Restaurante Il Ritrovo (CERRADO) en Valencia

Restaurante Il Ritrovo (CERRADO)

Datos de Il Ritrovo (CERRADO)
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
8.3 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
6.9 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: c/ Sueca, 46
Código postal: 46006
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


85 Opiniones de Il Ritrovo (CERRADO)

Motivados por los buenos comentarios de Verema y puesto que reservando a través de una web ofrecían un 50% de descuento en carta, acudimos a cenar a este italiano la noche del sábado.

En el comedor, únicamente nuestra mesa, nos trajeron las cartas y curiosamente nadie nos preguntó si queríamos tomar un aperitivo mientras ojeamos la carta y esperamos la comida. Cierto es que también lo podíamos haber pedido sin más, pero no fue así.

Para cenar elegimos, dos platos al centro y uno de pasta para cada uno:

~ Insalata Caprese con mozarella de búfala, tomate y salsa de albahaca. (12,75 €) Ensalada muy bien presentada, con una base de tomate falto de sabor, con una buena bola de mozzarella al centro y regada con abundante aliño y decorada con virutas de aceituna negra.

~ Carne all'Albese, Carpaccio de ternera con champiñones frescos laminados y virutas de queso parmesano, perfumado a la trufa. (13,50 €) Corte algo más grueso de lo habitual, buen sabor y mejor parmesano.

~ Ravioloni rellenos de ricotta de Sorrento y achicoria en mantequilla y salvia. (12,50 €) Cuatro piezas de pasta de gran elaboración y ejecución. 

~ Tortellone rellenos de crema de huevo con crema a la trufa. (13,00 €) Dos grandes tortelinis de sabrosa pasta con forma de huevo frito bañados en una agradable salsa parecida a una bechamel. Muy buenos!

Y de postres:

~ Gintónic semisólido. (3 €) Presentado en una cucharita, un pequeño bocado que hay que comer todo a una, con sabor fuerte y amargo. 

~ Tiramisú. (6,50 €) Correcto y clásico postre italiano de sabor dulce y agradable textura. 

Nos ofrecieron pan a elegir recién horneado, y elegimos un bollo aldeano y un multicereal. Ambos calientes, tostados y crujientes con una miga tierna y esponjosa.

Para beber, cerveza San Miguel 1516 y mi marido vino en copas a la libre elección de la camarera, un Castellot 2010 muy bien servido y que le gustó.

Vajilla, cristalería y demás muy modernas y correctas y adecuadas al local.

Respecto al local descrito con anterioridad, poco nuevo que aportar, ya que se trata de un estilo minimalista en blanco y negro con apenas elementos decorativos, que a mi personalmente me resulta un poco frío.

Y con lo que respecta al servicio, su profesionalidad será indudable, pero mi vivencia, mi sensación y mi percepción fue de un trato distante, frío y demasiado protocolario. En mi humilde opinión, es más gratificante que me sirvan el plato con una sonrisa que con un guante blanco.

Como anécdota final, comentaré que a la hora de pagar y al ofrecer la tarjeta recibimos un nuevamente frío "no funciona el datáfono", sin más!... llevábamos dinero.

Tal vez las expectativas eran muy altas, tal vez una persona con un mal día, tal vez influyó el hecho de llevar un descuento del 50% en carta, tal vez demasiadas coincidencias, pero la sensación durante la velada fue de "frialdad" y desafortunadamente esa es la sensación que uno se lleva a casa.

En el precio por persona ya está reflejado el descuento.

A Mariló y a Massimo los seguimos hace mucho tiempo, desde que en su local de Matías Perelló le dieron un vuelco a la expresión "cocina italina", asociada en muchas ocasiones a pasta y pizza ramplona sin demasiado cuidado por el producto, mucha cantidad (a veces) y poco calidad (siempre).
El local de Ruzafa es único, hecho a su medida y con todos los detalles cuidados al máximo.
Tomamos el menú de noche de 25€ que es una verdadera maravilla, no solo por la excelente RCP, sino porque cada plato destila el mimo de Massimo en la cocina. Empezamos con unas crudités de verduras con una salsa de romero. Un plato sencillo que se eleva a la categoría de plato gastronómico, tanto en presentación como en resultado final. De segundo un roast beef con salsa verde que una verdadera delicia: perfecto. Con este menú puedes escoger el plato de la carta de pasta fresca o pasta seca que quieras. Hacía tiempo que no comía una lasaña y me decanté por este plato que estaba riquísimo. De postre tomamos el pequeño bocado de gin-tonic, un gin-tonic sólido que ya se ha convertido en una seña de identidad de la casa.
La carta de vinos es amplia y variada, con precios correctos y buenas copas. Mariló envina cada una de ellas y mima cada botella de la bodega. Tomamos un Ferrerio 2010 que estaba perfecto. Servicio, como viene siendo habitual, perfecto.
En definitiva, un restaurante que forma parte de la gastronomía valenciana, incomprendido por algunos, venerado por otros.
Incluyo el precio sin vinos.

Decidimos acudir a este restaurante por una recomendación de un amigo, que ya los conoce desde su anterior ubicación.

Probamos el menú de mediodía de 12€.
El primero plato, un poco flojo. Una simple ensalada de lechuga con tomate bastante normal.
De segundo un Risotto con setas que estaba excepcional, muy bueno.
Y de postre, un helado de chocolate blanco con regaliz que también estaba riquísimo, de los mejores chocolates blancos que he probado nunca.

Otro día volveremos, les daremos un voto de confianza, pese al primer plato que nos sirvieron.

Recomendable visita.

Fuimos a probar el menú de medio día (de martes a viernes)... por 12€ disfrutamos de la Entrada del día, en este caso una deliciosa cremita de lentejas, de un plato de pasta fresca, de esos que Massimo borda, y que en mi caso fueron unos tallarines con alcachofa y gorgónzola. El menú incluye también postre o café... en mi caso, tras los abusos navideños uno de esos magníficos espressos de Illy que tan bien preparan... Tomamos vino, el K-Naia que con el descuento de Verema nos salió por 10€. Para el resto de cuestiones... servicio de sala, vino, etc... me remito a mis comentarios previos.... Nos falta volver una noche para probar la otra novedad... sus pizzas. Pongo el precio sin vino....

Acabando el mes de Noviembre el tiempo climático hizo que se mantuviera el menú de verano en Il Ritrovo... Comienza con un 'antipasto freddo': Insalatina con quaglie in carpione (ensalada con codornices en escabeche), luego un antipasto caldo: Zucchine ripiene di baccala (calabacines rellenos de bacalao) y de plato fuerte una 'pasta fresca fatta da Massimo' que en mi caso fueron: Tortelloni di zucca e amaretti al burro e salvia (Rellenos de calabaza y amaretti dorados en mantequilla y salvia)... y un postre que en mi caso, buscando algo más fresco fue Piña ligeramente caramelizada, cremoso de coco con su bizcocho y helado al ron.... Como siempre excelente serivicio del vino por parte de Marilo.... Qué más se puede pedir..... Pongo el precio sin vino...

Elegante y bien iluminado local de estilo moderno, ubicado en una cuidada zona de la Calle de Sueca con gran oferta de restaurantes y lugares de ocio alrededor. Es un sitio apropiado tanto para parejas como para una cena entre amigos.

Optamos por el menú de noche a 25 € que incluía: Entrante frío, entrante caliente y un principal a elegir de entre los que constaban en carta(rissotto, pasta o carne). El postre, incluido, y también a elegir de los de carta.

Elegimos:
-Como principales pasta fresca: tortellini rellenos de calabaza al huevo con un toque de Salvia y Lasagna Verdi con carne. Lo pedimos para compartir, cena de dos, y tuvieron el detalle de servirlo ya en platos separados. Fino y diferente.
- De postre: Tiramisú (postre estrella) y foundant de chocolate.

El servicio del vino muy cuidado, con una recomendación acertadísima y a un precio razonable: Nebla (blanco).

A destatacar la pulcritud y la buena atención del servicio.

Por añadir al comentario de Josep ya que yo también estaba presente...

El maridaje de los vinos italianos con comida preparada por Masimo fue impresionante, pero también destacó el maridaje de la terrina de rape y albahaca con el Nieport Navazos, así como el SP 68 de Ochipinti y que ahora está en un momento excelente.

Me encantó el local, su buena sonorización, a destacar el trabajo de Mariló que a pesar de tener más clientela en ningún momento nos dejó abandonados, además nos dejó su restaurante para lo que quisiéramos y siempre tuvimos copas nuvsa y decantadores.

Todos los platos individuales con raciones suficientes y muy bien el pan que van sirviendo.

Pude ver un gran interés en agradar, ya no a nuestro grupo si no al público en general, ofrecen unos menu de 25€ por la noche parecidos a lo que comimos y desde luego es un gran esfuerzo ofrecer esa calidad a ese precio en este marco.

Que nadie busque excentricidades ni aires ni espumas, comida sencilla y bien trabajada. Sin complicaciones y con un efecto muy positivo.

Llevan una línea correcta y con los precios que manejan seguro que tiene mucho éxito pese a la crisis...

A mi el entorno si que me pareció muy bueno pues el restaurante está muy bien equipado y limpio.

http://vinsimes.blogspot.com/2011/05/cata-de-vinos-italianos-en-il-ritrovo.html

Visita llevada a cabo con el grupo de catas Valencia con motivo de la cata del mes de abril con temática vinos italianos.
El local es amplio y cómodo, con muy buena separación de mesas, buena vajilla, cubertería y cristalería, la verdad es que utilizamos una gran cantidad de copas. Respecto a la comida, el menú fue el siguiente:

- Terrina de rape a la albahaca
- Parmesana de berenjenas a la Partenopea
- Ravioli di porcini rellenos de setas porcini en mantequilla y salvia
- Solomillo ibérico al Gorgonzola con habitas tiernas del tiempo
- Fresas en Cúpola con helado al balsámico
- Gintónic semisólido

Disfruté de todos los platos, especialmente y por destacar algo, la Parmesana de berenjenas y los Ravioli, así como las fresas y el original Gintónic. Buen pan y mejor café. Lo del servicio merece capítulo aparte, el trato fue excelente en todo momento por parte de Mariló, sin que faltara detalle, además de colaborar en dar un poco de orden a nuestra caótica legión de vinos para la cena.
En resumen una excelente velada, de los vinos ya hablaremos en otros foros. El precio no incluye vino.

Tras los comentarios leídos en Verema, Il Ritrovo figuraba en mi agenda de futuribles como la gran esperanza blanca de la cocina italiana en Valencia.

Por partes.

El servicio, amable, agradable, pero lento, muy lento.

Pedimos a la carta, no puedo opinar sobre el menú.

Según nos sentamos, nos informaron de que no tenían la mitad de las cosas, algo inconcebible en un restaurante con una carta tan corta (no había entrantes calientes ni carnes, por ejemplo).

Nos conformamos como una ensalada caprese para comenzar. Correcta, sin más. Buen tomate, mediocre mozzarella y aceite corriente enmascarado con albahaca. En casa la podemos comer mejor, sólo hace falta buena materia prima, este plato no tiene elaboración.

Íbamos tres personas y pedimos cada uno un plato de pasta: raviolis de calabaza, raviolis de ricotta y espinacas y raviolis de yema y trufa.

He leído por ahí que son una cosa magnífica... qué queréis que os diga. Si bien los de calabaza y yema estaban correctos (decir que la pasta rellena de calabaza es algo sorprendente significa no haber probado demasiado la cocina italiana), pero los de ricotta y espinacas llevaban una salsa de tomate completamente ácida. Esto es inadmisible en un local de estas características. Inadmisible. Con una cucharadita de azúcar se hubiera solucionado el problema, así que supongo que el cocinero no probó la salsa.

Para terminar pedimos un coulant de chocolate, correcto sin más. Como no podía ser de otra forma, probamos el tan famoso gintonic semi sólido, que no está mal, pero no es para tirar cohetes. Personalmente no me resultó un bocado demasiado delicado, lo encontré un tanto basto, demasiado amargo.

No pedimos vino, pero sí ojeé la carta: selección cuidada pero muy pasada de precio. Ví que el servicio del mismo era más que correcto para lo que se suele ver por ahí.

Detalles agradables: no cobran el pan, cambian los cubiertos, retiran las migas, son amables pero no pesados...

Por cierto, la RCP me parece que debería mejorar. Y mucho. Un plato de raviolis cuesta 13,50 euros y te ponen 4 piezas contadas. 1, 2, 3 y 4. Si eres comedor o vas con hambre, con un plato no tienes ni para empezar. Yo no soy especialmente glotón y salí de allí con hambre.

En definitiva, no sé si volveré. Creo que no. Tenía muchas ganas de probar sus pastas y salí muy defraudado. He vivido un par de años en Italia, supongo que algo tendrá que ver.

Valoraría a Il Ritrovo con un 5. Digo esto porque luego la valoración de Verema sale como sale, pero un 5 es la nota que le daría.

Buenos Dias, hoy es mi primera valoracion, aunque llevo mucho tiempo siguiendo esta pagina, me sirve de referencia a la hora de buscar restaurante y eso es gracia a vuestros comentarios que estan muy cerca de la realidad, es decir , lo que decis es lo que hay, y yo voy a ser igual,objetivo, por eso decir que este italiano me ha sorprendido gratamente y espero volver. Os lo recomiendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar