Palo Cortado Viejísimo Dry

Vino Palo Cortado Viejísimo Dry

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,7
Calidad-precio:
9,5

Bodega: Bodegas Gutierrez-Colosia
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 22,00%
Varietales: Palomino fino
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Palomino fino

6 Opiniones de Palo Cortado Viejísimo Dry

No es normal este vino, llega a tener una alma de vida, entre la vida y la muerte, algo subterráneo, que asciende a tu corazón.

Así siento este PC, mi vino, mi debut.

Color ambar caoba, limpio, algo turbio por concentración y rama. Botella clásica.

Aromas pronunciados y limpios, salinos, avellanas, brandy. florales blancas, nueces y miel.

Vino seco, de intensidad muy pronunciada, alcohol alto, acidez medio+, taninos+. Sabores de intensidad medio+ a miel, cacahuete, flores (violeta, genciana), brandy, caramelo.

Un vino muy largo, con vida por delante y de calidad extraordinaria.

Botella muy vieja disfrutada junto a mis compañeros del grupo " Bojos pel Vi", que aportó El Mesias, porque sabe que nos gusta lo bueno, je, je, je
Nada tiene que ver esta botella con el formato actual, esta es de 75cl. y etiquetado quizás de los años 80.

Vino color caoba oscuro con destellos rojizos, el color es precioso, limpio, brillante y lágrima fina y lenta. Solo se apreció un algo de poso en el final de la botella.
En nariz, con buena intensidad, notas de bollería, pastelería, frutas compotadas, leves notas de barniz, maderas exóticas y tostados, perfumado, intenso y bien definido.

El paso por boca, potente, afilado, amplio, con cuerpo y nervio, buena acidez, equilibrado, con volumen, muy seco, mismos aromas que en nariz con un final seco-salino brutal. Vino no se si de meditación o de adoración.
Retronasal, bizcocho de licor.
Postgusto, largo, inmenso.

A mi esta clase de vinos me deja sin palabras, tenemos la suerte de que todo esto está aquí en España, en el sur, en un lugar mágico.

PALO CORTADO SOLERA FAMILIAR “ DRY ”

DATOS
Variedad: Palomino Fino.
22% vol.
Vino de sacristía con más de 50 años. Muy viejo y de producción limitada.

CATA
Color ámbar, con notas cobrizas, y algún tono rojo. Limpio, claro y sin defectos, y con muy buen brillo. Intensidad media. Leve untuosidad en copa movida. Botella de 50cl.

Aromas muy intensos, pronunciados y punzantes. Limpios, sin defectos, que nos recuerdan a las maderas viejas (caoba), salitre, yodo y algas marinas.

Ataque en boca muy seco, salino brutal y yodado, con carácter de agua de mar con algas diatomeas y fondo de petróleo. Deja unos leves recuerdos de avellana tostada, y algo garrapiñada.
Se le nota con brío y fuerza, y por ello, con vida. Mucho cuerpo y un alcohol perfecto,…de perfección absoluta.
Textura sabrosa y seca, con las salinas de Formentera en tu boca. Puntas finales de madera, que además lo hacen extremadamente largo.

MARIDAJE
Lomo de Buey en caparazón de sal con pure de manzana cítrica y pistachos.

NOTA
Un espectáculo de juventud extra vieja.
98 ad hoc

Misterioso caoba oscuro y ambarino en amplio ribete. Nariz muy intensa, punzante, cálida, con aromas de granos de café, frutos pacificados leves, dátil, nuez, minerales (muchas notas alcalinas), especias, tabaco seco, roble envinado, los aldehídicos trasladan nobleza de Solera, Hay notas de tinta, papel de periódico y cal. Matices que recuerdan a sensaciones terrosas secas, fondo amielado – almíbar bajo una leve sensación de carne de membrillo, que en su final te lleva a los nardos marchitos y a la fruta blanca sobremadura. En boca es impactante, firme, robusto y a la vez aterciopelado en el paso, como un Rolls Royce de 400 caballos en la carretera. Cierra la curvatura gustativa a la perfección dejando recuerdos de café, cacao y suaves notas cálidas / melosas que hacen del posgusto un verdadero placer, con toquecitos amargosos nobles en su final, como la sensación que te deja el tabaco habano y la dulzura del alcohol viejo. Sin lugar a dudas es uno de los grandes de El Puerto, está como escondido, no quiere saber de la gente, hay que ir a buscarlo y siempre está en su tranquila Bodega frente al río Guadalete. Se intuye en este vino: vejez, experiencia, sabiduría, clase y estilo, pero sobretodo mucha sinceridad sensorial.

Vista: amabrino con reflejos yodados limpio y brillante.
Nariz: frutos secos, tostados, punzante, en parado un tanto alcohólico. Moviendo: barnices, cuero, zapatos nuevos, piel de naranja confitada, crema pastelera, pasas, dátiles, bizcocho al licor, canela y notas de solera y cedro.
Boca: potencia en el ataque, soberbia estructura, elegancia, muy seco, fresco, cálido, fino, excelente persistencia.

Caoba claro con reflejos rojizos y borde ámbar. Nariz expresiva con notas de almendra y avellana tostada, barniz y ligeramente caramelo. En boca muy buen cuerpo, sorprendente y potente acidez, impresionante untuosidad, amplio y equilibrado, no estrictamente seco, nada punzante. Final muy potente de frutos secos tostados (almendra, avellana...), algo amargo. Muy largo e impresionante. La acidez puede no resultar excesiva según gustos... De trago corto.

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar