Olores y sabores que por sencillos están casi olvidados...

61 respuestas
    #9
    Donna K
    en respuesta a jose

    Re: Olores y sabores que por sencillos están casi olvidados...

    Ver mensaje de jose

    Hola jose;
    he querido unirme a este hilo, por que desde hace unos meses tengo mucho tiempo para cocinar a mi familia, el tener tiempo hace que cocines mas y con mas mimo y por supueto mas variado,
    Tengo 3 hijos adolescentes con tendencia a devorar , asi que me retotraigo en el tiempo y desde hace una temporada he recuperado recetas que me recuerdan a la niñez, los garbanzos de pascua ( hacia años que no los habia tomado , las galletas de nata ( dios que recuerdos junto a la cocina economica )el bizcocho tambien de nata , las rosquillas de anis .....
    Olores que me despiertan una mirada infatil casi olvidada.
    Gracias por el hilo ha sido un placer compartirlo con vosotros.
    Saludos

    #10
    Francescf
    en respuesta a jose

    Re: En esencia mi recuerdo es el mismo que el tuyo Otilio...

    Ver mensaje de jose

    ¡Eso es trampa! A mí, mi madre me ponía la coliflor hervida "a pelo", con unas pocas patatas hervidas y aliñadas con un poco de aceite y sal. ¡Todavía se me ponen los pelos como escarpías cuando lo recuerdo! En cuanto entraba en casa y olía la comida, se me pasaba el hambre. Aún hoy, prefiero el brócoli a la coliflor.
    Las acelgas y espinacas no consiguió hacérmelas comer de ninguna forma. En general, la verdura hervida me da "repelús".

    En cambio, el año pasado me comí unas hojitas de espinaca en un restaurante de Santander sin darme ni cuenta. Al acabar la cena le comenté a mi mujer que las espinacas de uno de los platos del menú degustación no las habían puesto. Me informó que eran las hojitas de la ensalada que habíamos tomado de segundo plato. ¡Nada que ver con lo que yo asocio con las espinacas!

    Si encima le pones bechamel o foie, repito, es trampa. En casa le añadimos al brócoli con bechamel unas cuantas tiritas de panceta frita antes de gratinarla. ¡Delicioso! Los niños apuran el plato que da gusto.

    Menjar per pensar, pensar per menjar.

    #11
    jose
    en respuesta a Francescf

    Nooo... así es como me las hago yo...

    Ver mensaje de Francescf

    A mi me plantaban la coliflor cocida y rehogada hasta su extenuación o peor: Sopa de coliflor. Aun hay me da repeluco pensar en esa sopa.

    Con las espinacas me pasaba eso mismo. Las odiaba hasta que me las dieron a comer crudas en ensalada y se me abrieron las puertas del cielo :) También están muy ricas ligeramente rehogadas (sin cocer ni ná) para rellenar una lasaña.

    Saludos,

    Jose

    #12
    Alternativa

    Re: Olores y sabores que por sencillos están casi olvidados...

    Reivindico desde aqui:

    1.El cucurucho de castañas recién asadas en las tardes de frío a la salida del colegio, para calentar las manos (Transi, que ya murió, en la esquina de la calle de San Torcuato)
    2.Las bambas de nata recién hechas, después de haber dado buena cuenta de las castañas, y antes de llegar a casa… Ese olor a panadería, ese bofetón a lácteos, levaduras y huevo....
    3.El dulce de membrillo, y el membrillo entero y el cantueso en bolsitas en los armarios
    4.El asado de cordero en navidad, hecho en horno de pan. Y el pollo asado relleno de aceitunas y rebozado en manteca receta heredada e mi madre, para los días menores
    5.Magdalenas y mantecadas recién hechas con nata natural (tuve esa suerte, más lácteos!!!!)
    6.El olor a brevas recién cogidas, aún lechosas
    7.La sandia recién abierta ( mejor robada, cosas de chiquillos) que me recuerda al ozono y a la lluvia
    8.El olor a pegamento y el sabor dulce del melón pasado
    9.El olor a tomillo , romero y cantueso pisoteados en las calles el día del Corpus y en la Sacramental, el olor a Hiniesta del campo en la romería de lunes de Pentecostés. Es el olor a la sopa de Muelas del Pan
    10.El pulpo y la carne de postas los días de feria, el puré de verduras (con garbanzos y pimiento rojo) y el pan de centeno mojado en vino tinto con nata fresca, azúcar y un pedazo de chocolate amargo (cosas de tía Angelines, Maruja y Lidia, cada una ponía su parte). El olor a empanada recién hecha en la panadería del pueblo, en Ribeira Sacra
    11.El postre de crema americana ¡!!!!!!!! Oscura de caramelo y con enormes barquillos de merengue… ( ay si supiera, querida tía, quién ha heredado tus cuadernos de recetas, tan pacientemente escritos durante años…!!!!!)
    12.Las “filloas” con sangre y azúcar, las asaduras en la época de matanza; los sesos rebozados con ajo y perejil, la morcilla de cebolla y piñones; los huevos rotos con chichas…….
    13.La leche de “calostro” , casi cuajada, ligeramente ácida, como el arroz con leche cocinado con castañas
    14.El batido de yema de huevo crudo, leche y miel que tanto me costaba asimilar cuando tenia gripe…
    15.Algodón dulce, manzanas cubiertas de caramelo rojo , rosquillas de viento y avellanas en las ferias
    16.Cualquier queso. De niña, fuera donde fuera, siempre me quedaba mirando las vitrinas de queso… ( me dura la afición hasta hoy!)
    17.El inconfundible olor y sabor a rancio del " unto" en un caldo gallego o sanabrés
    18.El licor café y el aguardiente gallego
    19.Las brasas de la "sapina" para hacer una dorada a la sal, recién pescada en un estero gaditano
    20.El “ ajo caliente” de mi amigo Luís, en Sanlúcar de Barrameda, preludio de sus tortillas de camarones con harina de garbanzo
    21.El cazón adobado y el olor a fritura
    22.El olor a sal del mar, y a puerto, y a algas podridas, en cualquier lugar marino
    23.Las brasas de encina y brezo, las costillas recién asadas
    24.El sabor y olor a barro de las tencas fritas
    25.El sabor picante de los guisos de cangrejo
    26.Carpas y barbos que no me gustaban nada…
    27.Sevilla y Huelva en primavera, puro azahar
    28.El olor a incienso en Semana Santa, los desayunos de sopas de ajo y almendras garrapiñadas la madrugada del viernes santo y el “bacalao a la tranca” en el almuerzo, las "aceitadas", los churros y el aguardiente la mañana de Resurrección en la casa del amigo Pedrero, y el fin de fiesta con “ dos y pingada”
    29.El olor a humedad y a vino y a madera de las bodegas
    30.La cebolla recién cortada, y el olor a ajo y a estofado con vino blanco
    31.Los bocadillos de calamares rebozados de mi preadolescencia
    32.El zumo de naranja
    33.La tortilla de patata con pimientos fritos
    34.El arroz con leche y la leche frita
    35.Los “ emparedados” de jamón y queso y los filetes rusos fríos de los fines de semana en Tábara, a la vuelta de Sanabria
    36.Las albóndigas estofadas, y las “ chulas” con jamón de tía Angelines
    37.La paella dominical del cuñado Paco, y el ritual de aprender cocina… “sirviendo vino para quien cocina”
    38.Los fréjoles verdes con refrito de ajo y pimentón en invierno y con mahonesa en verano
    39.El puré de patatas con salchichas rojas
    40.Las patatas fritas!!!!!!!!!!
    41. El aroma a Boletus capaz de sacarme de cualquier depresión
    42. El añejo del curado de un jamón
    43. Como no, también el olor a coliflor recien hervida, jaja

    #13
    Alternativa
    en respuesta a Alternativa

    Re: Olores y sabores que por sencillos están casi olvidados...

    Ver mensaje de Alternativa

    Buscando entre viejos papeles, mi madre ha encontrado una copia de la receta de mi tia Angelines que hizo las delicias de mi infancia. La transcribo tal cual, para no perder la frescura de su lenguaje. Buen provecho a todos!

    CREMA AMERICANA
    Ingredientes :

    12 cucharadas de azúcar
    3 huevos
    9 tacillas de café llenas de leche
    1 cucharada de harina o maizena

    Elaboración :

    Se separan las claras de las yemas batiendo éstas. En la mezcla se añade la harina para que no haga grumos y se añade a la leche convenida. En una sartén se pone el azúcar al fuego y lentamente se deja deshacer hasta punto de caramelo ( con unas gotas de limón para que no empanice y un opquito de agua). Cuando nos parezca que está hecho, se incorporan las yemas y la leche sin dejar de batir y se deja que espesen hasta punto de crema. Se deja enfriar en una fuente y se presentan con barquillos de merengue.

    Servir bien frío. A disfrutar!

    #14
    Francescf
    en respuesta a jose

    Re: Nooo... así es como me las hago yo...

    Ver mensaje de jose

    Pues probaré lo de la lasaña, pero si encuentro las hojitas que me pusieron en Santander.

    Es que es ver unas acelgas o unas espinacas y me pongo malo.

    Saludos.

    Menjar per pensar, pensar per menjar.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar