Señorío de Andión 2001
Vino Señorío de Andión 2001
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Cabernet sauvignon, merlot, tempranillo y graciano.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.42
/
92
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,4
ELABORACIÓN
Fermentación maloláctica en barricas de roble nuevo de Allier, donde permaneció 15 meses. Embotellado en mayo de 2003.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Señorío de Andión
OPINIONES
7

Botella bordelesa alargada con etiquetado típico de la bodega en las añadas de principios del siglo XXI.

Corcho de buena longitud y anchura, extraído con sacacorchos de láminas, bañado un poco hasta casi la mitad por un par de zonas pero por otras no muy bañado en vino rojo picota. Huele muy bien por el interior con mucho color rojo picota oscuro.

Descorchado 90-120 minutos antes de disfrutarlo.

No lo decantamos: prefiero servir una copa y dejar que evolucione a temperatura ambiente (18-19ºC) en copa y botella aprovechando que estamos en pleno invierno ya.

Visual

Rojo picota claro con reflejos ocres, de ribete anaranjado, limpio, brillante y de buena lágrima de lenta caída.

Buena visual aunque con notable evolución ya por las tonalidades que se ven. (8,4)

Nariz

De muy buena ntensidad desde el inicio, estupenda, con algo de fruta negra madura, especiados, regaliz, pimienta negra, cantos rodados húmedos, toffee, trufa, setas y leves flores marchitas. Cojonuda olfativa. (9)

Boca

Ataque fresco y redondo, de taninos sabrosos y totalmente pulidos ya, equilibrado, fácil de beber, de una acidez aún espectacular y fantásticamente ensamblada, sabroso, de medio volumen, cuerpo y estructura de cierta ligereza pero aún con enjundia y muy bien integrado todo. Final largo, sabroso, con fruta negra, pimienta, nuez moscada, toffee y trufas en un retrogusto y retronasal fenomenales. (9)

Grata sorpresa, corcho perfecto y el vino, algo evolucionado, pero está muy bueno todavía.

Teóricamente la curva de consumo era hasta finales de 2010 y estamos acabando ya 2017, por lo que es un buen vino y ha aguantado como un jabato todos estos años (14 y medio largos) de estancia en botella (ya que fue embotellado en mayo de 2003).

Excelente vino navarro de 16 años y pico.

Su PVP en su momento rondaba ya los 23-24€ (y se mantiene más o menos igual en añadas mucho más recientes como la 2010 o 2011). Buena RCP visto cómo ha evolucionado con el paso de los años.

Primeros signos de madurez en este vino que tantas satisfacciones ha dado.
Color picota que va perdiendo brillo e intensidad y primeras notas anaranjadas en los bordes.
La potencia de la fruta se ha atemperado y aunque siguen las notas de moras negras se aprecia más intensidad en regaliz y sobre todo en notas minerales.
Está elegante y tiene una boca redonda y afinada que invita a beber pese a que se aprecia más ligero con el paso del tiempo. Retrogusto muy largo.
Multitud de residuos en botella y copa.
Buen corcho en buen estado con infiltraciones hasta su mitad.

Madurez, equilibrio y punto álgido de evolución son algunas de las sensaciones que parece querer transmitir este vino en este momento. Asentado e integrado en sus aspectos frutales y compotados, mineralidad leve, cierta elegancia , distinción y contundencia. Boca fina y pulida , muy largo

Visual: Picota muy intenso, muy cubierto de capa, densidad alta y lágrima de intensidad media-alta
Olfativa: Intensidad aromática media alta, de buena calidad, muy complejo en nariz con notas de fruta madura, vainillas, maderas finas, notas de pastelería y lácticos
Gustativa: Ataque meloso y suave, conserva todavía una buena carga de acidez, llena la boca sin molestar, es largo y elegante..
Buen vino de Navarra

Botella negra con su escudo en relieve e inicial identificativa.
Cereza muy intenso de borde escaso y con una lágrima en auténtica parada de imagen, genial.
Aromas también muy intensos, moras negras, regaliz negro y chocolate negro, ¡toma ya!. Elegante, con una gran presencia del roble que incluso destaca sobre lo descrito pero que en absoluto lo enmascara, todo lo contrario, lo realza si cabe, aporta buenos tostados a la par que finura.
Muy buena estructura, potente, fruta madura y licorosa, muy sabroso, elegantísimo también en boca, con un postgusto muy rico y de largo recorrido, a este le queda... le queda.
Imprescindible decantar, me ha dejado la última copa llena de poso, aunque... a mi me da igual, me lo he "comido" todo.
Perfecto para tomar ahora, aunque aguantará como bien he dicho un tiempecito.
Cuando compras algo sin tener referencias y basado por tu intuición y encima te encuentras con esto... la alegría se multiplica.

Rojo cereza de capa media con ribete purpura con tonos pardos.
Aromas de frutos rojos de correcta intensidad, balsamico, con aromas de buena crianza, especiado, canela, pimienta.
Untuoso, estructurado, con cuerpo, con un toque taninos dulces a mediación, con buen paso de boca, buena duración en boca con fondo afrutado, moras.

Picota con reflejos granate. Nariz intensa, expresiva y fresco, con un cierto carácter mineral, con suaves notas balsamicas, algún recuerdo especiado y fruta madura en abundancia (bayas rojas y negras). En boca tiene un ataque impetuoso, con buena acidez y excelente recorrido. Tiene cuerpo y densidad pero le falta muchísima botella para domar esos taninos algo agresivos que muestra en este momento. Habrá que seguirle la pista y recatarlo en unos meses. La mala noticia es su precio: Unos 23€

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar