La tortilla de patata, con tinto o blanco? con o sin cebolla? Donde están los mejores restaurantes?

128 respuestas
    #25
    Javi_S
    en respuesta a ramico

    Re: Vale, como no poneis sitios, cuando esté por vuestras zonas, a vuestra casa que me apunto.

    Ver mensaje de ramico

    Úna memorable para mí era la del instituto, hacíamos colas y cuando le birlaba veinte duritos a mi madre(que ya a mis curenta y dos no me acuerdo ni de las pesetas)pués bocata que te crió(con allioli, claro).Era todo un ritual pués el hijo de la señora ( siempre las señoras y las mejores tortillas) no te ponía el bocata hasta que la tortilla estaba bien repoasada.

    #27
    in vino veritas

    Re: La tortilla de patata, con tinto o blanco? con o sin cebolla? Donde están los mejores restaurantes?

    Yo CON, es que la cebolla mencanta, como el buen vino, tiene capas y capas y a medida que las vas "deshojando" te entra un sentir...

    #28
    Otilio Haro
    en respuesta a in vino veritas

    Re: La tortilla de patata, con tinto o blanco? con o sin cebolla? Donde están los mejores restaurantes?

    Ver mensaje de in vino veritas

    Ya te estás poniendo "tierno", ¿no serás tortilla?, es que así me gustan a mi... llámame Monse.

    Un hombre ha de tener vicios, a ser posible de categoría, o cuando llega a la vejez no tiene de qué redimirse.

    #29
    in vino veritas
    en respuesta a Otilio Haro

    Tortilla no, pero a webo sí me lo pusiste, honrrando tu foto

    Ver mensaje de Otilio Haro

    Cebolla
    luminosa redoma,
    pétalo a pétalo
    se formó tu hermosura,
    escamas de cristal te acrecentaron
    y en el secreto de la tierra oscura
    se redondeó tu vientre de rocío.

    Bajo la tierra
    fue el milagro
    y cuando apareció
    tu torpe tallo verde,
    y nacieron
    tus hojas como espadas en el huerto,
    la tierra acumuló su poderío
    mostrando tu desnuda transparencia,
    y como en Afrodita el mar remoto
    duplicó la magnolia
    levantando sus senos,
    la tierra
    así te hizo,
    cebolla,
    clara como un planeta,
    y destinada
    a relucir,
    constelación constante,
    redonda rosa de agua,
    sobre
    la mesa
    de las pobres gentes.

    Generosa
    deshaces
    tu globo de frescura
    en la consumación
    ferviente de la olla,
    y el jirón de cristal
    al calor encendido del aceite
    se transforma en rizada pluma de oro.

    También recordaré cómo fecunda
    tu influencia el amor de la ensalada
    y parece que el cielo contribuye
    dándote fina forma de granizo
    a celebrar tu claridad picada
    sobre los hemisferios de un tomate.

    Pero al alcance
    de las manos del pueblo,
    regada con aceite,
    espolvoreada
    con un poco de sal,
    matas el hambre
    del jornalero en el duro camino.
    Estrella de los pobres,
    hada madrina
    envuelta en delicado
    papel, sales del suelo,
    eterna, intacta, pura
    como semilla de astro,
    y al cortarte
    el cuchillo en la cocina
    sube la única lágrima
    sin pena.
    Nos hiciste llorar sin afligirnos.

    Yo cuanto existe celebré, cebolla,
    pero para mí eres
    más hermosa que un ave
    de plumas cegadoras,
    eres para mis ojos
    globo celeste, copa de platino,
    baile inmóvil
    de anémona nevada
    y vive la fragancia de la tierra
    en tu naturaleza cristalina.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar