Los mejores vinos del supermercado

66 respuestas
    #33
    Juanjosantos
    en respuesta a Dani-Bcn

    Re: Los mejores vinos del supermercado

    Ver mensaje de Dani-Bcn

    Justamente lo interesante es ver las valoraciones de un vino ANTES de saber qué vino es.

    Esa sensación de descoloco, de no saber, de empezar a elucubrar,...

    Me resulta graciosísimo sobre todo con personas que sufren de riojitis, riberitis y, lo contrario, personas que detestan un vino por llamarse X o llamarse Y y/o por ser muy comercial.

    En la victoria mereces beber champagne; ¡en la derrota lo necesitas! (Napoleón Bonaparte. 1769-1821)

    #34
    J-Carlos
    en respuesta a Juanjosantos

    Re: Los mejores vinos del supermercado

    Ver mensaje de Juanjosantos

    En eso estoy totalmente de acuerdo, me refería a esta explicación:

    Se llama doble ciego cuando en una cata de vinos no tienes ni idea de qué vas a tomar: ni tipo de uva, ni región, ni DO, ni elaborador, ni añada, ni país ni nada de nada. Puede ser un vino sudafricano, francés, alemán, chileno, californiano o a saber...

    Una cata a ciegas simple difiere en que puedes tener parte de información sobre los vinos a catar: país de origen, DO o variedades de uva. O por ejemplo, dices vamos a catar tales vinos (5-6 por ejemplo: R, S, T, X, Y, Z) pero aunque envueltos en papel de aluminio y sin orden determinado, sí sabes qué vinos hay en liza y más o menos por eliminación puedes ir sonsacando cuál es cuál si los conocías previamente aunque no sepas cuál te ponen.

    En una doble ciego puede ser cualquier cosa. Sólo sabes que es vino y, evidentemente, si es blanco, tinto o rosado (por el color), nada más. NO hay más referencias. Hay que empezar a intentar adivinarlo todo. En esas circunstancias, más de uno, se sorprendería pues no hay etiquetas, elaboradores, bodegas, variedades de uva, DO ni prejuicios que valgan. Y las sorpresas suelen ser grandes.

    A la comida vegana la llamo guarnición

    #35
    Juanjosantos
    en respuesta a J-Carlos

    Re: Los mejores vinos del supermercado

    Ver mensaje de J-Carlos

    Ahí explicaba la diferencia de cata doble ciego con cata a ciegas normal (simple). Ambas son a ciegas, pero en la simple siempre se tiene aunque sea algo de información previa: o son 5-6 marcas de vinos a catar, o son vinos de un tipo de uva concreto o son vinos de una región/país determinado.

    Cata a ciegas de vinos de Monastrell: no es doble ciego.

    Cata a ciegas de vinos de Rioja Alta: no es doble ciego.

    Cata a ciegas de vinos franceses: no es doble ciego.

    En una doble ciego se entiende que lo que te ponen en copa es vino, nada más. El resto es búscate la vida e intenta sonsacar cosas en base a tus sentidos, memoria de aromas y sabores y experiencia previa en catar y beber muchísimos vinos.

    Como comentaba Dani-Bcn, una triple ciego sería ir aún más allá: copa negra (aunque viéndola por dentro se podría ver el color del vino aunque sea algo), o incluso venda en los ojos si pasamos de la fase visual y sólo hacemos olfativa y gustativa.

    Tampoco hace falta llegar a extremos. Con la doble ciego es suficiente para ver lo difícil que es catar un vino cuando no sabes nada de él ni tienes referencia alguna sobre región, país, variedades de uva, etc.

    En la victoria mereces beber champagne; ¡en la derrota lo necesitas! (Napoleón Bonaparte. 1769-1821)

    #36
    J-Carlos
    en respuesta a Juanjosantos

    Re: Los mejores vinos del supermercado

    Ver mensaje de Juanjosantos

    Creo que te estás liando y que tampoco hay acuerdo con la terminología.

    Yo lo que creía es que era una extrapolación de la que se usa en experimentación clínica:

    Simple ciego, el sujeto, en este caso el catador, no sabe qué toma.
    Doble ciego, el experimentador, en este caso quien sumistra o llena la copa, tampoco lo sabe.

    En el caso de la cata de vinos, ¿de dónde surge esta metodología y su denominación?

    En cualquier caso veo un paralelismo muy similar entre el suministro de un placebo o una medicina respecto al suministro de un vino "trampa" o uno especialmente reputado. Por eso me ha gustado lo de llevar las botellas tapadas y sin cápsula, ese doble ciego 11/12. Si el que suministra el vino o llena la copa sabe qué vino es se puede incorporar el sesgo del observador, independientemente de que sea una cata sin saber nada de los vinos o una cata temática: bodega, uva, zona...

    A la comida vegana la llamo guarnición

    #37
    Juanjosantos
    en respuesta a J-Carlos

    Re: Los mejores vinos del supermercado

    Ver mensaje de J-Carlos

    Tiene alguna relación con la experimentación clínica pero con matices.

    Verema, en la doble ciego de Arienzo, nos "llenaba" virtualmente las copas (suministraba la botella sin etiquetas y sin nada que la identificara) y sabía lo que mandaba de sobra pero, si lo miras bien, ellos no forman parte de experimento, sino sólo los que catamos. Hasta los corchos, como es lógico, eran neutrales (sin impresión de bodega, ni añada ni nada, limpios).

    En la doble ciego que comentaba 11/12 es verdad que no es una pura doble ciego pues sí que cada individuo sabe que, entre los 12 vinos, uno es el que ha llevado. Pero tienes 11 de los que nada sabes y donde no hay referencia alguna a la que agarrarse. Lo "grave" es que muchas veces no se adivina ni el vino que llevas (te lo digo por experiencia).

    Una nota importante: El responsable de la tienda que sirve el vino tampoco sabe qué sirve pues van envueltas todas las botellas y sin cápsulas y cuando le llevo mi botella no le digo nada y él la guarda en una nevera de vinos hasta que llegue el momento de catar. Además, sirve las copas a escondidas para que no veamos la forma de la botella. Siendo tiquismiquis, sólo vagamente podría saber él mismo sobre su propia botella (la que pone él por su propia iniciativa) si le ha colocado alguna señal, por el tipo de papel de aluminio o por la forma de la misma (en caso de tener cuello alto o alguna característica morfológica particular) sospechar que es la suya. En cualquier caso da igual pues la cata la hace para nosotros y él, aunque es uno más del grupo, los que debemos intentar acertar cosas de los vinos somos los demás, no él. Además, entre 12 vinos, el que menos debe importar a cada individuo es su propio vino (y es el que, además, se supone, deberías adivinar aunque no siempre se adivina ni el vino de uno pues los otros pueden liarte y de qué manera).

    Como ves, el tema, al nivel que yo lo trato, es más lúdico que la experimentación clínica y, además, no hace falta que sea tan formal.

    Sólo hay una excepción que sí exige rigor máximo equivalente a la experimentación clínica: si se tratara de una cata doble ciega pública, de un campeonato de catadores y para un premio económico o de mérito importante del gremio: en ese caso, evidentemente, se tendrá la infraestructura necesaria de personas, copas, espacio, etc, para que nadie de los participantes sepan qué catan y que ni siquiera el sumiller que llena las copas sepa qué sirve en cada copa. En muchas de ellas se usan hasta copas opacas (para dar aún menos pistas).

    PD. Y sobre los corchos: el descorche lo hace otra persona que no participa en la cata, claro, y en otra habitación, pues es cierto que el propio corcho puede decir mucho ya sobre el vino.

    En la victoria mereces beber champagne; ¡en la derrota lo necesitas! (Napoleón Bonaparte. 1769-1821)

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar