Clos d'Agon 2004

Vino Clos d'Agon 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Clos d'Agon
D.O./Zona: Catalunya
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 25% Cabernet Sauvignon, 27% Cabernet franc, 20% Merlot y 28% Sirah
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 20 meses en barrica nueva de roble francés

Varietales: 25% Cabernet Sauvignon, 27% Cabernet franc, 20% Merlot y 28% Sirah

Consumo: 2011 - 2018

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2018.

9 Opiniones de Clos d'Agon

... que decíais que este vino había que decantarlo, pero me puse en modo "don erre que erre" y sí que lo decanté una copa durante una horita o así, pero no la botella. Y al día siguiente fue cuando mejor se expresó. Lo positivo es que vi cómo fue evolucionando.

Visualmente tenía un color rojo picota muy intenso, brillante, con sedimentos y una pequeña mancha de "grasilla". Cambié la copa por si estaba sucia, pero seguía apareciendo ese mancha. Lágrima abundante, densa, tintando mucho la copa.

Nariz: ya de inicio es espectacular!!!!!!!!! Fruta roja madura, una poca más en sazón, otro poco de fruta negra laurel, mineralidad (ese palabro de moda), bosque mediterráneo, flores, pimienta negra. Fruta a raudales y barrica integradísima!

En boca fue donde al principio descolocó pero ganó muchos enteros con la oxigenación. En boca al principio se mostró muy amargoso, vegetal, con una excelente acidez, balsámicos, fruta roja muy verdosa... Pero con la oxigenación esa fruta se tornó madura, pero muy intensa. Esas notas vegetales siguieron presentes, pero más en un segundo plano. Toques de pimienta, mineralidad, madera pero en un segundo plano, laurel, clavo, toques de vainilla, gran estructura... Una boca muy bien armada y de innegable corte mediterráneo.

Un vinazo, pero se me ha quedado la espinita de poder disfrutarlo plenamente de inicio a fin, así que intentaré hacerme con alguna botella.

Rojo rubí, ribete rojizo, capa media-alta.
Buena intensidad en nariz que destaca por su limpieza y carácter varietal, frutas rojas maduras, toques florales, especias, mucha pimienta negra, tabaco de pipa, recuerdos minerales, balsámicos, monte bajo y herbáceos. De corte mediterráneo pero con mucha madurez y elegancia.
En boca sorprende por su frescura y equilibrio con una buena acidez y un paso firme y directo, con profundidad y sabor. Final de frutas rojas y especias con un cierto tono mineral. Tanino fino e integrado, el tiempo de botella le ha sentado bien. Buena persistencia.
Una grata sorpresa este vino que nos pusieron a ciegas dando claramente muestras de su procedencia mediterránea y con variedades francesas muy bien tratadas y en perfecta maduración, con un gran trabajo de vinificación. Y es que Peter Sisseck sabe cómo hacer buenos vinos.

Vino comprado con ocasión de una oferta -excepcional- de tres botellas de las añadas 2004, 2005 y 2006. Total de las tres 81 euros, o los que es igual 27 euros/botella -65 precio habitual de cada una-.

Tomado recién abierto y sin decantar.

Vista: Rojo picota. Ribete burdeos. Lagrima densa que tinta la copa. Capa alta. Brillante. Presencia de sedimentos de pequeño tamaño, pero abundantes, lo que quizá aconsejaría su decantación.

Nariz: Muy expresiva y de gran amplitud. Fruta roja en abundancia (grosellas, ciruelas), algo de fruta negra (moras). Violetas. Leves toque de pimientos asados. Algo de pimienta negra.

Boca: Excelente. Ataque dulce, sin aristas. Paso por boca sedoso, prácticamente aterciopelado. Redondo y muy agradable, facilitado por unos tanitos pefectamente domados y dulces. Goloso. Se confirma la frura roja (grosellas). Especias dulces (canela, clavo). Balsámicos. Mineralidad. Maderas nobles (cedro), en un segundo plano formando parte de un conjunto perfectamente integrado y con una magnífica estructura. Acidez excelente y magnífico equilibrio. Incremento de las notas de pimienta negra en las últimas copas.

Retronasal eminentemente frutal y postgusto largo y dulce sumamente agradable.

De las botellas que se abren en un comida sabiendo, desde la primera copa, que de las mismas no sobrará ni una sola copa para la noche (o el día siguiente). Y tampoco sobró esta vez.

Como se ha dicho en comentarios anteriores, de los vinos que hay que probar por lo menos una vez en la vida... suerte que aún me quedan dos añadas más de este vino. Una delas mejores ofertas que he conseguido pillar.

Y, por supuesto, mi agradecimiento al amigo Latrufa, cuyo comentario al 2005 -que ya estoy deseando abrir- fue el que me inclinó a comprar este magnífico vino-.

Si ven esta oferta otra vez, no lo duden: comprenla.

He encontrado otra botella y realmente después de dos años estamos ante un vino que ha evolucionado en positivo, mucho más aromático y más armonioso en boca. Muy elegante y largo. Todavía le queda pero ahora sí que es un vino, que aunque sorprendente es un gran vino.

Creo que se tendria que haber abierto con anterioridad a su cata, el disfrute vino cuando el vino estaba casi acabado, por lo demas corroboro la cata de Javier (all i oli).
Es un vino muy aromatico, con mucha fruta y maderas aromaticas, balsamicos elegantes, hierbas aromaticas, laurel y todo sobre un fondo mineral.
En boca es de gran cuerpo, con un paso de boca armonioso y elegante, buena acidez, y con un final largo y frutal, sin duda estaba ya para disfrutar pero todavia no ha llegado a la cima.

Catado en compañía de otros veremeros en la Terrassa del Museu, junto a otros vinos de diferentes procedencias, me pareció uno de los más interesantes de cuantos caté ( que fueron unos cuantos) esa noche.
Picota granatoso, de capa media-alta y lágrima fina en copa.
Nariz atractiva, expresiva, compleja y de media intensidad. Nos muestra gran variedad de registros: comienza por la fruta roja macerada en licor, algunas notas vegetales; bosque mediterráneo, húmedo; con una madera bien integrada y un plus de elegantes y sutiles balsámicos que envuelven el final de fondo en nariz. Muy bien en esta fase. El tipo de nariz que a mí me gusta.
En boca resulta potente, con alguna punta de alcohol pero bastante controlada. Sedoso, con un trago muy largo; idéntico recorrido. Buena acidez y un final con muy buen recuerdo y persistencia.
Gran vino, que no se debe pasar sin probarlo alguna vez.

He probado mi última botella, muy bien decantado y acordándome de mi última experiencia en la cata. Ciertamente es un gran vino y un deleite. En náriz nos encontramos con un aroma potente, elegante y complejo. En boca entra divinimamente, es elegante, y cómo aparecen los taninos... dulces, integrados...Vino largo y extraordinario.

Cata de las bodegas Mas Gil en Vilaviniteca. Color picota casi rubi de buena capa con ribete de tejas. En náriz potente, elegante y con notas de fruta roja. Se nota la madera fina. Muy buen paso por boca, es elegante, es un vino con tanino suave, es larguísimo, consistente. Se decantó. Pero tenía mejor recuerdo de este vino, supongo que en cata con diversos vinos pierde un poco. Lo probaré, la última botella que me queda y lo comprobaré.

En náriz potente, elegante y complejo: notas de fruta roja y de flores frescas. Se nota la madera fina, las especias y notas de cacao. Muy buen paso por boca, elegante, es un vino muy serio, tanino dulce, es larguísimo, consistente. Un gran vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar