Michelín: Tararí que te ví

18 respuestas
    #1
    Esther Láez

    Michelín: Tararí que te ví

    Hace tiempo que cuando viajo fuera de España vengo notando las diferencias que existen a la hora de puntuar y de conceder estrellas Michelin entre los diferentes paises.

    Cuando he leido de que forma puntúan los inspectores de la guía siempre dejan muy claro que lo que valoran es el plato y no todo lo que lo rodea, es decir, el local, el ambiente, el servicio etc.

    Si entras en la página de la guía Michelín encuentras qué es lo que identifica que un restaurante tenga estrellas y su respuesta es esta:

    Las estrellas MICHELIN

    Una estrella: una cocina de gran fineza. ¡Compensa pararse!

    Dos estrellas: una cocina excepcional. ¡Merece la pena desviarse!

    Tres estrellas: una cocina única. ¡Justifica el viaje!

    Por supuesto que estos inspectores aplican todos ellos los mismos criterios a la hora de evaluar una mesa y las mismas reglas en todos los lugares y esto según la propia guía es algo completamente riguroso y llevado a cabo por todos los inspectores independientemente del pais en el que estén.

    Ya sea en Japón, Estados Unidos, Londres, Francia o China, el inspector de la guía MICHELIN respeta escrupulosamente los criterios de selección y la forma de puntuación de los platos. Y al leer esto es donde me quedo ojiplática! En serio? Señores editores del equipo de la guía Michelín, están ustedes seguros de lo que escriben, o tienen las mismas dudas razonables que yo?

    Paseando por la maravillosa Francia estas cuestiones ya afloraron en mi cabecita y se confirmaron en más de una ocasión. Pero que va, eso no ha sido nada, se han superado generosamente. Yo tengo un restaurante Michelin que es lo más de lo más del estrellato.

    Mi estrellado restaurante Michelin tiene una zona previa, dónde los clientes se toman unos entrantes y reciben la explicación pertinente del personal de servicio de sala. Pues no, los clientes esperan tranquilamente en unos estupendos taburetes rosas situados en la puerta de la calle a que les llamen para entrar. La entrada al restaurante como se puede observar en la imagen es de lo más divertida y los centímetros de suciedad de la caja gris también eran de lo más atractivos. Digo caja gris, porque no se si es una caja eléctrica o dónde guardan las ofrendas para el dios que protege el establecimiento. Mientras esperas puedes consumir agua de la máquina suministradora que contaba con los mismos centímetros de suciedad que la caja gris.

    En este restaurante Michelin el servicio, muy original, utiliza guantes para atender las mesas, algo que por otra parte puedes encontrar en cualquier estrellado, sobretodo si van a preparar un plato delante del comensal, todo muy aséptico.  A mi personalmente no me gusta porque les da un aire de mayordomos un tanto carpetovetónico, pero para gustos, ya se sabe. En esta ocasión el guante blanco se cambio por este estupendo guante negro utilizado por algunas señoras y señores para limpieza doméstica cuando aún los lavavajillas no existían.

    No, no estamos en la cocina, ni en el cuarto oscuro de los castigados, estamos en el salón del estrellado restaurante y mi mesa está justo enfrente de esta señora que transporta esas estupendas bandejas de diseño en una camarera preciosa de acinox, dónde está recogiendo la vajilla de los comensales, eso mismo, los platos sucios, vamos. Y digo yo, para que se los van a llevar hasta la cocina como se hace en el resto del mundo mundial, eso es una pérdida de tiempo, yo me paseo por delante de todos con el carrito y directamente recojo, tiro desperdicio y sigo a por la siguiente mesa.

    Prometo que pregunte más de 10 veces si de verdad eso era un estrella Michelín. La chica de la mesa de al lado, que por cierto no comió, solo desplazaba la comida de un lado a otro del plato con el tenedor,  me miraba con la misma cara que debía estar mirándola yo a ella, de; esto está ocurriendo de verdad?

    Y ahora, vamos a por la carta: elegante, refinada y sobretodo artesanal: Tamaño folio, 80 gr, impresora laser.

    Continuamos con  el criterio de los platos, por lo que según la Michelín se rigen sus inspectores. Después del síndrome del guante de goma, lavaplatos, se me hizo muy dificil poder valorar la comida. No hice fotografías a los platos, lo siento, pero se me fueron las ganas. Los recipientes creo recordar que hacían juego con los guantes de las camareras, todo un detalle mantener la armonía. Vale, pero esto según los inspectores de la Michelín no cuenta. Los dumpling estaban correctos, pero sin emocionar.

    Y en este momento recuerdo lo que dice la MIchelín de un restaurante con una estrella Michelín: Restaurante con gran fineza, eso lo acabamos de comprobar, es fino donde los haya. Merece la pena pararse. Por supuesto, merece la pena pararse y quedarse embobado y hacer fotografías porque es un auténtico espectáculo, si ya como big gourmand me llamaría la atención, aún sigo asombrada de conocer que este restaurante tiene una estrellita.

    Este restaurante está en Hong Kong y se llama Tim Ho Wan. Cierto, fui a más estrellas en China, todos dentro de hoteles occidentales, y en ninguno ocurrio esto, por suerte para mi, pero es tan llamativo que merece la pena contarlo.

    Y ahora les pregunto a los señores inspectores de la Michelín seguro que el criterio de adjudicación de estrellas es el mismo en todos los lugares del planeta? Como puede tener una estrella Michelin un restaurante dónde los residuos orgánicos se encuentran en bandejas dentro del salón  y donde los camareros pasean por la sala con guantes de latex?

    Alguien se imagina un restaurante en España así? Alguien se imagina además ese mismo restaurante dentro de la categoría de restaurantes con una estrella Michelín? Pues eso, tararí que te ví.

    Síguenos en: Facebook y Twitter Sígueme en: Facebook

    #4
    Joan Thomas

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Alucinante !!!

    He visto muchas distorsiones, irregularidades o injusticias en la atribución o no de menciones,  platos, bibs gourmands o estrellas por la guia roja, pero como esta ninguna ...

    Saludos y feliz año

    #6
    Josep_Gallego
    en respuesta a Esther Láez

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Ver mensaje de Esther Láez

    Es alucinante la verdad. A pesar de todas las quejas por lo mencionado sigue siendo una referencia, al menos en España y la gente desde luego lo tiene en cuenta, pero estas imágenes y tus comentarios superan todo lo imaginado. Desde aquí tenemos la idea de que con sus cosas buenas y no tan buenas, al menos es más o menos igual en todos los países ...... Veo que no.

    #9
    Lovecft
    en respuesta a Miryam777

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Ver mensaje de Miryam777

    El chino de mi barrio al lado de esto es El Celler de Can Roca...

    No está muerto aquello que yace eternamente. Y con el paso de los eones, hasta la muerte puede morir

    #10
    Lovecft

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Y ya hablando sobre este tema, tanto el extremo de este restaurante como el contrario, el de los estrellados de aquí, me parecen ambos igual de indecentes, ni es normal que un restaurante como este de Hong Kong tenga la estrella ni tampoco la sobre-exigencia que tienen que tener los de aquí para conseguir la estrella. Aunque he de reconocer  que me gustaría ver la cara que pondrían según qué "divos" de la cocina que se creen no se que por tener la estrella son la leche, cuando vean que un restaurante chino que podría ser el de cualquier barro obrero tienen el mismo galardón :P

    No está muerto aquello que yace eternamente. Y con el paso de los eones, hasta la muerte puede morir

    #12
    Esther Láez
    en respuesta a Lovecft

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Ver mensaje de Lovecft

    Jajajaja! pues una gran cura de humildad!

    Es cierto que la exigencia no es la misma para nosotros, que para los franceses, que para los holandeses que para los chinos, y no es algo que ocurra de forma excepcional es que pasa siempre. Lo que no entiendo es que los propios inspectores de los distintos paises no se revelen contra una situación como está que evidentemente es aceptada y consentida.

    En Francia conozco bastantes restaurantes estrellados y solo uno me ha parecido que tenía el mismo nivel que pueden tener con la misma categoria en España. El colmo de los colmos fue un 3 estrellas que aqui no habría llegado a la condición ni de big gourmand, salvo por su ubicación. Y cuando además contrastas opiniones con otras personas que lo conocen y el comentario es el mismo es que algo evidentemente no se hace bien a la hora de otorgar las tan codiciadas estrellas para muchos.

    Síguenos en: Facebook y Twitter Sígueme en: Facebook

    #13
    J-Carlos
    en respuesta a Esther Láez

    Re: Michelín: Tararí que te ví

    Ver mensaje de Esther Láez

    Desde el momento en que no tienen en cuenta si cumplen la legistación vigente ya tienen todo mi desprecio esas estrellas.

     

    Si no tienes sentido del humor, estás a merced de los demás. (William Rotsler)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar