Gresa Expressió 2006

Vino Gresa Expressió 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Vinyes d'Olivardots
D.O./Zona: D.O. Empordà
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: Garnacha 30%, shiraz 30%, cariñena 20% y cabernet s 20%
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 18 meses de barrica francesa

Varietales: Garnacha 30%, shiraz 30%, cariñena 20% y cabernet s 20%

11 Opiniones de Gresa Expressió

Correcto vino, de color cereza intenso.
Fresca nariz con notas de cierta evolución en mi botella al menos. Fruta roja, algo de toques tostados pero perfectamente integrada.
En boca es equilibrado, bastante persistente, fresco, con buena carga frutal.

Correcto

En nariz, frutos rojos y negros maduros, especias, pimienta, algún toque mineral, chocolate y tabaco. En boca, sus 15º no me molestaron para nada. Potencia equilibrada, graso, carnoso, con buena estructura. Tanino redondo y pulido, integrado. Complejo, muy agradable para mi. Largo y persistente.

Me gustó este vino, en la medida de que es capaz de transmitir ese carácter complejo y potente que poseen muchos vinos catalanes de calidad y de coupage. Sin embargo , se mostró algo deslabazado, st al principio, bueno pero sin alma, algo anodino, disperso, sin impresionar , aún reconociendo sus virtudes. Todo esto, obviamente, es muy subjetivo, es lo que sentí, me gustó , pero percibí cierta inconsistencia, st en nariz

Cuerpo picota con ribete rubí, capa media de lágrima lenta.
La fruta del bosque madura pasa de las fresas a las ciruelas, importante profundidad. Enseguida emergen las notas minerales; piedras mojadas, sobre un fondo balsámico, monte bajo, espliego, retama. Los lácticos se presentan en forma de yogurt, aparecen las resinas. Seductoras violetas dan alegría a la copa, los balsámicos toman fuerza y tornan en eucaliptos, notas avainilladas dan fe del paso por madera dejando un suave caramelo de café y guiños de cacao.
En boca la entrada es intensa con una considerable golosidad, buen volumen y magnífica carga frutal, tanino pronunciado mas ya pulido. Punta amarga al final equilibra la acidez. Bastante largo en su persistencia.

Definitivamente la botella le ha pulido, siendo hoy en boca un vino con raza y elegancia. Importante referencia en una región mirada con lupa dada la calidad y trascendencia, cuna de muchas de las mejores cocinas de este país.

"Re - catado" el 20 - 06 - 2009

Como bien dice Jose que te cuenten de primera mano un proyecto mientras degustas un vino te permite diseccionarlo con más precisión ya que tiene una aproximación de primera mano a la dimensión terruño. La primera aproximación, 15º de alcohol, 18 meses en barricas nuevas y su color picota muy cubierto con destellos violáceos anticipa un vino moderno y concentrado de esos que tanto gustan al mercado americano, afortunadamente la nariz muestra un perfil que se decanta mucho más por la presencia que por la exuberancia frutal. Comienzan incluso algo tímido, con fruta roja y alguna nota floral, aromas bien engarzados con el azúcar quemado y las notas suaves notas tostadas. Con la evolución gana en intensidad y volumen y la fruta roja muta en negra, y aparecen toques de hierbas aromáticas mediterráneas y algo de vainilla. En boca tiene un ataque intenso, con cierta untuosidad, el alcohol bien integrado, el tanino presente pero muy pulido, con un paso sedoso al que una ligera amargosidad final da un adecuado final. Bastante largo, trama atractiva y buena estructura. Por las hechuras es presumible que siga ganando en botella aunque ya ofrece mucho placer.

Cuando te explican de primera mano el proyecto que hay detrás de un nuevo vino, la búsqueda de la calidad por encima de todo, la pasión, el buen asesoramiento y, además, te une una relación de amistad con las personas que están al mando, sólo esperas -y deseas- que el vino cumpla con las expectativas creadas. Y a fe que en este caso ocurre así.

En una añada tan complicada como la 2006, el arduo trabajo en viña descargando uva y, posteriormente, en bodega seleccionando grano a grano para eliminar aquellos con síntomas de pasificación ha dado sus frutos. Se trata de un vino de bonito color rojo picota, brillante y límpido. En nariz destaca su sutileza, con una buena integración de los aromas frutales y terciarios, con tendencia a la aparición de las notas de fruta negra madura con la aireación. En boca es amplio, untuoso, con buena estructura y un final ligeramente amargoso nada desagradable. Sin duda un vino que nos hace esperar la nueva añada con impaciencia. PVP en Tienda especializada entorno a los 20 euros.

Color picota con ribete rubí intenso, de capa alta. Límpido y muy brillante.
Este vino de la Empordá se manifiesta en la copa con una nariz intensa y atractiva que con tiempo torna en una complejidad que abarca una amplia paleta aromática.

Lo que más sorprende es carácter frutal, a pesar de los 18 meses de barrica, la madera deja como protagonista a los frutos del bosque maduros, las violetas, recuerdos de tinta china…
Balsámicos en forma de romero, tomillo, espliego...
Tras la agitación emergen los lácticos, yougur. Le sigue la vainilla, algo de pimienta y nuez moscada.
Elegante carácter de terruño: mineral, tierra mojada… son aportaciones de la Gresa, donde nace este viñedo.
Al final una nota vinosa nos deja un "Mon Cherrie", con esos recuerdos del cacao, las cerezas y el licor, dan constancia de sus 15% vol. perfectamente bien integrados.

Entrada potente, buen peso y estupenda estructura, el vino es graso. Los taninos son marcados mas no molestan, acidez correcta aunque predominan el efecto del tanino. Punta de amargor que aumenta la sensación y la longitud del vino.

Color rojo picota de capa alta ribete degradado y corona marcada
Nariz expresiva sorprendente con unos aromas equilibrados donde destaca la fruta negra y tostados recuerdos de su crianza, aromas de monte bajo, balsámico y ligeramente floral
Entrada balanceada redonda con un agradable toque áspero y una acertada acidez recuerdos de fruta y hierbas de monte bajo, con un peregrinaje digno y prolongado.

Color bien cubierto, pero brillante y atractivo. Nariz contenida pero de gran calidad, con finos matices de fruta evolucionando hacia maderas y minerales, elegante y compleja. En boca, ataque y persistencia excelentes, con un volumen muy muy importante. Taninos con cierta dulcedumbre no exenta de complejidad. Bastante largo. Final con un toque de amargor peculiar, que no desmerece en nada al conjunto. Sorprende que un vino tan joven se muestre ya tan pleno. ¿Podrá resistir el paso del tiempo? En conjunto, un vino excelente y con una relación calidad/precio también muy buena. Recomendable. La decantación no es imprescindible, pero sí que hay que tener mucho cuidado con la temperatura. Bienvenida sea esta nueva iniciativa en l'Empordà. Cuenta con el asesoramiento de Josep Lluís Pérez y ésta es su primera cosecha, con la que se desmarcan bastantes del resto de la DO.

Color rojo cereza picota, brillante. En nariz se detecta un aspecto muy cremoso con muy buenos aromas de flores y frutas. En boca se aprecian unos taninos muy sedosos, es un vino cremoso con un gran final. Muy buena mineralidad. Es un vino potente pero equilibrado, redondo. Un gran vino de l'Empordá que dirá mucho si siguen por estos caminos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar