Restaurante Restaurant Divinum en Girona
  

Restaurante Restaurant Divinum

8
Datos de Restaurant Divinum
Precio Medio:
67 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
9.0 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 42,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


8 Opiniones de Restaurant Divinum

En primer lugar ojo al nombre ya que hay otros Divinum en Girona y no son ni parecidos.

Última visita gastronómica en Girona para el dia de regreso, por lo que habíamos optado por un cambio radical con reserva en un japo (Restaurante Nu) para un cambio de tercio culinario, siendo un local bien considerado; pero "Houston tenemos un problema": entramos en hora de la reserva los 3 comensales (una baja de última hora) en un local tipo tubo con mesas pequeñas a la izquierda y barra a la derecha para preparar platos para una larga barra con sillas altas dispuestas bastante juntas una al lado de la otra; con el local bastante vacío, nos extraña que ni previamente ni al llegar nos propongan elegir una u otra opción y nos colocan en la barra que, estando casi vacía nos sientan pegados a los dos únicos comensales y entendemos que para que con un cocinero que trabaje (los otros miran porque no tienen clientes) atienda a todos. Hay un menú degustación largo e interesante y carta de platos. Opto por pedir el menú degustación y mis dos compañeros no querían por lo que preguntamos si es posible entendendo que al no ser una mesa sino una larga barra en la que seguro que no todos (si es que vienen) toman la misma opción y que incluso nosotros vamos a hacer cuentas separadas (por motivos económicos obvios), incluso propongo que si es necesario me siento con una silla de separación o salgo del local y vuelvo a entrar. Ante la irracional negativa, optamos por irnos los tres y pasar al plan B.

Bien cerca y en el casco antiguo tenemos este local de estrella Michelín y entramos a comer. El local es amplio, luminoso, con anchas mesas redondas en el salon principal con una mesa de tronco cortado en el centro que además de decoración sirve para estantería complementaria de las mesas de comensales que las rodean. El local transmite elegancia a pesar de que las mesas no tiene puestos los servicios preparados. Nos ubicamos en una de las pocas mesas vacías que quedaban, todas bien alejadas unas de otras, buena insonorización del local, a lo que contribuye los pocos clientes que caben en cada salón.

Mesas muy bien vestidas, buenas copas, cubiertos, platos... El servicio en sala merece un punto y aparte. Es sencillamente perfecto en lo profesional consiguiendo un buen equilibrio con la justa cercanía para hacerte sentir cómodo. Muy buenas recomendaciones en comida y bebida, especialmente con un sommelier de 10. Los platos se ponen en la mesa siempre de forma conjunta y con buenas explicaciones de su elaboración.

La carta de vinos es más que amplia y bien presentada. Pedimos un cava y que nos aconseje algo diferente; tras la primera opción de Colet Navazos vamos para algo más arriesgado y de las dos opciones que nos plantea, botellas en mano pues están fuera de carta, optamos por la más extraña, Minipuça 2017 de Vinyes Singulars, un cava de método ancestral y con tapon de chapa metálica (tipo cerveza), turbio, vinoso que va a ir evolucionando con la botella abierta, de pequeña producción y menor distribución. Servido con un rellenado de copas continuado en pequeñas cantidades para mantener su temperatura, sin apretar, en copas de vino sin necesidad de preguntar. También hubo agua con gas Vichy para todos (la de sin, hubiera sido Veri)

La carta de comidas dispone de un menú gastronómico del chef José Delgado (1 estrella Michelín) con 4 aperitivos, 8 platos y 2 postres más quesos por 70€ con opción de maridaje (+30€). En caso contrario vas a la carta de platos con hasta 15 opciones más 7 de postres. No estábamos ya en buena condición física así que lamentablemente nos olvidamos del menú y nos vamos a los platos.

Empezamos por una degustación de panes, aceites y sales (3.90€ p.p.) opcional pero que merecen la pena por la calidad de los aceites, las cantidades y los panes y las 3 sales. Los aceites servidos al centro sobre un lineal de cuencos para probar de menor a mayor intensidad de coloración y de amargos: el primero es Aubocassa, una arbequina mallorquina, fácil de tomar y ligero con extracción en frío, después un aceite local Serraferran una mezcla de arbequina y argudell, seguimos con Marqués de Griñón con equilibrados amargos por la presencia en parte de la picual y en parte de la arbequina y terminamos con un verdoso Casa de Alba cosecha temprana de aceituna picual. Los panes eran más de 5 variedades: coca, brioche de romero, pasas, brioche de aceituna, multicereales, blanco payés y alguno más. Las sales de cúrcuma, volcánica y otra que no recuerdo.

Aperitivos por parte de la casa presentando los tres elementos juntos en un mismo servicio aunque sin ningún punto de relación entre ellos, a modo de tres bocaditos:

. aceituna verde esferificada que explota en la boca. Servido en mini cucharita.

. airbag crujiente de steak tartar de magret de pato coronado con una mahonesa de frutos rojos. Bien puesto en la palma de una mano que hace de contenedor.

. xuixo: como un susú salado, un hojaldre relleno de sobrasada y queso. Servido sobre una pequeña piedra gris.

El segundo aperitivo por cortesía de la casa:

. huevo, patata y jamón: servido en copa con una versión nueva para tomar con cuchara de los 3 productos representantes de nuestra cocina casera.

Con lo tomado hasta aquí, algunos se darían ya por cenados. En la comanda individual, yo opté por:

. cocochas de salmón con alga Nori: bien de sabor presentado con un airbag. Bien de sabor aunque la presentación habría que darle una vuelta.

. peus de porc y gamba roja de Palamós: un mar y momtaña, con manetas en terrina deshuesadas, con gamba roja a penas cocida y pelada dejando la cabeza. La estética de la base (manetas) es mejorable, pero el sabor y textura muy bueno; de las gambas, de tamaño medio alto, decir que estaban bien llenas y sabrosas.

Los otros platos pedidos:

. steak tartar de ternera de Girona: bien cortado, amplia (alta) ración, bien condimentado (se pidió picante) y costó acabar.

. vieras salteadas de espárragos alcachofas y tirabeques: buena ración de vieras troceadas y salteadas con las verduras poco hechas. Interesante.

No fuimos capaces de complementar con postres y vimos con pena pasar el carrito de quesos que es un espectáculo con gran cantidad y variedad de queso para tomar al corte. Es recomendable pensar en él, a la hora de empezar a comer porque es excepcional el postre quesero que puedes disfrutar (con suplemento sobre el menú).

Tomamos cafés con tres petits fours interesantes y progresivo dulzor: el primero un "ficsit" (¿?) de lima, otro con chocolate con jengibre y chocolate con fruta de la pasión y avellanas y sorpresa (peta-zetas al final), siempre agradables como complementos para el café.

Teníamos tren de regreso tardío así que prolongamos la sobremesa sin problemas y con unos nuevos cafés, por cierto muy buenos. El precio puede parecer alto para no tomar postres y dos comensales con un solo plato, pero los aperitivos eran casi entrantes, con lo que el total de lo comido fue correcto.

El viernes 18 de mayo por la noche, tras haber efectuado la imprescindible reserva, fuimos a cenar a las 21h00 al restaurante Divinum, en el casco histórico de Girona.

No voy a extenderme de nuevo, sobre la descripción del restaurante y del servicio en general, los interesados podrán leerla en mi primer comentario del 10/12/14, y siguientes (una visita por año).

Fuimos recibidos por el propietario y director de sala, Joan Morillo, que nos ubico en un saloncito privado, que compartimos con otra mesa. La nuestra, fue una gran mesa redonda, perfectamente vestida y como habitualmente, ornada con buena vajilla, cubertería y buenas copas . El servicio de sala fue bueno, aunque en esta ocasión los tiempos fueron algo largos en los servicios de ciertos platos, el del vino también fue bueno. Todo el personal, fue muy profesional y agradable, estuvo a la altura esperada de un restaurante homologado con un plato Michelin y un sol Repsol.

Al frente de los fogones sigue  el joven y talentoso chef Jose Delgado, del que ya hice un comentario en mi crónica precedente y que sigue en línea ascendente.

Como la mayor parte de restaurantes en Girona, durante las festividades de Temps de Flors, proponian un menú degustación en su honor, así que optamos por degustar el Menu Menjaflors 2018, compuesto de cuatro snacks, ocho platos salados y dos postres.

(Las fotos de los aperitivos, degustación de sales, de los dos últimos platos salados, de los dos postres, del pan y de los petits fours,  apareceran en el primer comentario de la valoración debido a que Verema solo permite publicar 6 links de fotos directas en cada valoración)

Como bienvenida y como es habitual en el restaurante, nos invitaron a un cóctel de cava , y nos sirvieron una degustación de tres sales y cuatro tipos de aceites, Empordà, Penedès y Jaen , asi como un surtido de excelentes panes de Triticum Como ya expliqué en mi precedente comentario , es interesante señalar que el servicio del pan, aceites y sales es facturado a 3,90 €/persona, pero si no lo quieres no te lo sirven y no te lo cobran.

Paso a detallar el menú

Comenzamos con los aperitivos :

Oliva i vermut. Oliva y vermut

Airbag de steak tartar d'anec. Airbag de steak tartar de pato

Xuixo de sobrassada i formatge. "Xuixo" de sobrasada y queso

Iogurt de foie amb vel de Pedro Ximenez. Yogur de foie con velo de Pedro Ximenez.

Todos estuvieron muy buenos, bien presentados, con sabrosas y diferentes texturas que como siempre fueron un buen preámbulo de lo que iba a seguir a continuación. Nos sirvieron para acompañarlos una deliciosa copa de sidra Sidre Brut Tendre (demi sec) de Eric Bordelet (Normandia).

Siguieron :

Sardines marinades amb flor de taronjina i alfàbrega Sardinas marinadas con flor de azahar y albahaca. Muy bueno, buena combinación de sabores, las sardinas en si, riquísimas.

Infusió de farigola i farcellet de verdures   Infusión de tomillo y ravioli de verduras. Original. Muy bueno

Vieira amb alvocat, roses i cireres Vieira con aguacate, rosas y cerezas. Presentado como un lienzo, sabor bien diferenciado de cada producto en buena armonía. Muy bueno

Anguila fumada amb cansalada i poma   Anguila ahumada con manzana y papada. La anguila ahumada se marida muy bien con la papada, buen contraste gustativo y de texturas. Muy bueno. 

Cocotxes de salmó amb crema de mantega d'ortigues Cocochas de salmòn con crema de mantequilla de ortigas. Era la primera vez que probaba las cocochas de este pescado y no me desagradaron, al contrario. Bien especiadas con la crema. Buena preparación.

Suquet d'escrita amb holandesa d'Userda Suquet de raya con holandesa de alfalfa. Versión revisitada del suquet de raya por José Delgado. Excelente guiso.

Cua de vedella amb gel de violetes .Rabo de ternera con gel de violetas. Excelente plato en simbiosis con las fiestas de Temps de Flors.

Steak Tartar amb cap blanc de la vall de Sant Daniel. Steak tartar con "cap blanc" (oruga silvestre o ravaniza blanca) de la Vall de Sant Daniel. Excelente tartar que se nos sirvió a cada uno en función de nuestras afinidades con el picante.

Como postres siguieron :

Fruits vermells i farigola. Frutos rojos y tomillo.  Buenisimo

Panna Cotta de fonoll i iogurt . Panna Cota de hinojo y yogur. Lo mas flojo de la cena, sabor poco marcado.

Para beber, tomamos una botella grande de agua mineral y un viejo conocido, un blanco crianza Masia Carreras 2014 DO Empordà Celler Marti i Fabra, Sant Climent Sescebes, Cepajes : Garnatxa blanca, Picapoll, Carinyena blanca, Carinyena roja, Garnatxa gris. Envejecido durante 12 meses en barricas de roble francés. Vino de color dorado intenso, me pareció muy potente, fresco, con muy buena acidez, redondo, sabroso, muy largo en boca. Fue perfecto para acompañar la cena.

Finalizamos con unos buenos cafés y petits fours .

La cuenta ascendió a 87 €/ persona. Muy buena RCP. Buena cocina creativa, innovadora, basada en la cocina del Empordà, de mercado de proximidad y de temporada. En esta ocasión los tiempos del servicio fueron algo largos, el Chef no vino a saludarnos después de la cena y Joan Morillo, a diferencia de otras ocasiones, estuvo un poco ausente de nuestra mesa. Pienso que todo esto fue debido a la gran afluencia de gente. El año próximo a mas tardar volveremos nuevamente a visitarlos. Recomendable.

  • Suquet de raya con holandesa de alfalfa

  • Cocochas de salmòn con crema de mantequilla de ortigas

  • Anguila ahumada con manzana y papada

  • Vieira con aguacate, rosas y cerezas

  • Infusión de tomillo y ravioli de verduras

  • Sardinas marinadas con flor de azahar y albahaca

El pasado sábado por la noche, tras haber efectuado la imprescindible reserva, fuimos a cenar a las 20h30 al restaurante Divinum, en el casco histórico de Girona.

No voy a extenderme, sobre la descripción del restaurante y del servicio en general, los interesados podrán leerla en mi primer comentario( https://www.verema.com/restaurantes/110356-restaurant-divinum-girona/valoraciones/1253506-divinidad-que-dara-mucho-hablar ), pues poco ha cambiado en cuanto a la decoración, en cambio si que hay que destacar la incorporación de un nuevo Chef, el joven y talentoso Jose Delgado, cocinero que se ha formado en los fogones de los hermanos Roca, Mugaritz, Daviz Muñoz y Angel León y que antes de incorporase como chef en el Divinum , trabajaba en el equipo del estrellado Xavier Franco. Su llegada ha mejorado sensiblemente la calidad de la gastronomía.

El restaurante tiene actualmente un plato Michelin y está recomendado por Repsol.

El Servicio de Sala dirigido por Joan Morillo, alma mater y copropietario del restaurante con Laura Tejero, fue impecable. El servicio del vino perfecto.

Nos situaron en la que ha sido siempre nuestra mesa, ubicada en un ángulo desde donde se divisa toda la sala principal, excepto en una ocasión en la que compartimos mesa en un salón privado con nuestros amigos de Verema, Juanjo y Begoña (JotayB) y el gran jefe Jerónimo y Rosa, su esposa, a los que si me leen aprovecho para enviarles un saludo desde aquí, pues hace ya mucho tiempo que no aparecen por Verema .

Mientras hojeábamos la carta y su propuesta de tres menús, nos trajeron unas copas de cava con mandarina y frutos rojos acompañadas de una degustación de sales y de tres aceites , S.XXI, Castillo de Canena (Jaen), de olivas arbequinas ahumado al humo de roble, Oleum Flumen Premium 100% arbequina (Vinaixa/Les Garrigues-Lleida) y Torelló aceite de oliva virgen extra a base de arbequina y sabatera de olivos centenarios( Torelló Cava /Alt Penedès -Sant Sadurni d'Anoia(Barcelona). Los tres muy buenos, mis preferidos fueron el primero y el tercero.

( Las fotos de éstas asi como las de todos los aperitivos, dos platos del menú, las de los dos postres y las de los petits fours apareceran en el primer comentario de la valoración debido a que Verema solo permite publicar 6 links de fotos directas en cada valoración)

Igualmente nos trajeron un cesto de panes de Triticum. Es interesante señalar que el servicio del pan, aceites y sales es facturado a 3€/persona, pero si no lo quieres no te lo sirven y no te lo cobran.

Optamos por el menú degustación Festival a 70 €, sin maridaje, compuesto de 7 aperitivos, 8 platos salados y dos postres.

Comienza pues el festival :

Aperitius Aperitivos :

Piruleta de foie i carmel Piruleta de foie y caramelo

"Fish & Chips"

Oreo d'Olives, anxoves i formatge Oreo de olivas, anchoas y queso.

Petit pot de foie gras amb iogurt i festucs Tarrito de foie gras con yogurt i pistachos, acompañado de una copa de Principe de Viana Vino Dulce 2013 Vendimia tardía de chardonnay DO Navarra

Ou a baixa temperatura i parmentier trufat Huevo a baja temperatura con parmentier trufado

Dim sum de porc ibèric Dim sum de cerdo ibérico, servido con una copa de Lustau Oloroso Don Nuño Seco Solera Familiar DO Jerez

Salmó a la brasa Salmón a la brasa, con una copa de Lalomba 2015 de Ramon Bilbao DO Rioja Rosé (90% garnatxa y 10% Viura),

Todos estuvieron muy buenos, a un gran altura tanto a nivel de texturas y sabores como de presentación. Difícil de decantarse por uno en especial, tal vez el foie-gras, el dim sum, el huevo a baja temperatura, el salmón ... . Joan Morillo tuvo el detalle de servirnos unas copas de diferentes vinos para maridar con ciertos aperitivos que maridaron perfectamente con los platillos.

Los platos salados fueron :

Sardines marinades i fumades, iogurt, roses i maduixes Sardinas marinadas y ahumadas, yogurt, rosas y fresas Atrevido mar y "montaña" minimalista. Muy bueno, las sardinas deliciosas.

Espàrrecs blancs i verds de temporada Espárragos blancos y verdes de temporada. Con jamón y en un aro hecho a base de masa de espárragos. Sapidez absoluta. Un must. De 10.

Gamba vermella de Port de la Selva, bolet de temporada i cogombre Gamba roja de Port de la Selva, setas de temporada y pepino. Excelente.

Mùrgoles a la crema i pasta fresca Colmenillas a la crema y pasta fresca. Excelente

Pop brasejat Pulpo a la brasa. Muy bueno. Perfecta cocción.

Anguila fumada i cansalada de coll Anguila ahumada y panceta Perfecto contraste gustativo y de texturas. Excelente.

Peix del dia (Corball) amb emulsió d'avellanes Pescado del dia (Corvina) con emulsión de avellanas. Excelente pescado en su buen punto de cocción.

Vedella reposada amb remolatxa i chutney de pinya Ternera madurada con remolacha y chutney de piña. En apariencia un plato para vampiros... Buena carne en su perfecto punto de cocción (en una de las dos fotos del 1er comentario puede apreciarse la cocción)

Para este plato Joan Motillo nos sirvió una copa de vino tinto de crianza de 12 meses en barrica de roble francés Jordi Miró Carignan Vinyes velles 2015 DO Terra Alta Se maridó perfectamente con la carne.

El pan, en diferentes declinaciones, fue muy bueno

Como postres nos sirvieron :

Jardi Botànic Jardin Botánico. Un postre a base de fresas muy bueno.

Sésam, xocolata i plàtan Sésamo, chocolate y plátano. Delicioso.

Para beber, aparte de las copas ofrecidas por Joan Morillo, tomamos una botella grande de agua mineral con gas y un vino que me aconsejó Joan, un viejo conocido, un blanco crianza Masia Carreras 2013 DO Empordà Celler Marti i Fabra, Sant Climent Sescebes, Cepajes : Garnatxa blanca, Picapoll, Carinyena blanca, Carinyena roja, Garnatxa gris. Envejecido durante 12 meses en barricas de roble francés. Vino de color dorado intenso, me pareció muy potente, fresco, con muy buena acidez, redondo, muy largo en boca. Fue perfecto para acompañar el resto de platos.

Finalizamos con dos buenos cafés y unos ricos petits-fours.

La cuenta ascendió a 89 €/persona. Muy buena RCP. Buena cocina creativa, basada en la cocina del Empordà, de mercado de proximidad y de temporada. El Chef José Delgado vino a saludarnos al final de la cena, nos preguntó que platos habíamos preferido y entablamos una pequeña conversación sobre su carrera. Es un joven muy abierto y agradable, que ha dado un vuelco a la cocina de Divinum, que ya era buena, pero que la ha mejorado en su conjunto, le ha dado mas personalidad. Evidentemente, a mas tardar, volveremos nuevamente a visitarlos el año próximo .

  • Anguila ahumada y panceta

  • Pulpo a la brasa

  • Colmenillas a la crema y pasta fresca.

  • Gamba roja de Port de la Selva, setas de temporada y pepino

  • Espárragos blancos y verdes de temporada

  • Sardinas marinadas y ahumadas, yogurt, rosas y fresas

El sábado por la noche a las 21h habíamos reservado mesa en el restaurante Divinum. Nuestra tercera visita desde el 2014.

No voy a extenderme, sobre la descripción del restaurante y del servicio en general, los interesados pueden leerla en mi primer comentario( https://www.verema.com/restaurantes/110356-restaurant-divinum-girona/valoraciones/1253506-divinidad-que-dara-mucho-hablar ), pues poco ha cambiado en cuanto a la decoración, solo lo ha hecho la exposición de cuadros colgados en sus muros, que en esta ocasión estaba dedicada al pintor surrealista catalán Marti Carbonell.

El director de sala y copropietario, Joan Morillo, estaba ausente. Tanto el servicio de sala como el del vino fueron buenos.

Una vez aposentados en nuestra mesa(que fue la misma que nos otorgaron en nuestra primera visita, para mi la que está mejor situada, pues desde ella se divisa toda la sala)nos ofrecieron dos copas de cava de bienvenida y como es habitual en cada visita nos sirvieron una degustación de aceites,(DO Empordà, DO Penedès y DO Málaga) y de diferentes sales y al mismo tiempo nos sirvieron un cesto con los diferentes y excelentes panes elaborados por Triticum que iban a acompañar toda la cena.

En principio fuimos con la idea de tomar el menú degustación, pero nos pareció muy copioso para cenar y optamos por el menú de sus clásicos, mas ligero.

Como aperitivos nos sirvieron

Bastonets de pa, amb tomàquet i alfàbrega, Alga Nori i ous de tobiko, Salmorejo suau amb sindria i salicòrnia Bastoncillos de pan con tomate y albahaca, Alga Nori y huevas de tobiko, Salmorejo suave con sandia y salicornia. Buenos aperitivos para debutar la cena.

Seguimos con :

Foie, iogurt amb figues, fruits secs i crumble de ceba Foie, yoghourt con higos, frutos secos y crumble de cebolla. Muy bueno, me recordó un poco al que elabora desde hace mucho tiempo el Chef Pere Massana.

Sardines marinades i contrastos àcids i citrics Sardinas marinadas y contrastes ácidos y cítricos. Plato muy sencillo, pero bien presentado y muy sápido.

Carpaccio de ceps sobre un llit de vieires, i cremòs de patata i fonds de rustit Carpaccio de boletus sobre un lecho de vieiras y cremoso de patata con jugo de asado. Perfecta combinación de texturas y sabores, el cremoso de patata de 10. Excelente plato.

Corball de costa sobre un llit de puré de patata amb celeri, cogombre i carbassò Corvina de costa sobre un lecho de puré de patata, con apio, pepino y calabacín. La corvina estaba en su buen punto de cocción pero nos pareció que le faltaba algo... pienso que esto es debido a la insipidez del acompañamiento. Lo mas flojo de la cena.

El próximo plato hubiese sido una pluma ibérica con manzana, foie e hinojo, pero les pedimos si podían cambiárnoslo, por uno de los platos del menú degustación, lo que aceptaron sin ningún problema.

Steak tartar a la nostra manera amb moll de l'os i rovell curat Steak tartar a nuestra manera con tuétano y yema curada, No nos lo prepararon delante nuestro, nos preguntaron únicamente si lo queríamos picante o no. Carne de buena calidad bien condimentada y servida mezclada con el tuétano. La yema de huevo curada se coloca encima de la carne a partir de un cartucho en el momento de servirla. Muy bueno.

De postre tomamos :

Cheese cake a la nostra manera amb gelat de cassis Cheese cake a nuestra manera con helado de casis. Efectivamente era un cheese cake diferente, a su manera. Bueno.

Brunyols de xocolata i avellanes Buñuelos de chocolate y avellanas. Mal descongelados. Una pena.

Para la elección del vino, me deje aconsejar por el maître. Le pedí un vino blanco del Empordà con crianza y me propuso un Singulars 2013 DO Empordà Garnatxa Roja Mas Llunes de Garriguella, Cepages 100% Garnatxa Roja, viñas muy viejas de mas de 70 años, con una crianza de 5 meses en barrica de roble francés. Color dorado intenso, con matices que según la luminosidad a veces parecía un rosado. Muy equilibrado, largo y persistente en boca, fresco. Acompañó perfectamente toda la cena. Nos gustó mucho.

Finalizamos con dos buenos cafés y unos buenos petits fours.

La cuenta ascendió a 61 €/persona. Muy buena RCP. El restaurante estuvo casi lleno. Esta ha sido nuestra visita mas floja, la corvina y los postres no estuvieron a la altura a la que nos tienen acostumbrados, por ese motivo en está ocasión puntuaré la cocina únicamente como buena. No guardaré ningún recuerdo memorable de esta visita, pero eso no impedirá que el año que viene volvamos para ver si todo a vuelto a la normalidad.

  • Steak tartar a nuestra manera con tuétano y yema curada

  • Corvina de costa sobre un lecho de puré de patata, con apio, pepino y calabacín

  • Carpaccio de boletus sobre un lecho de vieiras y cremoso de patata con jugo de asado

  • Sardinas marinadas y contrastes ácidos y cítricos

  • Foie, yogohurt con higos, frutos secos y crumble de cebolla

  • Aperitivos

Me llamó el amigo Joan Thomas diciéndome que el sábado tenía mesa en El Celler de Can Roca en compañía de Juanjo, un casi paisano, ya que es de esa aldea que hay un poco más arriba del Nervión antes de llegar a Portugalete, Bilbo creo que se llama el pueblecillo en cuestión.


Entre varias opciones y con ganas de quedar bien con el vasco, nos quedamos al final con los restaurantes Occi y Divinum, descartando el Occi ya que al pedirles Joan información vía Mail sobre menú degustación no se la facilitaron, así que ya que los dos habíamos visitado el Divinum y ambos nos quedamos con ganas de volver, no lo dudamos.


Creo que tanto el local como el servicio han quedado ampliamente comentados tanto por Joan como por mi mismo en anteriores entradas, simplemente añadir que en esta ocasión al estar en un reservado el entorno ha subido algunos puntos.


Así que vamos a pasar directamente a lo comido y lo bebido.


  • Tomamos asiento y empieza el festival con una cata de sales y aceites. Tres tipos de aceite y dos de sal, probablemente lo que acompañó a la copa de cava de bienvenida.
  • Seguimos con Coulant de foie con membrillo y manzana. Un guiño a uno de los clásicos de Juan Roca?
  • Y Tataky de atún con caldo dashi y crujientes de cebolla. Muy rico, aunque quizás el acompañamiento enmascaraba un poco el sabor del atún.
  • Uno de los mejores platos de la noche Pulpitos con ajo blanco y cremoso de ajo negro. Cambiaron los chipirones por pulpitos con un resultado espectacular, lamentablemente la foto no hace justicia al plato.
  • Y otro que no se quedaba atrás Canelón de Pularda con colmenillas a la crema. Soy un "canelonista" declarado, y si encima el canelón es de pularda y a salsa de colmenillas ya ni te cuento, otro acierto.
  • Y llega el pescado, representado por la Lubina con cítricos, bergamota y mantequilla de avellanas. Con mantequilla de "noisette" que diría el amigo Joan, jejeje.
  • Para finalizar nos dan a legir entre varias opciones, por lo que alguno se decantó por Cabrito del Mas Alba con berenjenas ahumadas y espárragos. Otros lo hicieron por Solomillo de Girona. Y el resto lo hicimos por un riquísimo Steak Tartare maridado con Gin Tónic. No sé si Joan Morillo (jefe de sala y propietario), me oyó decir que me entusiasmaba el Steak maridado con GT y tuvo el detalle, o es que en la casa ya los sirven así por norma. Por cierto, preguntaron antes si lo queríamos picante y yo lo pedí picante, así que el mío estaba en su punto.


    Y vamos entrando en los postres:


  • Con una Degustación de quesos. Curiosamente aparte de alguno de la zona, otros los compra en la zona de Montpellier patria chica del amigo Joan y de su esposa MC.
  • Con una Sopa de cítricos y menta con merengue italiano. Refrescante.
  • Y finalizamos con un divertido postre, Tubo de chocolate con aire de frambuesas y fresas. Lo cierto es que el “formato” del postre nos dio que pensar y cada uno optó por una manera de meterle mano, pero sin duda el que triunfó, aunque se niega a compartir la fotografía fue el amigo Juanjo, que se lo zampó de una manera que no me atrevo a describir.


    Para beber:


  • Pues lo descrito por al amigo Joan en el comentario anterior.


    La Cuenta:



  • 413 euros para seis personas. Una muy buena relación calidad precio, teniendo en cuanta la calidad de la comida, el servicio y el entorno.


    Poco que añadir al anterior comentario, de acuerdo en todo especialmente a lo de que hay que volver, y cuantas más veces mejor.





    • Tubo de chocolate con aire de gers y fresas. Restaurant Divinum de Girona

    • Canelón de foie. Restaurant Divinum de Girona

    Nuevo fin de semana en la ciudad de Girona, tras cuatro meses de ausencia y esta vez en compañía de una pareja encantadora, de miembros de Verema, Jotayb, Juanjo y Begoña, que se desplazaron desde Bilbao para compartir mesa con nosotros al dia siguiente en el sanctasanctórum de la gastronomía, El Celler de Can Roca.

    Para las 21h de la noche del viernes 10 tenia una reserva para 6 personas en el restaurant Divimum, digo bien seis ya que Jeronimo, el gran jefe, y su esposa, Rosa, se unieron a nosotros para compartir la cena.
    No voy a describir de nuevo el local pues ya lo hice el pasado 06 de diciembre de 2014, decir unicamente que el propietario y director de sala, Joan Morillo, tuvo la acertada idea de situarnos en una sala privada donde había una gran mesa redonda, perfectamente vestida y bien servida en cuanto a coperio, vajilla y cubertería.
    El servicio de sala fue muy bueno y el del vino también. Joan se ocupó perfectamente de nosotros durante toda la velada.

    La cena fue de lo mas animada... y llena de buenos momentos. Para que el lector pueda hacerse una idea del ambiente que reinaba en nuestra salita cabe señalar que salimos del restaurante a las 2h00 de la madrugada.

    Tras diversos parlamentos, optamos por el menú degustación.

    Comenzamos con una Degustación de tres tipos de aceites, Empordà, Penedès y Jaén, acompañados de dos clases diferentes de sales, y un excelente pan en diferentes declinaciones como en nuestra primera visita, deduzco que es un clásico del restaurante.

    Seguidamente la casa nos invitó a unas copas de cava, ciertamente con unos snacks, pero debido al ambientazo que reinaba en la mesa, no recuerdo en absoluto lo que comimos (mea culpa...). Seguramente estuvieron buenos, ya que si no hubiese sido el caso seguro que lo recordaría. Si alguno de los comensales se acuerda, no estaría mal que lo publicase en sus comentarios.

    El menú fue el siguiente :

    Platos salados :

    Coulant de foie con membrillo y manzana

    Tataky de atún con caldo dashi y crujientes de cebolla

    Chipirones con ajo blanco y cremoso de ajo negro

    Canelon de Pularda con colmenillas a la crema

    Lubina con cítricos, bergamota y mantequilla noisette

    Cabrito del Mas Alba con berenjenas ahumadas y espárragos
    o
    Steak Tartare con gin tonic
    o
    Pieza de ternera de Girona (Creo que se trataba de un solomillo)

    Degustación de quesos afinados en Montpellier y en Lunel.

    Todos los platos estuvieron a gran altura, buena presentación, creatividad, buen producto, buena cocción ( tal vez la lubina a mi gusto un punto por encima, pero eso no le quitaba ni su frescura ni su excelente sabor.

    Personalmente me merecen mención especial, los Chipirones con ajo blanco y cremoso de ajo negro, que encontré fabulosos, el Canelon de Pularda con colmenillas a la crema, que estaba sensacional y el Cabrito del Mas Alba con berenjenas ahumadas y espárragos, que estaba sublime. Dos comensales que tomaron el steak Tartare lo encontraron poco picante. En cuanto a la carne lo único que puedo decir es que no hubo ningún comentario negativo.

    Acompañamos esta primera tanda de platos con una botella de Cava recomendada por Joan Morillo, cuyo nombre no recuerdo, pues no lo conocía y era la primera vez que lo probaba. Me pareció agradable en boca, de burbuja fina y en su buena temperatura. Jeronimo que es un buen conocedor de espumosos podrá dar su valoración y tal vez el nombre de la botella ... y dos botellas de vino tinto Finca Malaveïna 2011 DO Empordà de Castell de Perelada, variedades Merlot (80%), Cabernet Sauvignon (15%) y Cabernet Franc (5%) con una crianza de 14 meses en barrica bordelesa nueva de roble francés Allier y con uva seleccionada y recogida a la mano en la finca de Garriguella. Me parece un vino con mucha personalidad, elegante, muy equilibrado, muy estructurado, redondo, con un largo post-gusto del que pienso que se podrían aun decir muchas cosas mas a su favor pero que dado mi desconocimiento enológico no soy capaz de plasmar aquí.

    Postres :

    Sopa de cítricos y menta con merengue italiano

    Tubo de chocolate con aire de frambuesas y fresas

    Ambos postres, muy buenos.
    Los acompañamos con 3 copas de un excelente moscatel y 2 copas de cava.

    Finalizamos con 2 infusiones y 2 cafés.

    La cuenta ascendió a 68 €/persona.(Menú 52 €) Muy buena RCP.
    Tuvimos ocasión de dialogar un buen momento con Joan, quien me parece una persona muy agradable, con una buena y dilatada experiencia profesional y que conoce perfectamente el suelo que pisa y pienso que sabe lo que quiere y lo que lleva entre manos. Sigo creyendo que es un restaurante que irá a mas...

    Muy recomendable. Sin duda, volveremos a visitarle en uno de nuestros próximos viajes a Girona

    Si hay un pero, no es ni en el servicio ni en la cocina... es en el sitio web, que no está al dia y en el que no pueden verse ni la carta, ni los menús ...

    Fue una excelente velada en muy buena compañía, de esas que hay que repetir y repetir sin moderación.

    Tras haber leído el comentario del amigo Jeronimo, nos entraron ganas de conocer este restaurante que como el ave fénix ha resurgido de sus propias cenizas con toda su gloria de la mano de Joan Morillo y Laura Tejero, alumnos de Joan Roca en la Escuela de Hostelería de Girona.

    Fuimos a cenar, tras haber reservado, el sábado por la noche a las 20h30.
    Situado cerca de la Rambla de Girona, en el antiguo Casino de la ciudad, el restaurante es muy bonito, con muros de piedra decorados con diferentes cuadros de autores que utilizan el restaurante como sala de exposiciones. Los techos de ladrillo son altos y están ornados de bonitas voltes catalanas. La decoración nos gusto mucho, está muy lograda. Posee diferentes comedores.
    Nos situaron en una mesa del comedor principal desde donde se divisaba toda la sala. Las mesas, muy bien separadas las unas de las otras, son muy amplias y están bien vestidas, con buenos cubiertos, buena vajilla y buenas copas. El servicio de sala es bueno y el del vino también. Todo el personal está a la altura y es servicial y agradable, se respira profesionalismo.

    Nos presentaron un menú de temporada, un menú degustación(que tenia muy buena pinta) y la carta. Optamos por esta última. El menú será para la próxima vez y al mediodía, pues parece bastante copioso.

    Para ir haciendo boca, nos trajeron una Cata de 3 aceites, Empordà, Córdoba y Penedés con 3 tipos de sales distintas y un excelente pan en diferentes declinaciones, que nos acompaño durante toda la cena,

    A continuación nos sirvieron unas Copas de cava y unos aperitivos, que estaban muy buenos pero que no recuerdo exactamente... pienso que había un puré con butifarra negra, unos bastoncillos con una salsa deliciosa y una bouchée de algo que me gustó Siento no poder dar mas detalles.

    De primeros,
    MC tomó una Escudella de ceps (boletus edulis) con vieiras y frutas de otoño Una verdadera delicia, para mojar pan, servirse de la cuchara, etc... En principio el plato lo preparan con gamba roja de Palamós, pero debido a las últimas tormentas, no pudieron abastecerse de gambas y nos propusieron cambiarlas por 3 vieiras.

    Yo tomé unosCalamarsets de potera al ajo blanco y cremoso de ajo negro Excelente presentación y combinación de sabores, los calamares estaban.... de película.

    De segundos,
    MC pidió una Corvina con setas, alcachofas y espárragos. Perfecta cocción del pescado con su piel crujiente... Excelente

    Yo tomé un Arroz meloso de bogavante Chapeau. Cantidad y sobre todo calidad.

    De postre,
    MC tomó una Ensalada de frutas del tiempo con sopa de mango Muy bueno, servido en una copa que hubiera podido ser un poco mas grande.
    Yo no tomé postre, me extasié delante del Carro de quesos, magnifico manjar para un amante de los quesos como yo. Ese dia la mayoría eran italianos y muy buenos.

    Acompañamos la cena con una botella de vino blanco Masia Carreras 2012 DO Empordà del Celler Marti FabraCrianza 12 meses en barrica, uvas: cariñena blanca, cariñena roja, garnatxa blanca, garnatxa gris y picapoll . Color dorado intenso, fresco, muy largo en boca. Me gustó mucho. También tomamos una botella de agua de 1L.

    Finalizamos con 2 buenos cafés acompañados de una excelentes mignardises lenguas de gato, trufas, financiers, almendrados y pastelillos de coco

    La cuenta ascendió a 71 €/persona. Buena RCP. Muy buena cocina creativa, de mercado y de proximidad. Recomendable. Pensamos hacerle varias visitas para poder conocer mas a fondo su cocina, que promete.

    Por lo que he podido deducir, Divinum empezó su singladura como un pequeño Bar en la Calle Argentería de Girona, pasando posteriormente a un local más amplio en la Calle General Fournàs, donde si hacemos caso al amigo Xavi, “Cookeatenjoy”, parece que no sobresalía por la bondad de su cocina.

    Que yo recuerde no llegué a visitarlo en ninguna de sus anteriores ubicaciones, pero por lo leído, nada tiene que ver con el actual Divinum que he conocido y disfrutado en la Calle Albereda, y en lo que imagino ha tenido mucho que ver el cambio generacional, y probablemente el paso por el Celler de Can Roca de la actual dirección.


    Local bien situado, amplio, mesas perfectamente vestidas y con una más que correcta separación, cristalería, cubertería y vajilla de calidad acorde con el resto. Servicio profesional, discreto, atento y muy eficiente. Me gustó muy especialmente el servicio de vino, mejor dicho de cava, que contaré más adelante.


    Una vez hojeada la carta, de las diferentes opciones nos decantamos por el Menú de Temporada de 26€, compuesto de tres entrantes, un segundo a elegir entre varias propuestas y postre también a elegir. Os cuento:

  • Empezamos con una cata de aceites. Tres variedades, Empordà, Penedés y Jaén, acompañados de un buen surtido de pan y tres tipos de sal. Esto empieza bien.



  • Y seguimos con el primero de los entrantes, Ensalada de Rossinyols de Pino, Boniato y Castañas. Producto otoñal al ciento por ciento, acertado contraste de sabores que nos adelantan a un otoño que meteorológicamente no acaba de llegar.

  • A continuación, Platillo de Setas con Espárragos y Alcachofas. Seguimos disfrutando con producto de temporada.

  • Y rematamos los entrantes con una espectacular, Vieira con crema de Calabaza y Trompetas de la Muerte. Un clásico "Mar i Muntanya" también con toques otoñales, a base de buen producto y donde destacaba el perfecto punto de cocción de la vieira.



  • Como plato principal, mi acompañante eligió el Sard (Sargo) asado con olivas de Kalamata y alcachofas, que según cuenta estaba muy bueno.
  • A mi me dieron una alegría, ya que aunque no figuraba en la carta me ofrecieron uno de mis platos preferidos, Rabo de Buey Deshuesado. La elaboración y presentación de este plato me recordó a uno de los clásicos de Joan Roca, aunque en éste caso venía acompañado de pequeñas setas que le otorgaban un toque diferenciador, sin duda alguna un plato para disfrutar.


    El Postre:


  • Un, Surtido de Quesos Catalanes. Le gustaron hasta el punto de que pidió al camarero que le apuntara el nombre de tres de ellos.
  • A mi me recomendaron el Tiramisú, y no me defraudó lo más mínimo.


    Para beber:


  • Un Colet Navazos extra Brut. Comentaba antes el tema del "Servicio de Cava", y es que EMHO no tienen nada que ver el servicio de cava con el servicio de vino, simplemente porque la temperatura de degustación del cava no tiene nada que ver con la del vino. El vino puedes dejarlo en la copa sin problemas de temperatura, y una copa de cava si se nos calienta ya la puedes tirar. Y esto es lo que entendió a la primera el camarero, dejándonos una cubitera para que gestionáramos nosotros el relleno de copas, esto es algo muy fácil de entender y de solucionar, pero cuesta mucho que algunos sommeliers acostumbrados al clásico servicio de vino lo entiendan.



  • Aguas, una infusión y Un Café, con sus Petits Fours, servido en una original y divertida taza que me sorprendió, ya en un primer momento creí que era de plástico.


    La Cuenta:



  • 81,50 euros. Un muy buen precio a cambio de lo recibido.


    Tendré que hacerle un lugar prioritario entre mis tops de Girona, y volver a visitarlo en breve para confirmar las divinas sensaciones que me ha causado en mi primera visita.






    • Tiramisú

    • Rabo de Buey relleno de Setas

    • Vieira con crema de Calabaza y Trompetas de la Muerte

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar