Finca Cissus 2014

Vino Finca Cissus 2014

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
4,0

Bodega: Tres Pilares
D.O./Zona: D.O. Rueda
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Varietales: Verdejo
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Fermentación en depósitos inoxidables durante unos 19 días. Crianza oxidativa de casi 30 meses en barrica.

Varietales: Verdejo

3 Opiniones de Finca Cissus

Color amarillo oro, de intensos destellos dorados brillante y limpio.

En nariz es un vino que nos recuerda a fruta muy madura y compotada, toques yodados, hierbas de monte, infusiones y fondo anisado.

En boca es amplio, con buena acidez, untuoso, complejo, elegante, fruta madura, toques florales y recuerdos a especias forman un conjunto atractivo de gran persistencia.

 

Vino encerrado en una botella borgoñona que está vestida con una etiqueta de diseño barroco. Correcto el corcho que la cierra. No está respaldada por contraetiqueta del Consejo Regulador de  la D.O. Rueda. Tampoco indica la añada. Es un vino que está elaborado y embotellado por  R.E. 8.590-VA. para Dominio del Blanco.

   A la vista un color amarillo dorado. Limpio y brillante. Buena, gruesa y lenta lágrima en su correr por el cáliz de la copa.

   En nariz abundantes notas de madera de su crianza que tapan la fruta. Notas salinas y de oxidación, recordándome a vinos del marco de Jerez o del Jura. No es lo que yo busco encontrar en un vino verdejo de Rueda.

    En boca , abundantes notas de madera por sus 30 meses en la misma. Fruta en muy segundo plano. Es untuoso y glicérico y mantiene una buena acidez que le puede dar varios años más de vida, pero acentuaría sus notas ajerezadas. Discreto paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,30 minutos. Es un vino de 25,00 "lereles".

Color amarillo dorado algo brillante y no muy transparente.

En nariz es de un aroma claro, algo profundo y muy natural. Se siente el alcohol dulce y una rica oxidación junto a hierbas secas y flores amarillas. Le sucede que el protagonismo, está quizás un poco dominado por la forma de elaboración, más que por la variedad. Hay una rica manzana reineta bien madura y una golden, casi asada, carne de membrillo y un fondo a yodo y caliza.

En boca es envolvente y ese alcohol insinuante se muestra claro y firme. La acidez es viva, rica y serena, articula y vertebra al vino de maravilla, lo hace algo más ligero ante su densidad. Vaticina más cosas, cierta complejidad y la crianza ahora es insinuante, arropa más que marca, notas leves de especias y más claras la de oxidación noble. Comes la fruta blanca y la carne de membrillo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar