El Nido 2006
Vino El Nido 2006
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
15,50%
Varietales:
Cabernet Sauvignon 70 % y Monastrell 30 %
Precio aproximado
Precio Aprox:
Más de 100 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.02
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
4,8
Opiniones de El Nido
OPINIONES
11

Es un gran vino, no hay duda, detractores los hay, el precio marca mucho la linea de división, sin embargo yo lo encuentro de tanino muy concentrado, textura sedosa y persistente, entre los muchos aromas destacaria el de pasificación, comparable a los amarone y exclusivo en grandes vinos, con final elegante.

Picota con ribetes amoratados, capa alta.
Nariz intensa y potente, con notas algo alcohólicas que al final terminan por imponerse. Frutas muy maduras, confitura de moras y ciruelas, monte bajo y herbáceos, pimienta negra, tinta china, caja de puros, trazas minerales de grafito, cacao en polvo, bombones de licor, muchos tostados. No esconde su origen.
En boca muestra de nuevo su poder, es un vino concentrado y denso, muy maduro, aunque afortunadamente con acidez, de lo contrario sería imbebible. Final con buena longitud que deja sensaciones de frutas muy maduras y especias, con un tanino algo presente aunque tampoco sin exagerar. Buena persistencia.
Una añada al límite de la madurez, parecida al 2005 pero con algo más de cuerpo, parece más equilibrado, aun así es una clara muestra de lo que es este vino, pura potencia y extracción, uno de esos vinos de cata que si bien tienen su público a nosotros no terminan por apasionarnos. En cualquier caso está bien hecho, con calidad.

Vino color ciruela madura con ribete rojizo y destellos violeta, capa alta, casi negro, bien cubierto, limpio, brillante y lágrima densa que tinta la copa.
En nariz con buena intensidad, notas de frutos rojos frescos, fresas, frambuesas, cerezas y ciruelas, perfectamenete definidos, con evolución a notas de monte bajo, pefumado con un puntito de caramelo, nos van saliendo especias no dulces, pimienta y clavo y más notas de monte bajo, arandanos, vainilla, lacteos y unos tostados excelentes, sin perder la fruta. Bouquet excepcional, tremenda paleta de aromas en perfecta conjunción, final de café y nota ahumada.
El paso por boca, potente, opulento, con cuerpo, con volumen, bien hecho, fresco, concentrado, buen acidez, equilibrado, largo recorrido, excelente estructura, largo recorrido, fruta en abundancia, tostado, amplio, expresivo, elegante y un tanino potente, aterciopelado, grande y cremoso. Un vinazo.
Retronasal, fruta roja y negra.
Postgusto, larguísimo, franco y muy bueno.

Sorprende la frescura con que nos muesta la fruta, tanto en nariz como en boca.

Boca muy envolvente con un exceso quizás de matices de licor y de alcoholicidad, tb muy dulce, como la 2007. Todos los años se mostraron en la cata muy buenos, es decir, que destacamos lo más sobresaliente pero el nivel de todos era alto y tambien el de este 2006

Lo abrí unas cuatro horas antes de probarlo. Color rojo muy oscuro, casi negro amoratado, con lágrima densa. En nariz aromas complejos a fruta muy madura, especias, muy buena nariz. En boca muy sabroso, potente, cálido, con unos buenos taninos y una buena madera. Elegante, aterciopelado y redondo. Muy largo. Es un gran vino pero un poco caro.

Por fin puedo probar esta añada de El Nido. Me regalaron hace un año un par de botellas y nunca encontraba el momento de abrirlo. Al final y como no lo he encontrado, ha decidido la persona que me lo regaló aportar una botella para la comida de Navidad. Si tuviera que definir ese vino con una palabra, creo que ya lo ha comentado algún otro forero es la de “opulencia” en todas sus fases de la cata. Ya en el color, destaca por su color, casi zaíno, la nariz explosiva, donde la cabernet muestra toda su gama olfativa. La boca simplemente brutal, pensaba que estaría mucho más duro, todo y que ya se puede beber, estoy seguro que con algún añito de botellero mejorará y domará los caballos que atesora. Me ha sorprendido de forma grata, ya que se ha enfrentado a un Clio de la misma añada y es mucho más fresco que su hermano pequeño. Pensaba que eran vinos cortados del mismo patrón y ciertamente “El Nido” le gana por goleada en ese apartado. No creo que abra otra botella hasta dentro de un añito, al no ser que me provoquen……..

Color amoratado, casi negro.
Aroma que recuerda, en su inicio, al yogurt, para mutar, rápidamente, a toffee y café con leche.
Sabor profundo que se identifica con frutas rojas, en especial, moras, frambuesas y un toque de ciruela roja muy madura.
Equilibrado, aterciopelado, fino, redondo y, sin embargo, potente.
Postgusto muy largo.
Buena presentación.

Sin el pero, solo perillo de los 87 euros, este nido resulta potente, poderoso y sorprendentemente mineral respecto a otras añadas. Tiene trazas de gran vino, poderoso, expresivo, tendente a lo complejo, frutal, sotobosque seco mediterraneo, terroso, ligeras cremas, tofe, un espectáculo nasal, algo invasivo y excesivo. Boca pulida, largo, retronasal frutal, licoroso, almibarado, contundente, pero....

Abierto unas tres horas antes de la degustación, decantado una hora antes de probarlo.

Color negro amoratado, capa alta, lágrima densa, limpio y brillante.
Nariz compleja, gran intensidad, muy potente, con muchas cosas que decir que al principio desbordan al catador. Al coger tiempo en copa podemos notar fruta muy madura, balsámicos, especias (pimienta negra), chocolate, muy licoroso, muy evolutivo y cambiante. Una gozada en nariz.
Boca potente, sabroso, cálido, con un tanino pulido y un roble muy bien integrado, envolvente, atercipelado, demasiado perfecto para lo joven que es, lo que demuestra el bien hacer del enólogo. Retronasal frutal y recuerdo muy largo. Gran vino.

Corcho espectacular, de esos kilométricos, botella de diseño que pesa una barbaridad, lo que hizo que varios de nosotros nos fueramos a servir pensando que había vino cuendo no había nada.
Sólo un pero, el precio, 113 €, demasiado, no lo vale, gran vino pero ese precio no es explicable. Una pena.

2005. monastrell perfecta, balsamico y purpura de passion. caoba antigua de apartamento en los madriles de 1960. exquisito paso en nariz con aromas de burbujas carbónicas y terrizo suave con explosión viva en tabique nasal. gustoso en aromas de frutas rojas y cítricos. Gran degustar ante y retronasal sin amarhor ni acidez. Es perfecta la consolidación del paladar. Mucho dulzor y choco con leche, algo dificil de congeniar con alimentos.< El

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar