Emina Verdejo Fermentado en Barrica 2016

Vino Emina Verdejo Fermentado en Barrica 2016

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
6,2

Bodega: Emina
D.O./Zona: D.O. Rueda
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Verdejo 100%
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 7 meses en barrica francesa nueva.

Varietales: Verdejo 100%

55 Opiniones de Emina Verdejo Fermentado en Barrica

De vuelta de vacaciones.....me encuentro un vino bastante correcto sin predominio de la barrica.

Amarillo pajizo de ribete juvenil con matices verdosos.

Nariz de buena intensidad, notas frescas cítricas y tropicales, muy terpénico, hinojo y anisado en el final con algo de cítrico. Madera casi imperceptible.

Boca con buen paso, buena acidez, volumen y untuoso, final levemente amargo y con buena retronasal.

De color pajizo, limpio y brillante, con tonos verdosos muy ténues. No se aprecia lágrima.

En nariz inicialmente destaco notas a piña, levaduras, cítricos, manzana verde. Con el tiempo aparecen más matices, notas anisadas, hierba, hinojo y finalmente vainilla.

En boca tiene una entrada amable, con un punto de fuerza, untuoso, llena la boca, acidez marcada y punto de amargor final.

Vino de color amarillo pálido pero brillante, quizás algún reflejo verdoso al trasluz.
En nariz me parece muy floral o frutal, pese a la barrica. De pueden intuir hasta frutas tropicales
En boca, es un vino fresco pero untuoso, donde se aprecian matices de barrica pero también de fruta fresca y tropical.
En mi caso también he percibido notas de mantequilla

Fase Visual: Presenta un color amarillo pálido con cierta intensidad debido a su edad (2016) y elaboración (fermentado en barrica), con reflejos verdosos. Se muestra limpio y brillante.

La lágrima cuesta en hacerse notar, tal vez por estar demasiado frío. Tras tiempo de atemperar aparece la lágrima, densa y pequeña con caída lenta.

Presentación en botella borgoñona de peso, de color negro y con etiquetado frontal resaltando la imagen de marca (Emina) y contraetiqueta con información suficiente incluso con nota de cata.

Corcho de calidad.

La botella borgoñona da sensación de un plus en su contenido.

Fase olfativa: Inicialmente se muestra una cierta reducción (fósforo) que pronto desaparece para dar lugar a notas muy sutiles de madera de la fermentación, y comenzar a destacarse las notas frutales exóticas así como notas florales e incluso vegetales.

Aparecen notas de piña, maracuyá, melocotón, albaricoque junto a herbáceos tipo heno y hierba, para un final típico de la variedad (anisados e hinojos).

Con el tiempo se va evolucionando y acomplejando la paleta olfativa. Aparece el melón e incluso per a blanca junto al hinojo típico de la variedad.

También podemos encontrar las notas de levadura de la fermentación en barrica, y un cierto toque ahumado.

La mineralidad (talco) también se aprecia al final.

Fase gustativa: De entrada se muestra con una acidez media-alta que le aporta frescura, y nos permitirá disfrutarlo con comida consistente.

El grado alcohólico es justo, resaltando su carácter seco. La fermentación en barrica le ha aportado una untuosidad que lo hace envolvente, mostrando en boca de nuevo las notas que se apreciaron en nariz, es decir, frutas blancas como pera y melón y fruta exótica como piña y maracuyá. Las notas cítricas también aparecen y tal vez se exterioricen más debido a su acidez media-alta.

Al final en boca también se muestra ese amargor típico de la variedad  que no desentona sino lo hace más complejo.

Vino franco, con cuerpo y que muestra en plenitud en boca.

Vino en formación, con más tiempo en botella conseguirá equlibrar y acomplejar las sensaciones que nos prsenta a fecha de hoy.

Al día siguiente se muestra más típico que el día de la cata.

Visual: amarillo pálido con tonos verdosos, brillante y limpio

Nariz: de mediana intensidad con claras notas de fruta tropical muy fresca y destellos de cascara de lima y naranja

Boca: Buena acidez, cierta complejidad que le otorga su elaboración y amplio final

Presenta un bonito color amarillo, con reflejos verdosos.

En nariz hay cítricos, fruta de hueso, herbáceos. Aparecen también avainillados y ligeros ahumados, así como aromas cremosos.

También en boca hay cítricos y frutas de hueso, junto con otras tropicales y hierba recién cortada. Es untuoso, graso y posee buena acidez. Redondo, con volumen, con un final no demasiado persistente y amargoso, muy agradable de beber.

De nuevo gracias a la bodega y a Verema por esta virtual.

Vino color amarillo pajizo con ribete dorado y leve reflejo verdoso, limpio, brillante y lágrima fina.

En nariz con buena intensidad notas de fruta blanca madura, manzana, con evolución a notas especiadas dulces y tras aumento de la temperatura boj y heno recien cortado, perfumado y bien definido. Interesante los cambios de aromas según temperatura.

El paso por boca suave, frutal untuoso, amable, amplio, buena acidez, equilibrado, amplio, intenso y sabroso. No está nada mal.

Retronasal, afrutada.

Postguso largo y muy bueno.

De color pajizo brillante con reflejos verdosos y buena lágrima. Aromas a manzana carnosa y jugosa, de la madera, vainilla, con notas de tiza, herbáceos mentolados y anisados. En boca es graso, tiene buena presencia, ofrece además unos ligeros tostados de su crianza que lo amabilizan, aunque es de nuevo su mineralidad la que permite un postgusto más seco y junto a su final herbáceo y amargoso lo hacen interesante. Para seguir la evolución.

Amarillo dorado, reflejos verdosos.

Nariz de intensidad media, fruta blanca, citricos, notas cremosas....

En boca es muy rico, con buen volumen, bien de acidez, umami......

Es curioso, ya que es un vino que al probarlo te gusta mucho, pero que no tiene ni notas muy intensas, ni mucha variedad... por lo que la nota de cata es menos extensa que otros vinos. Sin embargo, el conjunto es mucho más que las partes de su  nota de cata, resultando un vino que todos los que lo probamos dijimos "está muy bueno".

Muy recomendable.

Vino encerrado en una botella borgoñona que está vestida con una elegante y clásica etiqueta en su diseño. Corcho que la cierra de calidad y en perfecto estado. Muy elástico.

       A la vista un color amarillo ligeramente dorado y con leves notas verdes. Lágrima perezosa en la primera mirada y que con lentitud va apareciendo y deslizándose por el cáliz de la copa.

       En nariz frutas tropicales y cítricos en sazón. Levaduras y ligera bollería. Con aireación van apareciendo leve hinojo, frutas de manzana y ligero plátano. Siempre con la madera de su crianza integrada y en segundo plano.

       En boca es donde mejor se expresa. Está elegante, frutal, glicérico, equilibrado, untuoso y varietal.Con una elegante acidez que invita a beber y que le otorgará años en buena forma. Con volumen en boca y que te ofrece un sabroso, sedoso y frutal paso de boca. La madera de su crianza sigue permaneciendo, igual que en la fase olfativa, en segundo término. Es un vino muy largo. Me da una agradable permanencia de 3,00 minutos.

       Por haber tomado anteriores añadas este vino, estará mucho mejor después de 1,5-2 años. La crianza en botella le vendrá de maravilla.

   

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar