PQ Primicia 2009
Vino PQ Primicia 2009
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Tempranillo con toques de garnacha, syrah,...
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.51
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,7
Opiniones de PQ Primicia
OPINIONES
17

Granate de buena capa. Tiene una nariz intensa y bien perfilada, un toque de bosque umbrío, cacao en polvo, fruta negra, algo de maderas finas, sensaciones tostadas y un punto de nuez moscada y de vainilla. En boca tiene buen ataque, es amplio, reaparecen las sensaciones especiadas, suaves amargos, cuerpo medio, un poco licoroso, bien de acidez, es largo y con personalidad...

Color picota, ribete granatoso, capa alta.
Nariz especiada. Predomina la fruta negra (arándanos, moras), hay tostados muy agradables y gran presencia de especias. Pimiento asado, ahumados, flores marchitas.
En boca es también frutal, con buena acidez y tanicidad. Equilibrado, sabroso, algo goloso y bien perfilado. Especias, flores y tostados, frescura. Posgusto medio, ligeramente torrefacto.

Rojo picota de capa alta. Nariz especiada y con agradables notas de frutillos del bosque, toques tostaditos, terciarios agradables y vegetales evolucionados que pueden recordar al pimiento, al cuero viejo y a la hojarasca en descomposición. En boca es de ataque rico, domado, con buena acidez y de paso ágil frutal. Posgusto medio y algo seco. Evolución rápida en copa y que tiende a la llanura sensorial. Creo que ha pasado su mejor momento, dada la añada y la fecha en que lo cato (entiendo que era un vino concebido para degustar los 2-3 primeros años), pero aún así mantiene buenas formas. Dejo esta cata como seguimiento de su histórico, aunque seguro que las primeras son más acertadas con su realidad sensorial.

Picota con capa alta , borde rosado, espejo limpio , sin lagrima.
Nariz media con frutas rojas, especies y violetas.
Paso por boca con cuerpo medio, redondo, sedoso, goloso . llena la boca con un postgusto medio

Rojo cereza con ribete violáceo todavía muy vivo. Capa media-alta, buen brillo, lagrima gruesa no coloreada.

Nariz de intensidad media-alta con recuerdos a ciruela y una muy protagonista flor (violetas, lilas, lavanda…). Proteína, mermelada de moras, leves ahumados, vainilla, algo especiado, algo de cacao, perfil dulce.

Entrada suave y algo calida, acidez idónea con recuerdos a caramelo de café con leche y un leve toque cítrico (cáscara de naranja). Redondo, buen paso, leve amargor final. Muy floral también en esta fase apareciendo por encima de una fruta más tímida pero de buena madurez. Algo goloso, tanino muy pulido, de corte dulce, tostados suaves y apropiados para un final medio.

Ahora a final de año me he estado bebiendo todos los vinos jóvenes o con crianzas cortas que tenía, porque claro, son vinos para tomar ahora no para dejarlos envejecer, y así de paso acostumbro a mi señora a vinos no tan potentes en su camino de iniciación a este mundo. Tenía este de un lote de Verema y nos ha gustado mucho.

Rojo picota intenso, ribete granatoso, limpio y brillante.
Intensidad aromática media, muy frutal con los frutillos rojos a tope pero a la vez con una importante impronta a tostados sutiles que le dan carácter al vino y que hace que parezca que tiene más crianza de la que tiene. Notas avainilladas, torrefacto y balsámicos completan un conjunto aromático muy bueno e interesante.
Paso de boca rico, fresco, con cierta intensidad, muy goloso, tanino pulido y equilibrado, recuerdo medio. Rico.

La verdad es que ha sido una grata sorpresa y a buen precio, 8,50 €.

Rojo picota de capa media brillante con ribete violaceo y lagrima fina e incolora,

Aromaticamente de intensidad media-alta con recuerdos a frutillos rojos, vainilla, canela y golosinas. Su perfil es dulce y me recuerda a algunos perfumes femeninos.

Fresco y equilibrado, con mucha juventud y una madera respetuosa, su tanino es sedoso lo que aporta redondez que permite un paso muy agradable. Cuerpo medio pero con algo de trama, su acidez se encuentra bien medida e integrada. Aparecen recuerdos vegetales en esta fase que aportan un ligero amargor que se convierte en un elemento que incorpora complejidad en el vino. Vuelven los recuerdos a fruta roja y vainilla en un final medio-largo y muy agradable.

Visual: Cereza intenso con tonalidades frambuesa.
Aroma: Intenso, predominio de notas balsámicas y tostadas que con el paso del tiempo van dejando protagonismo a la fruta, recuerda al cacao fino, la vainilla, el caramelo, el yogur de fresa y el cafe con leche.
Boca: ataque amable, balsámico, sabroso, carnoso, buena acidez, equilibrado, persistencia buena.

Rojo picota, ribete anaranjado (si!), capa media, lágrima abundante y transparente (si!).

Nariz a resinas y especias (clavo y pimienta negra), amplísimo, eterno, inconfundiblemente joven, en boca domina la suavidad, la sedosidad pero manteniendo la alegría y la juventud a base de vainilla y frutas en licor, con un final amargo de gran vino.

Me sorprendió. Las mismas caracteristicas de los jóvenes vulgares pero suavizadas, mejoradas, ensambladas...

Con lo que prometía este vino, y de hecho algo se dejó ver, el corcho me fastidió.

Apuntaba maneras de vino frutal, vivo, especiado y cremoso (más de lo que anunciaba la visual)...

Compraré otra botellita a ver si tengo más suerte.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar