Restaurante El Cisne Azul en Madrid
  

Restaurante El Cisne Azul

11
Datos de El Cisne Azul
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
8.2 10
Entorno:
4.1 10
Calidad-precio:
6.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Chamberí
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante El Cisne Azul Boletus crudo en carpatxo El Cisne Azul Amanitas cesareas con yema de huevo

11 Opiniones de El Cisne Azul

Esta vez con reserva para comer cuatro personas. Comenzamos con senderuelas y perrechicos en revuelto, colmenillas con foie y boletus con vieiras. Todo estupendo. En esta ocasión el rico lomo de buey (con mostaza de Dijon y pimientos de piquillo) posterior sí estaba muy tierno. Dos en su punto para compartir. Unos sabrosísimos tomates aliñados lo acompañaron. De postre, tres de los comensales compartimos una buena tabla de quesos (pecorino, majorero, manchego curado y stilton) y el otro tomó coulant de chocolate. Pétalos del Bierzo 2013 (22 €) con las setas y Tomás Postigo Crianza 2014 (28 €) con la carne y los quesos. Chupitos de limoncello invitación de la casa tras los cafés. Unos gin-tonic de Nordés que no incluyo en el precio (10 € cada uno) como fin de fiesta. Buen servicio de nuevo.

Llegamos sin reserva después del teatro a este pequeño local con aspecto exterior antiguo e interior más moderno, y nos transformaron rápidamente una mesa para dos junto al ventanal en otra para los tres comensales que éramos.
Nuestras ganas de cenar setas fueron satisfechas con creces con unos extraordinarios cantharellus con huevo y unos excelentes boletus con foie. Un mejorable lomo de buey fileteado llegó a continuación, bien de sabor y de punto de la carne pero algo escaso de ternura. Mostaza de Dijon y pimientos de piquillo lo acompañaban. Un buenísimo queso majorero a la plancha y un lascivo coulant de chocolate hicieron su papel de postre de forma soberbia. De la variada carta de vinos tomamos unos ricos Pétalos del Bierzo 2013 con las setas y Camins del Priorat 2014 con la carne (22 € cada botella).
Buen servicio el dirigido por Miguel que remató invitándonos a unos gin-tonic de una sorprendente y floral ginebra coruñesa, Nordés.
Volveremos a por más setas.

Nueva visita al Cisne Azul. Me gusta en esta época de del año. Hemos ido prontito para hacer un "burnch" tardío y poder tener mesa (13:00h).

Una de boletus con huevo y otra de cantarellus con huevo también. Una caña y 2 copas de el vino de la casa que me ha parecido muy digno y servido a buena temperatura.

El local es lo que es y sales con olor a plancha. No es barato para ser una tasca, pero se come muy bien y las setas prefiero comerlas aquí que en otros sitios donde las destrozan.

A comer comer no iría, pero para "almorzar" un finde me encanta

Lunes noche. Ya eran las 23:00 y saliamos de un sarao que nos habia dejado algo insatisfechos en lo que a comida se refiere pero tampoco nos apetecia a esas horas empezar a cenar "formalmente".
Llamamos al Cisne Azul porque no estabamos seguros que abrieran los lunes. Nos confirmaron que estaban abiertos hasta las 12 y que aunque no reservan mesas, en ese momento hay mesas libres. Asi lo constatamos y de hecho quedaron varias mesas libre ( la crisis, los lunes y los 38º a las 23:00 en Madrid no acompañaban..).
Siempre que entramos lo primero que hacemos es mirar la vitrina donde tienen expuesto el genero pero esta vez nos pusimos a hablar con el dueño : Julian Pulido y no me preocupé de la vitrina porque con esta primavera que hemos tenido daba por hecho que el picoteo serian unos enokis, shitakes y con suerte algun boletus congelado...
Pero SORPRESA con mayusculas ¡¡¡ Nos dice Julian: ¿como sabiais lo que me ha entrado hoy?... y miramos la vitrina y hay una cajita de esplendidas Amanitas Cesareas y al lado otra cajita con fresquisimos perrechicos... No podiamos creerlo.
Decidimos picar una de cada sin preparacion alguna, simplemente vuelta y vuelta en la sarten y luego compartimos un lomo de vaca fileteado bueno.
Las amanitas eran tan frescas que en carpaccio hubieran quedado de cine pero a mi acompañante no le gustan crudas. En cualquier caso excelente final de dia.
Siempre tienen algun vino fuera de carta recomendado y en este caso tomamos un Ulia reserva. Un rioja estupendo por 18 €.
El unico "pero" fue el tremendo calor que hacia dentro. El local no deja de ser un bar remodelado y el equipo de aire no daba para mas..

Es una opcion estupenda para darse un capricho de setas. Hay buena carta de vinos y el servicio es muy atento. Pero que nadie espere encontrar mucho mas especialmente por el tipo de local que resulta incomodo.

Ayer volvimos a cenar esta vez para "casi" despedir la temporada de setas frescas nacionales ( comercializables y no de cultivo). LLegamos a las 20,45 con todas las mesas llenas y nos apuntaron para el segundo turno que fue rapidisimo por lo que a las 21:10 ya estabamos pidiendo.. El vino nos dejamos aconsejar como siempre por Miguel y estavez fue Rioja: Viña Ijalba reserva 2005 realmente bueno a 16 euros ( o 18.. no recuerdo). Todo a la plancha hecho al momento en la misma barra. La verdad es que esta vez la oferta era amplia pero porque habia mucha seta de cultivo ( enoki, lentinus, pie azul..) pero silvestre solo habia boletus, lengua de vaca, seta de cardo y una racion de amanita cesarea. Yo iba con antojo de algun cantarellus (mejor si era el tubaeformis) pero no hubo suerte.
Mientras esperamos tomamos 2 Prado Rey roble con unas aceitunas.

Para compartir:
- amanita cesarea con huevo frito al centro: espectacular
- Boletus
- enoki con foie . Gran descubrimiento. Que original ¡¡
- Lomo de buey : 1 racion para dos
Novedad: no dan cafe para no demorar la espera de los siguientes y ese detalle no me gustó. Pero invitaron a chupitos.

Habia mas gente que nunca y quiza tambien por eso no nos pusieron ningun aperitivo al sentarnos.
En resumen, quiza el dia que menos me ha gustado tanto por el bullicio y gentio como que no habia gran variedad de setas silvestres pero desde luego sigue siendo el "el rey" en Madrid en cuanto a setas. Seguiremos haciendo las 2 o 3 visitas que siempre hacemos en otoño y otras tantas en primavera.

Como cada temporada a la vuelta de vacaciones fuimos a cenar para degustar las cesareas. El local lo remodelaron hace unaño y sigue siendo angosto pero esta arreglado y tiene aire acondicionado lo que se agradece. Ademas han eliminado el olor a la plancha donde hacen todo a la vista de los clientes. Las setas frescas que habia ayer eran amanitas, cantarelus, angula de monte, seta de cardo y un descubrimiento para mi que fueron las plateras (una especie de perrechico de otoño). Lo que no habia fresco era boletus. Buen trato y servicio por parte de Miguel empezando por un aperitivo de tomate de huerta con aceite exquisito. Como habiamos ido a amanitas pedimos una racion abundante de estas y una de plateras para seguir con unas chuletitas de lechal y un surtido de quesos muy bueno. Todo hecho a la plancha sin aditivos como debe ser para degustar las setas. LO regamos con un Planella del Montsant muy rico. Cafes. Nos fuimos mas que satisfechos y repetiremos como cada temporada al menos quincenalmente. Barato no es pero si te gustan las setas merece la pena.

Muy castizo. Taberna cutre madrileña situada en el fashion barrio de chueca.
Riquísimas las setas. Raciones más bien pequeñas, pero realmente exquisitas.
Acudimos a celebrar el cumpleaños de un amigo. 7 personas. 25 euros por persona con Pétalos del Bierzo de acompañante bastante aceptable del manjar de setas. Las tromeptillas son riquísimas, las setas de cardo también.

Muy recomendable. Eso sí, en categoría informal, sin pretensiones: por consiguiente, puntuo sobre 5.

Local de dimensiones reducidas donde puedes degustar unas setas de temporada sabrosas y con una elaboración acertada
Pocas mesas y mucha gente la fama es merecida ya que como dicen en catalunya
Los ous de reig es la reina de los bolets.
Eran para repetir y claro repetimos y los ceps, y las setas de cardo en fin una agradable comida.
La rapidez en el servicio y la simpatía en todo momento son de agradecer ya que para moverse en el local hay que tener oficio.
El vino pues hombre tampoco es un restaurante concebido para tener una carta extensa
pero puedes tomar buen vino y en buenas copas es recomendable aceptando los condicionantes y pensar que vas a disfrutar sobre todo los amantes de las setas

Que te encuentres unas de las mejores setas (de Madrid) en este bar, con olor a fritanga y donde tienes que luchar como un gladiador para coger una mesa, no deja de ser contradictorio.
Elegimos Boletus con yema 15 €(excelentes), Lentinus con foie 15€ (excelentes), Enoki con foie 16€(regular), lomo de Buey 18€ (excelente) y queso Gamoneu 12€(mal)
Carta de vinos muy reducida, Riberas y Riojas, pero a buen precio. Tomamos Viña Lanciano.
Servicio simpático pero agobiado. Precio medio 30 €.
Muy recomendable entre semana. Abstenerse de llevar a un/a chico/a en la primera cita.

Cisne Azul es el único sitio especializado de verdad en setas de Madrid.

Es más un bar que un restaurante, desde luego no lujoso y tampoco barato pero la calidad y surtido son únicos en Madrid.
Tiene todas las variedades típicas: boletus a la plancha con yema, Boletus crudo, colmenillas, perretxicos, amanitas cesareas, gurumelos, setas de roble, pezón azul, setas de cardo, y claro todo el resto de variedades clásicas, lentinus, cantharellus, trompetas de la muerte, lepistas, marzuelos, tricolómas, níscalos, angulas de monte etc etc etc

A parte de las setas , la carta se reduce a carnes a la plancha (lomo y chuletas de cabrito) y ensaladas.

Más fotos:
http://www.noselepuedellamarcocina.com/2008/10/21/las-mejores-setas-de-madrid-cisne-azul/

  • Amanitas cesareas con yema de huevo

  • Boletus crudo en carpatxo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar