Cuatro motivos por los que no podemos comer solo una patata frita

35 respuestas
    #1
    Gabriel Argumosa

    Cuatro motivos por los que no podemos comer solo una patata frita

    Curiosos argumentos:

    - Estas patatas contienen una grasa que desencadena la producción de sustancias llamadas endocanabinoides (sí, muy similares a las que hay en drogas como la marihuana. Cuando segregamos sustancias como estas, se producen una serie de señales que percibe el cerebro y que nos empujan a seguir comiendo y comiendo.

    - Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Athens, en Georgia (EEUU), el consumo continuado de comidas con un elevado contenido graso, como es el caso de las patatas fritas, acaban modificando una bacteria en nuestro intestino y que impide que logremos detectar si estamos llenos o no.

    - La ciencia ha demostrado que la comida que cruje, como el caso de estos alimentos, es percibida como más atractiva. El sonido provoca un efecto de estimulación que nos incita a seguir comiendo.

    - Los saborizantes que en muchas ocasiones incorporan las patatas fritas actúan en el paladar de las personas como aquellas comidas que tienen umami, el sabor extra (además del dulce, ácido, amargo y salado) detectado por los orientales. Aunque el potenciador de sabor no suele ser glutamato monosódico, sí que se recurre a cebolla, pimiento o queso en polvo para hacerlas más atractivas a nuestro paladar y que nos empuja a seguir comiendo.

     

    ¿Estais de acuerdo?, desde luego algo hay

    http://www.economiahoy.mx/sociedad-eAm-mexico/noticias/6866940/07/15/Cuatro-motivos-por-los-que-no-podemos-comer-solo-una-patata-frita.html#.Kku8Tc6DyD3P34b

     

    Saludos desde Cantabria

    #2
    Mara Funes
    en respuesta a Gabriel Argumosa

    Otra adicción

    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Me ha gustado mucho el tema y como lo has planteado Gabriel.

    En mi caso apenas como fritos por lo que no sufro de esa "adicción" pero sí sufro otra que yo creo que es parecida y sobre la cual me gustaría preguntarte.

    Yo tengo adición a los hidratos de carbono pero sin necesidad de que estén fritos. Muchas veces, cuando tengo hambre visualizo pasta, pan, pizza, arroz, patatas (no necesariamente fritas) y hay veces que sin hambre también, es decir que sin hambre, me apetecen este tipo de comidas. También me ocurre que tengo la sensación de no haberme saciado si una comida no la he acompañado con pan.

    ¿Conoces a alguien que le ocurra lo mismo? ¿Qué explicación puede tener?

    #3
    Marina Francisco
    en respuesta a Gabriel Argumosa

    Re: Cuatro motivos por los que no podemos comer solo una patata frita

    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Lo cierto es que crean cierta adicción y cuando empiezas a comerlas, al menos en mi caso, no paro hasta que no quedan. Y muchas veces ya no hay hambre, estoy llena, pero es inevitable. 

    De hecho el otro día una amiga se compró patatas fritas, me ofreció una, no tenía hambre pero cogí. Sólo decir que no fue la única que me comí...

    Como dice una conocida marca de patatas fritas: ¡Cuando hacer pop, ya no hay stop!

     

     

     

     

    #4
    Atenae
    en respuesta a Gabriel Argumosa

    Re: Cuatro motivos por los que no podemos comer solo una patata frita

    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Es muy curioso como funciona el cerebro. Lo de los saborizantes sí lo había leído y de hecho, si acostumbras a un niño a comer sopa de sobre luego es complicadísimo que te acepte una sopa de verdad hecha con ingredientes naturales.

    Entonces, según lo que comentas de la comida que cruje, ésa es la razón por la que tampoco puedes comer solo una pipa ¿verdad? empiezas la bolsa y no la dejas hasta que te la acabas...

    #5
    Atenae
    en respuesta a Mara Funes

    No sé si es lo mismo

    Ver mensaje de Mara Funes

    pero cuando yo me quedé embarazada, durante los 3 primeros meses sólo podía comer cosas blancas: patatas, arroz, pasta, pan... Quizás haya una razón médica que ademas relacione ambos casos.

    ¿Hay algún médico por aquí que nos lo pueda aclarar?

    #6
    Marina Francisco
    en respuesta a Mara Funes

    QueRe: Otra adicción

    Ver mensaje de Mara Funes

    Veo que no soy la única. Esos alimentos que mencionas, sobre todo la pizza y el pan, aunque no tenga hambre muchas veces si ha sobrado un trozo o está el pan a mi alcance es fácil que se me vaya la mano.

    No sé la respuesta, pero también tengo esa misma duda. ¿Por qué aunque no tengamos hambre nos apetecen esas comidas?

    #7
    Gabriel Argumosa
    en respuesta a Mara Funes

    Re: Otra adicción

    Ver mensaje de Mara Funes

    Mucha s gracias Mara, ya sabes que no soy un especialista en nutrición.

    Esos deseos concretos de un producto, suelen estar relacionados  con los niveles de Serotonina, Dopamina, Leptina y hormonas adrenales. Es más,  creo que  en tu caso quizás la dopamina este presente.
    Cuando preparé  la tesina sobre el ingreso como académico de número en la Academia de Gastronomía, que versó sobre el efecto antidepresivo de los garbanzos, me compré un libro titulado “ la dieta de la serotonina” de la Editorial Blume que hablaba sobre todos estos temas.

    Saludos desde Cantabria

    #10
    Gabriel Argumosa
    en respuesta a Atenae

    Re: No sé si es lo mismo

    Ver mensaje de Atenae

    Hormonas, hormonas. Si médico ya soy yo, pero mi especialidad es muy lejana a la nutrición y a la endocrinologia.

    Quizas Abreunvinito nos lo pueda acalarar mejor.

    Saludos desde Cantabria

    #12
    Abreunvinito
    en respuesta a Atenae

    Re: No sé si es lo mismo

    Ver mensaje de Atenae

    Por alusiones:

    No había leido nada de este foro y gracias a los compañeros (Mara y Gabriel) he entrado.

    ¿Algo que justifique los antojos/rarezas/cambios de gustos (como quieras llamarlo) en el embarazo? Pues no day datos objetivos de ello (que yo conozca). En el embarazo, los enormes cambios hormonales se asocian con cambios psicológicos importantes (incluso desinhibiciones) con lo que, si difícil es explicar cambios físicos, los de comportamiento más. Lo que comentas de color blanco, estaría más en la esfera psicológica que en la física.

    Fuera del embarazo te puedo decir que hay líneas de investigación muy interesantes. Por ejemplo, hay personas que su parte genética les lleva a que sean muy tolerante con la sal porque son poco "sensibles" a nivel gustativo. Eso conlleva que el número de hipertensos sea más alto, ya que durante toda la vida tienden a consumir más sal (toleran platos con exceso de sal). Otros por ejemplo son poco sensibles al sabor amargo y les gusta más el chocolate, mientras que otros el chocolate amargo lo rechazan de plano porque sus receptores de este sabor les hacen notarlo como el doble que la media de la población .

    Evidentemente la genética luego se modula por el medio ambiente. Por ejemplo un catador de vinos: tú puedes entrenarte para ello, pero algunos nacen con ese don (su genética les dota de más capacidad para apreciar olores y sabores). Otro ejemplo. dos gemelos univitelinos (los que son iguales como dos gotas de agua), pones uno en una isla que viva de lo que pesque y recolecte, y otro en casa sin salir con la nevera llena y uno estará delgado y sin grasa y el otro engordará como un cerdito.

    Lo del crujiente de las patatas fritas supongo que tiene más que ver con un reflejo condicionado. De toda la vida (aprendizaje),  lo crujiente siempre se ha acompañado de un alimento agradable (satisfacción), por lo que al oir crujir, obtienes sensaciones de satisfacción.

    Como ves siempre hay una parte física (la genética y su desarrollo al contacto con el medio externo) y una parte psicológica (comportamiento, sociedad) y todo ello modulado por la experimentación (acierto, error, entrenamiento, reflejos condicionados) del dia a dia. Complejo mundo del que conocemos menos de lo que creeemos.

    Saludos

    PD Gabriel no es especialista en nutrición, pero nos puede enseñar muchas, pero que muchas cosas, a todos.

    el mejor vino es el que se comparte www.abreunvinito.es @abreunvinito

    #14
    Gabriel Argumosa
    en respuesta a Abreunvinito

    Re: No sé si es lo mismo

    Ver mensaje de Abreunvinito

    Muchas gracias Diego, por tu exposición, en mi criterio tan interesante. Y gracias tambien por tu confianza en mi, yo solo les podré ayudar en temas de aparato locomotor y o neurológico periferico y en todo caso si caen en problemas legales con un tema  médico.

    Un saludo

    Saludos desde Cantabria

    #15
    Gabriel Argumosa
    en respuesta a Valgañon

    Re: Cuatro motivos por los que no podemos comer solo una patata frita

    Ver mensaje de Valgañon

    Esta mañana he visto unas patatas fritas en bolsa en Lidl, en promoción, aunciadas como marineras '???, si no recuerdo mal con la palabra Formentera y que en su etiqueta ponia varias veces : sin tal, sin cual, sin lo otro..., ya os diré.

    Saludos desde Cantabria

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar