Restaurante Quique Dacosta en Denia

Restaurante Quique Dacosta

105
Datos de Quique Dacosta
Precio Medio:
204 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
8.6 10
Comida:
8.9 10
Entorno:
8.1 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 116,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes, 25 noviembre 2013 a 29 enero 2014

Teléfono


105 Opiniones de Quique Dacosta

Fuí a cenar y tomé el menú Nuevas Tradiciones (degustación largo, para entendernos). Nunca había ido así que pensé que era la mejor opción (¿error?).

Sin contar el vino: 180€ /2 personas.

El menú, de memoria:

El 1º no lo recuerdo bien, era una especie de lámina de rábano que a mi acompañante le encantó, yo lo encontré insustancial;
1 gamba de Denia aromatizada con carbón (demasiado carbón);
1 cigala tipo "a la sal" muy buena;
1 Ostra con salsa de vodka... muy buena;
El denostado foie: está bueno y aunque no pegue con el menú, a mi no me resultó nada desagradable.
Ventresa de atún: muy sabrosa;
Luego 3 postres que ahora no recuerdo bien, siendo el último (una especie de chupito de chocolate blanco) el mejor.

El mayor problema, todos los platos puedes casi sorberlos con pajita. Creo recordar que la carta lo advierte pero, a mi acompañante no le gustó nada y tiene razón en que las texturas es mejor que se mantengan, al menos si no lo vas a mejorar. No es plan de servirlo todo tipo comida de bebé. Le hace perder gracia.

La carta de vinos, muy bien presentada (por tomos) y completa.
El servicio resultó correcto (iba austado con eso del servicio de chiringuito y no fue para tanto) pero no a la altura del restaurante y el precio.

Toda la materia prima es muy buena y disfrutas comiendo pero, eso se supone con la fama y los precios. En fin muy recomendable para quien quiera probar lo último (y con calidad, no es un "bluf") pero, yo ya lo he

Se puede decir que es un resturante con buena materia prima, junto a la innovación en los platos y texturas, pero..Y ahí esta lo complementario con un servicio en sala que deja mucho que desear. Soy de la opinión, que además de la comida uno se debe sentir cómodo y distendido a lo cual en este sitio ni el metre ni el servivio contribuyen. No se puede ir a comer a un sitio, por muy alta que sea la gastronomía, y soportar que el metre y servicio esten continuamente examinando las elecciones, comportamientos y si tu hijo que tiene tres años se mueve o no. Y más cuando al reservar adviertes de las presencia del infente por si no se admiten. Estos comportamientos son carentes de profesionalidad y se acercan a la mala educación de los empleados elegidos. El cliente normal y con educación no puede salir con ese malestar pagando 100 euros/barba.

Noche, dos personas. En la terraza. Menús degustación “Nuevas tradiciones” y Belondrade y Lurton fermentado en barrica.
Extraordinario. Una experiencia digna de ser repetida
Carta de vinos separada en blancos y espumosos y tintos, bien presentada y bonita, copas perfectas, y servicio muy ágil, profesional y acostumbrado a recitar (aunque rápidamente y con poca pasión, cachis!) el nombre del plato.
La gamba roja de Denia sobre esa espuma de mar sólida y trufada de sal, resultó ser un espectáculo de diseño, color y sabor. De lo mejor de la noche. Nos encantó.
Y por poner algún pero…abundo con IñakiBlasco en que el “Cuba-libre de foie”, excelente en sí mismo como ejercicio de disciplina y creación culinaria, nos pareció un poco fuera de lugar entre tanta y tan fantástica “mediterraneidad” ¿Quizá una concesión a la modernidad del cualificado hígado?
Por decir algo, vamos… ¡Ah!, y que había una cubitera por cada dos mesas (que raro, ¿no?)

Sin lugar a duda, una exquisita cocina creativa combinada con los platos tradicionales de la zona, gracias a la creatividad de Quique Dacosta. Sin dejar de lado al inmejorable servicio de la mano de José Arribas, posiblemente uno de los más profesionales de todo el restaurante.
Está compuesto por una ámplia carta de vinos. Copas Riedel. Todo ello envuelto de una decoración exquisita y un entorno muy tranquilo. Ideal para celebrar algún importante evento.
En cuanto a relación calidad-precio no es nada caro por toda la selecta calidad que ofrecen.
Para mi gusto, posiblemente, mejor restaurante de la Comunidad Valenciana.
Para quitarse el sombrero. Os lo recomiendo. Eso sí, mejor reservar antes de ir.
Un saludo.

Haber degustado aquí las mejores gambas de la historia se merece resaltarlo en el comentario de inicio. Local confortable, con mesas amplias, y preciosa bodega vista de acero y cristal. Carta de vinos suficiente (tomamos un Kripta a 52€), y copas Riedel. Probamos el menú Nuevas Tradiciones (67€), basado en una excelente materia prima (gamba de Denia -cocida-, cigala -a la sal-, lubina, vieira, como productos estrella). En mitad de ese hilo conductor, el cubalibre de foie (correcto) creo que está algo fuera de lugar. Salimos satisfechos pero con la sensación de que el citado menú no cubre todo el amplio abanico de la carta. Desde luego esa gamba de Denia cocida en agua de mar fue la perfección absoluta: materia prima de primera en su punto exacto de cocción. Vale la pena ir sólo por probarlas. El servicio de sala algo aturullado (casi nos tiran la cubitera al suelo un par de veces), y cantando los platos a velocidad de vértigo. Muy bueno.

Enhorabuena a Quique Dacosta, aunque con esa calidad de producto que trabaja es dificil fallar.
El nivel de la carta de vinos para el tipo de establecimiento se queda corta,en temporada alta, el servicio es de chiringuito total, pero el precio es el mismo.
Lástima, que los cambios que Tomas Arribas le ha permitido a Quique en la cocina, no los haya cuidado igual en la sala.

Para quitarse el sombrero,de lo mejor de toda la comunidad valenciana,la tecnica impecable,el servicio el trato,de lo mejorcito que he comido,repetire

Muy buena observación el no acudir en temporada alta, donde Enrique Dacosta se encuentra repleto de trabajo y, pese a disponer de un equipo excelente, no brilla como lo hace en temporada baja.
Indiscutible su excelente dominio de los arroces y las magníficas calidades de todos los productos de los que se nutre. En todas las ocasiones que lo hemos visitado se ha mostrado muy amable y accedido a enseñarnos las instalaciones, presentarnos a su equipo, etc.
Es decir, que si encima que comes y bebes de lujo te encuentras con un ser humano formidable el triunfo es absoluto.

Lo mejor del restaurante es la calidad de los productos y la elaboración de los platos. Todo esta realmente exquisito. Por otro lado, discrepo de la opinión anterior en el tema de los vinos, me parece una carta normal, y escasa para el nivel que se le supone, además en muchos casos no tiene la referencia que pides. Eso si, las copas de la mejor calidad.
Recomiendo no ir en temporada alta, porque el servicio se vuelve casi de chiringuito de playa y te cobran lo mismo (mi opinión es que en los últimos años se ha subido a la parra, y los precios se han disparado).

Bueno, en línea con todos los comentarios he de decir que se trata de un buen restaurante, donde he de destacar la presentación y eleboración de la mayoría de los platos. El mejor con diferencia para mí fue el chuletón de Denia (ventresca de atún).
Carta de vinos amplia es poco, amplíiiiiisima.
Pero tb he de discrepar en alguna cosa, local demasido grande e impersonal y servicio no tan exquisito como debería para el nivel de precios del que hablamos, es decir si está en la guia Michelín yo conozco un par de Valencia que deberían estar. Quien da esos tenedores de la guia???.
Resumen, ok pero no para tanto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar