Y ahora la cerveza entra en guerra de precios...

22 respuestas
    #1
    Dani C.

    Y ahora la cerveza entra en guerra de precios...

    Mahou vende su barril de 50 litros a 22 euros, Damm regala cerveza para garantizar exclusividad y Estrella Galicia dona toldos y terrazas Precio de la caña en Lizarrán: un euro. McDonald's: un euro. Barril de un litro en 100 Montaditos: tres euros. En los bares de tapas, restaurantes y hasta en los negocios de comida rápida no hay nada que preocupe más que el precio de la cerveza. Todos quieren saber a cuánto compra el barril la competencia, cuál es la última oferta de Mahou, qué ofrece Damm o qué regala Estrella Galicia. La fórmula, que invita a un mayor consumo, fue creada por las cadenas 100 Montaditos y La Sureña, propiedad de la empresa Restalia, de origen andaluz. Su éxito también se ha extendido a los bares del sur de España y lo han copiado otras cadenas como Tragatapas, que vende la marca San Miguel. Promociona el "botellín" en lugar del "botellón". "Mahou está entrando de forma muy agresiva en las ciudades y comunidades donde es fuerte su competencia. El coste de producción de un barril de 50 litros, sin contar costes de distribución y comisiones, es de 10 euros. Es decir, 20 céntimos el litro. Ellos lo venden a 40 céntimos, lo que casi se podría considerar precio de coste", explica un distribuidor de Damm. Las cervezas apuestan cada vez más por la fidelidad del cliente, en especial los bares que tienen una alta facturación, como los 100 Montaditos, que venden unos 50 barriles de cerveza por semana, frente a los cuatro barriles de un bar tradicional. A las grandes franquicias les ofrecen precios muy competitivos, pero les obligan a hacer precios promocionales y a lucir el nombre de la marca en todas partes. Fuentes de Heineken aseguran que la empresa es consciente de que la guerra de precios, a la larga, “es perjudicial para todo el sector”. Ninguna de las principales cerveceras del país, Mahou, Heineken y Damm, quieren debatir en público el espinoso asunto de la política de precios. Tampoco la patronal, Cerveceros de España, que justifica toda esta situación por la bajada generalizada del consumo en los bares españoles.

    Leído en Economíadigital. Y mientras, el vino sigue saliendo malparado, porque a ver quién compite con estos precios y estas campañas tan agresivas, además de al cultura cervecera en España, que claramente es mucho más potente que la del vino. En fin...

    #2
    Abreunvinito

    Re: Y ahora la cerveza entra en guerra de precios...

    Eso es la economia de mercado y libre competencia. No como las gasolineras.
    Si tenemos una baraja hay que jugar con esa baraja, pero no vale coger la baraja y jugar a pactar precios mínimos, conseguir subvenciones oficiales...

    el mejor vino es el que se comparte www.abreunvinito.es @abreunvinito

    #3
    Dani C.
    en respuesta a Abreunvinito

    Con el tema de las gasolineras...

    Ver mensaje de Abreunvinito

    Lo tenemos todos claros, pero mientras el Estado no se dedique a multar todo los lunes a todas las gasolineras que tengan el mismo precio, aquí no podremos hacer nada...

    Pero dejemos de hablar de Riesling ;-)

    El caso es que esta guerra no beneficia para nada el vino, que ve a su más firme competidor crecer a precios desorbitadamente bajos.

    Saludos
    Dani

    #5
    Dani C.
    en respuesta a Andrade

    Pues a eso vamos

    Ver mensaje de Andrade

    ¿Se puede? Habría que hacer un buen estudio de costes, aunque es obvia que el coste de producir cerveza es, a priori, bastante menor.

    Tal vez sí se podría bajar el precio de vinos jóvenes, donde no está el problema de la madera, el estocaje del vino, etc... Un vino joven de buena calidad y buen precio podría competir con la cerveza... yo creo que sí.

    Saludos
    Dani

    #6
    graciano
    en respuesta a Dani C.

    Re: Con el tema de las gasolineras...

    Ver mensaje de Dani C.

    Tienes toda la razón, al final el daño colateral de esta guerra va a ser el vino. Si se baja el precio de la cerveza y ésta se repercute al consumidor final, el vino va a seguir con su imparable descenso. Si ya en la hostelería se le da poca importancia al vino y no se cuida su servicio, pues ya imaginaos si la cerveza la ponen más barata o hacen más promociones. Es el problema de la gran atomización del sector bodeguero frente al "oligopolio" de las cervezas, las campañas de promoción son más efectivas y por economías de escala pueden jugar más con el precio. Pero el problema es que al hostelero seguramente le sale más rentable servir una caña, esto unido al escaso interés por el servicio del vino, tanto en precio, como en variedad, como en el trato al producto hace que sea el vino el que se resienta en estas situaciones.
    Un saludo.

    "El hombre debe al vino ser el único animal que bebe sin sed." PLINIO

    #7
    Dani C.
    en respuesta a graciano

    Pues eso... que no puedo estar más de acuerdo

    Ver mensaje de graciano

    Como no me gusta la cerveza, soy un bicho raro cuando vamos de tapeo o hacemos un almuerzo o aperitivo. Cuando pido un vino blanco, suelen tener, eso sí, no les preguntes ni cuál es, que a lo sumo te dirán "un verdejo", o "un rueda" y listo... Ya no te digo si me apetece tomarme un fino o una manzanilla, que me han llegado a traer una infusión...

    El caso es que lo tenemos difícil a los que nos gusta el vino, porque no se ayuda demasiado, y por ende, el sector del vino está donde está...

  • Más leído
  • Más recomendado

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar