del Rheingau: perteneció al príncipe de Metternich, el famoso primer ministro Austriaco del congreso de Viena, aquí se inventó y se hizo por primera vez el vino Auslese y sus vinos dulces siguen teniendo fama y reputación. Por historia es una de las etiquetas más famosas de toda Alemania. ¿Qué mejor sitio para terminar nuestro viaje, que además nos permite añadir una comparativa y un punto de referencia Mosel/Rheingau?

    Antes de nada deseo decir que esto no es una cata imparcial y justa de Schloss Johannisberg. No puede serlo. Ésta queda pendiente para otra ocasión. Esto es una cata de Schloss Johannisberg a la hora y media de salir de Heymann-Lowenstein y a las 4 horas de salir de Zilliken. Tal situación introduce un hándicap que hay que considerar. Venimos de muy alto nivel y sólo las bodegas realmente muy buenas pueden soportar la comparación.

    Llegamos al castillo. Enclave bellísimo. Ambiente más turístico. Se nota la cercanía a Frankfurt. Hay abundantes turistas japoneses haciendo fotos que vienen a ver el castillo. Hay coches de caballos para dar paseos por los jardines. Las vistas desde la terraza sobre el Rhin son increíbles. Hay un restaurante con las mismas vistas que probaremos luego. El día es claro y propicio para el disfrute.
    Los vinos se pueden probar en la tienda del castillo. Cierran a las 18:00. El dependiente nos indica que podemos probar casi todo excepto BAs y TBAs . La única condición es comprar al menos una botella. ¡Aceptamos!.
    La casa tiene dos marcas, Schloss Johannisberg (la principal) y también G.H. von Mumm, una segunda marca perteneciente a la misma empresa que sirve de gama económica.

    Decidimos que tras el día que llevamos (Zilliken y Heynamm-Lowensteisn), no estamos para segundas marcas (G.H Mumm) y hay que ir directamente a lo que interesa. Pedimos el básico de Schloss Johannisberg llamado Schloss Johannisberg Riesling. Añada 2011 y precio 13,70 EUR.
    -Olemos, probamos, nos miramos con gesto de desilusión. Nariz muy tenue y casi inexistente, boca con manzana muy ácida y poco más. A pesar de sus 13,70 EUR esto no se puede comprar con la gama básica de ninguna de las casas que hemos visitado en Mosel. Estamos un nivel por debajo!.

    -Pedimos el Kabinett: Schloss Johannisberg Riesling Kabinmett trocken 2011. La nariz sigue siendo insulsa. Boca ácida propia de vino joven Alemán aunque con un poco de dignidad. Un poco más consistente en el paso de boca pero poco más. Retronasal corto. 19 Eurazos. Demasiado para lo que tenemos en la copa.

    -Pasamos al alto de gama: Schloss Johannisberg Riesling Silberlack “Erstes Gewächs” 2011. Se supone que esto es lo más de lo más en trocken. 39 Euros. No es una broma. Por ese dinero se puede disfrutar de cualquier gama alta en cualquiera de las bodegas que hemos visitado…
    El Erstes Gewächs es evidentemente mejor. Sigue siendo insulso en nariz y ácido en boca, pero ya hay algo más que manzana ácida. Nariz muy débil para este precio. Sigue habiendo mucha manzana ácida pero hay algo de flores secas. Boca con más cuerpo y retronasal medio con cierta dignidad. Con buena intención se puede captar algo de terroir en boca. El vino no presenta defectos. Pero no da mucho de sí. Sorprende que la acidez básica (manzana) domine en un año teóricamente maduro (2011). En resumen una decepción. ¿vale esto 39 EUR? Yo creo que no.

    Vemos que es posible probar el Kabinett trocken del año 2009, disponible sólo en medias botellas (se ve que esta casa tiene vendida de antemano su producción). Ésta es quizás la botella más interesante. El Kabinett es peor en teoría que es Erstes Gewächs, pero tiene la naríz más expresiva (más que los EG 2010/2011). Aparece un fondo balsámico, de flores secas y con cierto aroma a hierbas mediterraneas. Hay que acercar la nariz (intensidad media), pero algo es algo. Boca correcta y retronasal un poco más digno en base a los balsámicos. Este sería el vino más recomendable en cuanto a RCP de los probados. Desde luego no tiene nada que hacer si lo comparamos con ninguno de Mosel.

    Supongo que si tuvieran el Erstes Gewächs del 2009 estaría por esta línea o algo mejor. No lo tienen pero si tienen el del aclamado año 2010. Nueva decepción: nariz muerta que requiere mucha imaginación para captar algo. Lo que más se nota es manzana ácida. En boca acidez excesiva y casi desagradable. Sensación insulsa y diluida. Si, parece que hay algo más de suelo que se pega un poco al final. Quizás sea un poco más largo en boca y con un poco más de dignidad en el retronasal. 39 Eurazos la botella. Demasiado dinero para tan poco. Sigue siendo una decepción, y más a este precio.

    Yo decido probar los dulces. Mi colega Alemán pasa directamente. Me dan un Spätlese 2011 que tiene un poco más fruta que sus equivalentes secos (noto frutas tropicales). Pero sigue siendo un vino aburrido y corto en nariz para sus 30 Euros.

    Por último pruebo la especialidad de la casa: el Auslese 2011, dado que los BAs y TBAs no están disponibles. 69 Eur la botella. Bueno, es dulce, tiene mucha acidez… Se puede beber y sin duda mejorará mucho tras diez años (o más) en botella. Pero sensación simple y decepcionante. Hay algo de frutas tropicales. No hay defectos claros. Pero tampoco hay nada que reseñar. Retronasal muy corto para este precio. Habría que re-probarlo tras unos años para darle una oportunidad. Tal vez, tras unos años, se despierte la nariz o aparezcan el terroir o los balsámicos.

    Por encima hay BAs por 280 Eur, TBA por 520 Eur y Eiswein a 380 Eur. No disponibles para la cata. Como veis los precios no son ninguna broma. Eso si el sitio es precioso y recomiendo su visita.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar