Restaurante Hisop Rabo de vaca en escabeche con niscalos y berberechos

Restaurante Hisop

57
Datos de Hisop
Precio Medio:
69 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.4 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sarrià-Sant Gervasi
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Sábados mediodía y domingos. Del 13 al 25 de Agosto.

Teléfono

Hisop Rabo de vaca en escabeche con niscalos y berberechos Hisop en Barcelona Raya con trompetas de la muerte y yuzu Restaurante en Barcelona Calabaza confitada con jamon ibérico y boletus Restaurante Hisop Pulpo frito con "all i oli" Hisop Helado de castañas con soja y trufa Hisop en Barcelona Sopa de trompetillas amarillas con huevo y whisky Restaurante en Barcelona Lechazo con rebozuelos y lavanda Restaurante Hisop Tataki de pescado con colmenillas y trigueros Hisop Caballa a la brasa con albahaca y tomate Hisop en Barcelona Café y Petits Fours Restaurante en Barcelona Piña con helado de chocolate Restaurante Hisop Pintarroja en salsa de calabaza Hisop Hisop Hisop en Barcelona Hisop Restaurante en Barcelona Hisop Restaurante Hisop Hisop Hisop Hisop

57 Opiniones de Hisop

Cenamos 2 personas el menú degustación. Comida maravillosa (4,5). Platos originales, con sabores auténticos y temperaturas perfectas. Quizás el acompañamiento del foie algo alcohólico, suquet un pelín salado. Servicio del vino lo correcto (3,5), y mejorable (a la temperatura del Gran Claustro - tinto Perelada - le sobraban 2 ó 3 grados; cantidad servida en la cata es excesiva; si bien las copas Schott son excesivamente grandes, se agradecen para este vino; en algún momento olvidan añadir agua y vino). Propuesta de la carta de vinos es muy meritoria (especialmente los tintos). El pan (4 tipos: olivas, nueces, cereales, blanco) sublime!. Los quesos originales y bien, sin más (a mi entender la correlación propuesta no es precisa). El entorno es muy aceptable teniendo en cuenta las limitaciones del local: música ambiente agradable sin molestar, y el ambiente no fue ruidoso, aunque algo frío. El Hisop es un Restaurante con una cocina superior, muy bien realizada y con técnica impecable. Ten

Sin duda un gran restaurante en cuanto a la comida, comimos el degustación, todo perfecto en cuanto a combinación de sabores, cocciones etc..,buena carta de vinos en gral, las copas del tinto, cierto que grandiosas(en tamaño), y el servicio atento, el local minimalista quizás en exceso, el precio, simplemente caro 270 euros con vino jean leon gr 94 (55 euros) copa de cava de aperitivo, y tokaji de 27 euros,todo para tres personas,
el detalle imperdonable fue que al cambiar uno de los platos del degustación nos avisaron que nos cargarían tres euros de más por cada uno de los cambios Y LOS COBRARON, el cambio era que en vez de magret de pato, quisimos uns "braons" de cordero...de todos modos visita indiscutible en bcn.

Menú degustación imprescindible. Increïbles aperitivos y nunca se equivocan en el punto de cocción de pescados y carnes que no se puede describir de otra manera que ideal.
Recomiendo la carrillera, con la infusión que te lipia la boca de buena manera.
Lo mejor en cuestión de vinos es dejarse aconsejar por el sommelier, que siempre tiene la mejor sugerencia para un buen maridaje.
Recomendable al 100%. Una experiencia que debe probarse. Lo mejor que he probado en la Ciudad Condal.

Atmósfera fría pero original y atractiva. Carta de vinos amplia. Servicio correcto. Las copas, para mi gusto demasiado grandes (casi me caigo dentro!). El menú degustación muy bueno. El pan y los quesos buenísimos. Las infusiones digestivas del final y las aceitunas negras dulces, tan sobrios y monacales, interrumpieron en seco el “subidón”. Volveré.

Restaurante "moderno", cocina que aunque no tiene defectos, personalmente no me emociona, platos desetructurados, raciones algo cortas, (menos mal del queso), y en general algo falto de emocion y un estilio propio. Da la sensacion de que estamos comiendo una cocina que ya hemos comido en algun otro restaurante moderno. Todo y que la calidad global es buena, y no se puede criticar ni las cocciones ni los productos, pienso que se busca sorprender al comensal con presentaciones que no ayudan a comer los platos al presentar los elementos separados entre si para su disfrute visual.

Carta de vinos moderna, copas grandes ¿demasiado?, Schott, mejorables para la calidad del restaurante y el precio.

Aunque no me ha disgustado no creo que vuelva, de momento...

Buen restaurante de cocina creativa, con un local en la línea de lo que se lleva. Surtido de panes muy ricos, y menú degustación muy bueno en general (acabé muy lleno, casi suplicando piedad), destacando una caballa que atesoraba una cocción perfecta. En lo referente al vino: correcto. El trato muy amable (2 chicos llevan todo el servicio!) y los quesos de la tabla redonda fantásticos.

Un buen restaurante, local pequeñito que hace que resulte más intimo. La música al final un poco alta y la decoración demasiado minimalista para mi gusto (tampoco pueden hacer mucha cosa pues es muy pequeñito), pero lo importante, que es la cocina, muy bien. Menú degustación innovador, con productos frescos, bien presentado y deliciosos platos (la vieira con morcilla y salsa de albahaca estaba de muerte y el solomillo con salsa de ceps ni te cuento), no mucha cantidad pero sí suficiente para salir muy satisfecho de la cena. Hay que recordar que después de los tres platos viene la tabla de quesos (impresionante) y los dos postres, había un helado de melocotón de agua con melocotón de viña troceado y una salsa de romero, buenísimo y muy sorprendente. El servicio muy atento, con ganas también de hacerlo bien. Será un gustazo volver y probar los platos de la carta a ver si son tan asombrosos como el del Menú, y poder así tener una opinión más formada. La primera impresión ha sido muy buen

Local incómodo,mal acondicionado térmica y acústicamente; paredes sucias y rozadas donde estábamos (mesa más cercana a la cocina, que recibía todos los olores de la misma)
Menú degustación normalín, tirando a vulgar, y en algunos casos, raciones diminutas (vieira con morcilla de Burgos y salsa de pimientos verdes), o mal resueltas (bizcocho de chocolate "fundente" completamente pasado y mazacote).
Tabla de quesos maravillosa (pero esto no es cocina, sólo selección y afinamiento).
Carta de vinos sólo correcta.
Pan magnífico(5 clases).
Servicio bastante malo, al principio muy apurados, trayendo los platos a toda velocidad, y luego tardando una eternidad en el resto.
Con un vino de 14,50 pagamos para dos 108,50 (caro, en comparación con otros mucho mejores en la misma Cataluña).

Está bien este restaurante. La cocina moderna y la sala más, aunque un poco incómoda y ruidosa. El servicio no está mal, pero debe asentarse. Lo he visitado 2 o 3 veces y pienso repetir. Sin embargo estoy un poco de acuerdo con Albert Roma: el conjunto debe mejorar para estar a la gran altura que su cocina promete.

Exquisit menú degustació, com sempre. Totalment en desacord amb l'Albert Roma. Jo vaig estar a l'Hisop el mateix dia a la nit i el menjar exquisit i el servei molt atent i amb un somriure tot i alguna taula de clients massa sorollosos i maleducats. Sobre la varietat, m'agradaria puntuar que la gràcia d'un menú degustació és probar una sèrie de plats o mitges racions, però si el que vostè volia era un menjar concret, la carta està per això, suposo. Màxima puntuació pel local (incloses portacubiteres i música ambiental). Bona selecció de vins. Hi tornaré ben aviat.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar