Oremus Tokaji Aszú 5 puttonyos 1999

Vino Oremus Tokaji Aszú 5 puttonyos 1999

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Tokaj Oremus
D.O./Zona: Tokaji
País: Hungría
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 11,50%
Varietales: Furmint, harslevelu y sargamuskótaly.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Dos años en barricas de roble húngaro.

Varietales: Furmint, harslevelu y sargamuskótaly.

16 Opiniones de Oremus Tokaji Aszú 5 puttonyos

El color nos pareció demasiado marrón en el momento del descorche y empezamos a sentir miedo... que después desapareció cuando nos lo llevamos primero a la boca y después a la nariz. ¡Qué despliegue de poderío y qué cantidad de matices! Flores silvestres, orejones, melocotón, manzana asada, canela, miel, brioche, nata, agua de azahar... Un sinfín de aromas y sabores con los que pasárselo bien un rato largo (el tiempo que dura la botella que es escaso). La boca es carnosa, profunda, tiene viveza y al mismo tiempo arropa, es compleja y también varietal. El final es largo y perfumado. Creo además que como todavía no ha empezado ni a desplegar los terciarios, le quedan décadas de vida por delante.

Pocos vinos pueden presumir de mostrar estas sensaciones dulces, acompañada por una frescura y acidez que alejan el dulzor de cualquier adjetivo que nos sugiera saturación. Un vino de exquisito color oro con reflejos ambaricos y densidad, aromas complejos, un vino con enorme anchura en boca y deliciosas notas de fruta escarchaza en nariz, acompañada por un fondo de tierra mojada, setas y sotobosque con ligeros toques de humo. Sedoso y concentrado en su cuerpo, con un delicioso toque dulce en su ataque acompañado por notas cítricas de limón que nos invita a seguir degustándolo. Un vino imprescindible, repleto de sensaciones que nos harán disfrutar en todos los sentidos.

Armonía

Espléndida y asombrosa armonía con rabo de toro y setas silvestres, toda una unión de sensaciones.

Amarillo oro con reflejos dorados brillante y glicérico
Nariz aromas florales azahar y frutas en almíbar y naranja confitada, bollería y miel
Boca golosa y ácida vino bien balanceado donde destacan los recuerdos de cítricos y la miel con un recorrido memorable y ganas de repetir una y otra vez.

Amarillo dorado brillante. En nariz se nota el botritus, humedad y tonos dulces. En boca es increible, recuerda el 6 puttonyos, es denso, con buena acidez, dulce, untuoso, buena estructura. También es muy largo y muy rico.

Color miel profundo. Nariz sumamente compleja, evocando la fruta en compota, los cítricos, naranja. En boca es suave, aterciopelado, se corroboran los olores y deja una larguísima fragancia de mango y fruta tropical. Un gran vino, relación CP estupenda. Si estás en Hungría, vale la mitad.

Vista: amarillo oro con reflejos miel.

Nariz: muy complejo, fruta en compota –melocotones, albaricoques, membrillos-, notas dulces de miel, envueltas de notas de champiñón, con ligeros adornos frescos de frutas ácidas (pomelos maduros) y jazmines.

Boca: denso, fresco, untuoso, de paso con sensaciones a fruta madura muy bien compensadas con notas de fruta citrica que lo redondea.

Fase Visual amarillo pálido, intenso con reflejos miel.

Fase Olfativa muy complejo donde la fruta en compota –melocotones, albaricoques- aflora tomando un protagonismo entre notas dulces de miel, siempre envueltas de notas de champiñón que le aporta profundidad, con ligeros adornos frescos de frutas ácidas.

Fase Gustativa denso, firme, fresco, con un ataque untuoso de paso con sensaciones a fruta madura muy bien compensadas con notas de fruta ácida y final largo “casi” sostenido con postgusto muy complejo.

A destacar… un vino de esencia, un vino pausado, el cual se merece toda nuestra atención en sus fases para deleitarnos con todas sus virtudes. Una gran cosecha para la botrytis cinerea, un cinco puttonyos simplemente espectacular.

En esta gran añada este tokaji se muestra seductor, con un precio color oro viejo con reflejos dorados y una nariz fragante y expresiva que trae multitud de notas, miel, limón, hierbas de infusiones, membrillo, piel de cítricos, especias exóticas, flores amarillas y fruta amarilla. En boca muestra un excepcional equilibrio entre acidez y dulzor. Largo y evocador y con muchísima vida por delante.

Poco q añadir a los comentarios anteriores. Un gran vino.Exquisito en la nariz con esos aromas melosos y en boca una maravilla. Y creo q mejorará todavía dentro de unos años. Estaremos a la expectativa.

Amarillo oro de esta delicia húngara, límpida, serena y extremadamente elegante.
Esta joya regala en nariz pomelo maduro, miel, membrillo, crema de chocolate con avellanas, jazmines y galán de noche.
En boca es parfinado, untuoso, exquisito, miel con un toque de acidez cítrica que lo hace redondo, goloso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar