Carlos Serres Crianza. 2009

Vino Carlos Serres Crianza. 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Bodega Carlos Serres
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 85% Tempranillo y 15% Garnacha de viñedos de más de 20 años.
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Elaborado en depósitos de cemento. Después de un ligero despalillado y prensado, el mosto macera con los hollejos durante 6 días. Fermenta durante 10 días a una temperatura controlada de 28º. Criado durante 14 meses en barricas de roble americano y francés. Permanencia de un mínimo de 6 meses en botella.

Varietales: 85% Tempranillo y 15% Garnacha de viñedos de más de 20 años.

2 Opiniones de Carlos Serres Crianza.

Casi dos años y medio de la última botella comentada de este vino de crianza de La Rioja. ¿Qué me he encontrado?. El corcho en buen estado y muy tintado la cara que está en contacto con el vino.

      A la vista un color rojo picota de capa media alta con abundantes notas teja. Muy buena, gruesa, abundante y lenta lágrima en su discurrir por el cáliz de la copa. Ribete teja. Limpio y brillante. Pequeña precipitación en el fondo de la botella.

       En nariz frutas negras y rojas muy maduras. Notas de ligeros cacaos, chocolate y ciruelas negras muy pasas. Madera integrada.

       En boca está elegante, equilibrado, con fruta muy madura, madera en segundo plano. Con los taninos muy domados, con una escasa acidez y con muestras de fatiga. Un vino que ya  ha dado lo que me ofrecía hace 3-4 años. Grato y aterciopelado paso de boca. Sigue siendo largo. Me da una permanencia de 2,30 minutos.

Después de 3 años en casa me decido a abrir y probar este vino elaborado por una bodega centenaria que está encerrado en una botella borgoñona, vestida con una etiqueta que auna elegancia y sencillez. Correcto corcho que le cierra.
A la vista un color rojo picota de capa media, limpio y brillante. Fina y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa. Ribete rubí-granatoso y con incipientes notas teja.
En nariz frescas frutas rojas en sazón evolucionando a pasas, madera de su crianza en segundo término. Leves notas de mineralidad y cacaos.
En boca es donde mejor se expresa. Está elegante, aterciopelado, muy fino, con carga frutal, madera muy integrada y casi desapercibida. Mantiene volumen en boca y te la llena con agrado. Elegantes taninos domados. Con una acidez que invita a beber y que le dará más años de vida(botellas tengo para comprobarlo). Mineral y balsámico. Exquisito, fino y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 2,50 minutos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar