Manzanilla La Guita

Vino Manzanilla La Guita

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
8,9

Bodega: La Guita
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: 100% palomino
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Manzanilla La Guita se elabora con uvas de la variedad Palomino que son vendimiadas durante la primera quincena del mes de septiembre. Tras la vendimia de las uvas, estas se prensan obteniéndose el ‘mosto de yerma’. Este mosto fermenta en tanques de acero inoxidable a temperaturas controladas. Un vez fermantado, el vino Manzanilla La Guita se fortifica hasta los 15ºC para más tarde envejecer por el método de Criaderas y Soleras.

Varietales: 100% palomino

50 Opiniones de Manzanilla La Guita

Pajizo. Nariz con un curiosos punto goloso, en la que no hay demasiada tipicidad, con curiosos toques exóticos (gengibre fresco) y notas de acetona. En boca resulta ligera, algo diluida, con un sutil toque goloso, acidez correcta y buen recorrido.

Domingo Pérez marín e Hijos de Rainera Pérez Marín

Manzanilla clásica en formato 75cl. embotellada en Agosto 2018. Grupo ESTEVEZ.

 

CATA AD HOC

De color verde limón, pálida. Limpia y brillante. Claridad marina.

Aromas limpios, finos y de intensidad media, florales (camomila), nata y mar.

Seca, punzante y a la vez amable, con su acidez baja y alcohol bajo, ligera en cuerpo y liviana en boca.

Camomila, zazhar, mar, caliza, albero y velo. Flores de campo y panal de abeja.

Final medio+ seco y con notas de piedra, concha de mar y salinidad.

 

ARMONÍA

Perfecta con una sopa de pescado tradicional

Una manzanilla clásica y correcta, no muy salina y le falta algo de potencia, pero es agradable. De color amarillo pálido. En nariz aromas limpios, florales y algo salino, pero muy suave y sin ser punzante. En boca es sabroso, agradable y muy clásica. 

 

Vino color amarillo pajizo, limpio, brillante y lágrima fina.

En nariz con buena intensidad, notas de levadura y tostados, bien definida.

El paso por boca, seca, fresca, buena acidez, equilibrada, sabrosa, muy salina, amable y sencilla, muy disfrutable.

Retronasal, floral.

Postgsuto, medio y muy buena.

 

Esta no falla, es de las que sabes que te va a gustar.

vino color amarillo pajizo, limpia, brillante y casi transparente.
En nariz con intensidad media, notas de levadura y en movimiento fruta blanca de hueso, levemente aromática.
El paso por boca, suave, amable, ágil, final salino y sabrosa.
Retronsal, flor blanca.
Postgusto, corto

Color amarillo pálido, limpio.
En nariz intensidad alta, aromas importantes a levaduras sobre un fondo mezcla entre salino y frutos secos.
En boca se nota mucho el alcohol (quizás estuviera un poco elevada de temperatura), pero muy agradable en global. Posgusto largo, frutos secos.

Por su precio es una gran opción como entrada al mundo de Jerez.

Poca costumbre por el mediterráneo de tomar como aperitivo un fino o una manzanilla bien fresquitos y que con su punto de acidez y alcohol te permiten encaran la comida con alegría y habiendo refrescado las papilas.
hay más tendencia a la cerveza fría cuyo gas y volumen acaba pasando de aperitivo a bebida contundente.
Un mundo que como los otros tiene escalones. Esta manzanilla compite en el escalón inferior y lo hace muy dignamente.

Un vino para aperitivo como la manzanilla y con unos precios bajos en el escalón inferior pero con una buena calidad, son la alternativa perfecta para el comensal y para el restaurador a ese boom de verdejos más que básicos.

Un vino de bonito color, una nariz de frutos secos, flores y salinidad y una boca agradable y con un punto dry muy de aperitivo.

Pues si, yo siempre he sido de vinos tranquilos pero ayer por fin me dediqué a explorar otros terrenos. No tengo ninguna experiencia en catas de generosos, asi que ayer fue mi "desvirgamiento".

Visual: Color amarillo intenso, alimonado.
Olfativa: Aquí supongo que noté mi falta de educación nasal porque lo que me vino fue un golpe alcohólico tremendo en nariz, digamos que me quedé con la misma cara que un conejo cuando le haces las largas jajaja, tras superar el susto inicial, no supe o no pude sacar más aromas que el de agua de mar y quizás algo mineral, recordándome al jugo de las latas de berberechos al natural.

Gustativa: Vuelve esa presencia salina, no supe o no pude sacarle nada más. Lo maridé con un jamoncito pero pensé que esto con unos berberechos, unas navajas o unas ostras tiene que ser un espectáculo. Un sabor distinto a lo que había probado, extraño al principio, embaucador y terriblemente adictivo al final, tanto, que si no me autocontrolo ayer hubiera agarrado una buena.

Color amarillo limón.
Nariz intensa con notas punzantes, con esos acetaldehídos marcando su procedencia, su carácter y estilo. Las notas minerales se mezclan con las marinas (¿mar y montaña?), huele a almendras fritas y hierba mojada.
En boca tiene una acidez fantástica, con un punto salino y las notas amargosas que le dan carácter.

Es de esas manzanillas que siempre es agradable beber, de esas que si ves en una carta en un restaurante no dudas en pedir. Un valor seguro que suelo tener siempre en casa. Si fuera más escasa nos volveríamos locos por ella. Afortunadamente, si reflexionas con ella en la copa, te das cuenta de que es una joya.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar