Restaurante El Cisne Azul: Uno de mis favoritos


Nueva visita al Cisne Azul. Me gusta en esta época de del año. Hemos ido prontito para hacer un "burnch" tardío y poder tener mesa (13:00h).

Una de boletus con huevo y otra de cantarellus con huevo también. Una caña y 2 copas de el vino de la casa que me ha parecido muy digno y servido a buena temperatura.

El local es lo que es y sales con olor a plancha. No es barato para ser una tasca, pero se come muy bien y las setas prefiero comerlas aquí que en otros sitios donde las destrozan.

A comer comer no iría, pero para "almorzar" un finde me encanta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar