Restaurante Riff en Valencia

Restaurante Riff

Datos de Riff
Precio Medio:
73 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.4 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: Calle Conde Altea, 18.
Código postal: 46005
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 27,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Mes de agosto

Teléfono


91 Opiniones de Riff

30/05/07.- Estuve cenando allí. Sinceramente todo exquisito, elaborado y cocinado todo con mucho mimo y al minimo detalle. Ahora bien, muchas prisas, tiene Paqui, en quitarnos las copas de medio llenas de champagne. Servicio un poco agobiante... Debian tener prisa por irse. Realmente, me gusta otro tipo de cocina. Por el mismo precio en otros restaurantes comes muchisimo mejor. PERO ESTA DE MODA..... QUE LE VAMOS A HACER¡¡¡¡ Carta de vinos muuuuuuuuy extensa¡¡¡¡¡ Carta con escasisima variedad. Lo siento.

Estuve el verano pasado y volví a principios de año. Genial las dos veces. Entorno sí, algo frío, pero a mi entender muy cómodo, perfecto para disfrutar de la comida. Precioso. Cubertería, mantelería, vajilla y cristalería muy bien (Riedel, creo recordar). Servicio perfecto, tanto por la sumiller y jefa de sala (Paqui, si no recuerdo mal), como por los camareros. El detalle del aperitivo muy bueno (las chips de calabaza). En cuanto a la comida, me resultan materias primas tratadas antes con rigurosidad que con originalidad, pero con propuestas muy sorprendentes algunas (como un sorbete con berberechos), otras muy clásicas pero tremendas (el buey cocinado a fuego lento, uf, inenarrable), y otras a medio camino (el genial arroz verde). La carta de vinos es extensísima, tal vez demasiado extensa, abogaría por acotar más la selección. Su tratamiento, exquisito, la verdad. En general los detalles se cuidan muchísimo en este local, y eso se nota. Por cierto, se me olvidaban los postres: deliciosos, sin duda, pero no están a la altura del resto de la comida, ni siquiera el gran "clamoroso Juanjo", que es bastante curioso. En todo caso, uno no se lo puede perder, y tengo muchas ganas de volver. Además, los precios de mediodía me parecen muy ajustados (35€ el menú con maridaje...¡!). El menú Riff se dispara un poco, pero a mí me valió mucho la pena. En definitiva, creo que Knoller lo hace muy, muy bien.

Sin duda alguna, para mi, el local mas bonito de todos los que he visitado en Valencia,funcional,comodo,aseptico,silencioso.La cocina diferente, sin basarla en el producto, y como dice el moderador del foro no apta para mentes poco inquietas.Entre erizos de Denia y arroces ligeros de invierno, me quedo con un huevo a baja temperatura empanado y frito sobre una canelle de pure de patata aromatizada con jamon.Y salseado en mesa con un caldo transparente de lentejas, el huevo fue liviano,desaparecio entre el caldo de lentejas al removerlo todo, uno de los mejores platos que he probado en mucho tiempo, atrevido, impactante, y diferente, como la cocina de knoller.Buen servicio del vino, pero una sumiller distante que no se deja querer.

Es un restaurante que sigue sin impresionarme. Cocina muy elaborada pero con un resultado neutro. Aquí en Valencia decimos "ni fu ni fa". Precios elevados para el nivel de satisfacción obtenido. Carta de vinos extensa y con una magnifica selección, pero con elevados precios. El personal sin dejar de ser amable queda frio. En algún momento con correprisas; en varias ocasiones nos quitaron la copa de la mesa para servirte más, y de ese modo ir más rápido. Excelente el pan de aceite. El local al igual que la comida, resulta demasiado neutro, si bien, la separación de las mesas es más que aceptable.

Después de muchísimas visitas, me he decidido a hablar sobre uno de mis restaurantes favoritos. A Bernd Knöller le gusta lo que hace y lo hace bien, es una cabeza pensante e inquieta con creaciones muy personales, a veces arriesgadas, excelentes la mayoría de veces. Una de las cosas que más me gusta del Riff es justamente esa personalidad, me podrían poner 5 platos de diferentes restaurantes y seguro que siempre adivinaría cual es de Bernd, cosa cada vez más dificil hoy en día. Es curioso observar como un alemán reinterpreta la cocina mediterranea de un modo tan acertado con ese toque tan especial que la da a sus platos. Impresdindibles la carrillada ahumada o el arroz negro sin tinta de calamar. Postres mejorables, creo que es una de las asignaturas pendientes, no llegan al gran nivel que tiene el resto de la cocina. Pero sin duda el gran fallo que tiene este restaurante es el servicio, Paquita, la sumiller, no da a basto, y los camareros, además de escasos son bastante flojos, nunca he visto uno repetido en cada visita, si mejoraran este aspecto quizás les podría llegar una estrella del cielo. Sin duda entre los 5 mejores de Valencia.

El resume es: esperaba más. Buen ambiente con buena separacion entre mesas sin embargo no hay division fumador/no fumador. La cocina buena pero no a la altura del prestigio y precio.
La carta de vinos muy buena pero la sumillier (si lo era) ausente solo presente para el descorche de la botella.
Fuimos hace dos semanas y prueba de la no-huella es que no recuerdo especialmente ninguna de los platos. Por ese precio hay otros...

Decepción frustacion y mala leche,asi resumo mi primera y ultima a este establecimiento,y si soy hombre de mente inquieta, y comprendo que se pueda tener un mal dia,pues trabajo en el sector.Pero con esos precios y ese nombre yo no lo permito.Optamos por el menu de primavera,del cual formaba parte un bacalao con parmentier de anchoa y zumo de pimiento del cual tengo la foto delante (pues fotografio todo lo que como) y ha sido el bacalao mas triste insulso y falto de presentacion que he comido en mi vida, idem con el solomillo, presentaciones de primer curso y goma pura. El colmo fueron los dos postres, queso chedar con mermelada de albaricoque.Y un mazacote de frutos secos con helado de especias cristalizado, un cero.En todos los platos falto el oooh¡¡¡ visual y el mmmmmm¡¡¡ gustativo.Servicio del vino correcto y aburrido.

La entrada al local es un preludio de lo que te espera: sofisticación no arrogante, calidad en general y servicio atento ( incluso demasiado ). Lástima de mesa de 7 bárbaros ( literalmente, eran todos guiris ) que me tocó al lado. Hice un master sobre el tráfico aéreo europeo, la potencia exacta del Porsche Cayenne, la manga del Lunna Rossa y demás temas de elevado interés. A lo nuestro: menú primavera bien surtido, quizás escaso y no siempre bien ensamblado. Una crema de cuyo nombre no puedo acordarme que más bien parecía paté La Piara pasado por la turmix, un bocadillo de sardinas que, pese a la mala fama de su nombre, se convirtió en el plato estrella, la carrillada de buey se deshacía en la boca aunque eché de menos una sencilla guarnición. Para beber, un Secastilla 2001 a temperatura óptima, bien decantado y servido. En fin, una noche de contrastes que me impulsa a repetir. Si a esto se añade una buena compañía...qué más se puede pedir. Contigo pan y cebolla...o menú Riff, igualmente.
Aconsejable tomar un buen riesling con tapita en el local hermano de al lado.

Local frio, me dio sensación de soledad, aunque la cocina me gustó, el servicio del vino correcto aunque mejorable.

Un mal día lo tiene cualquiera,pero en un local de estas características,la falta de ritmo con la que cenamos no debería de ser justificable.Servicio atento y amable que intenta agradar en todo momento,y lo consigue.
Aperitivos con unos chips de calabaza muy sabrosos.
Menu Primavera,5 medios platos y 2 postres.Mucha calidad en la materia prima,pero sin sorprender.Perfecta cigala,buena vieira con espárragos(lo mejor del plato),arroz de cebollino bien de punto pero nada más,buen taco de bacalao con tartar de anchoas,ternera con calabaza y canónigos,cheddar con azafran y mermelada de albaricoque(muy rico),helado de fresa con sopa de azahar(mejor que el helado).
Podrian dejar pedir medios platos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar