Camino de Magarín 2015

Vino Camino de Magarín 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
5,6

Bodega: Bodega Magarin
D.O./Zona: D.O. Rueda
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 100% Verdejo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Tiempo de maceración: 4 horas. Tipo de fermentación: En depósitos de hormigón y acero inoxidable bajo control de temperatura. Tiempo de fermentación: 15 días. Temperatura de fermentación: 14ºC. Crianza: Sobre lías durante 4 meses y un pequeño porcentaje en barrica de roble francés. Fecha de embotellado: A partir de mayo de 2016

Varietales: 100% Verdejo

69 Opiniones de Camino de Magarín

Muy bonita la presentación y sobretodo siguiendo la guisa del resto de vinos de la marca. Botella fina y etiqueta clara muy acorde al vino.

V: Amarillo palido con reflejos algo verdosos. No denota nada de evolución. Lágrima potente parece realmente glicérico. Limpio brillante muy elegante.

O: Panaderia fina con recuerdo tenues a vainilla. Mineral calcareo, flores moradas tipo violetas y mucha fruta blanca como peras. Miel cuando se calienta un poco y humo de aromaticas en el fondo.cambiante, una maravilla.

G: Entrada potente y acidez medida. Amargor final muy agradable. Curiosamente salino. Muy agradable y envolvente. Retro mineral muy curiosa.

Gran vino

Color amarillo pajizo pálido,brillante.

En nariz es floral y frutal; fruta blanca (manzana) ,cítricos (limón)y algo tropical (piña). Untuoso. Refrescante, algunas notas minerales. Aparecen tímidamente los lácteos.goloso, caramelizado ( miel)

Es un vino sedoso y con cuerpo, muy aromático. La boca,es amplia y apetecible, con un matiz ligeramente amargo al final.

Mejor en nariz que en boca.

Color amarillo pajizo pálido,brillante.

En nariz es floral y frutal; fruta blanca (manzana) ,cítricos (limón)y algo tropical (piña). Muy fresco.

Es un vino sedoso y con cuerpo, muy aromático. La boca,es amplia y apetecible, con un matiz ligeramente amargo al final.

Mejor en nariz que en boca.

Amarillo ligeramente dorado brillante con algún reflejo verdoso. Lágrima untuosa, lenta, que hace intuir la crianza sobre lías.

Nariz de intensidad media-alta, con cierta complejidad y muy golosa. Hay fruta madura, flores blancas (destaca el jazmín), notas de crema pastelera, melón maduro, cítricos dulzones, frutas con hueso y al fondo me parece detectar sutiles aromas de tabaco de pipa.

En boca es muy glicérico, con una acidez más bien justa, entra y llena la boca con cierto volumen. Muy goloso, con amargor final bastante intenso típico de la variedad. Longitud media. Retronasal sobretodo frutal.

En definitiva, es un vino que expresa más claramente la variedad de donde procede en la boca que en la nariz, aunque me haya gustado más la nariz que la boca. Para mí, anda justo de acidez que compense las notas golosas en boca.

No sé doctor, ¿será la verdejo o seré yo?

Visual: limpio, brillante, lágrima gruesa, tono amarillo verdoso

Olfativa: intensidad media, licoroso, fruta de hueso, herbáceos,

Boca: intensidad larga, amplio en boca, cítricos, sabroso, fruta madura (albaricoque, melocotón).

Un vino muy agradable en boca y perfecto para maridar comidas veraniegas.

Pajizo con reflejos verdosos, limpio y brillante.

Intensidad media baja, licoroso, flor blanca, melocotón,tropicales, cítricos, balsámico, como un halls y un punto a lías que desaparecen con aireación, controlar temperatura ya que cuando sube marca bastante alcohol.
En boca tiene mucho volumen, se nota el trabajo en lías, elegante, pero lo encuentro algo corto de acidez, recorrido medio y muy amargoso.

La etiqueta la encuentro elegante. Transmite tradición. El corcho me ha salido reseco y se e ha roto un poco.
Color dorado de poca intensidad. Brillante pero pálido.

Transmite frescura con notas de flores blancas. También reminiscencias de melón amarillo maduro. Se aprecia mineralidad.

En boca me esperaba un poco más de dulzura pero me encuentro con un vino con un buen equilibrio que es completo en boca. Final con un punto ácido pero predomina un poco de amargor. Persitencia en boca media-baja.

A pesar de que ha sido un vino que al principio lo he encontrado algo cerrado, se ha ido abriendo y mostrando todo su esplendor. Es un vino muy equilibrado y que denota un buen trabajo de bodega.

Vista: Etiquetado clásico y elegante. Amarillo pálido, muy glicérico.

Nariz: Flores blancas -azahar-, limón, algún toque de bollería, manzana.

Gusto: Muy equilibrado, fresco, complejo y untuoso.

Me encanto en Experiencia Verema Marbella y se confirma.

Color amarillo claro con destellos verdosos, limpio y brillante.

En la nariz complejo y desconcertante, detalles típicos de la uva, otros de mantequilla y a veces de cítricos.

En la boca, con cuerpo, untuoso y varietal y con un final ligeramente amargo.

Vino especial y singular.

Vino color amarillo pajizo con destellos dorados leves, limpio, brillante y lágrima fina y ágil.
En nariz con buena intensidad, notas de frutas blancas de hueso, casi verdes y con nervio, para dar paso con el aumento de temperatura a una fruta más tropical y algo más madura, rastro de boj, perfumado y expresivo.
El paso por boca, suave, amable, untuoso, sabroso, buena acidez, equilibrado, largo recorrido, mismos aromas que en nariz, quizás en algunos momentos se queda algo plano, pero es por la buena entrada que tiene.
Retronasal, afrutada.
Postgusto, medio y bueno

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar