The Cloud Factory 2014
Vino The Cloud Factory 2014
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Marlborough - NZ
Pais:
Nueva Zelanda
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Sin crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
100% Sauvignon Blanc
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.34
/
92
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
ELABORACIÓN
The Cloud Factory Sauvignon Blanc 2014 está elaborado con 100% Sauvignon Blanc, siendo ésta la variedad emblemática de Nueva Zelanda. Las uvas son recogidas e inmediatamente trasladadas a bodega donde comienza el proceso de elaboración. La uva se despalilla, estruja y clarifica. Posteriormente fermenta en depósitos de acero inoxidable a temperatura baja.The Cloud Factory es embotellado rápidamente para retener los compuestos aromáticos.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de The Cloud Factory
OPINIONES
6

El vino neozelandés The Cloud Factory tiene color amarillo pajizo. Primeros aromas de fruta dulce como la uva de mesa. Posteriormente aparecen cítricos escarchados y fruta tropical (mango, piña y algo de maracuyá) con mucha intensidad. Con mayor oxigenación asoman notas minerales de hidrocarburos sólidos (caucho).
Fresca entrada en boca con cítricos suaves, notable acidez, notable largura y estructura musculada.
Complejidad y franqueza. Recomendable.

Enología: Rachael Hoare-Jackson
Valle: Waihopai
Región: Marlborough
Uva: Sauvignon Blanc
Distribución: ENVEROWINES

CATA AD HOC
Vino blanco tranquilo de color amarillo intenso limón, con brillo dorado claro y mucho brillo. Leve untuosidad a copa movida, con lágrima en sábana. Limpidez. Botella con un globo que hace nubes, un 10.

Fase aromática muy intensa y varietal, SB que ha pasado una fermentación de prensado y mosto clarificado rápido, para conseguir estabilizarse en frío tras la F. Alcohólica. Así se ha conseguido que la Sauvignon Blanc se exprese completa. Desprende aromas herbáceos, plantas verdes, ortigas, pomelo y frutas blancas tropicales a copa movida. Intensidad: 8,5

En boca, ataca potente en sabores cítricos (pomelo, lima), con un paso agradable en paladar, algo denso, con notas salinas y de vainilla, así como flores blancas (jazmín). Retrogusto con sabor a corteza de naranja, melón y pomelo rojo. Postgusto con sabor a vegetales hervidos, aguacate y herbáceos, puntas de mar.

COMENTARIO AD HOC
Bastante buen vino. Coste asequible. Variedad clara, con fruta y facilidad de beber y maridar: Boquerones malagueños al limón.

Color pajizo claro.
En nariz presenta fruta de hueso, buena cremosidad y un carácter envolvente. A copa movida deja ese corte goloso para dar cítricos, pomelos, vegetales e hinojo. Saca un punto de mango maduro, solero y piel de naranja. Muy interesante.
En boca es cremoso, sin dejar de lado la frescura con esos cítricos y una acidez potente. Tiene cierto punto picante y un amargo final bien largo.

Comienza con un aroma fresco, herbal junto al de una fruta blanca bien madura y una fruta de hueso algo menos madura, punto cítrico, recuerda a la mandarina, al mango y al plátano. Va creciendo en intensidad y lo hace un tanto descarado, sale su varietal y un aroma a levaduras y golosinas que no chirrían en exceso. Al tiempo el vino se afina y gana en profundidad, sale un ligero hilo de hidrocarburos, muestra una muy buena evolución en botella, un buen futuro.

En boca se serena y va por el lado bueno, el de la expresión melosa y frutal, con un rico punto cítrico, es largo dentro de su personalidad algo desenfadada, fresca y frutal. Me deja para el final un recuerdo que lo he apreciado desde el inicio y hasta el final, me recuerda a las piparras de Ibarra.

Su color es amarillo pajizo blanquecino.
Tiene un principio aromático frutal y dulzón con recuerdos a uva moscatel. Más tarde los cítricos y la bollería toman protagonismo evocando la fruta escarchada de los roscones de Reyes. Un nuevo giro aromático trae intensidad tropical con predominio del mango y en una última aproximación se despide con elegantes notas de hidrocarburos. Nariz muy sorprendente que empieza sencilla y termina con una más que interesante complejidad.
En boca se muestra fresco, con un agradable sabor a cítrico suave (pomelo) pero con su acidez intacta. Tiene buena longitud y una notable estructura que hace sentir su paso.
Este vino neozelandés me ha sorprendido puesto que parecía muy sencillito al principio pero después ha demostrado ganas y maneras. Imbatible en RCP.

Color amarillo pálido con destellos verdosos, brillante. Intensidad aromática alta, nos impresiona con sus notas de hierba, flores blancas y mango, demasiado potente. Pero oculta otros matices que enseguida descubrimos, se abre, se vuelve más elegante y complejo, se aprecian notas de piña, algo de maracuyá y pomelo. En boca se aprecia volumen, marcada e integrada acidez entre cítrica y de una piña no muy madura. Si le das tiempo se muestra más y mejor. El mejor trago, el último.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar