Restaurante Rausell en Valencia

Restaurante Rausell

Datos de Rausell
Precio Medio:
41 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
7.3 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: C/ Ángel Guimerá, nº 61
Código postal: 46008
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 17,60 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes y martes. Domingo noche

Teléfono


40 Opiniones de Rausell

Lugar recomendado en muchos comentarios de "almorzar en Valencia".

Un sitio que abarca comidas para llevar (pollos asados en su origen) con una gran variedad de opciones y gran aceptación de público en fines de semana sobre todo, que llena local en comidas y cenas tanto en barra como en sala, complementa su oferta, por si faltaba algo, con almuerzos en barra o sentados, con cuchillo y tenedor, en la sala.

Como clientes del pollo "al ast" de sus primeros años, faltaba por probar esta experiencia, así que dos para almorzar sentados a la mesa y sin bocadillo, todo al plato:

. unos cacaos y aceitunas de entrada por cortesía de la casa, así como un par de cestos de un muy buen pan.

. calamares a la romana: perfectos de rebozado, fritura y sabor. Gran calidad de producto. Muy recomendables.

. esgarraet de pimiento asado y bacalao: escaso el pescado, pero muy bien el resto.

. sepia con mahonesa: más bien pota, buena, pero nada destacable.

. un café y un cremaet para cerrar la parte líquida que empezó con las cervezas iniciales (hasta 3).

Para la próxima un bocata que, al verlos pasar se me hacia la boca agua. Las tapas para la barra y para almorzar, mejor bocata.

Un lugar que llena comida para llevar, pollos asados, barra y comedores durante años, es indudable que tiene producto y lo hace bien. Barra a tope, mesas de la barra a tope, comedor lleno, algun doblaje de mesas. Sin cambios en decoración, manteleria: me parece que ha habido mejora en copas (de lo que recuerdo) y sí mejora de servicio del vino en sala. Ha ganado comida y amplitud en las mesas y también se nota en el servicio en sala y rapidez de cadencia de platos.

Amplia carta de vinos con mucha variedad de precios y tipos de vino. Es un punto fuerte del local. Tomamos de netrada un Collet navazos 2012 fueras de la DO Cava; seguimos con Remirez de Ganuza blanco 2015. Continuo servicio de copas sin apretar, con buena temperatura inciial y mantenida. Antes habiamos tomado 3 Alhambra 1925 servidas en copas muy frias y bien tiradas en la mesa. Agua Perrier con gas.

Carta de comidas muy apetitosa con entrantes de mar y tierra, ensaladas y revueltos, mariscos y alguna cosa más del mar, buenos arroces y pescados además de carnes. Sentados cerca de la cocina y viendo salir platos, aun te apetecen más cosas. El pan (bueno pero algo seco) de aceite y sal más las rosquilletas, aplacaron el hambre inicial

Tres para comer que elegimos para compartir:

. atun flambeado en la mesa con salsa de soja: 6 lonchitas de atún fresco con ligero paso de soplete en la mesa. Cortesía de la casa. Muy de agradecer.

. patatas bravas: un clásico y uno de los mejores sitios para tomarlas. Bien cocidas, buena salsa.

. cocochas de merluza: bien preparadas, buena salsa, ración amplia, buena calidad. Recomendable

. navajas (2 pp): presentadas limpias y con un leve toque de aceite y sal. Más aparentes que sabrosas

. gamba rayada (2 pp): de calibre XXL, jugosas, poca plancha. Perfectas A casi 12€ pieza pero la calidad y tamaño (casi medio kilo) se paga.

. principal individual x 3: denton. Bien preparado, un lomo de ración correcta que hubiera preferido estar menos tiempo en plancha (cuestión de gustos (aunque tras dos veces igual problema, a la próxima avisaré), servido sobre cama de verduritas cortadas finas, como siempre.

. postre: fruta pelada: sandía, fresas, kiwi, cerezas, piña. Una ración de hojaldre de crema correcto.

Ningún plato creativo, emplatados clásicos y mantenidos (ver comentario de denton hace más de 2 años). Aquí el acento está en el producto.

Terminamos con unos cafés y una copa de aguardiente de orujo de Finca Sandoval, por cortesía de la casa,  Nos dió tiempo hasta de encontrar una solución para el 1 de octubre, ¿o no?.

 

Hacia años que no volvia por aqui ,Hoy miercoles a mediodia y el local y barra completamente lleno
Restaurante ya descrito con anterioridad ,a destacar servicio rapido, y cambio de platos
A compartir todo al centro.

Canaillas con ajoaceite ,las habia tomado en restaurante consuelo en la eliana y estaban igual o mejor todavia 15e
Sepia rebozada ,con 4 pimientos de padron 10e
Media racion de bravas, mira qu he ido y nunca las habia probado, estan cubiertas con bastante ajoaceite ,a pesar de estar recalentadas estaban buenas.
Canelon de setas y trufa 4 e
Quisquilla cocida ,estaba buena pero le faltaba sal
4 ostras gillardeau muy buenas 16e
Una de mollejas de ternera con patatas a lo pobre 15 e

Postre un hojaldre crema 3,50y un trozo de mango 5e

3 cervezas y dos cafes

111euros

La alineación de circunstancias determinó la elección del lugar. Un buen amigo forero y su familia pasaban unos días en Valencia y, aunque contaban con una apretada agenda, nos hicieron un huequecillo para cenar juntos, ponernos al día y así pasar un buen rato.

Local ya descrito en comentarios previos, de corte fundamentalmente funcional y aunque no destaque especialmente en aspecto alguno tampoco se le puede achacar nada negativo, pulcro por los cuatro costados.

Ronda de cervezas para pegarle un vistazo a la carta y decidir que los cuatro jóvenes, sobre todo de mente, de la mesa compartiríamos lo siguiente:

Patatas Bravas. Hacía tiempo que no las probaba en este registro que tenía casi olvidado. En tacos gruesos, un interior cocido tierno y una cobertura reblandecida por la salsa y que además tenía un punto buscado de tirantez. Recuerdos.

Ensalada de Perdiz. Sin misterios pero destacando el buen escabechado y la frescura de las hojas sobre un tomate nuevamente anodino. Trámite.

Sepionets a la Plancha. Me los esperaba de mayor tamaño resultando estos como chipirones en ese sentido. Muy ricos. En su tinta, pasaditos por la plancha y buen aceite. Vicio.

Ortiguillas en Tempura. Envueltas en buena fritura transmitían la ansiada esencia de mar. Buceo.

Revuelto de Boletus y Foie. De nuevo, buen producto ejecutado de manera solvente con el huevo en ese punto poco cuajado que resulta tan de mi agrado. Mano.

Entrecot de Vaca Rubia del Valle del Esla. Nos comentaron que la cocina andaba saturada y la única carne que nos podían ofrecer era el entrecot resultando finalmente un acierto. Sabrosa, tierna y con un puntito de maduración que le daba empaque. Redondo.

...y para las dos jóvenes, estas sí que en toda la extensión de la palabra, unas Chuletitas de Lechal de las que nos fue cedida alguna, pudiendo comprobar su ternura y buen punto y la Carrillera de Ternera Estofada.

Terminamos con unos dulces a compartir: Tarta de Queso con su mermelada de arándanos, Tarta de Chocolate y un Hojaldre con crema pastelera, cumpliendo todos ellos su papel.

Un buen café para rematar.

Respecto al buen pan variado servido sería recomendable revisar los cestillos en los que es presentado.

Bebimos una botella del infalible Tantum Ergo BN y otra de Gran Juve Camps GR 2009 de corte más clásico y que también gustó mucho. Buen servicio del mismo. También se bebió una botella de agua y algún refresco.

Servicio atento y profesional en toda su extensión.

Cenamos bien, todo buen producto y su ejecución sin aspavientos resultaba tremendamente eficaz. Sobre la empresa creo que ya está todo dicho: negocio asentado desde hace décadas, que ha ido creciendo de manera lenta y progresiva acaparando finalmente diversos segmentos. Barra, sala y comida para llevar, todo resuelto con oficio... ahí es ná

Nota: El precio reflejado es aproximado dado el sesgo que producen en su cálculo las dos niñas.

Comida con los "compis" del trabajo....satisfacción general por lo comido y bebido. Buen producto, bien tratado.
Entrantes.
-Bravas, como las de siempre,buenas.
-Anchoas,muy ricas.Buen tamaño,textura,sabor.
-Ortigas,extraordinarias,mar.Ración algo escasa.
-Quisquilla,correcta.
Todos los principales a gran nivel.Paletilla,dentón,y arroz de bogavante.
De bebercia,cervezas y Pétalos del Bierzo. Buen café.
Postes correctos(opté por el sorbete de vodka),quizás lo mas flojo del ágape.
Buena mantelería,cristalería...Destacaría el buen ritmo de las comandas.
Sin duda, para repetir.

Local lleno a tope con alguna mesa doblada. Cuberteria, copas, vajilla, etc de buen nivel. Servicio en sala con muchos profesionales aunque deficiente en el vino que no se da a catar y se sirve directo y algún servicio esporádico más por ver si hacia falta reponer botella. Cambio de platos frecuente, menos de cubiertos y colocados a desgana, aunque las apreturas de las mesas (espalda con espalda) permite pocas opciones.

Carta de comidas con muchas opciones de entrantes, caprichos, carnes y pescados. Carta de vinos más que extensa y con precios aceptables. Nos decidimos por los cavas aunque previamente entraron un par de cervezas de barril sin identificar (mala costumbre), un fino Tio Pepe y una coca-cola. Para después seguir con un cava que me gusta mucho: Privat Laietá Gran Reserva brut nature 2010, pura elegancia; posteriormente un desconocido para mí, Gran Juve 2008 más impetuoso.

Un buen pan y alguna rosquilleta con aceite de Parqueoliva muy bueno, completan el servicio para los 4 comensales.

Al centro y compartidos:
. ostras Gillardeau: solo tres por una ausencia: buenas carnosas y jugosas
. plato de jamón recien cortado de muy buen nivel
. ortiguillas: pequeñas, bien fritas, escasa ración al compartir
. canelón de pollo, setas y trufa: mejor de lo esperado con una trufa que llegaba desde lejos
. anchoas de tamaño bueno compartidas con queso blanco y base de tomate y aceite: bien.

De los muchos principales que hay elegimos:
. denton x 3: buena pieza, algo seca, sobre una base de verduras (pimiento verde, cebolla, esparrago, champiñón y alguna más): con un poco de aceite mejoró la presencia de un buen pescado.
. solomillo: bien de punto según referencia.

Para postres: solo dos raciones:
. tarta de avellana: prescindible
. leche frita sobre una base de horchata: dos buenas piezas algo blandas al estar sobrenadando en el líquido.
Acompañamos de 4 copas de un Don PX 2010 con bonito color caoba oscura, buena lágrima y poco tintada para lo que suelen ser, de muy buen nivel. Nos añadieron por cortesía media copa más por persona para acabar la botella. También una de agua Font Dor.

Es, pues, una cocina de producto sin creatividad ni en el emplatado ni en la elaboración. Vimos pasar unos buenos arroces y unas buenas cigalas que quedaran para otra ocasión.
Un local clásico en Valencia que arrancó como casa de pollos de los festivos y ha hecho un buen restaurante, una buena cocina para llevar a casa y una buena barra para picoteo con gran éxito de público en todos los frentes. Todo ello sobrepasando varias crisis. Gran mérito.

Llevaba tiempo queriendo ir a este sitio, por lo leído en Verema y por comentarios de amigos; asi que aprovechando que estábamos solos, me acerqué hoy a la barra con mi esposa. Ya había algunas personas en la barra (20 horas) y pedimos: 6 ostras Gillardeau, tellinas, rovellons y pulpo gallega, con 2 cañas. Relato por orden de aparición:
-tellinas: buenas, pequeñas pero con bastante arena (8 €)
-ostras: buenas sin más (4 € unidad)
-pulpo con cachelos: el pulpo bastante mustio y las patatas duras (12 €)
-rovellons: buenos, sin más (8 €)

Cuatro cañas a 1,50 unidad, café y cortado (1 y 1,20) Total 60,20

Pues no: total 61,20 porque nos cobraron el pan (1€) que no habíamos pedido, ni siquiera lo tocamos, porque no sé a quien se le ocurre que con lo pedido hacía falta pan. Lo retiraron sin tocar, pero lo cobraron. No comenté nada, creo que eso deberían saberlo.
Y segundo detalle desagradable: toda la cena con el mismo plato, que observando lo comido, creo debían haberlo cambiado al menos una vez. Pensé que al ser la barra, pues no lo hacían. Pero al lado, a dos parroquianos, por lo visto muy conocidos del local sí se los cambiaron habiendo tomado unos rovellons, calamares plancha y un revuelto.

Como decía, nada especial por calidad, nada barato y el servicio amable en lo que es correcto, pero esperaba mucho más, y desde luego, esos dos detalles (y alguno que me callo por no extenderme)no me gustaron nada.
No sé si volveré; mañana no lo haría.

Después de una visita estas fallas para picar algo con unos amigos antes de ir a una mascleta, al reclamo de las que dicen las mejores bravas de Valencia, nos agradó tanto el sitio, que teníamos muchas ganas de visitar su comedor. No defraudó en absoluto. En mi opinión una de las direcciones imprescindibles en Valencia para comer (y beber)fenomenalmente bien.

Excelente producto y gran servicio, parece tan fácil, pero en poco sitios se encuentra. Atención amable y muy profesional. Un 10 para quienes nos atendieron y nos hicieron pasar una comida tan agradable.

El comedor es pequeño, pero las mesas, amplias y bien vestidas, están adecuadamente separadas. Empezamos con unas copas de cava (3,50 € cada una) para acompañar el plato de almendras que ya tenían dispuesto en la mesas.

Optamos por pedir todo para compartir al centro:

*Berberechos (10 €). Qué buen producto. No hace falta más.

* 1 canelón para cada uno de pollo y setas (4 € cada pieza). Agradabilísimo bocado (es generoso en realidad da para 5 al menos). Suave y nada empalagoso.

*All i Pebre de Anguila (19 €). Quizás lo que menos entusiasmó (en el contexto de un muy buen nivel), pero la salsa, que al fin y al cabo es como los callos a la madrileña, es donde está la gracia, estaba exquisita, para no dejar de mojar el pan, de una generosa apetitosa y variada cesta, que solo te cobran a 1 €/comensal (soy de los que piensan que el pan no debería cobrarse, pero visto lo visto, en otros sitios te cobran 3 veces más y el pan es realmente infame, que aquí no era el caso).

*Calamar plancha (16 €). Sin más. No le hace falta. Muy, muy rico.

Dejamos de lado los postres de la casa, que imagino que también darían la talla, porque teníamos antojo de una bolas de helado de turrón y chocolate, que pusieron estupendo broche, junto con sendos cafés a una gran comida. Teníamos planes para la sobremesa así que no nos quedamos a disfrutar de la carta de Gin Tonics, no obstante dio tiempo para disfrutar de generosos chupitos de un rico licor de hierbas, que fueron por parte de la casa.

Todo lo anterior lo acompañamos con un excepcional Nora da Neve, para mí de los mejores albariños con crianza que hay en el mercado, a un precio bastante razonable (24 €), como en general toda la carta, que está bastante ajustada en precios y ofrece una variedad de referencias muy interesante. En esta casa cuidan el buen vino, con lo que es otro aliciente más para disfrutar y visitarlo. Absolutamente recomendable. Intentaremos volver.

Hace un tiempo buscando información sobre lugares en Valencia de comida para llevar descubrí Rausell Comida para llevar en Valencia y una vez realizada la pertinente exploración, degustación y compra les prometimos a los peques que el dia de su cumple los llevaríamos a cenar porque asi lo solicitaron ellos. Y como lo prometido es deuda nos plantamos allí el dia 15 de este mismo mes.

El recibimiento caluroso ya nos transmitió unas buenas sensaciones. Muy discretos, atentos y con una intachable profesionalidad, el personal de sala nos atendió fenomenalmente desde que entramos hasta que abandonamos el local. La carta de comidas es amplia e interesante, dando cobertura a todos los gustos y edades, acoplándose totalmente a las peticiones para los más peques. En referente a los vinos la bodega es amplia, interesantísima y con unos precios muy comedidos. Es aconsejable aparte de visualizar dicha carta darse un garbeo por la bodega acristalada y ver las referencias que allí pernoctan esperando que alguien les rescate de su letargo. Nosotros como ya habíamos hecho la ronda previa veníamos con la idea de pedir un vino que ya conocíamos y que nos había gustado mucho, me refiero a La Prohibición 2008.

Nos acomodamos al final de la sala y muy amablemente nos sacaron un perchero para colgar nuestras pertenencias. Los elementos de sobremesa muy correctos. Nos ponemos a ojear la carta y nos indican que para los nenes les podrían preparar unas salchichas con patatas o platos similares, pero como la benjamín venia con ganas y con la previa promesa de tomar el mejor jamón que tuvieran ahí estaba ella para recordarlo ;-)

Entrando en materia:

- Croquetas de pollo
- Calamares a la romana
- Jamon Iberico de bellota “El Lazo”
- Pulpo a la gallega
- Berberechos al vapor
- Patatas bravas
- Canelones de pollo, setas y trufa
- Cigalas a la plancha

No procede “diseccionar” los platos ya que no suponen una complicada elaboración, únicamente reseñar que la materia prima es de un gran nivel y el trato de dicha materia en total consonancia. Exquisita frescura en los productos del mar…

- Tarta de chocolate

- (2) Cafés

Bebidas:

Agua sin gas, aguas con gas y el mencionado vino. Reseñar que el servicio del mismo fue bastante apropiado.

Sin duda un lugar muy recomendable en donde todos los condicionantes están equilibrados.

* Precio con vino

No suelo ser muy explícito, para mi es un sitio excelente he disfrutado mucho.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar