Restaurante Torrijos (CERRADO)

63
Datos de Torrijos (CERRADO)
Precio Medio:
64 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.6 10
Comida:
7.4 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 28,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y lunes.

Teléfono


63 Opiniones de Torrijos (CERRADO)

Fuí con mi novia a celebrar mi cumpleaños, movido por las buenas críticas de este restaurante. A nuestra llegada (Viernes noche, 21:30h), estaba vacio, solo un comensal extranjero que hablaba y se reia solo. Primer plato una araña, segundo plato (veiras con huevas de salmon) un gusano ENORME. Nadie de cocina vino a disculparse. Al final con un asco tremendo por no saber que vendria después, 100 euros (sin vino) y ninguna disculpa. Por supuesto no repetiremos, a los que vayan, mucha suerte.

Reserve en Torrijos para mi marido y para mi el día San Jose (19-3-2011) con gran ilusión desde Madrid, ya que nos recomendadon este restaurante. Pedimos, como nos fue recomendado, el menu fallero y un vino de la amplia carta. Los dos primeros platos fueron bien, con un tempo normal, pero( dado que se podía ver la cocina desde nuestra mesa, observamos como un cocinero se ponía violento, empezaba a pelearse con todo el mundo y arrojaba las cosas al fuego y hasta llegó a quemarse al sacudir violentamente una paellera. A los 45 minutos de espera, nuestra camarera nos quito la mesa preparada para nuestro arroz y la maïtre hizo mutis por el foro, ante nuestra pregunta de qué ocurria, y viendo la violencia que había en la cocina, preguntamos por nuestroa arroz y nos dijeron que¨" por un problema en la cocina" no iba a salir, así que pedimos la cuenta y el libro de reclamaciones . No nos dieron el libro ni la cuenta, nos pidieron disculpas y !hala, a la calle sin comer !!!
Se pueden imaginar que bien. Esto no puede volver a ocurrir

En nuestras visitas anteriores al terminar la comida o la cena, salías siempre sorprendido por algunos de los platos elegidos, en esta ocasión tuvimos una cena correcta, con algún buen plato, pero nada fuera de la media, el servicio muy pobre, no supieron recomendarnos los vinos que comentamos con la única persona de la sala, una pena.

La verdad es que no tuve los problemas que otros describen más abajo en la semana de VCO, la atención estupenda, la comida mejor, incluso cambiaron el postre a petición mía. No tuve ningún problema con las sales y no me cobraron por adelantado. No tomé vino sospechando los precios. Lo único que debido a un 'error informático' me cancelaron la reserva y tuve que elegir otro día, pero todo fueron facilidades. Para mi perfecto.

Pues con el título lo digo todo, no sé para que se apuntan a Cuina Oberta, si luego no pueden ofrecer un menú medianamente digno, fuimos cuatro amigos a comer, los entrantes flojos, flojos, lo de la crema de coliflor con venado, fatal, los panes y el aceite normalitos, el lomo de sardina fue lo único que estuvo a la altura, pero lo de los segundos, de libro de reclamaciones, la merluza con ravioli era para haberle hecho una foto y colgarla, vámos, de menú de hospital, y el arroz de alitas de pollo de granja, bastante mejorable.Del servicio del vino indicar simplemente de que nos lo sirvieron caliente.

Agradable y sobria comida propuesta para la Semana de Cuina Oberta, con su habitual buen ensamblaje de texturas, productos y finalizaciones.

Un martini blanco seco, y otro rojo de mi acompañante para comenzar con el menú propuesto por Jose Quintana, consistente en un primer entrante fresco y natural de lomo de sardina/boquerón con escabeche de frambuesa, y un segundo entrante, más elaborado y con excelente resultado, de albóndigas de tuétano en espuma de nap y col.

Como platos principales, mi elección fue la del pescado de lonja del día (hoy era merluza) acompañada de ravioli/polenta de verduras: arriesgada combinación con un resultado no tan claro como deseado. Mi acompañante optó por el arroz de alitas de pollo con setas y alcachofas: delicioso y completo.

Acabamos con una composición de helado de pera y regaliz, y espuma/crema caliente de chocolate en dos texturas.

Todo ello regado con un Do Ferreiro, albariño 100 %, que maridó perfectamente.

En sala estaba Raquel, atenta en todo momento.

También, como Juanmi33, pedí la carta para ver los menús de degustación actuales y me gustaron las propuestas.

La comida fue en el restaurante de Dr. Sumsi y no me vi afectado por la mala atención que Andrade padeció en el Espacio Torrijos. Aun cuando tuve suerte en ello, coincido con otros veremeros en que un restaurante de este calado no puede permitirse una disparidad de servicio como la que relatan. Si hubieran limitado su adscripción a la Semana de VCO a su restaurante de Dr. Sumsi, el resultado final creo que habría sido mucho mejor y la impresión de los comensales hubiera resultado mas homogénea. Espero, pues, que tomen lectura para una futura participación en la Semana de VCO.

Cenamos 4 el viernes por la noche - semana de la cuina oberta. Teniamos mucha ilusion por ir a Torrijos y vale fue la semana de la cuina oberta pero un restaurante con una estrella michelin como el de Torrijos no debe permitirse los errores que cometió.

Llegamos todo correcto, servicio bien y correcto hasta el final. No había nadie para recoger el dinero - estuvo en la mesa más de 10 minutos ni habia nadie para darnos los abrigos.

La comida no fue nada especial. Los aperitivos muy flojos - la crema de coliflor con "algo" en el fondo horible para no decir otra cosa, entrantes regular, la sardina y los panes con sales diferentes y aceite estaban buenos y plato principal cordero asado medio frío. Nos quedamos con hambre y mucha! Por 30 euros no esperas grandes cosas (aunque estoy segura que los mejores restaurantes consiguen dar un buen menu por ese precio) pero la comida dejó mucho que desear y no sorprendió nada.

No creo que volvamos ni para probarlo a precio normal.

Mesa para ocho el sábado a comer, la verdad que estoy aún pensando si me gustó o no… quiero decir que hubo cosas que me gustaron y otras que no. Llegamos a las dos que era la hora de la reserva, entramos en Torrijos y nos envía a Espacio Torrijos. El local, amplio, entrada con vidrieras llenas de todo tipo de licores, me gustó la decoración. Mesa redonda correctamente vestida.
Nos atiende la jefa de sala, muy amable y el camarero también muy amable y profesional, pese a no ser habitual de Torrijos. No puedo decir lo mismo de otros camareros que atendían la sala, a algunos les estaban explicando como se sirve una mesa. Es algo que no puedo entender.
Para comer, menú Valencia Cuina Oberta:
 Olivas maceradas con hierbas aromáticas y unos snack de curry buenos.
 Una especie de caldo de col con foie que personalmente si hubiese estado algo caliente hubiera ganado, al resto de la mesa les gustó.
 Un par de panes artesanos, uno de centeno y el otro de tomate con albahaca, buenos. Acompañado de un excelente aceite de la zona de Viver.
Con los panes y el aceite pedimos sal, nos sirven una selección y a la pregunta de que tipo de sales son, nos contestan: - Ahora viene alguien y te lo explica.
Nos lo explica la jefa de sala… sales de tinta de calamar, de remolacha y tres más. Al rato, nos retiran las sales, las volvemos a pedir, nos las traen y nos las vuelven a quitar. Les pedimos si existe la posibilidad de que nos las dejen ‘en guarda y custodia’ y nos las dejan pero nos dicen que es el único ‘salero’ para toda la sala… tampoco lo entiendo en un sitio así (ni en un bar de polígono).
Para acompañar los entrantes pedimos agua y cervezas Cruzcampo Gran Reserva y alguna clara.
Como vinos, escogimos lo que la Summellier había recomendado un Blanco de Navarra de uva verdejo que no me acuerdo su nombre y un tinto rioja, Bau crianza de 2007. Ambos vinos a 25€, el Bau lo he visto por ahí a menos de 7€, tampoco lo entiendo.
Continúa la comida con:
 Ensalada de sardina en escabeche de frambuesa, buena
 Capuchino de nap i col con albóndigas de tuétano, también bueno.
Como principales se podía escoger entre:
 Arroz de alitas de pollo de corral con alcachofas y setas, muy bueno
 Pescado de la Lonja con polenta y verduras de temporada, también bueno
De postre:
 Espuma templada de chocolate con tartar de pera y regaliz, muy bueno
Cafés.
Eso, una sensación rara, estuvimos a gusto, pero vimos cosas raras para un local como este. La comida nos gustó, pero no nos gustó:
 Que reservemos en Torrijos y nos den de comer en Espacio Torrijos.
 Que se nos cobren los menús en el momento de hacer la reserva, es verdad lo que nos dijo la jefa de sala, que se reserva y luego no se acude y pierden una mesa. Pagamos antes porque reservó una amiga, desde luego si me lo piden a mí yo no lo hubiese pagado. En su defensa decir que una mesa de ocho que tenían reservado no acudió. Pero es algo que a mí no me parece bien.
 Que la factura esté anotada en bolígrafo, lo que pagamos antes, la diferencia… algo que tampoco está muy bien.
 Que los camareros los contraten para Valencia Cuina Oberta y no sepan (algunos) ni lo que nos están sirviendo.
 Que les estén explicando a los camareros delante de los comensales como servir una mesa.
 Que haya un único ‘salero’ para todo el local.
Yo creo que son detalles que un lugar como Torrijos no se debería permitir.

Muy buena entrada al certamen de Cuina Oberta por parte de Torrijos, creo que ha sido todo un acierto por parte de este restaurnate su participacion, pues creo que es na manera fabulosa de probar sus virtudes sin que se rompa el bolsillo.

Al fin y al cabo para esto se creo Cuina Oberta, no ???

Y es que mi opinion de este local era el de un lugar caro y con riesgo de no salir satisfecho....Ahora se que es caro pero, que se come bastante bien.

El local es amplio, moderno, al menos en la sala que estuvimos nosotros, creo que hay otra sala con una decoracion mas clasica, asi como una mesa alta con taburetes dentro de la cocina, donde estuvieron comiendo un grupo de personas, las mesas de nuestra sala grandes y con buena separacion.
El servicio muy bueno, con mucho personal en sala, creo que llege a contar unas 6 personas.
El apartado de los vinos es de gran nivel, con muchas referencias y una bodega muy guapa, pero con el problema de siempre.....unos precios muy elevados !!!!!!
Asi que como es constumbre en mi, cuando veo abuso de precio, como con otro liquido y en este caso aprovechando el patrocinio de Cruzcampo me hice con dos estupendas cervezas, que por otra parte como estaba el precio fijado pues con 2.50€ la cerveza tenia un buen precio, no asi la cerveza sin alcohol que pedimos adicional, la cual se nos cobro a 4 aurelios.....

Bueno el condumio fue el que sigue:

Para empezar unas olivas maceradas con hierbas aromaticas, snaks y caldo de col con foie de setas.

-Una bandeja de panes artesanos para degustar con un espectacular aceite de oliva virgen extra de Castellon, que junto con un surtido de sales volo en un santiamnet.....

-Ensalada de sardina en escabeche de franbuesa, una convinacion citrica, fresca y atrevida, nos gusto.

-Capuchino de nap i col con albondigas de tuetano, sencillamente riquisimo, todo mezclado era de un gran sabor en boca.

Como platos principales pedimos;

-Arroz de alitas de pollo de corral con alcachofas y setas, que no se pasaba de bueno, y es que a un buen cocinero de arrozes como el menda hace falta mucho para que lo sorprendan con este cereal.........(es una vaciala, pero es lo que hay).

-Pescado de lonja con polenta y verduras de temporada, en este caso el pescado era mero y estuvo muy bien elavorado, tambien gusto.

El postre fue una corona de galleta de chocolate con el interior de chocolate derretido y helado de pera y regaliz, riquisimo !!

Todos los platos muy bien presentados, con cantidad mas que suficiente y con un acertado compas uno detras del otro.
Desde luego en este restaurante si hay una diferencia muy notable en la promocion de Cuina Oberta, asi lo atestiguaba la carta de menus con sus precios que colgaba de la entrada del local.

Muy bien por Torrijos.

Un error que un restaurante como este, entre dentro de la semana de Cuina Oberta.O te acoplas al precio dando calidad, o mejor quedate quiero.

Quiero resaltar que cenar por 39 euros en TOrrijos, es un regalo, y que es servicio del personal fue muy bueno. Solo cervezas y agua par beber.
El aperitivo era un snaps de coliflor con un pincho de carne que mejor no decir a que sabía, que si un día mi madre me da esto para comer, creo que hasta me enfado con ella.

El primer entrante no estuvo mal, ensalada de sardina con una fresa y es puma de frambuesa, no es que te llenara mucho la boca con contrastes y sabores, pero se podia comer.

La sorpresa vino con el segundo entrante, albondigas de carne, encima de una montaña de no se que, que no sabia a nada, que no contrastaba nada, y con una sopa de coliflor, que me imagino que la coliflor estará de oferta, por que de tres platos, dos de coliflor.
Una chica de nuestra mesa que no le gusta la coliflor, agradecio el abundante servicio de pan que había.

El plato principal, estaba muy bien, cordero asado, con pure de patatas, muy bueno pero sin ninguna sorpresa.

El postre, muss de chocolate con regaliz y pera, a mi el chocolate en el postre, si no es solido me aburre.

Esta semana he estado en la sucursal y a fue espectacular, tanto en precio como en sabores, contrastes, con platos que estan en su carta.

En torrijospedí la carta, y escepto el postre, ndad estaba en la carta, creo sinceramente que los menus de su carta diaria, no deben de tener nada que ver con lo que nosotros hemos comido, lo que ahora no se es si vale la pena volver a ponerme en manos de alguien que ha preparado esos platos...como soy un temerario seguro que algun día volvere...
JUANMI.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar