Restaurante El Chaflán

28
Datos de El Chaflán
Precio Medio:
73 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
6.9 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
4.4 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Chamartín
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche

Teléfono


28 Opiniones de El Chaflán

Sitio correcto, a mi me ha parecido bien casi todo

Que decepción. Después de volver tras años de no haberlo visitado, hemos encontrado un local agradable pero, ¡un servicio pésimo¡ nada que ver con el chaflán de aquellas épocas. Es increible que no sepan servir.... pero que han hecho de aquellos camareros tan agradables de hace años, ahora son todos ecuatorianos (con todo mi respeto) que hasta el uniforme lo llevan sucio. SOlammente un ejemplo. Pedimos un vino en concreto, la camarera nos trae la carta de más de 500 referencias, nos dice (sic)"búsquelo y si no está es que no lo tenemos". Pensar que la guia roja se fijo en este sitio.
Comimos pulpo con espuma de maracuya: gracioso. Cochinillo: como plástico y corvina: lamentablemente fria y dura. No siquiera bebimos vino.
Y para colmo, como si de un VIPS se tratara, nos dan unas invitaciones para ir a comer por 25 euros como promoción.
En fin, ¡qué lástima'

Restaurante que ha sufrido varios cambios, pasando de ser un restaurante de primer nivel con 1*Michelín, a un complejo multifuncional.es normal que se hagan cambios en una situación complicada y la guía roja no lo ha entendido así.por nuestra parte la visita fue correcta, una linea regular sin notables ni suspensos.jamón de muy buen corte y ración, tartar de atun aceptable y arroz algo pasado de punto.nuy Bueno el costillar de kobe y la corvina.amplio surtido de quesos y buena presentación,a pesar de no ser un buen momento salimos bastante satisfechos

Gran decepción. Tengo que empezar así porque hacía tiempo que no iba por allí y volví siguiendo la recomendación de unos amigos sobre el menú degustación con bebidas que han puesto. Por desgracia, el buen recuerdo que tenía, se ha esfumado.
El local y atrezzo es agradable y de calidad. Un detalle que no me gustó es que en otra mesa estaba una pareja joven de norteamericanos y él iba vestido con pantalón cortó, camiseta de baloncesto y zapatillas de deporte. Creo que hay que mirar por la estética para hacer que el entorno sea armónico con lo que pretendes vender.
Pedimos menú con bebida para dos (75€+IVA sin café).
- Steak tartar: miniración escasísima de uno de los mejores (o mejor) plato de la degustación
- Pulpo en ceviche con espuma de maracuya: los sabores buenos, la mezcla no muy agraciada.
- Chipirón con parmentier a la brasa: ración de risa, casi frío y de sabor muy impreciso
- Viera con algo (no recuerdo, lo siento): la viera en su punto, pero el resto no acompañaba.

- Pescado: corvina a la roteña. Correcta sin más, demasiado templada
- Carne: jarrete de cordero con puré de membrillo. De nuevo la ración una tomadura de pelo, la carne tenía en una de las dos minipiezas un sabor a cámara frigorífica terrible.

El postre tampoco lo recuerdo pero si los petit fuors que estaban buenos.

De la degustación de vinos: cava rosado, vino blanco de Alsacia, un Ribeiro y un tinto D.O Madrid, sólo se salvó el tinto. Luego un Pedro Ximenez sin sorpresas por ser archiconocido.

Sinceramente por cerca de 190€ dos personas, salimos profundamente decepcionaos del bajo perfil que tuvo tanto la comida como la bebida.
No lo recomendaré mientras de signos de volver a lo que fué. Juan Pablo, deja de ir a Canal Cocina y ponte la pilas

Hacia mucho tiempo que no visitaba este restaurante, y dadas las criticas anteriores ibamos con cierta aprension, pero... la cocina de Juan Pablo un 10. Excelentes puntos de coccion e interesantes mezclas de texturas y sabores, eso si respetando en esencia la materia prima fundamental de los platos. servicio del vino bastante bueno pero mejorable, magnifica carta de vinos y servicio, unico punto debil, inexperto, pero sin exagerar, digamos que tambien correcto aunque como todo es mejorable. Bonita decoracion y amplia separacion entre mesas que se agradece. Muy bueno el menu degustacion con maridaje, aunque como he dicho antes todo es mejorable.

dispone de zona de fumadores.

Naturalmente es mi impresión: si usted es una persona amante de disfrutar una buena mesa, tiene muchas posibilidades, pero muchas, de que esa ambición no se cumpla visitando esa casa; bien es cierto que la originalidad y sabor de los platos ocupan un lugar destacado en una mesa, como asimismo debería serlo el servicio; pero AMIGO, el servicio es cero sobre cero y aparentemente con poco espiritu de superación; no es de recibo que en un lugar en donde el precio medio de cada plato supera los 40 euros, el servicio esté compuesto de 5 ó 6 personas jovencisimas, de diversas nacionalidades, con escaso entendimiento de nuestra lengua y bajo la supervisión de un maitre que no ya tan joven, pero que el díeron esa materia en su colegio, debió de faltar a clase.
El lugar es muy acogedor....sencillo, pero muy acogedor.
En tanto que el gestor del negocio sea consciente de que lo que ofrece debe estar en consonacia con lo minimo que se puede demandar, os recomiendo visiteis cualquier otro lugar, en el que por la mitad de precio saldreis más congratulados.

Estuve hace bastante, y ha sido, hasta el momento, la mejor cena que he hecho en Madrid. Todo perfecto, incluido el servicio (eso si, estuve un jueves y seríamos 10 ó 12 mesas). Lo recomiendo sin duda, pero conozco bastante gente que ha ido en fin de semana y han salido decepcionados con el servicio. Cartade vinos amplia. Menú excepcional, combinando productos de primera calida, tecnicas de cocción con puntos perfectos y mezclando perfectamente sabores y texturas. De verdad, la cocina de Juan Pablo es de 10.

Quite a dissapointment. The first impression was good, but Service is terible. We sat in the corner and the waiter kept on bumping us whenever she served(which was not often) our wine. We had to ask for our waterglasses to be filled on more than one ocasion, the food was very good, although I had to send back my stewed ribs, since they were cold... not something I would expect in a retaurent of this level. price-quality value not very good. I would recomentd something like El Broche fo Sergio Arola to this.(same prce range, much better result) I would not say it was bad, but I definately would not go back there.

Hace un mes que he pasado por El Chaflan, era la segunda ocaxión que visitaba este restaurante, supuestamente de lo mejor de Madrid, pero la verdad es que no he salido contento, el trato ha sido lamentable. He contactado con ellos dos veces por telefono para realizar la reserva, en las dos ocasiones les he pedido que quería una mesa al lado de la cristalera de cocina y cuando llegamos al local, nos dan la mesa de esquina derecha, la peor para 4 comensales, ninguna explicación de porque no teníamos la reservada telefonicamente.
En el menú degustación escogimos, a sugerencia de la "supuesta" metre el vino a sugerencia del sumiller, para hacer un maridaje acorde a cada plato, curiosamente cuando le preguntamos que vinos serían, nos contestan que los que escoja el sumillier, INCREIBLE
Afortunadamente la comida fue exquisita, pero tristemente empañada por el servicio y atención. Como prueba está el que al inicio de servir la mesa, rompieron una botella de agua a nuestro lado y nos pasamos más de media comida recordándoles que recogieran trozos de cristal, ya que podríamos cortarnos o ellos, como adivinarán: NI CASO.
En fin, será la última vez que visite ese restaurante, que pena porque su cocina es de alto nivel, el resto se podría quedar en un simple restaurante

Tenía muchas expectativas creadas sobre este restaurante, uno de los supuestamente mejores de Madrid. La cena fue de cumpleaños de mi mujer y dada la ocasión reservamos en la terraza. El servicio dedujimos que debía de ser en practicas porque menos el maitre, el resto de personal estaba "a por uvas", nos trajeron unos aperitivos (todos secos y salados) y ni nos pregunatron por la bebida y eso que caían unos 34º y eran las 22 h. Menos mal que la gastronomía se fué abriendo paso y dando algo de razón a los que opinan que merece la pena ir aunque sea una vez. Unas cigalas al pil-pil de jamón, un morillo de atún y unas sublimes costillas de buey al vino tinto (solo por eso merece la pena ir) calmaron la primera impresión y zanjó en asunto como una velada muy agradable pese al servicio amable pero claramente inexperto. De todos modos, no está a la altura de un Zalacaín (siempre ha habido clases).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar