Restaurante Els Casals en Sagàs
  

Restaurante Els Casals

31
Datos de Els Casals
Precio Medio:
100 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
7.4 10
Comida:
9.1 10
Entorno:
8.7 10
Calidad-precio:
8.4 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No cierra

Teléfono


31 Opiniones de Els Casals

Gran día en perspectiva,  pues el sábado  16 de febrero teníamos reservada una mesa a las 13h30 en uno de nuestros restaurantes preferidos, Els Casals, el dominio del gran chef Oriol Rovira y además teníamos cita con nuestros amigos de Verema, Ferran (Owiban Ferran) , Jaume (Socdesitges) y su mujer Conxita.

LLegamos un poco antes, para instalarnos en la habitación del hotel, pues, como hacemos en casi cada ocasión, íbamos a pernoctar allí para disfrutar del magnifico paisaje y de la calma y del silencio que lo circunda y al mismo tiempo disfrutar al día siguiente de un excelente y copioso "esmorzar de pagès" (desayuno payés). Podreis ver algunas fotos en el primer comentario.

No voy a hablar nuevamente de la descripción del restaurante, ni de su filosofía, recordaré únicamente que éste ostenta una estrella Michelin y dos soles Repsol ... Los que no me habéis leído antes y queráis conocer mas a fondo mi opinión sobre Els Casals y el Chef Oriol Rovira, podéis hacerlo leyendo mis 6 comentarios anteriores en Verema.

Tanto el servicio de sala como el servicio del vino bajo la batuta de la directora de sala-sumiller Carolina Calvo fueron excelentes, aunque esta vez por ciertos altibajos en el servicio del vino, del camarero que se encargó de nuestra mesa, no lo reflejaré así en mi puntuación, que solo será muy buena. Como siempre buena vajilla y cubertería y buenas copas Riedel.

Nos situaron en una mesa ubicada en la parte izquierda del comedor. La distribución y la decoración de la sala hace que uno se sienta bien aislado del resto de los otros comensales . La sala del comedor gastronómico se llenó.

Cuatro comensales tomamos el menu gastronómico de la trufa negra Tuber melanosporum y otro comensal, Conxita, comió a la carta (acordado precedentemente con el Chef, pues en principio el menú se aplica a toda la mesa).

Voy pues a detallar primeramente el menu gastronómico y al final lo haré con la carta.

El menú consistió en 3 aperitivos, 7 platos salados y dos postres (120 €)

(Las 6 primeras fotos de los platos por imponderables técnicos de Verema aparecen con enlace directo, el resto de ellas aparecerán, sin enlace directo, haciendo referencia al texto en negrilla, en el primer comentario.)

Aperitivos :

Torrada amb tòfona Tostada con trufa tuber melanosporum. Un clásico en su menú de la trufa, pero que clásico, una maravilla... a veces presentado con sal gruesa y otras sin, como en esta ocasión. Es un placer digno de los dioses del Olimpo. Podría comerme varias tostadas sin problema.

Terrina de cérvol amb castanya i tòfona Terrina de ciervo con castaña y trufa tuber melanosporum.  Una terrina para dos personas, acompañada de un excelente pan crujiente. Pienso que una terrina mas pequeña para un  comensal hubiese sido mas fácil de degustar, pero bueno lo mas importante es que el contenido de la terrina era de matricula de honor.

Sobrassada amb mel i pa amb tomàquet Sobrasada con miel y pan con tomate. El aperitivo clásico por excelencia del Chef. Para compartir. En está ocasión presentado sin panal de miel, únicamente había un ligero toque sobre la sobrasada, pero que casi no se percibía. Esta sobrasada, de producción propia, de cerdo duroc , que actualmente se encuentra en la carta de muchos grandes restaurantes, se sirve caliente, para extender sobre el pan con tomate... Pura gozada . Excelente.

Platos :

Amanida de col a la brasa amb encurtits i tòfona Ensalada de col a la brasa con encurtidos y trufa tuber melanosporum. Un entrante muy bien elaborado, lleno de frescura y muy sápido. Muy bueno

Pésol llagrima amb gamba i tòfona Guisante lágrima con gamba y trufa tuber melanosporum. Gamba casi cruda, fresquísima. Que estallido de sabores, que explosión gustativa de la trufa con los guisantes... Un platazo, señoras y señores

Ou ferrat amb cremós de patata trufada i tòfona Huevo frito con patata cremosa trufada y trufa tuber melanosporum. Hummmm... y todo ello con un pan de los mejores que he probado últimamente, elaborado por el Chef, para destrozar el huevo y llevárselo a la boca impregnado de trufa,  acompañado por un excelente cremoso de patata trufada. Otro plato para recordar.

Carxofa farcida de botifarra del perol i tòfona . Alcachofa rellena de butifarra del perol y trufa melanosporum. Un plato gargantuesco, riquísimo, otra explosión de sabores y texturas.

Arròs de tòfona. Arroz de trufa melanosporum. Sapidez, potencia, y finura ... De cada año es mejor. Un plato superlativo.

Caneló amb tòfona. Canelón con trufa melanosporum.  Muy bien elaborado a base de carne de pollo y de cerdo. Diferente y Excelente.

Llebre guisada al vi amb cremòs de patata, fetge gras d'ànec i tòfona. Liebre guisada al vino con patata cremosa, foie-gras de pato y trufa melanosporum. Plato potente perfectamente cocinado. Un guiso excelente que puso el broche de oro a la parte salada

Como ya he mencionado anteriormente en el comentario de unos de los platos, el pan que acompañó la parte salada de la comida, elaborado por el Chef , es extraordinario.

De postres tomamos :

Gelat de vainilla amb tòfona. Helado de vainilla con trufa melanosporum. Este postre lo tomamos hace dos años. Inolvidable. Helado de vainilla riquísimo y sabor de la trufa muy persistente y durable en boca. Un super-postre.

Flam amb tòfona .  Flan con trufa melanosporum.  Los flanes del Oriol son extraordinarios, jamás he comido flanes de esta categoría. El sabor de la trufa se casa perfectamente. Un "must."

Paso a continuación a relatar lo tomado por Conxita a la carta :

Aperitivo :

Pernil amb crostra.  Jamón con corteza de cerdo.

Entrante :

Sobrassada amb mel i pa amb tomàquet.  Sobrasada con miel y pan con tomate. (No hay foto, el plato es casi idéntico al aperitivo del menu, pero en mayor cantidad)

Plato principal :

Pastís de patata amb porro confitat, sípies petites i cansalada.  Pastel de patata con puerros confit,  pequeñas sepias i panceta.

Postre :

Guifré : pastís de xocolata clàssic, salsa de cacau, fruita de la passió i gelat de vainilla. Pastel de chocolate clásico, salsa de cacao, fruta de la pasión y helado de vainilla.

Por lo que nos comentó, todo le gustó, si quiere ampliar el contenido podrá hacerlo en los comentarios de la crónica.

Para beber tomamos varias botellas de agua filtrada gratuita y en cuanto a los vinos le dejamos la difícil tarea de escogerlos a Ferran, quien lo hizo con mucha propiedad.

Tomamos los siguientes vinos :

Una botella de champagne De Sousa Tradition Brut Blanc AOC Champagne. De Sousa (Avize), cepages 50%,Chardonnay, 40% Pinot noir 10% Meunier .Viticultura biológica y biodinámica. Embotellado el 04/05/2016 y degollado el 15/11/2017. Burbujas finas, elegante, redondo en boca, fresco y equilibrado. Me gustó mas el que tomamos el año pasado De Sousa Grand Cru Reserve Brut Blanc de Blancs AOC Champagne. A este le encontré algo mas de acidez.

Una botella vino tinto crianza de Ferrer Bobet Vinyes velles 2014 DOQ Priorat. Celler Ferrer Bobet. Cepajes Viñas viejas de Carinyena 70%, 30% Garnatxa negra. Fermenta en depositos de 15 y 30 Hl de madera, inoxidable y cemento. Transformación maloláctica y crianza realizadas en botas de roble francés de grano fino y tostado ligero y medio durante 18 meses. Es embotellado sin clarificar ni filtrar con una crianza minima en botella de 11 meses. Vino frutal, de cuerpo medio, muy equilibrado, mineral y muy fresco. Me gustó

Una botella de Bourgogne blanco crianza Chablis Premier Cru Mont de Milieu 2015 AOC Chablis 1er cru. Corinne et Jean Pierre Grossot (Fleys). Cultura biologica y vendimia manual. Crianza en barricas de roble durante 6 meses sobre sus lias despues de la cosecha y el vino obtenido continua su crianza hasta el embotellado con un recorrido total desde la cosecha de 17 meses. Viñas 100% Chardonnay. Color amarillo pálido, fresco, bien equilibrado y largo en boca, me gustó aunque me esperaba mas, le encontré poco cuerpo .

Para acompañar los postres tomamos una copa de vi bullit ...

Finalizamos con 4 buenos cafés y un cortado acompañados de unos carquinyolis y unas trufas de chocolate.

La cuenta ascendió por la parte correspondiente al menú a 150,70 €/persona. Excelente RCP para un festín de estas características.  Comimos de maravilla, una de esas comidas que no se olvidan nunca, tanto a nivel gastronómico como de la compañía. Fue un verdadero festival que duró 4h30, con una cocina que brilló a un gran nivel en cada uno de las preparaciones.

Al día siguiente MC y yo tuvimos la ocasión de dialogar un buen momento con el Chef Oriol Rovira y con la sumiller Carolina Calvo, su compañera, durante el desayuno y sobre todo después, en la cocina, donde pudimos visitarla y hablar de trufas, de producto y de cocina en general, de vinos, vamos de un poco de todo... Una pareja, que te hacen sentir como si estuvieses en tu casa. Como ya dije en anteriores comentarios en Els Casals, además de comer muy bien, se respira humanidad y afabilidad y se siente uno muy a gusto dentro de un marco paisajístico excepcional.

No se si podremos esperar hasta la próxima temporada de la trufa en febrero 2020, pues ya tenemos ganas de volver, y si podemos lo haremos en la temporada de setas. Esperamos compartir igualmente con nuestros amigos las próximas visitas. Muy recomendable.

  • Huevo frito con patata cremosa trufada y trufa tuber melanosporum

  • Guisante lágrima con gamba y trufa tuber melanosporum.

  • Ensalada de col a la brasa con encurtidos y trufa tuber melanosporum.

  • Sobrasada con miel y pan con tomate

  • Terrina de ciervo con castaña y trufa tuber melanosporum

  • Tostada con trufa tuber melanosporum

Sexta visita en 3 años a uno de nuestros restaurantes preferidos en Cataluña.

Tras haber reservado con mas de un mes de antelación, el sábado 17 de febrero nos dirigimos a Els Casals para hacer parada y fonda. Teníamos mesa reservada a las 13h30 para degustar el menu degustación de la Tuber Melanosporum. Hago hincapié en que en esta ocasión el Chef Oriol Rovira, nos preparó un menú degustación sorpresa únicamente para nosotros. Me explico, este año ha sido un año muy malo para la trufa melanosporum en El Bergadà, y Oriol Rovira decidió en consecuencia no ofrecer este año en la carta su menú de le trufa.  Solo lo hizo para ciertos clientes que lo solicitaron y entre los que tenemos el honor de encontrarnos. Además es también de destacar que hubo poca cantidad pero de una excelente calidad.

No voy a hablar nuevamente de la descripción del restaurante, ni de su filosofía, ni de la estrella Michelin y los dos soles Repsol del Chef Oriol Rovira, ... los que no me habéis leído antes y queráis conocer mas a fondo mi opinión sobre Els Casals podéis hacerlo leyendo mis 5 comentarios anteriores en Verema. Resaltar que si en mi ultimo comentario dije que la nueva decoración del restaurante no acababa de convencerme, esta vez no ha sido el caso y me he sentido muy a gusto ( es de sabios cambiar de opinión).

Tanto el servicio de sala como el servicio del vino bajo la batuta del maître-sumiller Carolina Calvo fueron excelentes.

Nos situaron en una mesa en el extremo del comedor junto a un ventanal, desde donde divisábamos gran parte de este y el campo. La sala del comedor gastronómico se llenó y la del anexo para los pensionistas del hotel también.

Paso pues a detallar el menú degustación de la trufa Tuber Melanosporum.

Torrada amb tòfona Tostada con trufa tuber melanosporum. Apoteósica, para llorar de alegría. Me hubiera comido algunas mas sin moderación.

Amanida de carxofes, fetge gras d'ànec i tòfona Ensalada de alcachofas, foie gras de pato y trufa tuber melanosporum.  Alcachofas presentadas en diferentes texturas y cocciones, un excelente foie y una trufa extraordinaria. De 10.

Royal de Tòfona Royal de Trufa Tuber Melanosporum.  Sin palabras, rozando la perfeccion. Excelente. De 10.

Mongeta, gamba i tòfona Judia, gamba y trufa tuber melanosporum. Un excelente mar y montaña. Otro platazo de 10.

Pèsols de llagrima del Maresme amb tòfona i cansalada Guisantes de lagrima del Maresme con trufa tuber melanosporum y panceta. Un plato de temporada por excelencia. Disfrute total, una danza de sabores y cada uno en su sitio. Otro plato de 10.

Arròs de tòfona Arroz de trufa tuber melanosporum. Que sapidez, que maravilla, un plato que no se olvida. También de 10.

Las fotos de los siguientes platos, dado que en Verema solo pueden cargarse seis, aparecen en el primer comentario

Llom de llebre amb puré de patates trufat  Lomo de liebre con puré de patatas trufado. Sabor intenso. Plato potente perfectamente cocinado. Excelente, de 10

El pan que acompaño la comida, extraordinario, uno de los mejores que hemos comido últimamente y que tuvimos ocasión de volver a comer durante el desayuno del día siguiente acompañando excelentes quesos y embutidos de la familia Rovira.

Pre-postre :

Sorbet de llet d'ovella amb granissat de ruibarbe. Sorbete de leche de oveja con granizado de ruibarbo. Refrescante y delicioso. Un buen postre digestivo

Postre :

Flam amb sorbet de llimona. Flan con sorbete de limón y nata liquida. Una verdadera delicia. En pocos sitios se comen flanes así.

Para beber tomamos una jarra de agua, gratuita, y una botella de espumoso que nos aconsejó muy acertadamente Carolina para acompañar nuestro menú Textures de Pedra Blanc de Negres 2013 Gran Reserva. Celler Raventòs i Blanc. (Conca del riu Anoia) Cepages; Variedades tintas:  30% Xarel-lo vermell, 15% de Bastard negre, 25 % Sumoll del viñedo y 25% de Xarel-lo y 5% de Parellada de la Vinya mes alta. Blanc de Noirs de viticultura biodinámica y vendimia manual.  Primera fermentación en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada, separando variedades y tipos de suelos. Ensamblaje, segunda fermentación y crianza minima de 18 meses, creo recordar que esta tenia 46 meses, en botella en posición de rima. No se añade licor de expedición. Degüelle 31/10/17. Tiene un gran potencial para el envejecimiento. Me pareció fresco, ligero, intenso de burbuja fina, muy equilibrado y concentrado en boca.

Finalizamos con 2 buenos cafés y  Mignardises : Carquinyolis i financiers (Carquiñolis y financieros). Muy buenos.

La cuenta ascendió a 170 €/persona. Excelente RCP. Comimos maravillosamente, una comida inolvidable. Tuvimos ocasión de conversar  varias veces, juntos y por separado, con la jefa de sala-sumiller Carolina Calvo y con el Chef Oriol Rovira, con quien, entre otras cosas, hablamos sobre las trufas, los productos de temporada, su cocina...  Oriol Rovira, es como ya dije anteriores comentarios un hombre sencillo, muy afable y de una gran humanidad, una de esas personas a las que te gustaría tener como amigo.

Ya tenemos ganas de volver, y si podemos lo haremos ya en otoño para degustar los platos de la temporada de setas. Muy recomendable.

  • Arroz de trufa tuber melanosporum

  • Guisantes de lagrima del Maresme con trufa tuber melanosporum y panceta

  • Judia, gamba y trufa tuber melanosporum

  • Royal de Trufa Tuber Melanosporum

  • Ensalada de alcachofas, foie gras de pato y trufa tuber melanosporum.

  • Tostada con trufa tuber melanosporum

Quinta visita a Els Casals desde el año 2015, uno de mis restaurantes preferidos en Cataluña.

No voy a hablar nuevamente de la descripción del restaurante, ni de su filosofía, ni de la estrella y los soles del Chef Oriol Rovira, ... los que no me habéis leído antes y queráis conocer mas a fondo mi opinión sobre Els Casals podéis hacerlo leyendo mis 4 comentarios anteriores en Verema.

Solamente decir que han habido algunos cambios en cuanto a las mesas del restaurante, que personalmente no me acaban de convencer. Las magnificas mesas redondas, amplias con manteles largos de lino y servilletas de la misma calidad han  desaparecido y en su lugar hay  ahora grandes mesas cuadradas juntas 2x2 en madera bruta, sin manteles y con 1 set de mesa semicircular de cuero negro para cada comensal ( donde quedan atrapadas todas las migas de pan...) y unas enormes servilletas. Estas grandes mesas cuadradas que se convierten en rectangulares, no ayudan mucho a la conversación, pues para hacerte escuchar por tu interlocutor en el extremo opuesto tienes que levantar bastante la voz. Tanto MC como yo encontramos que el comedor gastronómico había perdido mucho encanto... pero para gustos colores.

Como en nuestra ultima visita en febrero de este año, el sábado 23 de agosto a las 14h00 nos habíamos citado con nuestro amigo Ferran (Obiwan Ferran), para esta vez deleitarnos con las diferentes variedades de tomates del huerto de Oriol Rovira.

Teníamos intención de tomar el Menú Terra, pero en ese menú, no estaba incluido el plato por el que habíamos venido principalmente ese dia a Els Casals, el surtido de tomates. Asi que tras dialogar con Carolina, la maître-sumiller , logramos que nos cambiasen un plato del menú a base de una sola variedad de tomates por el plato completo de estos.

El restaurante estuvo lleno . El servicio de sala y el servicio del vino fue bueno pero en esta ocasión estuvieron un poco por debajo de a lo que me tienen habituado. El servicio del vino se ciño al descorche y primera cata y en raras ocasiones perpetraron el servicio.

Mientras hojeábamos las cartas, tomamos un vermut, cuyo nombre no recuerdo, porque nos lo sirvieron en lugar del Yzaguirre que habíamos solicitado y que habían acabado.

Voy a pasar pues a detallar nuestro menú, compuesto de tres aperitivos, siete platos y dos postres (Las 6 primeras fotos de los platos por imponderables técnicos de Verema aparecen con enlace directo, el resto de ellas aparecerán, sin enlace directo, haciendo referencia al texto en negrilla, en el primer comentario.)

Aperitivos :

Raves de l'hort plantats a taula Rábano del huerto plantado en la mesa. Presentados en un solo vaso cerámico (1 rábano /persona) y "plantados" sobre un triturado de almendras tostadas sobre una base de crema de queso. Buen producto y buena mezcla de sabores.

"Bitxus" amb llonganissa Mini pimientos picantes con longaniza, para dos personas. Excelentes "bitxus" y buena longaniza de Can Rovira, cortada casi a nivel de transparencia y servida en un plato caliente.

Sobrassada amb rusc de mel i pa amb tomàquet Sobrasada con panal de miel, acompañada de pan con tomate. Aperitivo clásico de Oriol Rovira, servido en todas nuestras visitas, elaborado con sobrasada de producción propia, caliente, que se extiende sobre un buenísimo pan con tomate, y se acompaña de pequeñas lascas del panal de miel, también de producción propia. Excelente.

Platos

Al centro de la mesa, para compartir entre los tres, un plato para dos, Tomàquets variats de l'hort de Can Rovira amb seitons marinats . Diferentes tipos de tomates del huerto, 9 clases, precortados para 3 comensales y acompañados de 4 boquerones. El tomate, riquísimo, todos a cual mas gustoso y con sabor...  a tomate "de verdad". Los boquerones también muy buenos, pero algo justitos en cantidad.

Pastis de patata i porro amb cansalada i sipionets Pastel de patata y puerro confitado con sepias pequeñas y panceta. Buenos productos frescos de la masia, la panceta excelente y las sepias deliciosas pero los puerros no estaban suficientemente cocinados y eran algo difíciles de digerir.

Rovelló a la brasa amb botifarra del perol. Robellón a la brasa con butifarra del perol.  Las setas estaban pero que muy buenas y la butifarra también. Puro producto de calidad bien cocinado. Hubiese comido mas.

Tomàquet San Marzano rostit al forn.Tomate San Marzano asado al horno con anchoa, queso cremoso, albahaca, oliva negra y cebolleta. Bueno, pero no me embaló.

Botifarra negra amb pebrot del piquillo. Butifarra negra con pimientos del piquillo del huerto. Muy buenos productos. Riquísimo.

Macarró amb panxetes, tomàquet, alfabrega i formatge. Macarrón con panceta, tomate, albahaca y queso de oveja. Muy buenos productos, pero no me entusiasmó.

Tac de vaca amb catalana. Taco de vaca con butifarra catalana</b> Muy buena carne en su perfecto punto de cocción acompañada de ciruelas, piñones y butifarra.

El pan, de elaboración propia que acompaño la parte salada fue excelente.

De postres tomamos :

Figues amb sangria. Higos con sangría . Excelente

Flam amb sorbet de llimona i nata. Flan con sorbete de limon y nata. Excelente.

Para beber tomamos una botella de agua de 1L, agua filtrada de su propiedad y gratuita, y 2 botellas de champagne, seleccionadas por el amigo Ferran con muy buen tino.

Una botella de De Sousa Grand Cru Reserve Brut Blanc de Blancs AOC Champagne. De Sousa (Avize), cepages 100%% Chardonnay, Viticultura biológica y biodinámica. Grand Cru : Avize,Oger,Cramant y Le Mesnil-sur-Orge.  Burbujas muy finas, muy elegente, muy redondo en boca, fresco y equilibrado.

y una botella como en nuestra precedente visita de Frédéric Savart Premier Cru L'Ouverture Vins Identitaires Brut AOC Champagne.  SCEV Daniel Savart et fils, Ecueil Premier Cru, cepajes 100% Pinot noir. Burbujas densas y persistentes, muy fresco y agradable.

Ambos me gustaron, pero si debiera elegir me quedaría con el De Sousa.

Finalizamos con dos cafés y un cortado acompañados de Petits fours.

La cuenta ascendió a 112,66 €/persona ( Menú 78 €) . Buena RCP sin mas. Este ha sido el menú que menos me ha entusiasmado de los degustados hasta ahora en Els Casals, que han sido siempre extraordinarios.

Comimos productos de gran calidad, pero en preparaciones muy poco elaboradas, nada que ver con los platos a los que nos tiene acostumbrados el Chef Oriol Rovira. Repetición de los mismos ingredientes y preparaciones culinarias muy similares en todo el menú. De los 10 platos salados que tomamos (aperitivos incluidos), siete llevaban incorporados los mismos productos derivados del cerdo (butifarras, tocino, panceta...) y tres llevaban queso. Personalmente adoro las buenas butifarras, pancetas... y todos los productos de buena calidad del cerdo y no digamos el queso, pero todo tiene un limite. MC, aun salió menos satisfecha que yo, pues su grado de adoración por el cerdo es menor que el mío y apreció un poco menos la repetición. No se que pensará Ferran, porque no tuvimos tiempo de hablar de este tema en particular después de la comida, pero ya nos dirá algo cuando lea el comentario. Por momentos, llegué a peguntarme si Oriol Rovira estaba ese día delante de los fogones...  porque la cocina no tenia duende.

La comida duró unas cuatro horas, pues nos marchamos a eso de las 18h00 y en el comedor solo quedaba una "stagiaire" para cobrarnos, le solicité hablar con el Chef y me respondió que ya no estaba y lo mismo me dijo sobre Carolina, la Jefa de sala, a quien le había pedido durante la comida poder hablar con Oriol Rovira para comprarle una de sus excelentes sobrasadas... o si este estaba muy ocupado, que ella le tramitase la demanda en mi nombre...

Resumiendo, esperemos que la próxima visita será mejor.  

Nuestra próxima cita será en Febrero/Marzo para deleitarnos con el menú de la trufa melanosporum en compañía de nuestro buen amigo Ferran.

 

  • Pastel de patata y puerro confitado con sepias pequeñas y panceta

  • Boquerones marinados

  • Tomates variados

  • Sobrasada con panal de miel, acompañada de pan con tomate

  • "Bitxus" con longaniza

  • Rábano del huerto plantado en la mesa.

Por Navidad nos habían regalado el Menú la Terra con maridaje de vinos y no habíamos encontrado hasta ahora el día para acercarnos a Els Casals hasta hace pocos dias.
Obviaré cualquier comentario respecto al local y el servicio puesto que está perfectamente reseñado por reputados foreros, por lo que pasaré a describir los platos del menú compuesto por tres aperitivos, siete platos y dos postres, los aperitivos maridados con cava, y cada uno de los platos por un vino distinto, los postres con una garnacha dulce.
A destacar la calidad del pan, era de tal calidad que pedimos nos sirvieran más.
Aperitivos:
-Rábanos plantados en una maceta con fondo de crema de queso y granulado de almendra tostada.
-Terrina de jabalí con espuma de almendra cruda acompañada de unas finísimas rebanadas de pan tostado.
-Sobrasada elaborada con mezcla de razas ibérica y duroc acompañada de panal de miel para untar en el pan con tomate que la acompañaba.
Estos tres aperitivos fueron maridados con cava, como olvidé de apuntar uno de los vinos de nos sirvieron con los siete platos siguientes y para no alterar el orden del maridaje, los relacionaré después de la descripción de los mismos.

Pasamos a los platos:
-Apio salvaje con recuit y mojama.
-Gamba con huevos de no recuerdo que pescado y sopa de tomate rojo y verde, bien diferenciados los dos tipos de colores y con muy buena textura.
-Pastel de puerro y patata para acompañar la exclente panceta de Can Rovira i sepionas. Se me quedó corta la panceta, para repetir!
-Salteado de rebozuelos, butifarra negra y butifarra de perol con espuma de judias.
-Esparragos blancos con huevo rebozado acompañados de jamón de Can Rovira.
-Canelón de mezcla de carne de pularda y cerdo con trufa de verano.
-Oca rustida con pera y cremoso de patatas.
Los vinos a falta de uno:
-Carisma, Gewuztraminer y Riesling sin indicación geográfica, elaborado en el Alt Urgell (Lleida)
-Santiuste verdejo natural, D.O. Rueda
-Finca L'Argatà, garnacha y syrah D.O. Montsant.
-Brisat Àmfora, garnacha blanca D.O. Montsant.
-Bicicleta, xarel-lo D.O. Penedés
-Lluna vella, garnacha D.O. Priorat.
Postres:
-El primero no lo recuerdo exactamente aunque iba acompañado en recipiente aparte de dos tipos de helado-
-Flan casero, para mi gusto demasiado dulce.
Como he comentado anteriormente los postres acompañados de garnacha dulce de granel servida en catavinos.
Dos excelentes cafés acompañados de petit fours, carquinyolis i crema de chocolate blanco.
En resumen, una comida que disfrutamos muchísimo y que no tardaremos en volver a Els Casals

Tras hacer unos pocos km desde la Fonda Sala, nos dirigimos à Sagàs donde se yergue como un navío de piedra en medio de un mar de 450 Ha de bosques y praderas, el que iba a ser nuestro hotel y templo de la gastronomía durante dos días, el Hotel-Restaurant Els Casals.

Allí el sábado al mediodía teníamos reservado el menú de la trufa para tres personas , pues nos habíamos citado con nuestro amigo Ferran (el jedi Obiwan Ferran), con quien ya compartimos mesa el pasado año en la Fonda Sala.

No voy a hablar nuevamente de la descripción del restaurante, ni de su filosofía, ni de la estrella y los soles del Chef Oriol Rovira, ni del hotel... los que no me habéis leído antes y queráis conocer mas a fondo Els Casals podéis hacerlo leyendo mis comentarios anteriores siguiendo el orden siguiente :

https://www.verema.com/restaurantes/435-els-casals-sagas/valoraciones/1304626-mas-fantastico-medio-nada-1era-parte
https://www.verema.com/restaurantes/435-els-casals-sagas/valoraciones/1304711-cerrando-circulos-2a-parte
https://www.verema.com/restaurantes/435-els-casals-sagas/valoraciones/1349139-apoteosis-gran-dama-negra

El sábado por la mañana, tuvimos ocasión de mantener una conversación muy interesante sobre gastronomía con el Chef Oriol Rovira, mientras degustábamos su excelente desayuno buffet, que es una maravilla... Vale la pena pernoctar para poder ofrecerse el placer de degustarlo.

Tras haber hecho un buen paseo matinal por las tierras de la familia Rovira, a las 14 horas nos dirigimos al restaurante gastronómico de la masia, en compañía de Ferran, con grandes expectativas.

Decir antes de comenzar el relato de nuestra comida, que el restaurante se llenó y que el servicio de sala y el servicio del vino fueron excelentes.

El menú constó de 3 aperitivos, 7 platos y 2 postres.

Aperitivos

Torrada de Tòfona Tostada con trufa Tuber melanosporum. Si el año pasado fue excelente, este año fue el súmmum. Calidad olfativa, gustativa y textura extraordinarias. Mientras las degustábamos nuestros intercambios de miradas lo decían todo... Humm

Royal de tòfona Royal de Trufa Tuber Melanosporum. Muy buena presentación, acompañada de parmesano y hojas de espinacas. Muy rica

Sobrassada amb bresca de mel Sobrasada con panal de miel, acompañada de pan con tomate. Aperitivo clásico de Oriol Rovira, elaborado con sobrasada de producción propia, caliente, que se extiende sobre el pan con tomate, buenísimo, y se acompaña de pequeñas lascas del panal de miel, también de producción propia. Excelente.

Platos

Brandada de bacallà amb tòfona Brandada de bacalao con trufa tuber melanosporum. También ex-ce-len-te.

Amanida de carxofes amb escarola, llom de vaca curat i tòfona Ensalada de alcachofas con escarola, lomo de vaca vieja y trufa tuber melanosporum. Que producto, que sapidez, que delicia...

Pèsol, tripa de bacallà, patata i tòfona Guisantes, tripa de bacalao, patata y trufa tuber melanosporum. Un platazo. Esos guisantes estaban riquísimos, la tripa exquisita y la trufa, que os voy a decir que no imaginéis...

Las fotos de los siguientes platos, dado que en Verema solo pueden cargarse seis, aparecen en el primer comentario

Ou ferrat amb tofona Huevo frito con trufa tuber melanosporum. Puede verse la foto de la presentación y la del huevo de corral al descubierto. No hay nada mejor que un huevo perfumado por la trufa. Para mojar pan y que pan, él solo se merece un capitulo aparte. Riquísimo.

Papillot de cansalada, tòfona i patata Papillote de papada de cerdo, trufa tuber melanosporum y patata. Pueden verse dos fotos, la primera corresponde a la presentación del plato, que abrieron delante de cada comensal para embriagarnos con su aroma y la segunda corresponde al emplatado. Este plato también formaba parte del menú el pasado año. Excelente, para repetir.

Arròs de tòfona Arroz de trufa tuber melanosporum. Impresionante, me hubiera comido un pozal.

Cèrvol a la brasa amb pera i polenta trufada Ciervo a la brasa con pera y polenta trufada. Carne tiernísima, en su perfecto punto de cocción, de una gran sapidez reposando sobre un lecho de polenta trufada. Un excelente mix. Muy pero que muy bueno.

Antes de relatar los postres, quiero hacer hincapié en la calidad de los panes elaborados por el Chef, Son buenísimos, te los comerías solos y mas aun cuando sabes como los elaboran, según me explico Oriol Rovira durante el desayuno. Hummm... que rico...

Postres

Gelat de vainilla amb tòfona Helado de vainilla con trufa tuber melanosporum cortada en tiras. Una asociación extraordinaria, inolvidable. Sabor de la trufa muy persistente y durable en boca. De 10

Bunyol de xocolata i tòfona Buñuelo de chocolate y trufa tuber melanosporum. Un plato de presentación pictórica, de sabores y texturas diferentes. La mezcla del chocolate caliente y de la trufa es inolvidable. De 10.

Sin ninguna duda dos postres de antología para los amantes de la trufa.

Acompañamos la comida con una botella de agua (gratuita) y dos botellas de vinos espumosos que Ferran, eligió con mucho acierto.

Un champagne Savart Premier Cru L'Ouverture AOC Champagne SCEV Daniel Savart et fils, Ecueil Premier Cru, cepajes 100% Pinot noir. Burbujas densas y persistentes, muy fresco y agradable.

Un cava Colet Navazos Extra Brut 2012 DO Penedès Colet Viticultors y equipo Navazos. Fusión de los vinos de Colet con las más exclusivas soleras seleccionadas de Jerez. Cepaje Xarel-lo con aporte en la segunda fermentación de Palos cortados y amontillados. Toques de crianza oxidativa. Criado en rima durante 30 meses. Era la primera vez que lo probaba. Burbujas abundantes, me pareció fresco, frutal, muy equilibrado, largo en boca... Excelente descubrimiento. Gracias Ferran.

Tras mas de tres horas y media en la mesa finalizamos con dos buenos cafés y un cortado acompañado de petits fours (carquinyolis con crema de chocolate).

La cuenta ascendió a 174 €/persona. Excelente RCP sobre todo teniendo en cuenta que este año la trufa de calidad ha sido mas bien escasa y su precio mas alto que el año pasado, lo que repercutió en la fijación del precio del menú (En febrero de 2016 este costaba 120 € y este año 150 €). Esta subida de precio se nos comunicó en el momento de efectuar la reserva. Todo fue perfecto, es por eso que le voy a dar un 10, puntuación que doy a poquísimos restaurantes... EMMO se lo merece. Sin ninguna duda volveremos, como muy tarde para la temporada de trufa del 2018, cita ya establecida con nuestro amigo Ferran. Pero seguramente MC y yo volveremos mucho antes, a mas tardar en septiembre para la temporada del tomate, y entre tanto ya veremos... Su cocina y su entorno son muy tentadores.

  • Guisantes, tripa de bacalao, patata y trufa tuber melanosporum

  • Ensalada de alcachofas con escarola, lomo de vaca vieja y trufa tuber melanosporum

  • Brandada de bacalao con trufa tuber melanosporum

  • Sobrasada con panal de miel, acompañada de pan con tomate

  • Royal de Trufa Tuber Melanosporum

  • Tostada con trufa Tuber melanosporum

Ocho meses después de nuestra primera visita, nueva parada y fonda en el bonito Hotel-Restaurant Els Casals de Sagàs, donde desde hacia ya algún tiempo habíamos reservado mesa (y habitación ) para el sábado 19 de febrero a las 13h30.

No voy a hablar nuevamente ni del restaurante, ni de la estrella y los soles del Chef Oriol Rovira, ni del hotel... ya que todo sigue en su sitio e igual de bien que en el mes de Julio de 2015, salvo que ahora no se puede uno bañar en la piscina...
Si estáis interesados en conocer todos los detalles podéis leer mis crónicas anteriores :

https://www.verema.com/restaurantes/435-els-casals-sagas/valoraciones/1304626-mas-fantastico-medio-nada-1era-parte
https://www.verema.com/restaurantes/435-els-casals-sagas/valoraciones/1304711-cerrando-circulos-2a-parte
https://www.verema.com/hoteles/115108-els-casals-sagas#ficha

El restaurante estaba lleno hasta los topes, no había ni una sola mesa libre. El servicio de sala dirigido perfectamente por Carolina, fue muy bueno, cercano, simpático y muy profesional, en cuanto al servicio del vino siguen sin sumiller, es la jefa de sala quien oficia lo mejor que puede, y cabe decir que ha mejorado sus conocimientos enológicos desde nuestra última visita.

Paso pues directamente a detallar el menú sorpresa de la Trufa Melanosporum que habíamos reservado previamente.

Este consistió en tres aperitivos, siete platos, dos postres y petits-fours.

Empezamos pues con los aperitivos :

Tostada con trufa tuber melanosporum Como poder definir las sensaciones que sentimos al degustar esa maravilla, trufas de excelente calidad, muy sápidas, con una perfecta textura... para un amante de este manjar... el summum...

Royale de Trufa melanosporum Riquísima, de 10.

Sobrasada con panal de miel y pan con tomate uno de los aperitivos clásicos de Oriol Rovira, la sobrasada de producción propia, caliente, se extiende sobre el pan y encima se colocan pequeñas lascas del panal de miel, también de producción propia. Muy bueno.

Siguieron los siete platos :

Ensalada de col, perdiz escabechada y trufa melanosporum Difícil de plasmar por escrito, la calidad del plato, productos fresquísimos cocinados maravillosamente. Excelente

Sopas escaldadas de tomillo y trufa melanosporum Un homenaje a la "sopa de farigola", que comían las familias de la payesia catalana cuando no había otra cosa que comer, con aceite pan y huevo... En este caso muy bien valorizada con un añadido de trufas y cigalas. Esta es la foto antes de hacer la mezcla y de que el servicio nos añadiese un poco mas de agua caliente, la foto de la mezcla la colgaré en el primer comentario. Muy pero que muy buena.

Alubias guisadas con espinacas, butifarra del perol, col, tripa de bacalao y trufa melanosporum Que mar y montaña, un guiso sensacional ennoblecido por la trufa. Como en todos los platos todos los productos son de temporada, y la gran mayoría de de su huerto, o de su corral. La tripa de bacalao exquisita. Fantástico.

Las fotos de los siguientes platos las colgaré en el primer comentario porque pienso que es importante visualizarlas.

Canelón de rustido con trufa melanosporum De los mejores que he comido y he comido muy buenos.

Arroz con trufa melanosporum un arroz de bandera, impregnado de trufa, la única pega que le pondría es que en este caso la porción fue un poco escasa en relación con el resto de platos, pero es por puro vicio, porque si no tal vez no hubiésemos podido acabar el menú.

Papillote con trufa melanosporum y papada de cerdo Primero, antes de emplatar, nos embriagaron con el olor de la papillote que nos trajeron a la mesa para sentir antes del servicio. Una gozada total.

Ciervo rustido y trufa melanosporum el último de los platos salados, no voy a extenderme en su descripción. Un cierre de oro. Excelente.

Aunque el pan que elabora el restaurante es muy bueno, esta vez aunque parezca increíble no lo comimos, las salsas las consumimos a la cuchara, no nos lo propusieron y pienso que tuvieron razón porque hubiese sido casi imposible terminar el menú.

De postres nos sirvieron:

"Recuit" y dulce de membrillo con parmesano Muy pero que muy rico.

Flan con natas estaba muy rico, pero nos gustó mas el "Flan con natas, helado de crema de leche, crema de leche y telilla de leche" que tomamos en nuestra última visita.

Acompañamos la cena con una botella de agua de 1L, agua filtrada de su propiedad y gratuita y una botella de un excelente vino blanco crianza Clos des Fites DOQ Priorat 2007Celler La Perla del Priorat, Mas dels Frares, cepajes Pedro Ximenez (70%) y Garnatxa blanca (30%), fermentado en barricas nuevas de roble francés y envejecido durante 4 meses en barricas de roble francés con bastoneo diario. Me acordé de alguien que se reconocerá al leerme, porque estoy seguro que como a mi le hubiese encantado.

Finalizamos la comida, tras cuatro horas de placer, con dos buenos cafés y unos deliciosos Petits fours : Carquinyolis con unos vasitos de una espuma de algo muy bueno, que me perdonareis pero no recuerdo que era, con un fondo de calabaza

La cuenta ascendió a 135 €/persona. Excelente RCP. Como cuando acabamos de comer, el Chef Oriol Rovira aun estaba muy liado en la cocina, y como queríamos hablar con él tranquilamente para felicitarle por ese magnifico menú de trufa que nos había preparado, preferimos hacerlo el domingo por la mañana tras haber degustado un completo desayuno "pagès". Mantuvimos una interesante y amena conversación sobre las trufas, los productos de temporada, etc, etc... y le transmitimos igualmente nuestras sensaciones de la comida del día anterior. Oriol Rovira, es como ya dije en mi anterior comentario un hombre sencillo, muy afable y de una gran humanidad, una de esas personas a las que te gustaría tener como amigo. En fin, no hace falta que os lo diga, ya podéis imaginaros que volveremos, esta vez seguramente en septiembre, para degustar sus famosos tomates.

  • Alubias guisadas con espinacas, butifarra del perol, col, tripa de bacalao y trufa melanosporum

  • Sopas escaldadas de tomillo y trufa melanosporum

  • Ensalada de col, perdiz escabechada y trufa melanosporum

  • Sobrasada con panal de miel y pan con tomate

  • Royale de Trufa melanosporum

  • Tostada con trufa melanosporum

... / ...
Tras tomar el magnifico y copioso desayuno, que nos preparó el Chef Oriol Rovira, a base de diferentes productos naturales dulces y salados, que nos permitió mantenernos en plena forma hasta la hora de la cena, nos dirigimos nuevamente a la piscina, para afrontar con calma la temperatura canicular exterior y esperar tranquilamente la hora que habíamos concertado para visitar la finca con Anna Gorchs, responsable del hotel y esposa de Oriol Rovira.

A las 18h30, comenzamos la interesante visita de la finca Cal Rovira, primeramente visitamos Casa Malla, la Masia familiar, donde todo empezó y desde alli fuimos recorriendo los diferentes lugares de la propiedad.
Ese día precisamente era día de matanza del cerdo y vimos en plena acción a Jordi Rovira, hermano del chef y responsable del Obrador, con quien mantuvimos una agradable conversación al mismo tiempo que nos enseñaba las instalaciones. El obrador estaba en plena ebullición con todos sus colaboradores despiezando y preparando para la venta y consumo los 26 cerdos que se habían sacrificado ese día. En el obrador a parte de las partes frescas del cerdo, hacen y también venden diferentes tipos de embutidos (butifarras diversas, bulls de todo tipo, catalanas, fuets, lomo, longaniza, jamón cocido, jamón, salchichas, sobrasada, chorizo, cabeza de lomo ahumado... ) Por cierto su charcuteria, que probamos en los desayunos, es excelente.
Visitamos las diferentes e importantes granjas de cerdos(mezcla genética de razas duroc e ibérico), vimos pastando en plena libertad a sus vacas, de raza bruna de los pirineos, a los terneros... vimos a las pulardas picotear al aire libre, a las gallinas ponedoras... etc...etc. Visitamos los enormes campos de cultivo de tomates de diferentes clases, de patatas, de pimientos, etc, etc. Los únicos animales de los que no disponen en su explotación ganadera son corderos, cabras y conejos que les son suministrados por otras Masias cercanas. Fue una visita guiada muy interesante que nos permitió comprender el significado del concepto "cerrando circulos"

De vuelta al hotel, a las 20h30 precisas, nos dirigimos al comedor donde nos estaba esperando Carolina, la nueva jefa de sala, para instalarnos en nuestra mesa y degustar el menú degustación La Terra, compuesto de 3 aperitivos, siete platos y 2 postres. Si no me equivoco, 4 de entre ellos eran nuevas creaciones .

Las fotos pueden verse en el 1er comentario:

Comenzamos con los aperitivos :

Pan con tomate liquido y longaniza Omnipresente en Els Casals, como detalle de bienvenida. Tan bueno como el día anterior

Carpaccio de Cigalas Ex-tra-or-di-na--rio, podía haber sido perfectamente un plato principal. Preámbulo del que iba a ser un excelente festín.

Sobrasada con panal de miel y pan con tomate Un clásico de Els Casals. Es un aperitivo para compartir. Para degustarlo, la sobrasada, caliente, se extiende sobre el pan y encima se colocan pequeñas lascas del panal de miel. Muy bueno. Una curiosa y acertada combinación.

Siguieron 7 platos :

Tartar de tomate con helado de mostaza y cebolla "sorpresa" Muy lograda la mezcla del tomate y el helado de mostaza. Plato muy sápido. La sorpresa era una deliciosa anchoa, que se encontraba escondida bajo la cebolla... Disfrute al 100%

Crema de almendras, con almendras enteras frescas crudas y dados de bonito ahumado Plato fresco y agradable con un sabor algo discreto. Tal vez el plato mas flojo de la cena.

Ravioli de gamba y calabacines del huerto con cítricos Excelente plato, la combinación del calabacín y el delicioso ravioli con los cítricos, le daba mucho carácter gustativo.

Canelón de asado de pularda y trufa de verano Una pasada... uno de esos platos que te enganchan... Muy muy bueno.

Sopa escaldada de pan, tomillo, huevo escalfado, verduras, foie-gras, trufa de verano y bogavante salvaje Un guiño a la sopa de pan... pero vaya guiño. Como podréis ver en las fotos, primeramente se presenta el plato seco, después te vierten agua caliente, y luego lo mezclas todo y al ataque...
Excelentisssimo, copioso y espectacular. Uno de esos platos que no quisieses que se terminasen. De 10.

Arroz de tripa de bacalao, con verduras y rebozuelos En la misma línea. Buenisimo.
Aqui ya empezaban a flaquearnos las fuerzas y nos preguntábamos si ibamas a poder terminar el menú :-)

Solomillo de vaca Rossini Perfectamente cocinado, la mezcla de sabores del foie-gras ligeramente pasado por la sartén con una carne que se deshacía al cortarla, era un placer de dioses. Solo hubiera faltado para que los dioses fuesen del Olimpo, que la carne hubiese estado madurada 5 o 6 semanas (creo que me estoy volviendo demasiado exigente...)

De postres tomamos :

Fresas del bosque Que decir, si no que estaban muy buenas, las fresas como nos gustan.

Flan con natas, helado de crema de leche, crema de leche y telilla de leche Una verdadera delicia. Jamás ni MC ni yo habíamos probado un flan así. El Rolls-Royce de los flanes. Solo nos hubiese faltado una vaca junto a la mesa :-))

Esta vez,para beber, dejamos de lado el xarel-lo y optamos por descubrir un vino de la DO mas próxima del restaurante. Un blanco con una crianza de 6 meses en barrica de acacia Pda 2011 DO Plà de Bagèsde Celler SolerGibert, viñas centenarias 100% Picapoll. Nos gusto mucho: fresco, intenso, con mucha personalidad, muy equilibrado y denso en boca. También tomamos una botella de 1l de agua.
Me había olvidado de mencionar el pan, que elaboran ellos mismos y que se merece una puntuación altísima.
Estábamos tan repletos, que no pudimos ni tomar el café.
Excelente y copioso menú, que es muy aconsejable tomarlo en la comida en lugar de la cena, o al menos así lo haremos nosotros la próxima vez tras esta primera experiencia.

La nota ascendió a 88,75 €/persona. Muy buena RCP. Muy recomendable. A la mañana siguiente, durante el desayuno tuvimos ocasión de transmitirle al chef nuestras sensaciones de la cena y nos dimos cita para degustar en su momento su cocina de las setas, caza y trufas melanosporum...

Tras haber bien desayunado en la Fonda Sala y visitado algunos parajes interesantes, de camino a Sagàs (Berguedà), mientras rememoraba el reportaje que le consagró la cadena de TV germano francesa Arte al chef Oriol Rovira y a Els Casals, llegamos al que seria nuestro nuevo destino durante 2 días, un imponente Mas convertido en hotel-restaurante desde el año 2000.
Completamente aislado de cualquier zona urbanizada (haré un comentario del hotel en la página de Turismo de Verema), Els Casals se yergue como un navío de piedra en medio de un mar de unas 450 Ha de bosques y praderas .

El Chef, Oriol Rovira, al frente de los fogones, ostenta una estrella michelin y dos soles repsol.
Su cocina es de terruño, innovadora, de producto fresco de temporada, la mayoría de productos proceden de la finca familiar (explotaciones agrícolas y ganaderas)y los que no, en la medida de lo posible vienen de masías cercanas. Es el puro Km 0 por excelencia. Aproximadamente, si no recuerdo mal el 87% de los productos utilizados en su cocina son de cosecha propia. En "Fusión" de Madrid lo bautizaron en el 2008, como el Payés del siglo XXI. Solo hay, al parecer 2 otros restaurantes de esta categoría, que sean prácticamente auto-suficientes, uno está en los U.S.A. y el otro en Italia.

El restaurante está vinculado a la explotación agrícola y ganadera familiar, Cal Rovira, y trabajan juntos para hacer realidad su filosofía de "cerrar círculos".
Intentaré resumir con un pequeño extracto de frases suyas la base de su filosofía : " el circulo empieza en la tierra y termina en el plato, la cocina está integrada en el paisaje, la tierra es la base para el huerto, que sirve para proveer la cocina de Els Casals, y es la fuente de extracción de los cereales y los pastos para alimentar al ganado, entre el que hay gallinas, pulardas, vacas, terneras, cerdos... El círculo también comprende la elaboración de embutidos, con unos procesos fruto de la experiencia de generaciones que buscan mantener unos sabores auténticos y tradicionales."
Al frente del proyecto está el chef Oriol Rovira, pero según sus palabras : "la iniciativa no habría seguido adelante ni se entendería sin el impulso y la implicación de toda la familia Rovira "(la madre, sus 4 hermanos/a y las respectivas esposas o esposos).

Tras tomar posesión de nuestra bonita habitación con vistas y dar unos paseos por la finca, pasemos prácticamente todo el resto del mediodía metidos en la piscina, pues hacia una calor canicular, esperando las 20h30 para ir a cenar al restaurante.

Me he olvidado de precisar que hay dos restaurantes, uno reservado a los clientes del hotel, en el que se ofrece media pensión o pensión completa, y el otro, el gastronomico, abierto a todo el mundo. Ambos son muy acogedores.

El restaurante gastronomico, decorado con muchísimo gusto, mezcla el clasicismo de sus ciclópeos muros de piedra con un diseño innovador, resaltando entre otras cosas los magníficos techos de madera "desing". Las 12 o 14 mesas del restaurante, son muy grandes, están muy bien vestidas, muy bien separadas las unas de las otras, con manteles largos de lino y servilletas de la misma calidad, vajilla y cubiertos a la altura del establecimiento, y buenas copas Riedel.

Nuestra primera experiencia, aun no lo sabíamos, iba a estar un poco llena de sorpresas

Una vez instalados en la mesa que escogimos, supimos que esa noche del domingo, el Chef Oriol Rovira iba a cocinar exclusivamente para nosotros, únicos clientes del hotel (solo por esa noche) y únicos clientes del restaurante (aunque después ya cuando nos retirábamos se agregó otra pareja que llego de improviso). Que privilegio !!!

Esa noche habíamos decidido cenar a la carta... pues íbamos a tomar el menú gastronomico al día siguiente y nuestra primera sorpresa fue, que la carta estaba en mínimos..., pues precisamente ese día hacían el cambio en la carta de los productos de temporada... Nuestra segunda sorpresa fue que el sumiller y jefe de sala había abandonado el barco justo ese día. Las dos situaciones se arreglaron gracias al saber hacer del Chef en la cocina y a la simpatía y buena voluntad de la recién nombrada jefa de sala y sumiller por interim, Carolina.

Tomamos los siguientes platos, Las fotos pueden verse en el 1er comentario:

Como aperitivo, ofrecido por el chef, nos trajeron :

Pan con tomate liquido y longaniza Un clásico de la casa, que se sirve en todas las ocasiones. Muy logrado con un sabor bien marcado.
Terrina de jabalí con almendras crudas y sus tostas Muy bueno

Como entrante, compartimos, emplatado separadamente :

Ensalada de alcachofas en diferentes cocciones con cabeza de lomo ahumado y trufas de verano Puro producto de gran calidad, muy muy bueno.

Seguimos con :

Pichón de la familia Tatjé asado con cebolla de Figueres, yogurt con cereales y remolacha MC lo encontró excelente, y yo también, pues vista la cantidad que le sirvieron, enseguida me ofrecí voluntario para ayudarle a terminar el plato.
Buenísimo, aunque el yogurt con cereales dejo un poco perpleja a MC... pero se lo comió.

Papada de cerdo, cigalitas de Tarragona, puré de patata y trufa de verano Muy buen mar y montaña. Disfruté...

De postre tomamos :

Una Paula (limón, chocolate blanco y guindilla) Muy bueno

Un Guifré (Chocolate caliente, menta y Campari) Excelente

Para beber también escogimos un xarel-lo,(no se si nota pero estoy en mi periodo de xarel-los ;-)) ) esta vez se trató de un Roent 2013 DO Penedès de Bodegas Gramona, cepajes 100% xarel-lo de cultura ecológica, sin crianza. Fresco, y bien estructurado con un buen punto de acidez. Me pareció bueno pero preferí, sin lugar a dudas, el Principia Mathematica degustado la noche anterior . También tomamos 1 Botella de agua Pirineos de 1 l.

Finalizamos con dos buenos cafés, con "mignardises".

La nota ascendió a 62,50 €/persona. Buena RCP. Disfrutamos mucho. Muy recomendable.

Al acabar la cena el chef Oriol Rovira, nos invitó a la cocina, donde primeramente nos pidió mil disculpas por no haber podido proponernos esa noche la carta en todo su esplendor y mantuvimos una amena y agradable conversación sobre su manera de entender la gastronomia. Es un hombre sencillo, muy afable y de una gran humanidad, una de esas personas a las que te gustaría tener como amigo. Nos invitó a visitar la finca al dia siguiente, para que pudiésemos descubrir como cierran círculos,y dándonos la buena noticia que en la próxima cena la nueva carta de temporada estaría al completo y que iba a prepararnos un excelente menú sorpresa.

Me permito pues relataros en el próximo comentario, el menú degustación que nos preparó el Chef.

Nueva visita despues de tres años a este magnifico estrellado.
No pasa el tiempo para ellos, dedicación al máximo, buen producto y trato excelente.
Tienen actualmente dos menús degustación de 8 y 12 platos a parte de la carta.
Nos decantamos por el menú La Terra de12 platos

Pan con tomate liquido ( el pan con tomate dentro de un vasito largo y enzima una rodaja de salsichon casero)
Coca de Rossinyols con mantequilla de Trufa ( Las setas crudas excelentes)
Sobrasada casera con miel y pan con tomate (genial combinación )
Ensalada de col con pollo escabechado ( El escabechado muy bueno)
Canelón de Calamar con alcachofa ( Una fina lamina de calamar envuelve el corazón de la alcachofa, muy bueno)
Ensalada de sardina ahumada, membrillo, escarola, apio y jamón (buena)
Arroz con Rossinyols (en su punto, perfecto)
Canelón de Pularda ( el gusto de la carne es sensacional)
Rabo de Toro (buen sabor, poca cantidad)
Entrecot de Vaca con Rossinyols ( Buen sabor de la carne, en su punto)
Melocotón casero con helado de coco ( un sencillo postre, pero el melocotón excelente)
Flan casero ( ( bueno bueno, con la telilla de leche)
Pan casero, muy bueno
Para beber:
Vino negro Acusp 2012 Castell d'Enclús, uva Pinot Noir, Costers de Segre. Excelente
A parte, tambien nos ofrecieron probar dos copas de vino "La Solana" de uva Listan Negro, del valle de la Orotava en Tenerife ( Diferente, me gusto mucho, ni sabia yo de esta variedad de uva)
Cafés y petits fours

En fin, una magnifica comida en un entorno muy cuidado y rural.
Para repetir muchas mas veces.

Es un restaurante de los más equilibrados que he visitado.

El entorno, aún teniendo en cuenta que el mes de agosto a las 2 de la tarde no es ni de lejos el mejor momento para apreciarlo, es tranquilo y bonito y la arquitectura tiene bonitos detalles como las grandes puertas de hierro de la entrada. En cuanto a la decoración interior, el acondicionamiento y la comodidad del local destacaría que los colores neutros de los tejidos y paredes son muy agradables y están en muy buen estado. Los adornos son discretos y elegantes y me han gustado tanto los detalles de las telas increíblemente finas que cubren las lámparas como la calidad de los manteles y servilletas de hilo. Es cierto que las sillas no invitan a permanecer sentado más tiempo que el estrictamente necesario para comer, pero prefiero un asiento de madera limpio antes que cualquier tela, cojín o tapizado por el que pasan cientos de personas y que evidentemente es imposible mantener impoluto. Por supuesto existirán opciones más cómodas pero es curioso que no me he percatado de la silla hasta que he terminado de comer. Los aseos están muy acordes con el resto, con elementos decorativos de sumo gusto.

Y en cuanto a la comida, yo esperaba productos de calidad, buena ejecución, equilibrio en la combinación de ingredientes y degustar algún sabor sorprendente y nuevo que estimulase mis papilas gustativas y las sacara de la monotonía, o sea un poco de atrevimiento. Es lo que espero siempre de un buen restaurante y lo ha cumplido a la perfección.

La elección que hemos hecho ha sido el Petit Menú pero existían en la carta suficientes platos apetecibles con predominio de carnes en el apartado de segundos. Y en vez de enumerar los platos prefiero describir mis sensaciones sobre lo que he degustado.

Han habido dos platos clásicos que los han bordado. Uno es el arroz de rossinyols que es un plato que dentro del menú degustación, aparece en el momento justo y en cantidad justa. Me ha parecido también justo de cocción, de salazón, de contraste entre la textura crujiente de los rossinyols y la textura tierna y jugosa de la tripa de bacalao. La presentación la hacen con muy buen gusto y el arroz estaba meloso y suelto y lo fundamental, increíblemente bueno. Un plato para el recuerdo.

Y la otra preparación para el recuerdo ha sido un pâté de campaña con tiras de pan tostado en el que el aroma de las hierbas que han elegido para servirlo junto con la combinación de los productos que han utilizado para elaborar el pâté dan un resultado suave y exquisito.

Los platos más difíciles de elaborar, que siempre son los segundos, han estado a la altura, con buenas cocciones, buenas presentaciones y buen sabor: Filetes de panagalls con mejillones y salsa de naranja y azafrán, y garrinet rústido con puré de patata, queso y ciruela al Armagnac. De ellos lo más destacable es lo armoniosa que queda la combinación de la piel crujiente y el sabor contundente del garrinet con la suavidad del puré de patata y la crema de queso.

Y el punto de atrevimiento cuando mas se agradece, en los postres. Nube de te negro con frutas y helado de Hierba Luisa y mousse de café con leche de coco y Canelé. El primero es, sin duda un postre atrevido y de una estética atractiva, un postre nada empalagoso porque combina acidez y dulzor y en el que, para mí el protagonismo se lo lleva el sabor del helado de hierba Luisa, que es exquisito. Y el otro postre también tiene su punto de atrevimiento porque la Canelé es una preparación dulce por dentro pero bastante dorada por fuera lo que le da un punto de amargor. Por lo tanto los dos postres se alejan de la típica forma de finalizar una comida, de forma dulce y generalmente bastante empalagosa, cosa que es de agradecer.

El servicio ha sido atento, agradable y espontáneo y han dado muestras tanto de sentirse a gusto con lo que hacían, como también de una rápida capacidad de improvisación porque nos han ofrecido un cambio en el menú al observar nuestro interés por uno de los productos estrella de su huerta. Nos han servido una bandeja con 8 muestras de distintos tipos de tomates, exquisitamente servidos y aliñados. Ha sido un entrante con el que hemos disfrutado mucho, ejemplo de plato sencillo y muy rico. Y el ritmo del servicio ha sido el ideal.

Y como error, desde mi punto de vista, ha sido servir sólo un trozo de pâté en una sola bandeja. Si todos los platos los han servido individualmente para cada uno de los comensales, no tiene sentido ni se disfruta igual de bien, compartir un único trozo entre dos, resulta inapropiado y escaso. Y también me parece que si las quenelles de los helados van disminuyendo claramente de tamaño, se sirvieran dos mini quenelles en lugar de una. Espero que tomen nota.

En resumen, vale la pena reservar y comer allí.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar