La Bota de Fino Nº15...

24 respuestas
    #1
    Rafaedgere

    La Bota de Fino Nº15...

    ... un fino, poco fino, asi titulaba mi cata sobre este soberbio vino, pero del cual me parece un poco exagerado llamar fino a secas, pues EMHO este vino debería considerarse ya como un fino-amontillado, pues ya presenta una gran presencia de caracteres de evolución, debido supongo a la oxidación del mismo, siendo esta natural debida a la perdida del velo de flor,
    Donde mas se nota ademas en la boca donde este vino ligeramente se agarra, como se dice en la zona a los vinos que al tragarlos te presentan una ligera aspereza.

    #3
    _Guillermo_
    en respuesta a EuSaenz

    Re: La Bota de Fino Nº15...

    Ver mensaje de EuSaenz

    Exacto. Hasta en la denominación hay ambigüedades. ¿Por qué unos son amntillado fino, otros fino amontillado, o amontillado a secas?

    El Imperial, por ejemplo, de Paternina. Creo que antes ponía en la etiqueta amontillado fino. No sé. Lo dicho. Ambigüedades que crean confusión.

    Saludos.

    Saludos desde El Puerto de Sta. María. Twitter: https://twitter.com/guillermomdv

    #4
    regaliz
    en respuesta a Rafaedgere

    Re: La Bota de Fino Nº15...

    Ver mensaje de Rafaedgere

    Soberbio este Nº 15 en estos momentos. Para mí ahora mismo está rayando el límite del fino amontillado, aunque me sigue pareciendo fino. El Nº 18 lo probé el sábado y viene como un prodigio de frescura, aunque no sé si aguantará lo mismo que este Nº 15, que a veces me parece eterno.... eso sin hablar de la Nº 10 (se me caen las lágrimas).

    #5
    Álvaro Girón

    Re: La Bota de Fino Nº15...

    No, no creo que se deba en absoluto a un tema de pérdida de velo de flor.
    Somos unos cuantos en Verema que conocemos esa solera en concreto y podrían decir lo mismo que yo: si bien el "pico", por así decirlo, del fino en términos de carácter biológico lo encontramos dos criaderas antes de la solera, en la solera en sí la salud y actividad del velo de flor es más que notable. Y el vino, catado de la bota, dista bastante de ser un fino amontillado. De hecho, hay finos amontillados en la bodega procedentes del mismo pago que se diferencian claramente de éste. Otra cosa es que la definición "moderna" de finos y manzanillas -el vino alcanzaría su plena y cabal expresión justo cuando expresa todo su potencial biológico en forma de pico de acetaldehído- deje fuera de foco formas anteriores de hacer y entender este tipo de vinos. Y lo mismo se puede decir de clasificaciones como "fino amontillado" o "manzanilla pasada": tenían sentido cuando hablábamos de procesos de crianza mucho más largos que en la actualidad, hoy mayoritariamente desestimados tanto por la variación introducida por el gusto moderno (tanto en consumidores como bodegueros), como por obvias razones comerciales. Macharnudo es una reliquia en muchos sentidos.

    Por otro lado, habría que ver la evolución en botella, y ésta depende decisivamente de la conservación de esa botella en concreto. Por otro lado, me extraña sobremanera lo del "agarre". No sé si se quiere sugerir un punto de tanicidad. Más bien este fino se caracteriza por lo contrario: es lo que en términos antiguos llamaríamos un "fino mantecoso" (y ahí entramos en el fascinante mundo de las manoproteinas) .
    En cuanto al "Fino Imperial" se trata de un vino soberbio. Y si me preguntan, yo lo hubiera dejado como tal fino, porque un amontillado que no ha sufrido un segundo encabezado -como es el caso- no es otra cosa que un fino o una manzanilla vieja o muy vieja. Se trata de un guiño más que inteligente para el aficionado cabal.

    #6
    Álvaro Girón

    Re: La Bota de Fino Nº15...

    Otra cosa distinta, y ahí puede ser que entremos en otro tipo de debate sobre la palomino como vehículo de expresión de la albariza, es que más que de "agarre" haya que hablar de tacto mineral. Pero ese tacto mineral en este fino -y más que posiblemente en otros- se encuentra ya presente en el mismo mosto. Por otra parte, me atrevería a especular que una larga crianza biológica, al "desbastar", es decir, eliminar hasta el último gramo de "gordura", hace que ese esqueleto calizo se haga aún más presente en nariz y boca.

    #8
    Rafaedgere
    en respuesta a Álvaro Girón

    No seré yo...

    Ver mensaje de Álvaro Girón

    ... quien le lleve la contraria a uno de los padres de la criatura como es Jesus Barquín, el cual en el hilo que ha puesto Eugenio de la Sobremesa comenta ese cierto caracter oxidado que tiene el vino, por su porlongada crianza. A mi parecer cuando en un fino empiezan a notarse los caracteres de oxidación, entraríamos ya en el segmento de los amontillados, ya sea como fino-amontillado, amontillado-fino..., sera, porque no, por mi formación cientifica en la que tendemos a encasillar y formar grupos de las cosas.
    Quizas tambien por mi corto conocimiento de este mundillo, de ahi mi posible equivocación, ya que para mi un fino es cuando, como tu dices, la flor esta en plenitud, no por ello estoy diciendo con esto que sean unicamente los vinos más comerciales, pues estoy seguro que un Tio Pepe, un La Ina o un Inocente sacado de la bota dista mucho de lo que nosotros nos tomamos en nuestras casas, pero al parecer es lo que quiere el consumidor.
    Continuando con el tema de la oxidación, te diría que el matiz diferenciador entre fino y manzanilla es este, ya que en Jerez o el Puerto de Santa Maria por sus condiciones climáticas mas extremas y al no tener en colchón, termicamente hablando, de la desembocadura del Guadalquivir, como sucede en Sanlucar, la flor se pierde durante cortos periodos de tiempo en invierno y verano, dandole al vino ese caracter más "agresivo".
    Tambien es decisivo la evolución del vino en botella y de sobra es conocido que un fino, especialmente los comerciales, son muy sensibles al mismo, al haber estado protegido de este por esa maravilla que es el velo de flor, pues al perderlo, primero se remontan y con el tiempo se amontillan. Sin más estas Navidades mi hermano sacó, creo que de la nevera, una botella de Tio Pepe, la cual abrimos el año anterior, por lo que presentaba un cierto caracter de oxidación que lo hacian muy agradable e interesante y colocandose en el segmento entre Tio Pepe, fino, y Viña AB, amontillado-fino, si es así como le ponemos al niño fino-amontillado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar