Torremilanos Crianza 2006

Vino Torremilanos Crianza 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
7,1

Bodega: Finca Torremilanos
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza en barricas de primer, segundo, tercero y cuarto año. El vino permanece en barricas durante 23 meses. Sin clarificar

Varietales: Tempranillo

54 Opiniones de Torremilanos Crianza

Un vino que tiene mas crianza de la que dice pero mas de la que parece.
Color rojo cereza oscuro, capa media/alta. Aromas que predominan la fruta negra madura y algo de vainilla. En boca es potentre, bien estructurado, se aprecia fruta negra madura y algo de balsamicos; persistente.
Correcto sin mas. Precio 12€.

Rojo granate de ribete rubí, capa media-alta brillante. Lagrima marcada, fina e incolora.

Intensidad media alta, con muchas notas chocolateadas, cueros elegantes y de fondo de fruta roja. Especiados, flores rojas secas y algo de piedra caliente.

Entrada potente, tanino marcado y algo secante. Con cuerpo y excelente acidez. Terciarios de calidad que se erigen en protagonistas junto con los especiados, y un fondo torrefacto. Buena longitud, elegancia y sabrosura. Grato postgusto que queda por tiempo. Ideal para maridar con una buena carne roja.

La verdad que la casa Torremilanos tiene mejores momentos en añadas precedentes, un 2006 sin complejidad, excesivamente franco y directo, notas de fruta roja se entremezclan con un perfil lácteo y despuntes de acidez en boca que no terminan por acompañar a su tanicidad.

Medio intensos aromas primarios (...) Aromas de alcoholes perfumados, fruta roja en compota, lácteos y boca áspera, una astringencia poco relacionada con el cuerpo que deja algun toque de buena fruta.

Color rojo picota con ribete rubí.
Nariz de gran intensidad donde destaca la fruta negra, las notas de vainilla, de tostados, de monte bajo, vainilla, recuerdos a fruta roja, como la frambuesa, la fresa ácida, con un fondo aromático entre el balsámico y las notas florales de madreselva o lavanda.
En boca es cremoso, tiene buena acidez, con un punto goloso, amplio, bastante pulido desde la última vez que lo probé. Ha perdido esas aristas y se encuentra en un momento mucho más amable, aunque sin lugar a dudas le queda camino y mejorará. Me gusta por esa acidez y el punto fresco que tiene ahora, balsámico, con las notas lácteas en el fondo del paladar.

Rojo cereza de capa media con ribete rubi y buen brillo. Tiñe la copa y nos enseña una abundante lagrima.
A copa quieta muestra buen volumen con notas de fruta roja, especiados, flores rojas y vainilla que al mover se funden con notas de pimiento verde, tostados suaves, cacao y tabaco rubio.
En boca es muy equilibrado, taninos aun muy marcados que se puliran formando un buen conjunto gracias a una buena acidez que permitira domar la ligera astringencia que presenta, es sabroso y musculado, con buena trama. En retronasal muestra aromas de ciruela junto con notas tostadas siendo su final medio-largo que deja sensacion de calidad y potencia.

Cuando hablamos de un vino de "crianza" no es normal que pensemos que ésta pueda ser tan larga; y si decimos que un vino tiene una crianza de 23 meses de barrica seguro que asociamos esa "crianza" a la de un "reserva"; quizás por eso pienso que en el nombre de este vino sobra el témino crianza ya que, al menos es mi opinión, esa palabra no le hace justicia. Y dicho esto, vamos a la cata del vino.
Vista: Tiene un color rojo picota de ribete granate, algo velado, joven, limpio, brillante, de densa lágrima que arrastra poco color. Su capa es media-alta.
Nariz: Necesita airearse para que se manifieste plenamente. Al principio es de media intensidad, franco, complejo, tímido, con predominio de los aromas de la crianza con tostados, cuero viejo, notas animales; se aprecian toques minerales, pimienta negra y notas licorosas que acompañan a la fruta negra. Cuando se abre se incrementa notablemente el recuerdo de la fruta madura y destacan las notas licorosas, los torrefactos y aparece alguna nota de violeta.
Boca: Tiene una buena entrada, de media intensidad al principio que según se aposenta en el paladar se abre con notable amplitud, es seco, estructurado, de gran carga tánica, cálido, tostado, de estupenda acidez, especiado y muy largo.
Un vino que aún está por desarrollar lo mejor de sí mismo.
Su precio ronda los 17 euros

Color picota con ribete ligeramente rosado.
Nariz de buena intensidad con aromas de fruta negra madura, apuntes de la madera, alguna nota láctea, vainilla y un fondo fresco y mentolado que se entremezcla con unas notas de bombón de licor.
En boca tiene una buena estructura, un tanino recio que debe pulirse, buena acidez, notas tostadas y torrefactos marcados que le dan cuerpo y un buen recorrido con una sensación fresca final pero marcada por la astringencia que queda en boca.

Le falta algo de tiempo pero apunta muy buenas maneras.

Digo sorprendente porque para el envejecimiento que tiene en barrica, más los 8 meses en botella está hecho un bebé.
De color picota, prácticamente opaco, con menisco carmesí. Lágrima fina y densa. Bonito, bonito.
En nariz fruta negra, notas de vainilla, apuntes licorosos y mentolados -chocolate after eigth-, torrefacots. Notas minerales -tiza, cuarzo, caliza caliente- y regaiz.
Apuntes lácteos y florales (violetas), piel de naranja y toques de roble francés.
En boco se muestra potente, con buena estructura y acidez. Muestra de su falta de redondez es la punta de astringencia que muestra. Ligero amargor final, que no molesta. Buena tanicidad, goloso.
Retronasal marcada por las notas de fruta, balsámicos y minerales, mostrando un buen recorrido.

Color picota, con capa media-alta, lágrima bastante potente y transparente, tinta la copa. Ribete sin tonos azules, color teja con reflejos de evolución. Denso y brillante.

En nariz destaca el olor a manzana. Fresas, higos secos, miel, regaliz, balsámicos, especiado, ciruela.

En boca inicialmente un poco verde, con un ataque intenso y picante aunque nada agresivo. Glicerico, con un punto salado y un final dulce. Acidez perfecta para mi gusto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar