Campo Alegre Verdejo 2016

Vino Campo Alegre Verdejo 2016

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Campo Eliseo
D.O./Zona: D.O. Rueda
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Varietales: Verdejo 100%
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Maceración prefermentativa en frío durante 8 - 12 horas antes del prensado para extraer el carácter frutal. Prensado en prensa inerte de membrana. Desfangado estático en frío, seguido de estabulación en frío durante diez días a 5 - 8 ºC. Fermentación alcohólica en tres fracciones: depósitos de acero inoxidable de pequeño volumen para lograr aromas a fruta fresca, depósitos huevo de hormigón de 18Hl (esta forma favorece el movimiento natural de las lías en suspensión aportando una mayor redondez y complejidad aromática) y demi-muids nuevos de roble francés de 600 litros y barricas de 225 litros que confieren estructura y riqueza aromática. Cada viñedo fermenta por separado, unos lotes fermentan con levaduras seleccionadas que respetan el varietal y la fracción que fermenta en barrica lo hace con levaduras indígenas.No se realiza fermentación maloláctica. Crianza: Crianza sobre lías finas durante 4 meses, después se ensamblan las tres partes y continúan su crianza durante dos meses más.

Varietales: Verdejo 100%

7 Opiniones de Campo Alegre Verdejo

Color amarillo pajizo con destellos dorados, vino limpio y brillante.

La nariz es de buena intensidad, compleja, fruta blanca madura, notas amieladas y recuerdos a frutos secos.

En boca es un vino amplio, con buena acidez, elegante en un paso en el que la crianza está presente, untuoso y con un final de buena longitud.

 

 

De color amarillo pálido y reflejos verdosos. Brillante. Lágrima fina y abundante. 

Nariz de intensidad media alta. Mineralidad (silex), tostados, frutas y flores blancas, hierba seca.

En boca la entrada es suave y sedosa, destaca la frescura, hay amabilidad, vuelve la mineralidad. Noble amargor, equilibrio, sobriedad y estructura aceptable.

Vino blanco de color amarillo pajizo con reflejos verdosos. En nariz es un vino potente, intenso y complejo. En un primer momento salen recuerdos a piedra de fusil, pedernal y neumático. Conforme va abriéndose salen notas de hierba, fruta blanca, hinojo y tonos tostados y de madera fruto de su crianza en barrica de roble. En boca es un vino goloso, largo y con gran volumen. Salen recuerdos de levadura, fruta blanca madura, con una buena acidez bien integrada y un punto amargoso que le da personalidad y chispa. La crianza está bien integrada y trabajada. Un buen vino!

De color amarillo paja, brillante y graso. Empiezan a destellear tonos dorados.

Nariz seductora y fragante, profunda y compleja. Tiene raza. Aromas a hierba de monte seca (tomillo), hinojo, flor pasada y un ligero toque mineral (fósforo, piedra gris), poco a poco va asomando una fruta blanca de óptima maduración. Especias y aromas de crianza noble. Conjunto bien equilibrado.

En boca se muestra graso, denota un buen trabajo con sus lías finas. Franco con buenos amargos y acidez. Van creciendo aromas de bouquet y de flor seca, junto con hierbas de infusión (manzanilla). Equilibrado. Largo y con personalidad. Gustó.

Amarillo pálido con reflejos verdosos.

Es de un aroma rico, marca el terruño, mineralidad, piedra caliente y un levisimo toque a fosforo. Al movimiento viene hacia nosotros una fruta melosa (manzana, pera, albaricoque) casi la puedes morder. Conjunto vivo y expresivo, con ciertas notas que auguran complejidad. Fondo floral, miel y flor de acacia, pulpas de cítricos secas y flores marchitas.

En boca tiene garra, salen los ahumados y un alcohol fragante junto a una acidez paladeante. Todo en equilibrio. Final amargo, retumba, es tan largo como ancho, sabroso y complejo a la par de amable. La crianza esta muy tranquila y bien trabajada, deja su impronta sin asfixiar.

Color amarillo pálido con destellos verdosos.

La nariz es de buena intensidad tras aireación y muy varietal, marcados recuerdos a hinojo y otras hierbas de monte, flores blancas y fruta fresca. 

En boca tiene buena entrada, buena acidez, se nota el paso por lías, seco, con buena estructura, frutal y vegetal en el paso, amargoso y final de buena longitud.

Intensidad aromática media baja, se intuye la melosidad, punto vegetal fresco y fruta blanca. Todo se expresa de forma sutil, casi callada. 

En boca hay tacto, rico punto seco que lo aguanta. Acidez fina y suave, puntito dulce de una fruta bien madura, pera. Y poco más.

Al descubrirlo, pienso en cómo me quejo de los Verdejos estereotipados, pero de los carentes de identidad y tipicidad, también. No ha sido el día.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar