Restaurante Osmosis en Barcelona

Restaurante Osmosis

Datos de Osmosis
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
7.5 10
SERVICIO DEL VINO:
7.3 10
COMIDA:
8.0 10
ENTORNO:
7.2 10
Calidad-precio:
7.3 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Eixample
Dirección: C/ Aribau, 100
Código postal: 08036
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: No
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo

Teléfono


Opiniones de Osmosis
OPINIONES
19

La primera es la del menu desgutacion.
Crema de morro de cerdo con gambas. Excelente
Acelgas con foie y especies, correcto
Merluza con suquet de oregano fresco y anis, muy bueno
Solomillo de cerdo iberico con alcachofas, pipas y vino rancio, bien
Piña con manzanilla y datiles, sin valorar.
Este es el menu desgustacion por 25 Euros
Pan excelente de 10, por 2,52 euos
Copa de vino, Costers del segre, 5 euros
1/2 agua 3 euros
Cafe 2 euros.
la calidad de la comida excelente sin duda todos los ingredientes de gran calidad y muy buena presentacion. Servicio atento y correcto

La segunda es las cantidades que salvo el primero, la crema, los demas sobre todo el foie y el solomillo, escasillos.

Mencion aparte el postre, no lo valoro por lo escaso, apenas un dado de piña con un mini helado y medio datil, entraba todo en una cuchara sopera.

Quizas no este acostumbrado a los menus degustacion, pero me quede con una sensacion rara, buena comida pero escasa y algo cara.

Después de leer comentarios anteriores, me decidí a probar. Jueves noche, sin reserva, sin problemas (a pesar de ser la semana de la locura del móvil en Barcelona).

Osmosis ofrece sólo su menú degustación que varían semanalmente, pudiendo hacer alguna sustitución de plato.

Tomamos para entretenernos unas aceitunas de calamata, unas patatas fritas y un aceite de arbequina con sal de tres tipos. Nos tomamos un dry martini (mal hecho, exceso de vermouth).

El menú:

Foie micuit con manzana a la vainilla y reducción de balsámico. (algo insulso el foie), maridado con un riesling, al igual que JordiF y al igual que él tampoco recuerdo cual, sólo el año: 2001

Crema de patata gallega con tupinambur (rica y sabrosa)

Coca dulce de verduritas con atún y manchego viejo (bien)

Rape (creo que era el mismo -bueno, más bien igual- descrito por JordiF)

Cordero confitado (que yo sustituí por un solomillo, bien)

De beber una botella de Thalarn 2008

De postre, mmmmm, no me acuerdo (mala señal)

Cafe, muy bien

Servicio atento y agradable.

El precio es con bebidas incluidas.

Convencido por las buenas críticas en Verema, aprovechamos la ocasión para vivirlo en primera persona. Cena para 5 en una especie de reservado.

El menú consistió en:
- Aperitivo de chips, pan con aceite y las mecionadas sales Maldon, australiana rosa y negra de Hawaii. Muy original y curioso, si bien el pan muy flojo para mi gusto. Exceso de corteza.
- Foie Micuit con manzana a la vainilla. Muy muy bueno. Regado con un Riesling (no recuerdo cuál, del 2001), por recomendación de la casa.
- Crema de zanahoria rustida con vieira ahumada. Bien, la salsa/crema estaba de vicio, excelente.
- Judías verdes con coco, curri y jamón. Para algunos nos cambiaron las judías por atún y lubina. Bastante bien.
- Rape con sésamo y acelgas. Bien, no recuerdo nada especial, ni bueno ni malo.
- Escabeche de ciervo con xalotes y shitake. Muy sabroso y tierno.

De postres:
- Textura de manzanas. Consistía en helado, fruta y algo más, todo de manzana. Bueno.
- Tres chocolates. Breve y buenísimo, especialmente la "bomba".

En el apartado del vino, después del Riesling, seguimos con un Pétalos de Bierzo (€25) y un Clio (€42). En general creo que los precios del vino eran más o menos ajustados, con diferencias de margen notables según que referencias, pero con alguna perla rcp, como el Clio. Copas Riedel.

El servicio muy bien, amables y atentos, nos atendieron varias personas, aunque al estar un poco escondidos a veces parecía que se olvidaban de nosotros, como al pedir la cuenta, que la solicitamos hasta tres veces. El servicio de platos bien, alguna vez un pelo demasiado de tiempo entre platos (al final), aunque no fue hasta el final de la cena que nos cercioramos que se alargó un poco (de 21:45h a 00:45h).

El precio final incluye el servicio de pan y "entretenimientos" (€2,6), cinco cervezas y un par de aguas. Sin cafés.

Nos gustó mucho y pagamos a gusto. Repetiremos.

Visitamos este restaurante alentados por las críticas de Obiwan, Javi y un indio que anda por Girona. Como no podía ser de otra manera, no nos equivocamos eligiendo mentores...

El buen hacer se percibe cuando llevamos no más de 2 minutos; local lleno y el jefe de sala nos comenta que sólo le queda la mesa de la puerta pero que si esperamos con un GT nos consigue otra más cómoda. Había más hambre que sed por lo que nos quedamos en la mesa que tengo que decir que pese a estar a la entrada se estaba fenomenal.

Trabajan con un menú cerrado, así que empezamos con unas copitas de cava y comienza el espectáculo. La cocina basada en un buen producto, con algún guiño de creatividad sorprendente y unas raíces muy claras. Cocina propia pero con sabor. Qué gustazo!

La carta de vinos extensa, coperío perfecto y el servicio con envinado de copas y copeando siempre que pueden. Nos fueron maridando algunos platos con pequeñas joyas que tienen a buen recaudo

El personal muy atento y cercano hicieron que nos sintiésemos como en casa desde el principio hasta el final.

Fantástica conversación y puesta en común de detalles hosteleros. Acabamos con sendos Gin Tonics.

Saben lo que hacen y lo hacen bien, muy bien. Entramos estresados y con hambre; salimos relajados, contentos y con la sensación de haber estado en casa de unos amigos (que además cocinan bien, jeje).

Muy recomendable. El precio es sin bebida.

Siguiendo el consejo de un forero asíduo por estos lares nos decidimos a venir a este restaurante por la comida d'ex-pradencs que organizamos cada 2 años por estas fechas. El menú es el mismo que comenta Jerónimo aquí abajo o sea que no hace falta detallarlo. Todo estaba muy bueno. Si me pidieran cual plato fue el que más me gustó me costaría decidirme pero seguramente la crema de calabaza, realmente deliciosa. El servicio muy atento en todo momento a pesar de que estábamos en un reservado. Las recomendaciones de vinos muy correctas. Nos encantó un vino sorprendente, el Quod Superius 2006, una bomba frutal deliciosa. Yo hasta ahora no conocía mucho la DO Utiel-Requena pero por lo que veo se están haciendo las cosas muy bien. Buenas copas (Riedel) y buen servicio del vino. Tomamos un Agustí Torelló Mata brut reserva para hacer tiempo, un blanco DO Costers del Segre que ahora no recuerdo y el Quod Superius. El menú sin vinos cuesta 25 €, de hecho no tienen carta ya que su filosofía es de cocina de mercado y por tanto, según el producto elaboran el menú. De todas formas siempre puedes ampliar el menú si lo deseas, tal y como nos ofrecieron. Si hay algún pero, quizás para mi las raciones son un pelín justas pero bueno, como ya he indicado alguna vez, tengo buen saque. El resto de comensales me consta que salieron más que satisfechos. En fin, un lugar para tener en cuenta en Barcelona.

Siguiendo las siempre acertadas indicaciones del amigo Francesc, ayer decidimos probar el restaurante Osmosis, pero con mi habitual despiste no nos acordamos de reservar.
Restaurante lleno hasta la bandera, el propietario amabilísimo intentando buscarnos una mesa pero ni cancelaciones ni nada, por la hora esperar el segundo turnos muy complicado.
Cuando ya nos preparábamos para salir oímos que unos señores se dirigían al propietario diciéndole, “si estos Gironins quieren, se pueden sentar en nuestra mesa”, naturalmente aceptamos encantados con lo cual disfrutamos doblemente del restaurante y de la compañía.
Agradecer la amabilidad del Dr. Antonio Jordi Macip y de su encantadora esposa Josefina, (clientes habituales de Osmosis), su amabilidad, su asesoramiento sobre los platos y el buen rato que nos hicieron pasar, reiterarles nuestra invitación para la primera ocasión que vengan por Girona.
Entrando en lo que nos ocupa en este foro, poco que añadir a los comentarios anteriores, curiosamente después de mi visita he visto que los tres comentarios son de tres buenos amigos Javier, Esteban y Francesc.
Pedimos el menú de mediodía, pero siguiendo las indicaciones del Dr. Macip añadimos un primero consistente en,
Foie mi-cuit amb poma, 7’50 € c/u. muy….. pero que muy, rico, regado con un par de copas de riesling, 4’54 € c/u
Seguimos con el Menú del mediodía 25€, compuesto de
Crema de Calabaza con pistacho y jamón.
Cus-cus de fruta escarchada con pulpo
Dorada de Playa con berberechos y suquet de azafran
Ternera con foie trufa y pera
Y de postre frutos rojos
Para acompañar una botella de Recaredo Brut de Bruts, 38,36 €
Agradecer a Frederic y a Ignasi y resto de personal su amabilidad.
Sin duda nos verán a menudo por allí.

La entrada engaña. Detrás de una pequeña puerta se enconde este gran restaurante. Decoración ecléctica. Buena iluminación. Mesas y sillas confortables. Vajilla, cristalería, mantelería de buena calidad. Servicio cercano y simpático. Dispone de zona para fumadores.

La degustación:
- Patatas fritas y aceitunas de kalamata para ir matando el hambre - Bien.
- Tres tipos de aceite -uno de hojiblanca y picual de Castellar (Jaén), otro de arbequina de D.O. Siurana y un tercero que no recuerdo- con pan y tres tipos de sal -maldon, de río australiana y volcánica - Para mojar pan, que también estaba muy bueno.
- Foie con vainilla - Se supone que lo sirven sólo por la noche, pero nos lo han ofrecido... y, ¡cómo no!, hemos aceptado. No he logrado encontrar la vainilla. Buen foie, aunque algo frío.
- Porra malagueña (especie de gazpacho) con boquerones y jamón - Muy buena combinación. Creo que la añadiré al recetario de casa ;-)
- Ensalada de roast-beef de pato con cremoso de gorgónzola - Muy bien el conjunto. Suave y sabroso.
- Morro de bacalao con alubias y salteado de chipirones con butifarra - El salteado de chipirones con butifarra he tenido que buscarlo. Buen bacalao y muy bien el conjunto.
- Pluma ibérica crujiente con higos y aguardiente - Lo que más me ha gustado. Muy sabroso y buena combinación.
- Helado de sandía, sorbete de lima, gelatina de vodka y trozos de merengue - Muy logrado el helado y refrescante la combinación, aunque la gelatina de vodka la he deducido, porque sabor no le he encontrado.

Todos los platos con buena presentación y cantidad correcta para una degustación, y, cosa muy rara en este tipo de menús, cambiando el cubierto con cada plato. Nos han puesto más pan sin pedírselo (nos han visto la cara de vicio...) y sin cobrarlo.

Un vermut Izaguirre Reserva para empezar (5 euros). He pedido la carta de vinos (completita y a precios bastante comedidos) para curiosear un poco, ya que nos han servido 2 copas (muy generosas) de Jarabe de Almázcara Majara 2007 (4,50€/ud.) sin más opción para elegir. No puedo quejarme. Me ha encantado el vino. Para acabar, una copita de Moscatel Ochoa 2007 (5,-€).

3 aguas de 0,5 l. (2,25€/ud.), un café (2,-€) y un cortado (2,15€) han completado el almuerzo.

Absolutamente recomendable, con una RCP fantástica. Seguro que vuelvo.

  • Foie con vainilla

    Foie con vainilla

  • Planta altillo

    Planta altillo

Fui a Osmosis al medio día, intentando encontrar un local de buena comida a precios razonables y me topé con Osmosis. Había oído hablar de él, así que entramos mi mujer y yo y pedimos el menú ejecutivo de medio día, compuesto por un entrante, un primero, un pescado, una carne y postre.

La verdad es que mereció la pena. La materia prima era buena y los platos resultaban bastante interesantes todos ellos, sobre todo por el precio. Eso sí, algo escasos, aunque no quedamos, ni mucho menos con hambre!.

Probé el Furvus, y tienen una carta bastante interesante.

Repetiré, seguro.

Velada excepcional en compañia de amigos. Restaurante bien ubicado y acondicionado donde Nacho y Frederic hacen que te sientas como en casa. Personal jóven con ambición y las ideas muy claras. Decoración, iluminación y música de fondo en consonancia. Notable vajilla, cuberteria y manteleria. Cristaleria Spiegelau. En referencia a la cena nos pusimos en sus manos y quedamos entusiasmados. Excelente materia prima, productos frescos de primera categoria. Perfecta la cocción, textura, elaboración y presentación de cada uno de los platos. Cena maridada con (2) tintos, Numanthia (Toro) y Dehesa de los Canónigos (RD).

Aperitivos

Sopita refrescante de melón menta y gengibre
Espuma de guisantes y cigala
Tartar de salmón, pera y anís
Foie mi-cuit manzana a la vainilla y reducción de balsámico

Entrante

Crema de remolacha con albahaca, berberechos y parmesano

Pescado

Lubina con naranja, aguacate y sobrasada

Carne

Cordero rustido con setas al cacao

Postre

Sopa de lychies con sorbete de marialuisa y amareto
Baba rum con café y cacao
Explosión de chocolate

Licores

Botellita de Lagavulin 16 años entre pecho y espalda.

El mencionado menú degustación 60 € x pax. Disponen entre semana a mediodia de un menú ejecutivo por 21 €.

Una experiencia como hacia tiempo que no saboreaba. Todos los platos espectaculares, resaltando en especial el de carne, creo que la mejor que he probado hasta la fecha. Tertulia hasta muy entrada la madrugada. Estoy enormemente agradecido por el trato que nos dispensaron. Intentaré en la medida de mis posibilidades hacer visitas periódicas a este gran descubrimiento.

Un abrazo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar