Restaurante Zarate Bilbao en Bilbao
  

Restaurante Zarate Bilbao

30
Datos de Zarate Bilbao
Precio Medio:
62 €
Valoración Media:
8.3 10
Servicio del vino:
7.7 10
Comida:
8.7 10
Entorno:
7.9 10
Calidad-precio:
8.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Zarate Bilbao Zarate Bilbao Zarate Bilbao en Bilbao Tarta de queso horneada, salsa roja y helado de mango Restaurante en Bilbao Mi parte del "Rey" Restaurante Zarate Bilbao Almejas de cuchillo Zarate Bilbao El más pequeño de los rodaballos de esa noche Zarate Bilbao en Bilbao Huevos Camperos con Trufa y Puré de Coliflor, Jamón y Picatostes Restaurante en Bilbao Tataki de Bonito con Crema de Aguacate y Wasabi con Piparras Restaurante Zarate Bilbao Qué más se puede pedir? Zarate Bilbao Torrija y helado de arroz con leche Zarate Bilbao en Bilbao Rodaballo Restaurante en Bilbao Hojaldre Restaurante Zarate Bilbao Lubina Zarate Bilbao Huevo trufado. Zarate Bilbao en Bilbao Juro que solo éramos 2. Restaurante en Bilbao Rodaballo Restaurante Zarate Bilbao Hongos

30 Opiniones de Zarate Bilbao

No sabía que en Zarate cocinaban de forma magistral. Había estado en otras ocasiones probando algún pescado , alguan carne y algún entrante típico y tópico. Consideraba a Zárate un asador entre la élite que había recibido su estrella, pero que en mi opinión se encontraba por debajo de algunos más rústicos y contundentes, pero...sorpresa. Resulta que en esta ocasión pedimos un menú de 14 platos y que nos impresionó. Maestría , estética y consistencia en las preparaciones. También sutileza y elegancia prácticamente en las 14 propuestas,  de principio a postres. Algunas excelencias como los espárragos crocantes, casi únicos y sin recurrir a grandes tamaños. O los impresionantes tallarines de begi..o el tartar impresionante de atún y ostra con nitidez y claridad ambos y generando una nueva fusión( todo lo contrario del restaurante anterior). En fin , salimos impresionados y contentos. Servicio discreto , sin alardes y eficaz. ambiente y local agradable, pausado , limpio y sin olores de asador. Eso, sí casi vacio y con una carta de vinos a ampliar ( ese día no estaba el sumiller).

Un año justo, que por estas fechas celebrábamos los diez años de Uxue, pues ahora vienen los once y no se nos ocurre mejor manera de celebrarlo que volver a Zarate.

El local esta descrito de sobra, así que vamos a simplificar, lo intentaré, lo prometo.

Tiene tres menús, eso es una novedad, nosotros escogimos el intermedio de once platos, 90 € precio final.

Un aperitivo de marmita de pescados y hongos, una crema con mucho sabor, para ir abriendo las papilas.

Berenjena, mozzarella, anchoa, cremoso de umami de mar, aire de piparra, esferificacion de aceituna, una cantidad de sabores potentes que no me extraña que aparezca la palabra umami en el enunciado, muy bien, se vislumbraba una velada cargada de sabor y técnica.

Ostra, aire marino, granizado de yuzu, para mi, como a Ana no le van mucho, tuvo el detalle de sacarme también a mi lo que le puso a ella, pero ahora el plato de la ostra, ostra que se alimenta de algas de hay el color verdoso y el saborzazo a mar.

A continuación un tartar de atún rojo marinado en soja dulce y con un poco de wasabi, cuando hay producto de primera se nota.

Centollo y puerros, otra creación magnifica, donde se combinan sabores y productos de mar y tierra, muy rico y original.

Tallarines de begihaundi a la carbonara de setas, el único plato que conocíamos, pero no nos importo lo mas mínimo, esta buenísimo, los tallarines del cefalópodo, casi crudos, si no lo estaban del todo, con la salsa carbonara están exquisitos.

Ahora el detalle de Sergio, saco el sustituto de la ostra para Ana y también para mi, crema de salmonete y langostinos , a nosotros nos gusta un poco menos hecho , me refiero al trozo de salmonete y al langostino que iban sobre la sabrosa crema de ambos , pero no estaban pasados , es mas cuestión de gustos .

Huevo trufado sobre puré de patata y hongos, jamón y aceite de oliva, esto no falla nunca, yo creo que ni haciéndolo medio bien, por supuesto este no es el caso, Sergio es un artista, aunque si que estando de la leche, hecho de menos esa versión suya con el huevo frito, pero vamos que tampoco tanto, dado que estaba realmente espectacular con el huevo a baja temperatura.

Kokotxas y crestas al pil-pil, una vez mas la progresión en la cocina del local se nota, textura de cresta muy compatible con la de la kokotxa y un pil-pil de artista, muy bueno.

Ahora, lo que antes hubiese dicho o enunciado como la especialidad del chef , ya que es algo que borda , pescado del día , en este caso rodaballo al horno , este plato lo hemos comida mucha veces , y siempre buenísimo , sin embargo , y esta vez también estaba de rechupete , ya no debo , ni quiero encasillar a Sergio Ortiz de Zarate como el cocinero que borda el pescado , no porque lo haya dejado de hacer , que para nada , mas bien al contrario , estaba equivocado y Sergio sabe hacer muchas otras elaboraciones al mismo nivel sobresaliente , ya el año pasado me sorprendió y este año se ha consolidado como un chef todo terreno , creo que el error de adjetivarlo , sin duda , ha sido mío , porque como me confeso , a el siempre le ha gustado hacer esta cocina y ahora con la estrella puede y lo hace superior .

Ultimo salado de la velada, y aquí de nuevo reconozco mi error al juzgar la cocina de este local, no solo de pescado vive el hombre, que pedazo carne, rica, sabroso, jugosa, en su punto perfecto, presa ibérica lacada, berza y piñones, de las mejores carnes que hemos comido en un menú degustación.

En el apartado postres, de nuevo, nos hicieron un cambio, a Ana le sacaron una rica torrija caramelizada y a mi tarta de queso azul con helado de parmesano, fui yo el que pidió ese helado en concreto, ya se que es mucho queso, pero me encanta, la opción del menú era sabayón de café, helado de parmesano, esponja de pistacho , a Ana no le va el queso y a mi el café y Sergio , que tiene mucha paciencia conmigo , nos dejo pedir esto , los dos postres muy ricos .

Acabamos con la nube cítrica, un postre para limpiar la boca, fresco.

En el apartado vinos tenemos a Álvaro , amante del buen vino , con lo que todos salimos ganando , si la cocina a evolucionado hacia lo que Sergio siempre a querido hacer , el tema vino a dado un vuelco enorme , referencias para amantes de los distintos y diversos tipos de vino , a mi que últimamente me ha dado por los naturales también tuve mis opciones , ahora mismo este local , junto con la Mina , son una referencia en vinos , gracias a los chefs y propietarios que han apostado por cuidar esta faceta , para mi imprescindible .

Escogimos un botella tinto de Suerte del Marques, El esquilón, 28€+iva realmente rico acompaño muy bien toda la comida , también una copita de blanco albamar finca o Pereiro, otra copa de Les Clous Aime 2015, para la presa una copa de la bota nº24, que le fue de maravilla ,6€+iva y por ultimo una copita de dulce tokaj pendits 2012, 6€+iva.

Uxue una ración de huevo trufado con pure de patata como el del menú 19€+iva y media de kokotxas, sin crestas, 28€+iva y un postre, salio encantada.

Gran equipo de sala , una joven que no se su nombre , otro joven Felix muy profesional y Alberto , que ya estaba el año pasado y que me parece muy bueno , junto con Alvaro , Sergio y el equipo de cocina , hacen un restaurante consolidado y sobresaliente , velada gastronomica TOP .

Nos invitaron a la infusión y al gin de millers, todo un detalle, de los varios de la velada, cambiar platos, sacarme a mi también lo que sacaron a Ana por la ostra y una copa de vino, gracias equipo.

Precio menú degustacion , sin vinos , eso como suelo decir , depende de cada uno.

Mi primera visita con estrella, justo antes de que le otorgasen este galardón gastronomico, el año pasado estuvimos celebrando, como en esta ocasión el cumpleaños de Uxue.

Siempre ha sido un restaurante de referencia, no conozco a nadie que me preguntase por un sitio para comer en Bilbao al que no se lo recomendara, familia, amigos, conocidos, me daba lo mismo, nunca fallaba, de hecho me han felicitado en mas de una ocasión por la recomendación.

Algunos ya lo conocéis de la reunión restaurantera de Bilbao.

Aun así, reconozco que la noticia de la estrella michelín me pillo por sorpresa, no lo hubiese esperado, de hecho ni el propio Sergio , chef y propietario lo esperaba.

Como he comentado siempre a sido un sitio donde se come muy bien y los pescados especialmente, sin embargo este año, reconozco que Sergio y su equipo se han puesto las pilas y además de seguir dando de comer una materia prima espectacular , ahora si , para mi , tienen una estrella michelín .

Agradecer a Sergio que me hiciera un mix de los dos menús que tiene, la verdad es que me gustaban los enunciados de varios entrantes y me dejo sustituir la carne por dos entrantes del menú Zarate y sin cargo extra, así que empezamos con el menú gastronomico , 80€+iva .

Aperitivo original por el contraste de sabores, emulsión de almendras y langostinos con pétalo de rosa comestible, en vajilla preciosa.

Anchoas aliñadas, tomate seco, calamita (aceituna negra), piparras, vinagreta de queso azul, muy buen comienzo de entrantes.

Ostra, hinojo y manzana, manzana acida, aire de hinojo, ostra y plancton marino por encima, de bocado muy bueno, marino, acido, refrescante.

Tartar de langostino, ajo blanco, ajo negro, este entrante es del menú zarate, pero como os he comentado, junto con otro mas, los cambiamos por el pichón, llevaba mango y lima, otro plato con mucho sabor, nos encanta el marisco poco hecho.

Carpaccio de foie gratinado, sobre manzana y parmesano, rica compota de manzana, finas láminas de foie y quesito parmesano gratinado con su pimienta, sobras los adjetivos.

Txangurro caldoso de centollo y erizos, sobre la base de erizo, rico centollo desmenuzado, caviar de pez volador, algas y un añadido de cremita de marisco, de la ostia, muy bueno.

Tallarines de begihaundi a la carbonara de setas, fino corte de calmar, semicrudo, carbonara de setas yema de huevo y sal de caviar, en la línea, sin altibajos.

Huevo trufado sobre puré de patata y hongos, jamón y aceite de oliva, sobre una base de crema de hongo y patata, huevo a baja temperatura, picatostes, refrito de jamón y mucha trufa blanca laminada, bueno, que os voy a decir, que no sepáis, cojonudo.

Callos de mar a la vizcaína, el otro entrante secuestrado del menú Zarate, callos de bacalao a la vizcaína con unas lasca de rico bacalao, buenos trozos de callos, que se noten, nada de sutilezas, son callos.

Para acabar un trozo de rodaballo, tan bueno como siempre, nos dieron a elegir, no me acuerdo cual otro pescado.

Primer postre, ensalada de frutas, helado de maracuya, mouse de mango, esferificaciones de sandia, fresas, frambuesas y moras y gelatinas de varias frutas, buen postre.

Ultimo dulce 100% Chocolate, cremoso de chocolate blanco, mouse de chocolate mas oscuro, trufa, cuajado de chocolate, y una barrita de chocolate blanco con nutela , bien elaborado , texturas y sabores perfectos .

Para beber un Ribeiro sobre lias, Ramon DO Casar treixadura 2015 a 21€+iva, la carta aunque ha mejorado, corta y el servicio de vino, inexistente, aunque ya sabéis que a mi me gusta ir a lo mió.

En el apartado vinos ya a día de hoy , hay una gran novedad, Álvaro del velo de flor pasa a ser el sumiller del Zarate , con lo que tenemos en un mismo sitio a uno de los mejores amantes del buen vino y a uno de los mejores chefs de Vizcaya , se han alineado las estrellas , nunca mejor dicho .

Para Uxue media ración de bellota cortado a cuchillo, 12€ y una rica pasta con tomate con varias croquetas otros doce euros, muy bien, el agua KM0, gratis.

Y con los cafés unos petit fours, resumiendo, siempre lo he recomendado y seguiré haciéndolo, ahora ha subido un poco el menú, respecto al antiguo, pero sin duda es donde mas se nota el subidon de producto y cocina , por lo que sigue siendo un 10 en este apartado, ya que se nota mucho la mejora en los entrantes, el pescado siempre lo borda y en esta ocasión cambiamos pichón asado con colmenillas y cacao, por los dos entrantes ya mencionados.

Restaurante muy comentado en verema y además con excelentes opiniones. Poco que añadir en cuanto al entorno, a sus estupendas mesas y al esmerado servicio.
Hoy me decido por un albariño que si no me equivoco no he probado aún. Un Maior de Mendoza 3 crianzas. Cosecha 2012. Al parecer después de pasar 9 meses sobre sus lías, después pasa otros 5 en depósitos de acero inoxidable y otros tantos en botella. Sale con demasiada temperatura por lo que va ganando a medida que pasa la noche. Tiene una intensa nariz y una estupenda acidez. Invita a degustarlo sin prisas en boca..
Como aperitivo nos ofrecen una brandada de bacalao con hongos. Dicen que la brandada de bacalao nació por estas tierras tras echar trozos de este pescado a un ali-oli. No sé de donde vendrá pero en esta ocasión incluso a mi compi, poco amiga de “cosas distintas”, como dice ella, le encanta. Está finísima, suave, sabrosa……
Nos traen el pan. Aquí otro punto a sumar es claramente este rico alimento. Probamos dos diferentes, ambos de diez.
Nos ofrecen un par de cosas fuera de carta que nos parece muy apetecibles.
Primero unas estupendas gambas blancas a la plancha. Poco misterio pero mucho y buen resultado. Producto de lujo. Con el toque exacto para estar “hechas” sin estarlo. Creo que nos entendemos. Una sal en escamas que está para chuparse los dedos. Hemos pedido media ración pero creo que nos hubiésemos comido muy tranquilamente la entera.
Continuamos con unas almejas en salsa verde. De tamaño notable. Nuevamente calidad a raudales. Nuevamente trato del producto sin “hacerle daño”, sin convertirlo en lo que no es. Soy incluso “formal” y en vez de pan uso la cuchara para terminar de disfrutar de la magnífica salsa. Muy jugosas y sabrosas.
De segundos ella se decanta por un rape asado con patata panadera. En este restaurante saben tratar a los peces de manera sublime. El producto hace mucho, eso lo sabemos, pero la manera de tratarlo puede convertirlo en desastre o, como en esta ocasión, en un verdadero placer de dioses. Dicen que a todo se acostumbra uno pero no termino de sorprenderme cada vez que como un pescado a estos niveles. Maravilloso, sin más. Las patatas, ese alimento tan poco valorado muchas veces, están a su nivel.
Yo tenía muchas ganas de probar un plato y hoy me he quitado la espina. Callos de mar a la bizkaina. ¿Callos de mar? Pues decir que al bacalao, de ahí el titulo de mi comentario, le sucede un poco como al cerdo. Podemos aprovecharlo todo. Por supuesto que su carne, que decir de sus kokotxas….. su lengua, las huevas….. pero además el pez tiene una vejiga natatoria que le sirve para controlar su movimiento dentro del agua y hace que pueda quedarse quieto, subir o bajar dependiendo de su uso. Pues esa especie de “tripa”, una vez salada y seca se convierte en un bocado gelatinoso de una exquisitez notable. Su textura nos recuerda mucho a los callos, de ahí su nombre en gastronomía.
Pues me alegro infinito de hacerme animado a probarlos. Realmente un plato curioso que ha satisfecho mi paladar y que me ha hecho disfrutar un buen rato.
De postre compartimos una tarta tatín de plátano con sorbete de naranja. Un postre que sabe a plátano. Muy suave, goloso pero lo justo. Nada de empacharse. Además ese “sorbete” de puro sabor a naranja le hace una compañía de nivel.
Con la menta y el cortao nos deleitan con sus detalles golosos. A cada cual más rico y apetecible. Yo además, disfruto de una invitación a un txupito de Itsasmendi vendimia tardía. Me gusta este vino dulce. Para ver las fotos: http://gastiondo.blogspot.com.es/2016/06/restaurante-zarate-bilbao-bacalao-el.html

Diferencias y muchas, respecto a otros asadores de Bilbao.No tanto en el producto, excelente , como suele ser habitual en otros grandes asadores de Bilbao, no tanto en el manejo del producto, excelente, como en otros grandes asadores de Bilbao...La diferencia está en las formas, en el trato al cliente, en el empeño de personalizar la asistencia y que el cliente disfrute , plenamente, excelente aquí, y eso si que no suele ser habitual en otros grandes asadores de Bilbao. Buena carta de vinos, cuidada, muy razonable en precios, algunos sorprendentemente buenos. Buen servicio del vino, de la comida de la mesa. Nos sentamos enfrente de la cocina. Nos explican las opciones mientras el cocinero asiente con la cabeza observando nuestra respuesta. Amabilidad, respeto y disfrute. Impresionante arraingorri, único e inigualable, perfecto en su asado. Huevo de oca con perretxikos y gamba de Palamós, ésta última se difumina en su sabor.El deseo de ofrecer lo mejor lo justifica y el resultado final, magnífico. Intenso y mediterráneo arroz. No me gustó el txangurro de erizos y mejillones, demasiado mejillón para la sutileza del erizo. Tarta de queso gustosa, suave y plena de sabor. La carne , anodina y en mi opinión por debajo de otros grandes asadores de Bilbao, al menos, ese día. Grata impresión,no me extraña la...

Poco que añadir a lo comentado por Juanjo que para una vez que no tiene que correr….. va y corre. 
Nosotros también optamos por el menú Berezi (especial) con la diferencia de que el pescado era Corvina, que yo no había probado nunca y que me sorprendió muy gratamente. Y de que decidimos compartir también un trozo de entrecot que estaba simplemente genial. Carne sabrosísima, en su punto exacto y que poco tenía que envidiar a un buen solomillo. A destacar esos pimientos asados que hacen competencia, casi desleal al plato. Impresionantes. Inmejorables.
En los postres la tarta de queso de Juanjo la cambiamos por una milhoja de hojaldre que está a la altura de cualquiera de sus platos salados.
Destacar por encima de todo, cosa poco sencilla ese huevo trufado que es un plato de los mejores que he comido jamás en restaurante alguno. Un diez en toda regla.
En cuanto al vino, nos decidimos por un Contino 2012 que estando estupendo, quizás me “desilusionó” un poco pues creía tener un recuerdo mucho más intenso de su añada anterior. Pero bueno, de vinos no fiaros de mi que no tengo ni puñetera idea. Y para nada decir que no está rico. Todo lo contrario.
Sirva este pequeño comentario como homenaje a este restaurante que, dejando de lado las condiciones que exijan los señores de la Michelín, es un local que nunca falla, con un producto impresionante y una manera de trabajarlo que hace que sea, sin lugar a duda alguna, uno de mis restaurantes “de cabecera”. Enhorabuena a todo el equipo del Zarate y en especial a Sergio, el “director” del asunto. Zorionak.
Para verlo con más detalle: http://gastiondo.blogspot.com.es/2015/12/restaurante-zarate-bilbao-el-huevo-tr-i.html

Zarate es un restaurante en el que comería a diario, un local que siempre lo tengo en mente pero que por una circunstancia u otra no consigo visitarlo con la frecuencia que yo quisiera.

Hacía ya bastante más de un año de mi última visita y hablando no hace mucho con mi amigo y compañero de locuras gastronómicas Óscar 4435, me aconsejó que probara el MENÚ BEREZI a un precio de 47,30 € (Iva incluido-bebidas aparte) que resultaba realmente interesante.
Nada como tener un objetivo apetecible para forzarse uno a conseguirlo, así que reservé y allá que fui.

Adelanto que la cosa fue tan bien que al de 15 días, sin poder reprimir mi ansia de volver a comer el mejor pescado, volví a Zarate en esta ocasión a la carta. Es por ello que aprovecho a relatar ambas experiencias para dejar constancia de ambas opciones, las dos excelentes.

04/11/2015 Comida para dos personas. MENÚ BEREZI.

**APERITIVO (invitación de la casa): chupito de crema de cocido y croqueta de atún. Destacar las croquetas que tenían unos buenos tropezones de un excelente atún en su interior. Una vez más se nota el excelente producto.

**JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA (Plato para compartir): cortado a cuchillo de una pieza que exhiben en el comedor. Plato para compartir. Muy buen jamón. (VER FOTO).

**FOIE-GRAS CON COMPOTA DE REINETA Y HONGOS (Plato para compartir): un corte grueso de buen foie acompañado de varias compotas y pan caliente y crujiente. Nos sigue convenciendo. (VER FOTO).

**HUEVO TRUFADO SOBRE PURÉ DE PATATA Y SETAS, JAMÓN Y ACEITE DE OLIVA: un plato que por sí solo merece una visita a este restaurante. Acompañado de unas buenas ralladuras de trufa italiana…mejor no describirlo, hay que probarlo. Exquisito. (VER FOTO).

**PESCADO DEL DÍA (SALVAJE): nos ofrecen varios pescados y nos decantamos por LUBINA. Un nuevo triunfo; excelente producto con una impecable ejecución. Churruscado por fuera y jugoso por dentro...como siempre. (VER FOTO).

**POSTRE (A ELEGIR DE LA CARTA) Elegimos los siguientes:

1-TARTA DE QUESO HORNEADA CON HELADO DE MANGO: una tarta de queso a tener en cuenta. He probado mucha y ésta es de las mejores. (VER FOTO).

2- 100% CHOCOLATE: Todo chocolate…3 trufas, helado de chocolate negro, helado de chocolate blanco…rejilla de chocolate coronando el postre. Para los amantes de este dulce, una gozada.

Pan de calidad a elegir entre diferentes variedades.
Para finalizar, un café cortado e infusión de Açai.

Precio total con agua: 97,90 €.(Iva incluido.

20/11/2015 Comida para dos personas. CARTA.

**APERITIVO (Invitación de la casa): CREMA DE BRANDADA DE BACALAO Y CROQUETA DE COCIDO. Croquetas crujientes por fuera, rellenas de carne de cocido. Potentes de sabor que contrasta con la sutileza de la brandada. Muy buen comienzo.

** HUEVO TRUFADO SOBRE PURÉ DE PATATA Y SETAS, JAMÓN Y ACEITE DE OLIVA: este plato no puede fallar. Como siempre una locura de sabor.

**IJADA DE MERO: producto de primera una vez más. No sé las ocasiones que he estado en este restaurante pero no ha habido ni una sola en la que el pescado elegido no haya estado a la altura. Nuevamente ejecución perfecta de las piezas. (VER FOTO)

**POSTRE (a compartir):

* 100% CHOCOLATE: Descrito anteriormente ya que lo comimos dentro del Menú Berezi. Un postre goloso, golosón.

**VINO: decido ir a lo seguro: LOURO DO BOLO de Rafael Palacios, D.O. VALDEORRAS, añada 2014. Un vino realmente rico que desde que lo probé por primera vez me ha hecho disfrutar de muchas comidas. Buena temperatura, descorche, prueba, primer servicio. Me ofrecen cubitera pero hoy no hace falta, no dejé que el vino perdiera su temperatura. (20,90 € con Iva).

Para acompañar el postre me decido por unos de los vinos que tienen en el apartado de VINOS DULCES: ITSASMENDI UREZTI VENDIMIA TARDÍA. Rico rico, con excelente equilibrio entre acidez y dulzor. (Invitación de la casa).

En cuanto al pan, al igual que en el menú, se pueden elegir de tres variedades pero sintiéndolo mucho no recuerdo cuáles. Eso sí, probé las tres y estaban todas muy buenas.

Se tomó también una botella de agua.

En esta segunda ocasión la cuenta ascendió a 129,25 € Iva incluido.

Dejo ahí mis dos experiencias. La diferencia de precio entre ambas opciones apenas existe. Hay que tener en cuenta que si a la comida de CARTA le quitamos el vino el precio es similar al del MENÚ BEREZI. La calidad es excepcional en ambos casos.

No quisiera terminar sin hacer referencia a la estrella Michelín otorgada a este restaurante casualmente 4 días después de la segunda visita reflejada en esta crónica. Sin nosotros saberlo, estábamos disfrutando de un restaurante “estrellado” aunque todavía no fuera oficial.

El reconocimiento de su clientela ya lo tenía desde hace tiempo, el boca a boca se ha ido extendiendo su buen oficio con el pescado hasta convertirlo en el lugar de referencia de Bilbao en este apartado. Ahora tiene además el mejor reconocimiento que se puede dar a un restaurante que basa su cocina en producto y ejecución. Conseguir un premio de tal calado es realmente difícil para un restaurante cuya filosofía principalmente se centra en el mundo del pescado, pero Sergio y su equipo de cocina y sala lo han conseguido.

¡Enhorabuena por ello! Por mi parte, lo celebraré sin ellos saberlo, sentado en una de sus mesas disfrutando como un loco una vez más del mejor pescado con la mejor ejecución.

**Nota: para el cálculo del "Precio por persona" he realizado la media de las dos experiencias.

Restaurante ya muy comentado en esta página y sobre todo alabado por sus pescados. Creo que aquí lo he probado prácticamente todo y hoy quería darle una pequeña vuelta de tuerca y probar alguna cosa nueva.
Un plus a su excelente pan del que nos ofrecen varios y del que damos buena cuenta, incluso el que dice que "no es panero".
Como aperitivos nos ofrecen un par de croquetas de hongos y una brandada de bacalao. Ambos excelentes y además con el saque que lleva uno a estas horas, desaparecen del plato como por arte de magia.
Quiero que Ioritz pruebe ese arroz, se que le va a encantar y sin duda alguna, es lo que sucede. Una ración, más que generosa de su arroz ahumado de langostinos, txipiron y anguila.
Está espectacular. El punto ideal, sabor inmenso. Y después me entero, me lo cuentan los protagonistas, que no lleva ni una pizca de sal. Lo consiguen trabajando majestuosamente el caldo donde lo cocinan. Simplemente un plato de diez.
Yo prefiero algo más liviano y me decanto por el tartar de gambas y mango, crema de almendras y lima. Un plato suave, con sabor, la lima no es excesiva y la crema de almendras le da un toque genial al propio tartar que de por si no sería un plato con demasiada potencia sápida. Buena conjunción de sabores.
Tenía yo ganas de probar sus kokotxas de merluza. Buen producto, con un albardado perfecto. Están ricas, muy ricas. El único “problema” es su acompañamiento. Unos pimientos rojos asados que están tan ricos que casi te hacen olvidar el producto principal. Dios mío que sabor…… Riojanos ellos, oyessss. Para comer y comer sin parar. Otro placer de dioses al alcance de los humanos. Para mi es uno de los productos donde más se nota la diferencia entre unos y otros. Estos que curiosamente no “repiten”, son de repetir y repetir. Excelentes, magistrales.
Mi hijo se decanta por la paletilla de cordero asada a baja temperatura con puré de patatas. Está mejor que buena, está buenísima. La carne se separa del hueso cual lascas de bacalao. Se deshace en boca. El que “no sabe” aprovechar los huesos, la deja limpia como la patena. Ha disfrutado como un chiquillo. Eso sí, curiosamente me sorprende cuando me dice que él quitaría el puré de patata pues no le aporta, a su parecer, nada al plato y le resta parte de la textura que quisiera.
Se que es una opinión personal y reconozco que no es demasiado amigo de las patatas a no ser fritas pero simplemente el comentario me ha dejado “asombrado”.
Hoy, he dudado un rato a la hora de elegir el vino. Allí en carta están tres de los que considero mejores vinos blancos actuales y los he probado todos pero el menos reciente es el que “me lleva al huerto”. Un Contino 2011. Creo que voy a “rendirme” en asuntos de aromas, en asuntos de sacar matices, en asuntos que me superan y lo que voy a hacer, cada día lo tengo más claro, es disfrutar como debe ser y este vino está espectacular. Es, a día de hoy, el tipo de vino que me tiene cautivado.
Nariz impresionante, paso por boca majestuoso. Un amargor presente pero muy apetecible. De largo postgusto. Invita a saborearlo, invita a beberlo muy despacio. Realmente creo que han conseguido un vinazo. Iba a poner aquello de “madera” pero tras conversación con uno de mis “maestros”, lo que quiero decir al parecer es que tiene la madera muy bien integrada.
Quiero que el txikito pruebe alguno de sus postres y como no puede ser de otro modo, se va al chocolate. Una tarta de chocolate cuajado, mus de avellanas y helado de nutela.
El “técnico” lo primero que hace el olerlo y me pide que haga lo mismo. Huele a…. chocolate pero a chocolate de verdad.
Luego ya no acaba de enamorarle puesto que la mus no le hace demasiada gracia pero de nuevo, el plato va para cocina limpio. Como nos lo han sacado en dos medias raciones individuales yo me como mi parte. A mi sí me ha gustado, muy fresco y aunque goloso, no empalaga.
Un cafecito y afortunadamente queda una copita de vino que me permite no tentar a sus vinos dulces. Un cigarrito en la calle con Sergio y su ayudante al que no conocía. Como siempre un verdadero placer. Para ver las fotos: http://gastiondo.blogspot.com.es/2015/06/restaurante-zarate-bilbao-no-solo-de.html

Poco mas puedo decir de Sergio, su equipo y su local, he estado con familia, con amigos de los que llamamos del pueblo, con la peña de restauranteros y solo me quedaba la cuadrilla de toda la vida, así que hay va mi ultimo comentario.

Desde aquí dar las gracias a todo el equipo por la paciencia y es que ya sabemos como son estas reuniones, llegamos tarde, había que tomar unos txalolises, mesa perfectamente preparada y menú ya cerrado.

Aperitivo, un siempre bienvenido vasito de elaboración caliente y una croqueta.

Jamoncito iberico de bellota, mu bueno.

Verduras asadas en jugo de jamón con papada de cerdo ibérico, sabrosas.

Hongos asados con huevo cocinado a baja temperatura, enunciado mágico que si esta hecho con tino y con el sazonamiento justo, nunca falla, léase este caso.

Pescado salvaje o entrecot de vaca vieja, la gente que comió carne salia encantada y los que comimos la lubina más, en su punto, magnifica.

De postres, nos dio a elegir de la carta, graso error, entre tantos fue un lió, para ellos sobre todo, la próxima tarta pa todos, una característica de los caseros postres del zarate es que gustan y saben a perfecto remate gastronomico, no te quedas con el mal gusto que muchas veces remata una buena comida.

Para beber un verdejito y rico y crianza de luis R, que siempre acompaña muy bien, aunque yo le di mas al verdejo.

Resumiendo, como en casa, paciente y buen servicio y muy buena materia prima, nunca falla, lo recomiendo y siempre me felicitan, gracias por todo.

Dos años sin visitar este sitio o al menos es lo que mís crónicas es lo que me cuentan... ¿Se puede calificar como pecado?

Bueno, pués ya está solventado. Hablé con mí compañera de fatigas, le comenté y hable del sitio y sin reparos. Realizo la reserva y alla que nos encaminamos dirección a Bilbao.

No es que hicieran muy bueno, pero al menos no llovía. Un par de vinitos por la ciudad, paseillo para ir situandome de cara al restaurante y venga, que ya nos toca sentarnos.

El festival comenzó con un aperitivo de la casa. Una rica croqueta y unos cacahuetes con wasabbi. Mí acompañante no pudó con ellos, yo me comí los mios.

Es tradición en este sitio, como en el Kate-Zaharra, un plato. El huevo trufado. En esta ocasión tenían trufa blanca con un sobrecoste de 9€respecto a la trufa negra. Lo comimos con trufa blanca, una ración cada uno. Excepcional!!!

Luego pedimos dos medias raciones de una seta, cuya variedad es negra pero que no nos dijo nada del otro mundo. Por más que intento disfrutar de las setas u hongos soy incapaz. Me gusta el sabor, la textura y todo ello, pero como no esten calientes no los puedo tragar. A la compañia tampoco le hizo especial gracia.

Vamos con los segundos. Aquí guardaba un grato recuerdo del MERO. Por suerte, lo había. Pedimos una ración de ijada y una ración de lomo. Ambos espectaculares, la ijada por encima del lomo pero este también estaba... aún babeo.

Postres. Yo toda la semana hablando de la Goxua, "ya veras que bueno", "te va a encantar", etc... Sin mirar la carta de postres, yo pido una goxua y me dicen que ya no lo hacen "Me cago en mis muertos pense para mi".

Debido al pequeño contratiempo, me voy a la clásica tarta de queso (terrible de buena) y mi compañera pidio el 100% de chocolate blanco que tenia una pinta estupenda y decía estar bien bueno.

Dos cafes para finalizar la cena.

¿Para beber? Pues una botellita de André Cloulet Gran reserva, creo recordar que 45€ por botella. No quedaron ni los restos. También pedimos agua, por aquello de conducir a la vuelta y bla bla bla bla.

Por añadir algo, esto es un sitio de producto puro y duro. ¿Caro? Para nada, si cruzas la puerta sabes a lo que vienes, que realmente es a disfrutar del gran producto que ofrecen y eso, como todo en esta vida tiene un precio!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar